martes, 3 de octubre de 2017

Amigos y descontrol (Relato erotico)

Para mi esto es solo una corta y rara historia.

Mi nombre es Alberto, como muchos ya sabéis soy la pareja sentimental de Silvia y si, soy liberal, cornudo o como queráis llamarlo.

La historia que os voy a contar la quiero describir desde mi punto de vista por lo raro que me resulto todo. A día de hoy aun no se muy bien que fue lo que paso.

Os ubico.

Esto ocurrió aproximadamente hará dos años, Silvia me comento que un antiguo amigo (ex-novio ex-rollo) con el que no tenia mucho contacto nos había invitado a una fiesta que daba por su cumpleaños.

Guillermo el chico del que os hablo, era o había sido simplemente una persona mas en la vida de Silvia, no tenia mucha información sobre el, solo la que me había contado Silvia un día que coincidimos con el en una discoteca de Madrid. Según Silvia, Guillermo solo fue un antiguo amigo que durante un corto espacio de tiempo se convirtió en rollete pasajero, después de eso mantuvieron el contacto por las redes sociales, pero nunca fuera de tono, simplemente una amistad… mas bien lejana. No pasaban de dar a “me gusta” en alguna foto o algún comentario en plan “¿que tal va todo?” o “ como me mola la foto” etc.

Con lo cual jamas le di importancia, y aunque hubiera sido algo mas tampoco me hubiera importado ya que como os ha contado Silvia en mas de una ocasión sabéis que mi opinión respecto a la sexualidad de mi novia es muy abierta.

El tema principal de la historia es que casualmente el día que nos invito a la fiesta yo no podía ir ya que tenia una cena con mis antiguos compañeros de curro. Antes de ir a mi cena avise a Silvia de que me enviara la dirección de la fiesta de Guillermo para que una vez finalizada mi cena pudiera pasarme por allí, aunque fuera a recogerla.

Y así lo hicimos, yo salí antes que ella de casa con lo cual no se como se vistió para su quedada, esto era algo que habitualmente me encantaba ver, ya que me molaba que mi chica se vistiera sexy, para que mi cabeza comenzara a fantasear.
Yo salí con unos vaqueros, zapatos negros americana negra y camisa blanca.

Tampoco sabia muy bien en que consistían los planes de Guillermo, solo sabia que iba a ir mucha gente invitada, por lo visto el chaval tenia un buen nivel económico.

Durante mi cena, no pude controlar mis pensamientos los cuales no dejaban de fantasear en lo que podía estar haciendo Silvia, casi siempre mis fantasías (por desgracia) superaban a la realidad y luego me llevaba chascos. Silvia de vez en cuando me enviaba alguna foto con todo el grupo, o de la fiesta en general, adjuntando algún comentario sin relevancia.


Silvia: No tardes… me lo estoy pasando genial

En alguna ocasión también he podido leer que Silvia os ha contado que últimamente no esta tan receptiva como hace unos años, lo que me provoca un estado de mala leche continua, ya que no entiendo el “¿por que?”. Ella sabe que me saca de quicio que no quiera acostarse con otros hombres… pero a veces me doy por vencido y paso.

Viendo sus fotos y comentarios, mi libido se fue a pique, me había dejado muy claro que la fiesta no se salia de lo normal.

Pero aquí no acaba la historia, como os he comentado al principio lo llamativo de la historia es lo rara que fue para mi, y eso que no me sorprendo con casi nada.

Tras mi cena, viendo lo que me esperaba en la fiesta de Guillermo, decidí quedarme un rato mas a tomar un par de copas con mis antiguos compañeros.

Silvia continuaba enviándome Whatsapp.


Silvia: Cari… venga ven ya…

Y volvía a enviar alguna foto mas, cada vez había menos gente en las fotos. Eso significaba que la fiesta estaba terminando.

Guarde de nuevo el móvil, mientras uno de mis amigos me picaba para que me tomara otra copa mas, entonces caí en algo que no me había fijado en un primer momento de la foto que me acaba de enviar.

Volví a sacar el móvil y sin que me vieran mis amigos examine la ultima foto de nuevo, a primera vista era muy difícil percatarse en un par de detalles. Volví a pasar de foto para ver alguna de las anteriores.

Entonces fue cuando me di cuenta de dos cosas, lo primero es que en una de las fotos anteriores que me había enviado se podía ver a Guillermo junto a Silvia y mas gente pero al fijarme bien me pude dar cuenta que entre la gente se podía ver un espejo y en ese espejo se podía ver la mano de Guillermo entrando por debajo de la falda de mi novia, ella sonreía en la foto, supongo que por la osadía de Guillermo.



Cuando volví a pasar a la foto actual me volví a sorprender al darme cuenta de que mi novia llevaba una ropa distinta a la anterior, no era nada descarado, simplemente sexy pero lo llamativo es que no era la misma ropa… que había ocurrido para que se cambiara de indumentaria. Y en esta foto podía verse parte del liguero y las medias… iba un poco mas descarada.

Carlos mi amigo volvió a repetirme que me tomara una copa, tenia la cabeza en otro sitio, bloquee el móvil antes de que pudiera ver la foto, y le dije que no. Quería ir a la fiesta para ver si por una vez me equivocaba y Silvia se había desmadrado como en tantas ocasiones le había pedido.

Escribí a mi novia para que me dijera la ubicación, tardo un rato en contestarme, excusándose con que era complicado llegar, así que le dio el móvil a Guillermo para que me indicara correctamente como llegar. A parte de la dirección, me dio una serie de instrucciones que debia hacer al llegar. En un primer momento no comprendí a que venia tanto lio, pero una vez que introduje la dirección en el GPS lo comprendí todo.

La dirección que me acababa de dar era dentro de “La Finca” done viven casi todos los futbolistas famosos, de ahí que me pidiera la matricula y el DNI.

Tarde casi 45 minutos en llegar a Pozuelo de Alarcon, no era la primera vez que iba a La Finca, pero la anterior vez que fui, fue por un tema de trabajo, y jamas a esas horas. Eran aproximadamente las 3 de la mañana.

No podía hacerme una idea de como podía ir mi novia, me refiero al alcohol. Ya que ambos habíamos salido pronto de casa, tras la comida, cañeo, tapeo, cena y copas. Pero para que fuera real lo que creía haber visto en las fotos debía estar completamente desfogada.
Al llegar al control de acceso de La Finca, uno de los hombres de seguridad de allí salio de la garita a mi encuentro. Nada mas ver mi matricula me llamo por mi nombre, pidiéndome amablemente el DNI, yo se lo entregue, confirmo que era la persona correcta. Guillermo, había llamado anteriormente a seguridad de La Finca para avisar de mi visita, para que me permitieran el acceso. 



El hombre de seguridad me pregunto si sabia llegar a la casa de Guillermo o si por el contrario necesitaba que me acompañaran hasta allí. No tenia ni idea de llegar, aun así le dije que con que me lo indicara bastaría.

Ellos amablemente me dieron las indicaciones para poder encontrarla y me comentaron que entrara directamente en la vivienda, no hacia falta que llamase a la puerta me estarían esperando. Tras esto pude ver como uno de ellos mencionaba por el Teléfono el nombre de Guillermo. Supuse que le estaría avisando de mi llegada, algo muy común en estos sitios.

Las indicaciones que me dieron no me resultaron muy complicadas. Aun así tarde 10 minutos en poder encontrar la casa.

Baje del coche dejándolo en un amplio parking en el que aun había unos cuantos coches mas. Se escuchaba algo de música, pero no resultaba molesta, supongo que la casa estaba bien insonorizada. Aun viendo los coches y escuchando la música, volví a sacar el teléfono móvil para ver el Whatsapp con la dirección y cerciorarme de que estaba en la casa correcta y no en la de algún futbolista famoso.



Era esta casa.

Me costo no llamar a la puerta antes de entrar, pero esto era parte de las instrucciones que me habían dado. Pase dentro y cerré de nuevo la puerta, la música sonaba un poco mas alta pero continuaba resultando agradable.

Cuando me encamine por la entrada pude ver a una pareja en ropa interior, salir de una habitación y entrar justo en la de en frente. Esto me sobresalto un poco, pero al continuar por el pasillo, me fije en uno de los cuartos que se encontraban junto al que acababan de acceder la pareja y me fije que la puerta se encontraba entre abierta, al mirar dentro, pude ver a una pareja “FOLLANDO”. Para que voy a hablar con rodeos, tampoco me sorprendió, al fin y al cabo, en esa casa había una fiesta, y como pasa en muchas ocasiones las parejas se calientan.

Continué, no sin echar de nuevo una ultima mirada a la pareja disfrutando.



Por suerte, supongo me encontré con tres chicos mas o menos de mi edad, con copas, en un saloncito, tomando copas y charlando. Me acerque a ellos, intente no interrumpir la conversación y aprovechando una pausa les pregunte por el paradero de Guillermo.

Invitado: Pues…. La ultima vez que lo he visto estaba con su amiga en……

Invitado 2: En el salón del final.

Yo disimuladamente les di a entender que no tenia ni puta idea de donde estaba el salón del final. Así que uno de ellos amablemente me acompaño por el pasillo hasta que nos quedamos frente a una doble puerta cerrada a cal y canto.




Invitado: Es ahí

Le agradecí su amabilidad, se dio la vuelta y regreso por donde había venido.

Me quede mirando las puertas durante unos minutos, llegue hasta a acercarme para intentar escuchar lo que estaba pasando dentro… pero solo pude escuchar la música que sonaba por todo el hilo musical de la casa.

Decidí abrir muy lentamente, para intentar pillarles infraganti. Al abrir pude ver una gran estancia en penumbras, camine lentamente ya que no podía ver la habitación al completo.




Cuando por fin vi el gran salón, lo primero en lo que me fije fue en mi novia arrodillándose en un gran sofá, con el culo en pompa abriendoselo ante Guillermo.



El mientras tanto la magreaba el coño desde atrás, mientras ella le sonreía. 




No se habían fijado en que estaba mirándoles y yo no tenia intención de avisarles pensaba que si les daba unos minutos comenzarían a follar, como si nada y podría hacerme el sorprendido, pero para mi sorpresa, mi novia se levanto se quito el vestido, quedándose solo un un conjunto muy sexy que jamas había visto. Se sentó en el sofá y Guillermo se sentó a su lado como si nada.



Entre al salón, esperando que ahora que me habían visto reaccionaran tapándose, o disimulando. Pero no, tampoco paso nada de esto, sin embargo Guillermo se levanto sonriéndome y espero a que estuviera a su lado para saludarme con entusiasmo.


Guillermo: ¿Que tal Alberto? ¿has tardado mucho en llegar?

Guillermo estiro la mano que acababa de pasar por el coño de mi novia para saludarme, yo estire la miá apretándosela. Al hacerlo ambos notamos que estaba húmeda. El se percato y sonrió.


Guillermo: Lo siento… jejejeje tu novia es la culpable.

Lo dijo sin disimular, mi novia se comenzó a reír, sin hacer ademan de levantarse para saludarme. Me acerque a ella la cual como os he comentado iba con un conjunto bastante sexy de lencería. En otro caso ella se hubiera vestido o se hubiera excusado, pero no se si lo hizo por que sabe el morbo que me da, o por que como pude ver en sus ojos iba borracha o algo mas.

La di un beso en los labios.


Alberto: Hola amor…. ¿Que haces así?

Silvia: Tenia calor…



Volví a hacer como si todo lo que estaba viendo fuera normal.

Guillermo: ¿te han puesto algún problema para entrar?

Alberto: No la verdad es que no

Silvia: ¿has visto la casa que tiene Guillermo?

Alberto: No entera… aunque no hace falta para saber que es una mansión


Silvia: Si, a Guille le va bien… esta forrado

Guillermo: Bueno, me va bien… pero también es gracias a mis padres.


Silvia: No seas tan modesto… tienes todo lo que quieres.

Al decir esto mi novia se abalanzo sobre el cuerpo de Guillermo, que dicho sea de paso no era algo del otro mundo, teniendo en cuenta que tenia nuestra edad. La mano de mi novia subió lentamente acariciando su pecho mientras le sonreía mirándole a los ojos.

Guillermo: ¿Todo? No…

Silvia: jajajjaa Todo….

Guillermo: Bueno…. Lo voy a tener si o si… pero quería que Alberto lo supiera.


Alberto: ¿el que?

Guillermo: jejejeje ¿has visto la película de una proposicion indecente?

Alberto: Si

Ya me imaginaba por donde iban los tiros.


Guillermo: Pues lo mismo que en la película … jajaja

Silvia: jajajajjajaja

Guillermo: Que conste que pensaba pagarte, me da morbo la idea pero Silvia se ha negado, dice que eso de cobrar es de putas… aun que sinceramente eso es lo que precisamente me pone cachondo

Me hice el sorprendido, puede que Silvia le hubiera contado que era liberal o un cornudo, pero si eso fuera cierto no harían falta tantas tonterías, aunque la situación me estaba dando mucho morbo, supongo que al ser un niño rico, Guillermo también necesitaría situaciones morbosas fuera de lo común y esto lo era. Para ser exactos esta filia es Crematistofilia y consiste en el placer por pagar por sexo o ser robado por la pareja sexual. Me parecia hasta logico ya que era un niño rico acostumbrado a conseguir todo lo que queria pagando, mi novia no se daba cuenta que al negarse a cobrar mataba parte del morbo que le daba a Guillermo la situacion.


Guillermo: Mira Alberto hace años que conozco a Silvia… supongo que te habrá contado alguna vez que eramos follamigos…

Hizo una pequeña pausa esperando mi respuesta.

Yo afirme con la cabeza. Aun que no sabia tanto como creia.


Guillermo: Pues hace poco que lo deje con mi novia, una niña pija de buena familia pero una puta estrecha… no pasaba del misionero… y de vez en cuando hablaba con Silvia, por Whatsapp, facebook, Twitter, etc. ¿eso lo sabias?.

Alberto: Si.

Guillermo: La verdad es que siempre he revisado las fotos que publicabais y me ponía muy cachondo ver lo buena que se estaba poniendo con los años y mas aun pensar que tenia novio…

Y eso que no habia visto este blog.

Silvia: vamos que le ponía cachondo la idea de follarse a una tía con novio, conociendo al novio y mas aun si esa chica ya se la había tirado antes…


Guillermo: no, no, no te pienses que me hubiera valido cualquier chica, quería que fueras tu preciosa… siempre he estado enamorado de ti… hasta cuando solo eramos amigos…

Al decir esto mi novia se abalanzo sobre el y le dio un morreo. Yo estaba petrificado.



Volvió a sentarse para dejar continuar a Guillermo.

Guillermo: Joder…. Mirala, en un primer momento pensé que me costaría mucho volver a ligarmela, mas aun sabiendo que te quiere y que lleváis tanto tiempo juntos… pero me ha sorprendido mucho ver lo receptiva que esta…. Mas aun cuando sabe desde hace horas cuales son mis intenciones…

Silvia: mmmm ¿y cuales son?

Guillermo: Follarte como nadie lo ha hecho nunca….

Su mano se estiro hacia el pecho de mi novia palpando sus tetas.



Silvia: ¿ah si?

Guillermo: Si, dejame acabar…. Mi sorpresa a sido aun mas grande cuando le he comentado el morbo que me daba que tuviera novio, y ha sido ella la que ha hecho incapie en que te invitara… no entendía por que quería que vinieras y nos pillaras… luego me dijo que lo que ella quería realmente es que vinieras y te contara todo lo que pensaba hacerla a ella, para ver como reaccionabas.

Silvia: Ya te dije que mi novio no iba a decir nada…

Guillermo: La verdad es que esto no me lo esperaba, pensaba que te pondrías hecho una furia o que Silvia me diría que no, o quizá que me diría que si pero sin que te enterases…. Pero esto jamas, que te lo diría a la cara y no reaccionarias de ninguna manera.

En otro momento de mi vida le hubiera partido la cara pero tanto Silvia como yo sabíamos que era algo que me ponía cachondo con lo cual estaba mas que claro que no iba a hacer nada. Aun así mi novia estaba apurando mucho la situación, en parte creo que lo hacia para escarmentarme por pedirle tanto este tipo de situaciones. Como una especie de castigo morboso.

Mi novia mientras tanto me miraba desde el sofá con cara excitante, como si la conversación no fuera con ella. Esto me ponía aun mas cachondo.



Guillermo: Entonces…. Como veo que no pasa nada…

Guillermo me sonrió y se lanzo sobre mi novia, yo ni me inmute simplemente disfrute con la insolencia de ambos. Ya que mi novia recibió los brazos de Guillermo con gusto. El comenzó a lamer sus pezones.



Ella mientras tanto comenzó a acariciar su pelo, apretando su pecho contra el.

Guillermo deslizo suavemente una de sus manos por el abdomen de mi novia hasta llegar a sus braguitas y metió la mano dentro. Comenzó a masturbar a mi novia mientras continuaba lamiendo sus pechos.



Yo estaba como una moto. Lo mas inusual de la situación era la confianza que Guillermo tenia en si mismo, eso me alucinaba y me ponían aun mas cachondo, el hecho de saber que iba a conseguir a mi novia quisiera yo o no. Mas aun teniendo en cuenta que su físico no era espectacular. Aunque esto no me sorprendía tanto, ya que Silvia me había dicho en mas de una ocasión que los hombres hiper musculados no le atraían y en mas de una ocasión me ha dicho que chicos de lo mas normalitos la ponían cachonda.

Guillermo dejo sus pechos para comenzar a jugar con su lengua dentro de la boca de mi novia, la cual le recibió aun con mas ganas. 



Las caderas de Silvia marcaban el ritmo de la mano de Guillermo que continuaba jugando con el clítoris de mi novia.

Mi novia comenzó a desabrochar la camisa de Guillermo, el mientras tanto continuo haciendo lo mismo con sus pantalones. Al hacerlo me di cuenta de que no llevaba calzoncillos esto en parte me sorprendió ya que me hizo pensar que sabia lo que iba a pasar, aunque mas tarde cambie de opinión, puede que no llevara calzoncillos por que ya se los habría quitado mi novia … en algún momento de la noche… todo era posible.

La polla de Guillermo salto como un resorte de los pantalones, aunque el cuerpo no le acompañara tenían un buen rabo, mejor que el mio aunque tampoco era algo que mi novia sobrevalorara, parecía que conocía los gustos de mi novia, ya que lo llevaba sin vello alguno. Estaba completamente empalmado, algo que me parecía de lo mas normal teniendo a una chica como la que tenia entregada a el. Mi novia era preciosa y puro fuego en la cama, ni ella misma sabe lo morbosa que es cuando esta en plena faena.


Guillermo: uffff joder que morbazo…. ¿de que sirve tanto dinero si jamas he podido hacer esto antes?

Silvia: jejejeje y tampoco lo vas a conseguir por tu dinero

Me fije que al decir esta frase Guillermo volvio a fruncir el ceño, me habia quedado mas que claro que Guillermo queria pagar. Era su verdadera filia como habia imaginado antes y si no hacia nada por remediarlo mi novia no se iba a dar ni cuenta.

Mi novia comenzó a reírse mientras lamia lentamente la punta de su capullo mirándole a los ojos.



Guillermo: joder que morbo… pero no me mires a mi… jajajaja mira a tu novio…

Mi novia comprendió lo que quería Guillermo, así que comenzó a mirarme a mi mientras volvía a meterse la polla de Guillermo completamente dentro de la boca. Aproveche que Silvia me estaba mirando para hacerla un gesto con la mirada, nos conocemos a la perfeccion, asi que ella entendio que queria decirla algo pero que no queria que se enterara Guillermo... dificil en ese momento.




Guillermo: Has encontrado un buen novio Silvia, no dice nada mientras disfrutas con otro tío… muy obediente… jejejeje

Silvia: ¿a que si?…. Mmmmm, me encanta esta situación…. Verle quietecito mirándome.

Cuando vi que mi novia volvia a fijarse en mi con mas atencion, le hice el gesto del dinero, con los dedos, ella enarco la ceja, y yo confirme con la cabeza para ver si lo comprendia. Queria que entendiera que lo que le molaba era que le pusiera precio como las putas, delante de su novio. Aun que en realidad no quisiera la pasta.

El parecía un tío elegante, resulta extraño lo que voy a decir, pero en parte comprendía por que le podía llegar a gustar a mi novia, ya que no era el típico tío flipado, que va a lo suyo. En todo momento la trataba con respeto y dulzura, o por lo menos con todo el respeto que se podían dar el uno al otro en una situación como esa. A de mas resultaba bastante obvio que se compenetraban a las mil maravillas disfrutaban ambos el uno del otro, lo cual también me chocaba en parte ya que hacia años que no tenían contacto físico. Ahora me picaba la curiosidad por saber como habían sido sus conversaciones durante todos estos años.
Aunque en realidad yo disfrutaba viendo que mi novia disfrutaba con el, el simple hecho de que le besara en la boca suponía que Guillermo le atraía de verdad.

Guillermo se puso en pie.

Mi novia tardo en reaccionar, estaba dandole vueltas a mis gestos.

Silvia se arrodillo a sus pies para continuar chupándosela pero cuando se disponia a continuar.


Silvia: ¿Que te parece cariño?¿te gusta lo que hace tu querida novia?

No quería intervenir, pero me fije que su pregunta era mas que nada para que pudiera aclarar a que me refería con tanto gesto. Así que disimulando intente explicárselo a la par que intente que Guillermo reaccionara con mi frase.


Alberto: Lo haces mejor que las putas… como una de lujo.

Guillermo: Mucho mejor… es tu novia jejejeje, lo raro es que me lo hace con cariño y amor, no como las putas.

Alberto: Te lo esta haciendo con mas cariño que a mi… no se que precio te pondrá por esto la muy puta.

Mi novia me miro con cara de enfado, pero rápidamente comprendió por donde iban los tiros. Había pillado lo de la prostitución, y lo mucho que le ponía a Guillermo el asunto.


Silvia: Claro que si amor, ( se lo dijo a Guillermo ) pide lo que quieras… con todo el dinero que tienes no creo que pueda decirte que no a nada…


Alberto: A de mas …. el dinero nos viene bien…

Era mentira, pero esto probablemente le podría aun mas cachondo a Guillermo, pensar que necesitábamos el dinero, le situaba en una posición superior a la nuestra. El mandaba.


Silvia: Pero Guillermo esta forrado …. así que me interesa que este contento ¿verdad?

Yo asentí con la cabeza, mientras la polla de Guillermo palpitaba en los labios de mi novia.

Entonces mi novia, soltó un cálido suspiro con su aliento en el capullo de Guillermo. Y comenzó a actuar.

Silvia: Encima tiene un rabo bien gordo.


Guillermo: Tragatela puta…. Y Alberto le quiero mas cerca…. Para que vea bien lo que hace la guarra de su novia por dinero.

Silvia me miro… por fin se dio cuenta de lo diferente que había sido la respuesta de Guillermo ante el nuevo guion de la situación. Ahora le ponía aun mas cachondo la escena.





De repente Guillermo estiro la mano hasta alcanzar los pantalones, saco el teléfono del pantalón y me lo tiro encima.


Guillermo: Toma…. Grabalo para mi…

A mi sinceramente me sudaba la polla grabarlo o no, a muchas parejas les preocupa esto por si el video puede llegar a publicarse en algún sitio pero al contrario a mi esto me pone cachondo, aun que se realmente los problemas que podría llegar a acarrear.


Alberto: Pero……


Guillermo: No te preocupes es para mi….

Silvia: mmmm hazlo cari… grabame comiéndome este pollon… ¿pero luego me lo pasas a mi también para que lo pueda ver mas tarde con Alberto en casa? Y tocarme…

Guillermo: Claro que si putita…



Me empece a empalmar, menos mal que me la había pelado antes de salir de casa, por que ese tipo de momentos prefería que mi polla no se viera completamente tiesa, para que Guillermo al verla mas pequeña que la suya continuara sintiéndose superior a mi. Si esto es algo que le pone tanto a ellos como a mi, que me mola el tema humillación. Pero en este caso como comento vino bien, ya que Guillermo se percato y me ordeno que me la sacara para pajearme mirándoles.

Al hacerlo y estar simplemente morcillona, tanto mi novia como Guillermo tuvieron tema de conversación y humillación mientras continuaban a lo suyo.

Mi chica aprovechando que yo continuaba grabando con una mano mientras me la meneaba con la otra, comenzó a posar sin dejar de comérsela a Guillermo.



Silvia: mmmm encima pagas… mira lo que tengo en casa, te tendría que pagar mi novio a ti por darme algo mas grande y gordo.

No era mentira, era mas grande y mas gorda.
 
Verla en esta postura me puso cachondo, pero no quería que esto se levantara. Verla abierta completamente entregada a un niñato rico con el que quedaba de pequeña me ponía muy cachondo.

Al pensar esto se me ocurrió otra idea que seguramente podría cachondo a Guillermo, aunque no sabia bien como llevarla a cabo. Quería preguntar, sobre la ultima vez que quedaron. Ya que cuando ocurrió por ultima vez, mi novia ya estaba saliendo conmigo y viendo lo visto había muchas probabilidades de que hubieran follado o algo por el estilo.

Según estaba pensando en como comentarlo Guillermo se puso en pie de nuevo.


Guillermo: Quitate eso y echame una mano

Me lo dijo mirándome a mi. Yo como un buen esclavo me quite la ropa, intentando contener mi erección. Me acerque a ellos.

Guillermo: Echame una mano y follatela un rato… la quiero bien lubricada y calentita para luego.

Cogí mi polla y la lleve a la raja de mi novia.


Alberto: Pero si ya la tienes empapada.

Guillermo: Jejejejeje me lo imaginaba pero quería que te dieras cuenta tu de lo cachonda que pongo a tu novia.

Este momento me vino de perlas para dos cosas, la primera poder meter la polla por fin en algún sitio y que así no se viera mi erección, pudiendo descargar rápidamente y volver a tener una polla enana. La segunda poder soltar la pregunta de la ultima vez que quedaron.

Según se la metí a mi novia note que quiso pegar un gemido pero la agarre por la cadera y apreté para que se diera cuenta. Empece a empujar con calma.

Tras dos pollazos vi que mi novia volvió a intentar sacarse la polla de Guillermo de la boca, la cual sostenía sin manos, así que para impedirlo, la agarre de la nuca guiándola de nuevo hacia la polla de Guillermo. Impidiendo que se la sacase.



A el este gesto le encanto.

Guillermo: Así me gusta Albertito, ayudando a tu novia para que me la chupe bien.

Esta frase me puso cachondismo.

Alberto: No sera la primera vez que te la chupa… ¿hace tres años…..?


Guillermo: jajajjajaja hace tres años me la folle en tu casa…. Para ser exactos en tu cama…. Fue la ultima vez.

Alberto: Me lo imaginaba.

Guillermo: me la limpie en vuestras sabanas… jajajaja

Al decir esto no pude impedirlo y me corrí dentro de mi novia. Ella se dio cuenta y comprendió rápidamente el por que de mi brevedad. Aun así continué embistiendo como si continuara sin correrme. Esto lo hice sobre todo para conseguir que se bajara completamente.

Cuando por fin había desaparecido mi erección, fingí correrme, y sacarla, para que Guillermo viera el tamaño actual de mi rabo.



Guillermo: ¿Te has corrido?

Alberto: Si lo siento

Que pidiera perdón siendo yo el novio le motivo aun mas.


Guillermo: jajajaja no pasa nada, no creo que hayas manchado mucho con eso… ( se refería a mi rabo)


Guillermo: Ve al baño y date un agua rápida...Silvia

Mi novia dejo de comérsela y se fue al baño que había en el salón.

Cuando llego Silvia del baño se sentó directamente sobre Guillermo. El la abrazo por la cadera con una sonrisa triunfal.



Guillermo: Bueno … ¿entonces creo que han quedado claro nuestros roles no?

No hizo falta contestar, yo continuaba observándoles mientras mi chica comenzaba a mover su culo sobre la polla de Guillermo.

Silvia: mmmm 



Guillermo: Así muy bien putita…. ¿has escuchado a tu novio antes?

Silvia: no

Guillermo: Me ha preguntado por la ultima vez que nos vimos…. El pensaba que no paso nada.

Silvia: jajajjaja pobre infeliz….

Guillermo: Pues si Albertito, me la lleve de copas, toda la noche y luego me aviso de que tu te habías ido pronto el domingo, a jugar al fútbol y luego de comida con los amigos…. Jajajjajaja comida la que me hizo la puta de tu novia…. Bueno mejor dicho mi puta….

Silvia: no solo te la comí….

Guillermo: no…. También follamos….. y menudo polvo.


Silvia: unos cuantos…..


Guillermo: Pero recuerdo que me obligaste a ponerme condón….


Silvia: Si, imaginate que pasa algo…. Y mi novio no tenia ni idea de nada pero …..

Guillermo: Pero ahora ya lo sabe así que….


Silvia: Todo tiene un precio guapo…

Guillermo: Pero que puta eres…. Jajaja no te preocupes que lo tendré en cuenta….

Silvia: Entonces no hace falta gomita

Guillermo comenzó a manosear y lamer su cuerpo mientras Silvia continuaba contoneándose sobre su polla y disfrutando de la situación.

Silvia: Vamos…. Metémela….

Guillermo: Me encanta oír como una puta esta deseando que se la meta.

Silvia lentamente levanto su cadera apoyando sus manos sobre las piernas de Guillermo entonces el con su mano guio su polla al interior de mi chica, ella lo recibió cálida y humeda.
Comenzando a mover las caderas rítmicamente.



Cada pollazo que Guillermo le daba hacia que el ritmo de ambos aumentara un nivel mas, los gritos de mi chica comenzaron a ser audibles por encima de la música ambiental así que probablemente fuera del salón los invitados que anduvieran cerca estarían alucinando con el polvazo que estaba echando su anfitrión, a el no parecía importarle. Es mas, parecía sentirse orgulloso, en parte era comprensible, cuando terminara con nosotros tendría una buena historia que contar a sus amigos.


Guillermo: ¿te has lavado la boca guarra?

Silvia contesto entre gemidos.


Silvia: NO…….. ahhhhhhhhhhhhh


Guillermo: ¿quieres a tu novio?

Silvia: Si……

Guillermo: ¿Pues por que no te besa?

El hijo de puta lo dijo a posta, ya que la única polla que había chupado era la suya, que podía haber mas humillante que besar a su novio con el sabor del rabo de otro tío. Lo que Guillermo tampoco sabia es que eso era algo que no me importaba, no soy escrupuloso, es mas en esta situación me pone mucho que lo haga.

Yo puse igualmente cara de incomodidad… luego cambie a docilidad, y disimulando como que era a regañadientes me acerque a mi novia para que me diera un morreo sin dejar de follarse a Guillermo. Un morreo con sabor y olor a rabo. 



Silvia no podía disimular, estaba muy cachonda se la notaba simplemente con el beso que me daba, mojando mi boca y mis labios con su lengua, impregnándome por completo a posta.

El ultimo gemido de Silvia unido al beso húmedo que me estaba dando hicieron que las barreras de Guillermo se rompieran, haciendo que su polla rebosara como una presa dentro del coño de mi querida novia.

El gemido de ambos se fundió en un fuerte grito de placer, mientras coleaban los últimos movimientos de cadera antes de quedarse ambos sin fuerzas.

Guillermo aparto delicadamente a Silvia de su regazo apoyándola sobre el sofá de lado, dejando que los fluidos salieran de su interior. 



Guillermo: mira…

Me indico que viera su lefa corriendo desde el coño de mi novia sobre sus piernas.

Guillermo: Menudo polvo.

Guillermo se levanto para lavarse en el baño, luego volvió junto a nosotros y comenzó a vestirse. Tanto mi novia como yo hicimos lo mismo, dando por finalizado el polvo.

Cuando abrocho el ultimo botón de la camisa se quedo mirándonos sonriente. Estaba pensando alguna maldad, se podía notar en su mirada y eso a mi me gustaba, ya que yo también soy una persona morbosa y todo lo que pudiera rondar por su cabeza para mi novia seria bien acogido por mi.

Guillermo: Vamos a ver.

Saco una billetera del bolsillo de atrás del pantalón, la miro saco unos cuantos billetes doblados, se acerco a mi novia y se los introdujo en el escote.

Guillermo: 300 euros ¿están bien o es poco?

No tengo ni idea de si era poco o mucho en cuanto a un servicio de estas características realizado por una profesional.


Silvia: Guauuu muchas gracias guapo… mira cari… ya tenemos la mitad del alquiler pagado.


Alberto: pues si la verdad.

Guillermo: jejjeje ¿solo la mitad? …. ¿Cuanto pagais de alquiler? …

Silvia: 600


Guillermo: Estoy un poco desubicado con los precios….

Silvia: jajajjaja por que estas forrado pero los curritos como nosotros…


Guillermo: Entonces te viene bien la pasta.

Silvia lo había entendido a la perfección.


Silvia: claro que si

Mi novia volvió a guardarse el dinero.


Guillermo: Entonces vamos a hacer una cosa , guapa, como vuelvo a tener tu numero de teléfono y me ha gustado mucho tu actitud… vais a poder ganar mucha mas pasta… solo tenéis que cogerme el teléfono cuando os llame y complacer mis deseos...¿Que os parece?


Silvia: Estupendo

Mi novia se acerco a Guillermo, pasando los brazos sobre sus hombros, acerco su boca a la de el y mientras le sonreía le dio otro morreo.


Guillermo: ¿Vas bien para conducir o os llamo a un taxi? No quiero que le pase nada a mi nueva inversión.


Alberto: Voy bien … ah y gracias por el dinero.

Guillermo: no hay de que Alberto jejejejjee

Guillermo nos acompaño por la casa hasta la salida sin soltar el culo de mi novia, mientras ella continuaba agarrada de su cintura. Algunos de los invitados que continuaban despiertos o de fiesta se quedaban mirando a nuestro paso. Parecía que analizaban los nuevos “juguetes” de Guillermo.

A mi me gustaba sentirme así, como he comentado alguna vez, me siento bien dominado o humillado y este tío lo hacia con creces. Aun que fuera ante todo por el nivel adquisitivo o por la prepotencia.

Monte en el coche y arranque mientras Guillermo daba un ultimo morreo por la ventana del copiloto a mi novia. Arranque, al mirar por el retrovisor vi a Guillermo, recto, despidiéndose con la mano, con la sonrisa aun dibujada en la cara.

Tarde menos que antes en salir de La Finca.

De camino para nuestra casa, las preguntas no paraban de dar vueltas dentro de mi cabeza, ¿que había pasado cuando eran pareja?, ¿ y la ultima vez que se vieron hace 3 años?, ¿por que no me lo contó?, ¿que la había motivado para hacer lo que había hecho hoy?… y muchas mas, pero no quería agobiarla ya que había hecho algo con lo que llevaba atosigándola mucho tiempo.

No podía morderme la lengua mas tiempo.

Alberto: ¿te pone?


Silvia: jajaja estabas tardando…. ¿que si Guillermo me pone cachonda?, me parece atractivo, no es un adonis, pero su forma de ser me recuerda a Chistrian Grey… no se, tiene dinero, buen rabo y carácter… ademas me desea desde hace mucho tiempo.

Alberto: ¿desde hace cuanto?

Silvia: Desde que lo deje.

Alberto: Y…. ¿me lo ocultaste por algún motivo?… me refiero al contacto que mantenías con Guillermo.

Silvia: no,… no se, era simple tonteo por whatsapp, de siempre, casi todas las semanas me escribía y me preguntaba ¿si lo habíamos dejado? Para poder intentarlo el, o que le enviara alguna fotito picante…


Alberto: ¿y se la enviabas?


Silvia: Pues la verdad es que no…. Hasta hace 2 semanas… que le envié una de las fotos que me hiciste en la playa nudista.

Alberto: ¿y que hizo que cambiaras de opinión?

Silvia: Me contó lo de su novia… que lo habían dejado, ya sabia desde hace tiempo que era un poquito mojigata en la cama… y siempre me picaba la curiosidad de las ganas que debía tenerme en realidad, ya que cuando eramos críos tampoco hacíamos mucho, tocamientos, peting, un solo polvo y mi primera mamada… jajajajaja…. Y después, hace tres años ….

Alberto: ¿hace tres años… eso… que paso?


Silvia: Voy…. Voy… prisas… hace tres años nos encontramos por casualidad, de fiesta y si, es verdad que vino a casa, y también es verdad que se la chupe… no paso nada mas y encima le largue de casa cabreada conmigo misma…. Pero como te contaba, hace 2 semanas volvimos a discutir con el tema de los tríos, cuernos, etc. y como eres muy pesado, coincidió con que ese día me escribió Guillermo, me volvió a pedir una fotito y ni le conteste simplemente se la envié…


Alberto: ¿cual?


Silvia: Yo flipo ¿lo que mas te importa es que foto le mande?… te acabo de contar que se la chupe hace tres años y no te importa… le envie la foto que me hiciste espatarrada en la playa… y hace tres años quede con el y se la chupe por despecho… por que el día anterior te fuiste también con tus amigos y me dejaste sola.



Alberto: Bueno eso tampoco fue para tanto y menos como para chupársela a un ex como excusa… pero bueno que tampoco es algo que me importe y menos después de tanto tiempo… encima sabes que esas cosas me ponen, si me lo llegas a decir me la saco y me la pelo… jaja

Silvia: ¿y como te has dado cuenta antes de lo de la pasta?


Alberto: Todos tenemos morbos ocultos y el ha dejado claro que el suyo es pagar y mandar… mas aun teniendo tanto dinero.


Silvia: Ya lo he visto… pero ¿estas de acuerdo con continuar con esto?

Alberto: Si, por favor, haz todo lo que te pida…

Silvia: Joder cariño… si me lo pides así… jajaja me encanta escucharte rogándome cosas de este estilo, aun consigues que alucine… me ruegas que me folle a otro tío y que haga lo que el quiera… jajajaja…. Si, cariño si…


Alberto: ¿si? Esta vez, pero otras me has dicho que no, algo ha cambiado.

Silvia: El tío… este si.

Continuamos con la charla durante todo el camino, sin querer la conversación me produjo un empalme colosal, por primera vez no tenia las riendas de la vida sexual de mi pareja y eso me ponía aun mas cachondo, confiaba ciegamente en el criterio de Guillermo, iba a ser su mayor aliado y el no tenia ni idea, por lo menos de momento, aun que antes o después se daría cuenta de ello.

Al día siguiente sin ir mas lejos al despertar mi novia tenia varios mensajes de Guillermo, entre ellos el video que había grabado mientras se la chupaba. Al verlo volví a ponerme cachondo. La verdad es que como he comentado, Guillermo no tenia un cuerpazo, era mas o menos de mi estatura, con un poco de barriga aun siendo joven, en su caso el físico no le era necesario para asegurarse mujeres 10 ya que muchas solo se fijan en la cartera. Pero la verdad es que en cuanto a polla se refiere, calzaba muy bien, mas larga y gorda que la miá. Y por lo que pude ver, sabia moverse, ya que había conseguido lo imposible. Que mi novia quisiera repetir con un tío, o mas aun, que me hubiera engañado hace años con el, sin contármelo, incluso enviado fotos recientemente sin tener ni idea… es probable que si no hubiera ido esa noche, se lo hubiera tirado de todos modos… Guillermo le gustaba de verdad y aun no sabia bien el motivo.

En el Whastapp Guillermo volvía a dar una serie de instrucciones las cuales Silvia me hizo leer, ya que Guillermo dejo bien claro que quería que participara en sus juegos sexuales, aunque solo fuera como espectador.

A las 19:00 horas nos encontrábamos en el punto en el que nos había indicado.

Era un polígono a las afueras de la ciudad con bastante transito de gente y coches. El polígono es muy conocido por que es uno de los puntos cardinales de prostitución de la ciudad.

Pare el coche en la dirección exacta que Guillermo nos indico y Silvia salio del coche.

Iba vestida como el la había indicado. Minifalda que dejaba a la vista tanto las medias como el liguero, top dejando el ombligo al descubierto sin sujetador debajo y taconazos. Quedo bien claro en su mensaje que no quería que fuera estilosa, quería que fuera vestida como una puta y así iba.

Tengo que decir que cuando leí el mensaje me imaginaba por donde iba el asunto, mi novia no ya que no conoce Madrid, al imaginar que podía tratarse de esto mi nuevo amigo Guillermo me sorprendió gratamente ya que esta misma fantasía se la había pedido a mi novia y se había negado.

El tema es que al bajarse Silvia del coche, el resto de trabajadoras de la zona se quedaron mirándola, pero al ver mi coche parado a su lado no se atrevieron ni a acercarse.

Silvia camino un par de metros por delante del coche, se acerco a un muro levantando una de las piernas y apoyándola en el. Parecía una autentica puta, me estaba poniendo malisimo de imaginarme a mi chica así. Dispuesta a todo.

El mensaje no daba mas datos a parte de lo que ya estaba haciendo.

De repente un coche de alta gama se acerco lentamente por detrás mio, pude escuchar los gritos de el resto de las prostitutas intentando llamar su atención, el coche era llamativo hasta para el resto de trabajadoras.

El vehículo continuo hasta llegar a mi altura, paso lentamente, y se quedo mirándome, era Guillermo, al verme sonrió sin parar adelantándome. Cuando llego a la altura de Silvia disminuyo la velocidad hasta parar completamente.

Me fije que el resto de prostitutas que gritaban desde lejos, enfadadas con la nueva chica que les había quitado un buen cliente.

Silvia se acerco a la ventana apoyándose en ella. La imagen era colosal, mi novia vestida como una puta haciéndose su primer cliente, me daba igual que fuera Guillermo el papel lo estaba bordando.




Desde mi punto de vista vi como hablaban durante unos minutos, mi chica hacia algún que otro movimiento, hasta que se metió en el coche y arrancaron.

Mas tarde mi novia me comento que se acerco a la ventana y.


Silvia: Hola guapo… ¿necesitas compañía?

Guillermo: Eres preciosa…. ¿cuanto?

Silvia: ¿100? (dudo ya que no sabia cuanto pedir)




Guillermo: Enseñame lo que tienes.

Mi novia se saco los pechos enseñándoselos, el estiro la mano para tocárselos.




Guillermo: Monta y ve desnudándote.



En ese momento fue cuando arrancaron y yo por orden de Guillermo les seguí.
El viaje no duro mucho, en este tiempo mi chica fue desnudándose.

 
 
 
 

Guillermo nos llevo hasta una zona aun mas concurrida en este caso por trabajadores que recojian sus coche de un parking cercano.

 
Como comento yo me encontraba aparcado a unos metros de ellos. Podía ver a la gente pasando junto al coche, algún que otro curioso echaba un vistazo aunque la mayoría estaban acostumbrados a ese tipo de escenas por la prostitución.

De repente vi como mi chica salia del coche solo con las medias y caminaba desnuda alrededor del coche hasta llegar a la puerta del conductor.



La abrió y se agacho para ponerse a mamar.

Ahora la gente si que se paraba a mirar sin ningún tipo de tapujo.



Por lo visto Guillermo la había dicho que lo hiciera así. Yo estaba alucinando con mi novia, si yo la hubiera pedido algo tan atrevido me hubiera mandado a tomar por culo sin ninguna duda. Pero ahí estaba completamente desnuda en la calle chupándosela a Guillermo.

Tras un rato se levanto y paso por encima de Guillermo hacia el lado del copiloto, Guillermo cerro la puerta.

Por los movimientos y por lo que mas tarde me contó, supuse que continuaba chupándosela pero ahora desde dentro. Algunas de las personas que estaba mirándola comenzaron a despejar la zona, menos uno que se acerco a mirar por el cristal.



Yo me encontraba en mi coche palpándome la polla por encima del pantalón como un bellaco.

Tras tirarse un buen rato comiéndosela con el tío que estaba fuera pajeándose viendo el culo de mi novia en pompa en el cristal, pude ver como estiraba la mano metiendola dentro del coche.

Al parece Guillermo se había percatado del visitante y le pareció gracioso dejarle disfrutar del tacto de mi novia, así que bajo el cristal y el hombre rápidamente se lanzo con su mano para tocar el culo y el coño de mi novia.

En un primer momento según mi novia se asusto, pero al ver que Guillermo estaba al corriente continuo a lo suyo como si nada.

Cinco minutos mas tarde vi como el hombre de fuera del coche sacaba su nuevo la mano del cristal y daba la vuelta alrededor del coche hacia la ventana del conductor.

Entonce me fije en que mi novia se subía sobre Guillermo.

La boca de mi novia comenzó a abrirse de par en par, lo que significaba que había comenzado a follárselo y ya estaba gimiendo a gritos, de nuevo el hombre de fuera estiro la mano, en esta ocasión como os he comentado por la ventana del piloto y comenzó a apretar los pechos de mi novia, botando sobre Guillermo.



Al cabo del rato otro transeúnte paso junto al coche y vio la escena, supongo que al ver al otro tío junto al coche decidió pasar sin mas, aunque al llegar a la altura de mi coche se me quedo mirando y al ver donde tenia mi mano, me sonrió, le devolví la sonrisa y continuo su camino.

De repente vi como Guillermo hacia algún gesto al hombre de fuera, que simplemente dio las gracias con la mano y se fue de la zona, entonces Silvia se puso el top y abrió la puerta del piloto.
Salio del coche y con un clenex se limpio rápidamente su coño, Guillermo se había corrido, y tras despedirse con un beso de Guillermo, vino hacia mi coche.

Entro y se sentó a mi lado, llevaba los pechos por fuera del top y olía a sudor y sexo.



Alberto: ¿Ya esta? ¿has terminado el servicio?

Silvia: Si, jejejeje ¿eres mi chulo?

Alberto: Eso parece…. ¿Cuanto has ganado?

Silvia: jajajaja esto

Silvia saco los 100 euros mas 50 mas de propina que le dio en el ultimo momento, y me los dio a mi.


Alberto: Muy bien guapa. Buen trabajo… jejeje

Silvia comenzó a reírse conmigo, no llego a vestirse del todo simplemente se quedo rendida en el asiento sin apenas moverse, estaba agotada.

Su móvil, el cual estaba en el hueco de la palanca de cambios sonó, era un whatsapp de Guillermo de nuevo volvía a darme instrucciones directamente a mi.
Su coche arranco y abandono la zona sin llegar a esperarnos ni despedirse.

Alberto: Vamonos para casa… para que te puedas pegar una ducha.


Silvia: Si por favor….


Alberto: ¿estas bien?


Silvia: Si,…. (sofocada) no se que tiene este chico…. Pero me vuelve loca….

Esta frase si que llego a causarme celos.

Alberto: Un buen rabo y dinero ¿quizás?

Silvia: jajaja…. No seas tonto… a parte… el morbo.

Esto me causo aun mas celos, ya que yo la proponía continuamente cosas por el estilo pero nunca aceptaba ninguna, ¿que diferencia había entre el y yo?, dinero, tamaño de rabo, o seguramente el hecho de que ya llevábamos muchos años juntos y la rutina era mi mayor enemiga y la novedad su mejor aliada.

Regresamos a casa, mientras Silvia se duchaba yo me puse a releer el ultimo mensaje de Guillermo, respondiendole con mi móvil. El no tardo en contestar. Sus nuevos planes parecían muy normales aunque seguramente implicaran también una parte morbosa. Mas aun teniendo en cuenta que era en nuestro barrio.

La norma principal de Silvia en este mundo es no implicar nuestra vida privada, ni conocidos, ni sitios habituales, ni mezclar a la familia… quería ver cual seria su respuesta cuando viera donde habíamos quedado para cenar.

En esta ocasión Guillermo no pidió nada en especial, una faldita cómoda y de sport. Quedamos a las 22:00 h en un restaurante del barrio moderno, solía estar lleno de gente de nuestra edad. En un primer momento me extraño que Guillermo conociera ese restaurante de nuestro barrio, pero luego me di cuenta de que llevaba años detrás de Silvia así que seria probable que tuviera mas que estudiado todos los sitios molones de nuestra zona, por si quedaba con ella.

Fui junto a mi novia andando al restaurante, estaba relativamente cerca de nuestra casa, al llegar a la puerta mi imaginación comenzó de nuevo a desbordarse, imaginaos que al entrar algún vecino o amigo nos viera con otro tío, alucinaría y los rumores volarían por el barrio, eso me ponía y me preocupaba.
Pero una vez mas parecía que a Silvia no la importaba o ni siquiera se le había ocurrido.

Silvia paso sin mas al restaurante, sin detenerse, sin dudar. Una vez dentro pude fijarme que buscaba a Guillermo con ansia. El muy cabrón la tenia completamente entregada.

Guillermo se encontraba en la barra tomando una copa cerveza mientras hablaba con la camarera, Silvia se acerco a el apresuradamente y lo abrazo, cuando Guillermo se percato de quien era se giro y fue ella la que le dio un pico en los labios. Me quede alucinado, era un sitio al que íbamos de vez en cuando y algunas personas nos conocían pero a ella no le importo lo mas mínimo.


Guillermo: Hola preciosa

Estire la mano para saludar al tío que pagaba mis facturas y se follaba a mi novia.

Guillermo: Hola Alberto ¿que tal antes? ¿Te ha molado?

Alberto: La verdad es que eso mismo se lo he pedido mil veces y siempre me había dicho que no… pero por lo visto contigo es distinto…¿no se? …. pero si muy morboso ¿y para ti?

Guillermo: A sido brutal…. Jajajajaja ¿has visto al tío ese mirando?

Alberto: Si, y tocando.

Guillermo: jajajjajajajajaja si… bueno vamos a sentarnos.

Guillermo nos indico una mesa con la mano. Había llegado antes y había cogido sitio.
El restaurante en si, también era bar de copas, de actuaciones, etc. Bastante moderno, con mesas bajas y altas, desiguales, sillones, butacas, todo con una luz tenue que invitaba a conversar.

Nada mas sentarnos apareció una camarera a la cual conocíamos de vista de otras ocasiones. Como he comentado el restaurante actualmente era famosete con lo cual supongo que por el ir y venir de personas la camarera no tenia que acordarse de nuestras caras. Aun así era un sitio tranquilo, no el típico restaurante en el que están encima tuyo obligándote a pedir para desocupar la mesa y que pase el siguiente.

Pedimos la bebida y algo de comer.


Guillermo: Bueno…. ¿Que tal chicos?… ¿vivíais por aquí cerca?


Silvia: Si…. En el edificio de atrás…. ¿no te acuerdas?

Guillermo: hace mucho tiempo… jejejeje pero si, algo recuerdo… el barrio es bonito

Silvia: No es como el tuyo…. Pero la gente es mas normal…

Guillermo: Es verdad.

Alberto: Y mas facilona.

Guillermo: jajajajjaa

Silvia: También es verdad…. Pero por necesidad… el dinero es el dinero… y tu lo tienes.


Guillermo: También es cierto… entonces ¿os viene bien la pasta?

Lo dijo mirándome a mi, en realidad no nos era indispensable, pero para que mentir, ese ingreso extra nos suponía un gran desahogo.

Alberto: Pues si… muy necesaria… creo que se nota.

Guillermo: Si que se nota… lo que es capaz (miro a Silvia) por dinero.


Silvia: En parte también lo hago por placer.

Guillermo: ¿si?…. Ven aquí.

Guillermo llevo a Silvia sobre sus piernas en la butaca, ella coqueteaba con el mientras frotaba su culo en su paquete.


Guillermo: llevas braguitas… se me olvido decirte que no te pusieras ropa interior… fallo mio… jeje, ve al baño y quitatelas.

Silvia se levanto riéndose y se fue al baño, mientras hacia lo que le había ordenado Guillermo continuamos charlando.


Guillermo: ¿Que te parece todo esto Alberto?

Alberto: ¿La verdad?…. (el asintió)… te comprendo, mi novia es muy atractiva y si ya la probaste una vez comprendo que quieras seguir teniéndola, ademas tienes pasta de sobra para conseguir a la chica que quieras y darla lo que desee… no soy competencia… eso es lo único que no entiendo.

Guillermo: Eso es lo que me pone de esto, que entiendas que no eres competencia, pero a la vez lo eres ya que ella te quiere… aunque desearía que fuera solamente miá, no tendría el mismo morbo de que sea de un tío inferior… económicamente… entiéndeme… tampoco quiero menospreciarte… pero como tu dices la puedo dar lo que quiera… pero quiero dárselo contigo al lado para que entienda quien es el que….


Alberto: … el que manda.

Guillermo: Exacto…

Alberto: Ese eres tu, yo lo he comprendido, ya que necesitamos el dinero, y por lo que he hablado antes con ella, también lo ha entendido, pero aparte te desea por algo mas, no se por que, pero le gustas.

Guillermo: Interesante… también me gusta oír que entiendes mi posición en esto… facilita las cosas.


Alberto: Yo no voy a ser un impedimento con Silvia… salgo ganando si te apoyo.


Guillermo: Así me gusta… quien me iba a decir hace años que terminarías cayéndome bien… jejejeje.

Silvia apareció por el pasillo, volvió a acercarse a la mesa y se sentó en su sitio, abrió lentamente las piernas.


Silvia: ¿Así esta mejor?

Guillermo se quedo mirando su entrepierna y llevo una mano hasta su coño, acariciándolo.


Guillermo: mmmm perfecto.

La camarera interrumpió la escena con la bandeja de la comida, se quedo un poco sorprendía, aunque lo disimulo dignamente.

Tras la comida con las primeras copas, Silvia voluntariamente se sentó sobre las piernas de Guillermo, los sillones eran altos y era difícil que el resto de gente viera bien lo que pasaba. Pero nosotros si que podíamos ver las caras del resto, entre ellas las de un vecino que al pasar nos saludo. En ese momento me moría de vergüenza ya que cuando nos saludo Silvia se encontraba riendo sobre Guillermo con las piernas abiertas y creo recordar que Guille tenia una de sus manos entre las piernas de mi novia.


 
Pero ni corta ni perezosa mi novia se giro al escuchar el saludo y lo devolvió entre risas mientras Guillermo pasaba dos de sus dedos por el clítoris de mi chica.

Mientras continuábamos charlando Guillermo se fue animando mas y mas, eso era lo que tenia pensado, probablemente como he dicho antes ya había ido antes al restaurante para investigar y sabia que podía crear situaciones morbosas, o también puede que estuviera midiendo los niveles de morbo de mi chica, ya que ahí podían conocernos o mi resistencia a los celos y a la vergüenza. En ese mismo momento eran bastante altos por lo caliente que era la situación, pero probablemente mañana me arrepentiría de esto.

Mi chica bajo una de sus manos bajando la cremallera de Guillermo y sacando su polla ante mi.

Silvia: Mira cari jejejeje


Alberto: Ya ya lo veo.

Luego lentamente paso sus dedos por dentro de su vagina, y lentamente los llevo a mi boca.


Silvia: Estoy empapada.

Los paso por mis labios y yo lo chupe, luego repitió el movimiento y se lo dio a probar a Guillermo, que lo admitió sonriente, luego agarro la polla de Guillermo y se la metió dentro.



La falda de mi chica tapaba parte de la imagen pero no hacia falta ser muy listo para ver que los movimientos que acompañaban a la estampa eran sexuales, sobre todo las caras de ambos.
 
Me moría del morbo y de la vergüenza, mi vecino no apartaba la vista de nuestra mesa y mi novia no dejaba de reír mientras mantenía el ritmo, de repente se giro sobre Guillermo, dejando que le lamiera un pecho, sin disimular, mientras comenzaba a cabalgarle al ritmo de la música.



Mi vecino se quedo mirándome un par de segundos, supongo que intentando comprender lo que pasaba ahí, para luego volver a mirar a mi chica y sus movimientos.
 
Guillermo decidió concluir la situación bajando con delicadeza a Silvia de su cuerpo, mi vecino aun así no aparto la mirada de nosotros en el tiempo que le duraron las dos copas que se tomo, luego pago y se fue a su casa, no sin antes volver a acercarse a nuestra mesa y despedirse de nosotros con una sonrisa que delataba la paja que se iba a hacer en cuanto llegase con lo que acababa de ver.

La gente del restaurante comenzó a recoger las mesas ya que como os he comentado también era discoteca, las mesas como la nuestra si que las dejaban ya que estaban en los laterales del local y no molestaban, las usaban como reservado. La luz fue variando a un tono mas colorido y rítmico, el volumen y los ritmos de la música también cambiaron.

Por si fuera poco lo vivido hasta el momento, apareció una amiga de Silvia en el local. Algo me hizo pensar que la había invitado o preavisado ella misma, ya que nada mas entrar la vi, pero ello estaba buscando a alguien, hasta que por fin dio con nosotros.

Cuando se acercaba a la mesa daba la casualidad de que Guillermo tenia su mano estirada acariciando la pierna de Silvia a una altura bastante descarada, casi rozando su coño, hablando abiertamente con Silvia. No me dio tiempo a avisarles, o no quise, que se yo. El tema es que Carla tampoco pareció sorprenderse por la imagen.



Simplemente grito como una loca.

Carla: Tía…. ¿que casualidad que haces aquí?

Ni me miro, solo miraba a Silvia a al tío que la sobaba, Guillermo.

Carla nunca me ha caído bien, es una verdadera puta, la típica tía que le caes bien si necesita algo o si tienes pasta y si no no existes hasta que te necesite de nuevo. Así que yo siempre paso de ella y ella de mi.

Silvia: ¿Que tal tía?

Carla: Bien

Me levante para saludar por respeto.

Silvia: Ah y este es Guillermo.

Carla: Anda…. ¿este es el Guillermo del que tanto hablas?….

¿como?, del que tanto habla… ¿pero habla con sus amigas de el?, y si así fuera, ¿como puede ser tan zorra de contarlo delante mio?.


Silvia: jajajajaja si tía, este es el famoso Guillermo.

Yo alucinaba, esto significaba que ya había hablado con Carla de Guillermo, y se por experiencia que las chicas no son tan modositas como creemos en privado, son peor que nosotros. Cuando hablan de un tío he llegado a escuchar abiertamente “¿te lo vas a tirar?,¿pero se la has chupado?”y cosas peores… pero nunca pensé que podían ser tan cantosas, a menos que Carlita también supiera que soy un cornudo… todo es posible.

Guillermo se levanto para saludarla, Carla iba vestida de caza, la verdad es que era una tía muy sexy, pero nunca me hubiera fijado en ella si solo la escuchara hablar. Se notaba que se había vestido así para conocer a Guillermo. Siempre salían en grupo de cuatro, que viniera ella sola significaba que el resto ni lo sabían.


Carla: Bueno, bueno…. Pues si que es un dandy

Jajajaja los comentarios me resultaban cómicos, y por lo que pude ver en la cara de Guillermo a el también, que forma mas triste de intentar ligarse a un tío rico. Esa no era el camino y menos aun con mi novia al lado… le daba lo que quería sin tanta tontería.

Guillermo abrió la conversación, para poder tratar conmigo y dejar un rato de lado a Carla, no le vi cómodo con ella, y cuando hablo conmigo se dio cuenta que yo tampoco la aguantaba.

Pedimos unas copas y nos fuimos a bailar todos a la pista.

Una vez en la pista mi novia no disimulaba, parecía una competición de zorras entre Carla y ella por Guillermo, pero en este caso como he dicho antes mi novia ya había ganado la competición antes de que comenzara.



Tras un buen rato bailando todos nos arrimamos a un lado de la pista y mientras hablábamos pude ver como mi novia pegaba su cadera a la polla de Guillermo, Carla también se dio cuenta, pero os juro que en este momento ya me daba igual lo que pensara.

Guillermo apoyo ambas manos en la barriga de mi novia acariciándosela mientras hablábamos.




Silvia: ¿y como es que te has venido sola tía?

Carla: Me aburría tía, a de mas me comentaste que habías quedado con tu novio y con Guille… y … quería conocerle.

Silvia: ammm jejejeje y ¿que te parece Guille?

Carla: un chico muy guapo…

Me parecía ridícula la conversación, Carla soltaba piropos a Guillermo que a su vez estaba frotando su polla en el culo de mi novia mientras su mano cada vez descendía mas adentro de sus pantalones, aun siendo muy cantoso estaba acariciando su pubis y a mi chica eso siempre la ha vuelto loca, se notaba por que de vez en cuando se estremecía, giraba su cabeza y le decía “estate quieto”, con esta frase no hacia mas que llamar aun mas la atención miá y de Carla.


Lo que era mas alucinante era que Carla no me miraba a mi para ver como reaccionaba a que un tío estuviera tocando el coño a mi novia delante mio. Yo podía haberme hecho el borracho para disimular, pero no me apetecía, me molaba mas quedar como un cornudo imbécil.

De esto ultimo que acabo de decir también se percataron mi novia y Guillermo, que al ver como actuaba yo decidieron concederme ese pequeño deseo y humillarme aun mas delante de Carla.


Guillermo: Carla te importa hacer un momento compañía a Alberto…

Carla: No ¿por?

Guillermo: Es que tengo que ir al baño y me gustaría que Silvia me acompañara un momento es que tengo un pequeño problema entre las piernas… ( se aparto de Silvia y señalo su erección para que todos la viéramos) … y me gustaría que ella me echara una mano.

Carla: ajaajajajaja vale no os preocupéis.

Yo hice como si nada. Guillermo paso a mi lado y apoyo una mano sobre mi hombro. Mi novia sin soltar la mano de Guille que tiraba de ella hacia el baño, me dio un beso en los labios al pasar por mi lado.

Silvia: Cuidamele eh… Carla… que no me lo quite nadie.

Carla: No te preocupes.

Mientras que ellos se alejaban Carla no aparto la mirada de la pareja, les miraba con rencor y envidia a la vez.
Entonces decidí agravar esa envidia y a la vez humillarme un poco mas.

Alberto: ¿Que te parece Guillermo? Es muy simpático ¿a que si?

Carla me miro sorprendida.

Carla: Si… pero…. ¿no te mosquea como se tratan el uno al otro?


Alberto: No, ¿por?… son amigos de toda la vida

Carla: ¿Amigos?


Alberto: jejeje bueno fueron novios de jóvenes pero ya esta… ya sabes de jóvenes, eso no es novio ni nada jejejeje

Carla me miraba como si fuera tonto.


Carla: ¿no has visto como la tocaba?

Alberto: Ya ¿y?…. son muy buenos amigos. En casa también están así todo el día, pero de buen rollo, Guillermo es muy buen chaval, se quieren mucho como amigos y no me parece normal ponerme celoso por nada.

Mientras yo mantenía esta conversación con Carla. Guillermo entro con mi novia al baño de chicos del local.

Entraron directamente en uno de los baños y echaron el pestillo, este local tenia unos baños muy amplios con lavabo en cada urinario. Así que nada mas entrar Guillermo comenzó a morrear a mi novia, mientras la giraba y la ponía mirando al lavamanos.
Se saco la polla, subió el vestido de mi novia y comenzó a embestirla contra el mármol.



El muy cabrón tenia una mente sucia como la miá, así que saco el móvil del bolsillo y comenzó a grabar el polvazo que le estaba dando a mi novia, Silvia al ver la cámara comenzó a poner caras de zorra para darle mas morbo.



Mi novia se arrodillo sin que Guillermo tuviera que decir nada y continuo pero esta vez con la boca, mientras Guille continuaba con la grabación, mi novia se esmeraba en la mamada para parecer mas guarra que nunca.



El le hizo un gesto avisando de la inminente corrida, entonces mi novia en vez de apartarse continuo mamando con mas fuerza recibiendo la lefada dentro de su boca, para luego ponerse en pie y ante la cámara para finalizar el video, enseñar la corrida y mostrar como se la tragaba, después sonrió a la cámara y terminaron la grabación.



Todo esto no paso en solo 5 minutos, tardaron mas bien de veinte a treinta minutos en los cuales yo invite a un par de copas a Carla, mientras continuaba hablando de lo buena persona que era Guillermo y lo mucho que me gustaba que fuera un buen amigo de mi novia.
 
Cuando salieron del cuarto de baño mi novia venia completamente despeinada y sudada, su cara denotaba excitación, me ponía cachondo con solo mirarla. Cuando paso a mi lado me dio un beso en los labios, olía a semen.

Disimuladamente me dejo el móvil de Guillermo con el video del polvo, al ver de que se trataba intente disimular para poder verlo entero sin que Carla se diera cuenta de ello. Cuando por fin lo vi, se lo devolví a mi novia.

Alberto: joder que morbo…. ¿Y me acabas de besar?

Silvia: jajajajaja si


Alberto: jajaja que hija de puta…. Se me ocurre una cosa… enseñale el video a Carla y cuando termine de verlo… haz lo que acabas de hacer, pero uno bueno… para que se quede bloqueada.

Mi novia me miro y sin decirme nada se acerco a Guillermo para comentarle que le iba a enseñar el video a Guillermo. El al principio se quedo un poco alucinado pero luego me miro y sonrió. A el también le gustaba transgredir las normas.

Mi chica se acerco a Carla y le paso el móvil para que solo tuviera que darle al play, no hacia falta que viera el video para que supiera lo que habían estado haciendo en el baño pero las pruebas siempre eran mas efectivas.

Silvia: Mira que rabo ( se lo dijo al oído para que supuestamente YO no lo escuchara)

Carla cogió el móvil entusiasmada y le dio al play, sus ojos se abrieron como platos al ver el espectáculo que mi novia le estaba mostrando.
Yo amague con acercarme para ver lo que estaban viendo, pero Carla como me esperaba se giro para que no pudiera verlo, entonces me gire y me puse a hablar con Guillermo.

Cuando por fin vi que había terminado de ver el video, mi novia se acerco y paso el móvil entre mi cuerpo y el de Guillermo para devolverle el teléfono, entonces ante la atenta mirada de Carla me agarro de la cabeza y me dio un morreo. Yo la agarre del culo y correspondí a su juguetona lengua con la miá.



Mi novia se separo de mi y volvió a acercarse a su amiga.

Silvia: mmmm que mezcla de sabores...jajaja

Carla: Que puta eres tía…

Silvia: Envidiosa.

Me fui a por otra ronda de copas para todos, cuando volví Guillermo bailaba de nuevo acaloradamente con mi novia mientras Carla bailaba pegada a ellos.




Alberto: jajajaja…. Antes Carla me a preguntado por lo bien que os llevabais… y le he contado que sois amigos desde pequeños y que os lleváis muy bien…

Silvia: Si… nos llevamos de puta madre… es mi mejor amigo


Guillermo: Y que lo digas… tenemos mucha confianza.


Silvia: De pequeños nos cambiamos juntos de ropa jejeje ...cuando eramos pequeñitos…

Guillermo: Nos hemos visto desnudos… jajajaja


Alberto: jajajaj ya se lo he dicho yo… si se dan hasta besos

Silvia: Si… ¿que pasa? ¿te parece raro tía?

Carla flipaba, ya que a ella no le parecía raro, le parecían cuernos, lo que le parecía raro es que yo lo viera como algo normal y que pensara que era solo cosa de amigos.


Alberto: no pasa nada son amigos yo lo entiendo


Silvia: Ven Guille dame un beso para que Carla vea que no pasa nada

Guillermo cogió a mi novia empujándola contra la pared y primero la dio un pico en los labios, mi novia respondió mordiéndole el labio inferior y cuando abrió la boca introdujo lentamente su lengua dentro de la boca de Guillermo, fundiéndose en un cálido y húmedo beso.



Yo para no cantearme aparte la mirada, para continuar hablando con Carla mientras me reía.

Alberto: Ves… no pasa nada son amigos… jejejeje

Carla por su parte no apartaba la mirada de la pareja besándose.

Cuando por fin terminaron su muestra de amistad mi novia se acerco a Carla y la susurro “¿flipas a que si”.

Por su parte Carla le respondió “no pensaba que fuera tan tonto”.



Silvia: No me lo estropees.

Continuamos bebiendo y bailando, según aumentaba el numero de copas, mas cantosos se volvían Guillermo y Silvia, frotando sus sexos ante nuestras miradas, dándome morreos a mi y a Guillermo por igual.

Carla al ver que no tenia nada que hacer comenzó a decir una y otra vez que se iba a ir a casa, pero tanto a mi novia como al resto nos daba absolutamente igual, podía hacer lo que quisiera aunque parecía costarle irse… debía picarle la curiosidad por lo que estaba viendo entonces, se acerco de nuevo a mi novia para decirla por ultima vez que se iba.

Mi novia como respuesta volvió a agarrarse a Guillermo y comenzaron a besarse mas apasionadamente que nunca, mientras Guillermo palpaba sus pechos y su culo, mi novia bajo la mano y le agarro el paquete.



Carla: Bueno que me voy… o lo mismo queréis que os deje las llaves de casa.

Mi novia no pudo contenerse y se empezó a reír.

Silvia: jajajajajaja……. Joder que canteo ¿no?

Carla: Pues si… vais muy a saco, si tu novio no se entera es por que es subnormal….

Guillermo: jajajajajaja

Silvia: No te preocupes por lo de las llaves… Guillermo tiene mucha pasta si fuera necesario, llama para que nos recojan y nos vamos al mejor hotel de Madrid… pero no creo que sea necesario… ¿duermes en casa?

Guillermo: …. claro

Silvia: (Grito para que la hiciera caso) Cariño …. mejor que Guillermo venga a dormir con nosotros a casa ¿no? Ha bebido mucho

Alberto: Si…. Claro… ahora hay mucho control… que venga a casa…


Silvia: jajajaja Has visto Clara… solucionado.

Clara le dio dos besos a mi novia, otro a mi y a Guillermo y se fue del local muy enfadada y en parte sintiéndose rechazada.

Según salio por la puerta todos comenzamos a reírnos.

Silvia: Menudo espectáculo le hemos dado todos a Carla jajajaja.


Alberto: Todos no… vosotros… yo simplemente la he molestado por que me cae mal.

Silvia nos comento que necesitaba ir al baño dejándonos a Guillermo y a mi a solas.

Guillermo: Joder Alberto, no pensaba que fueras capaz de esto delante de una amiga de tu novia que os conoce.

Alberto: Me pone mucho lo que ha pasado… sobre todo por que es algo que jamas haría Silvia, me pone mucho cuando la obligas a hacer cosas así, por que jamas las haría conmigo, cuanto mas irreverentes mejor…

Guillermo: ¿de verdad? ¿a Silvia no la gustan las situaciones que puedan dejarla en evidencia? Jejejeje…. Interesante.

Aquí me explaye para dejar vendida a mi novia, si yo no era capaz de conseguirlo por lo menos que lo hiciera Guillermo.


Alberto: Si… cosas como la de hoy… quedar como una golfa infiel delante de amigos, o en sitios que la conocen, delante de familiares, etc.… ya sabes…

Justo Silvia llego con nosotros.

Silvia: Bueno Guillermo ¿que hacemos ahora? Tu mandas ¿recuerdas?.
Guillermo: No se… ya es tarde la verdad…

Silvia: No… a tu casa no te vas… como he dicho antes si quieres ir a descansar te vienes a nuestra casa…


Guillermo: no es necesario

Silvia: Con lo que has pagado…. Va incluido en el precio… jajajaj

Guillermo: Bueno venga me tomo la ultima allí… mientras espero al conductor.


Silvia: Venga vamonos.

Mi novia apoyo la copa, y nos agarro a cada uno con una mano, tirando de nosotros hacia la salida. Nos llevo a paso ligero hasta nuestra casa. Cuando llegamos al edificio abrió a toda prisa el portal. Nos cruzamos con un vecino en el patio, pero ni se fijo en que mi novia iba acompañada de dos tíos.

Entramos en el ascensor y mi novia coqueteaba ante el espejo, tocando el paquete a Guillermo, mientras me daba besos en el cuello a mi.

Según entramos en casa me ordeno que pusiera una copa a cada uno. Yo servicialmente me fui a hacerlo mientras les escuchaba charlar desde la cocina.

Silvia: ¿te acuerdas de la casa?


Guillermo: Si… jejeje.

Silvia se quito el vestido en el salón y puso música.


Guillermo: ¿Estas animada?

Silvia: ¿tu no?

Guillermo: jejejeje

Mi novia se acerco a Guillermo quitandole la chaqueta y dejándola caer en el sofá, luego le sentó a el, se alejo y comenzó a moverse sensualmente ante su amante.



Las miradas de mi novia a Guillermo eran de pura pasión y deseo.



El mientras tanto se recostó en el sofá disfrutando de los movimientos de mi novia.

Silvia: ¿te gusta? ( lo dijo casi susurrando)

Guillermo: Me encantas.

Ella se acerco lentamente y puso una pierna en el sofá entre las piernas de Guillermo.




Silvia: mmmm …. a mi si que me gustas tu….

El pie de mi novia comenzó a rozar el paquete de Guillermo el cual reacciono con un ligero movimiento.



La mano de mi novia descendió hasta su coño tocándoselo con delicadeza.

En ese momento aparecí en el salón con una bandeja con las copas.


Silvia: Camarero déjelas aquí encima… jejejeje

Mi novia señalo la mesa del salón. Yo me acerque y deje la bandeja, me senté en el sillón individual contemplando a mi novia sin prestar atención al comentario que había hecho tratándome como un camarero.

Guillermo estiro la mano y comenzó a apretar sus cachetes mientras la miraba lascivamente. Aun así no le vi reaccionar, no parecía tener ganas de echarla otro polvo. En parte también lo veía normal ya que por ejemplo yo, tardo mucho en recargar, a menos que este ante una situación tan morbosa como esta.



Mientras mi novia se desvivía por hacer que Guillermo reaccionara, fuimos bebiendo las copas. Pude fijarme como enviaba un mensaje con el móvil, mas tarde supe que era al coche que tenia que recogerle indicándole la ubicación.


Silvia: ¿que te pasa? …. ¿ya no te pongo?

Guillermo: muchísimo…. Pero…. ¿Desde cuando mandas tu?

Silvia se quedo desconcertada. No pillo la indirecta.

Guillermo: Tienes ganas de mi rabo ¿Verdad?

Mi novia le contesto con un tono meloso.

Silvia: Si muchas.

Guillermo: Lo tendrás cuando yo quiera… mientras tanto ¿por que no te sientas ahí?

Le señalo otro sillón que tenia en frente. Mi novia se sentó, completamente abierta de piernas. Su mano comenzó a tocar su propio sexo, sumamente excitada, estaba empapada.

Guillermo: Te mueres de ganas de tenerme dentro… eso me gusta… quiero que me desees.


Silvia: Te deseo.

Yo asistía atónito a la conversación de ambos, lo zorra sumisa que era mi novia con el. Lo deseaba de verdad.

Guillermo: Alberto comele el coño a tu novia… pero quiero que se corra.

Sin que tuviera que decir nada mas, ya que estaba deseándolo y mas aun si me mandaban, me arrodille en el suelo y me acerque a mi novia gateando, ella me recibió apoyando su mano en mi cabeza y hundiéndome en su húmedo coño.



Silvia: mmmmm…. Cometelo entero….

Guillermo: Así…. Muy bien…. Recién follado… ¿esta bueno?

No conteste pero esa frase me puso mas cachondo.

Silvia: mmmm por como lo hace le encanta el sabor de tu polla …¿te gusta el coñito de tu novia la puta?

Continué comiéndoselo aun con mas ganas hasta que por fin conseguí que se callara la puta boca y comenzara a gemir como una perra, una y otra vez, hasta que finalice haciendo que se corriera y quedara rendida y con espasmos.

El móvil de Guillermo sonó, lo examino, se levanto del sofá, se acerco a Silvia, dándola un muerdo, yo continuaba de rodillas junto al coño de mi novia, así que al pasar junto a mi me acaricio el pelo, como si fuera un perro.


Guillermo: Buen chico…. Bueno preciosa luego te escribo… me marcho ya.

No dio tiempo a replica, salio de nuestra casa dejándonos allí tirados.

Tras su huida decidimos pegarnos una ducha e irnos a la cama.

Estaba completamente agotado, al día siguiente tenia que trabajar, pero como suele pasar no lo tuve en cuenta mientras bebía como un cosaco. Me desperté con bastante resaca pero aun así no podía faltar al trabajo así que me fui.

Por la noche Silvia recibió un Watsapp de Guillermo y lo leyó mientra yo dormía. Por lo visto en esta ocasión no había ninguna instrucción precisa, simplemente la pregunto sobre que hora me iba yo a trabajar para pasarse después y así lo hizo.

Según salí de casa entro el para hacer compañía a mi novia.


Guillermo: Buenos días preciosa.

Mi novia se tiro a sus brazos y le dio un morreo, estaba completamente desnuda.

Silvia: mmm buenos día guapo, te he echado de menos.

Guillermo: Y yo a ti… ya se ha ido Alberto supongo.

Silvia: Si, aunque tampoco es algo que te preocupe mucho…. Jajajaja si no dice ni pio.

Guillermo: Ya… jejeje pero tengo algo en mente.

Silvia: Cuéntame.

Guillermo: Ahora te cuento, dejame pensar.

Guillermo se puso a dar una vuelta por nuestra casa observándolo todo y prestando atención a cada detalle que pudiera serle útil. Al llegar al escritorio con el ordenador se le ocurrió una idea.

Guillermo: ¿te sabes la contraseña?

Silvia: Claro

Guillermo saco el móvil del bolsillo mientras Silvia desbloqueaba el ordenador, una vez desbloqueado lo conecto y comenzó a enviar todas las fotos y videos comprometidos nuestros al escritorio del pc.

Silvia: ¿Para que haces eso?

Guillermo: Me apetece llamar al técnico…

Silvia: No comprendo ¿para que?

Guillermo: Quiero que vea todo este material delante tuyo… para provocar…

Silvia: jajajajajaja …. pensaba que era para arreglar el ordenador de verdad… para eso solemos llamar a un amigo de Alberto jejejeje

Guillermo: ¿como, tenéis un amigo que es informático?

Silvia: … si

Mi novia en ese momento se dio cuenta de que había hablado mas de la cuenta. Este tipo de cosas no le gustaban pero estaba entregada a Guillermo.


Silvia: Si es un amigo nuestro… es informático.

Guillermo: Llamale…

Silvia titubeo durante un minuto hasta que se decidió a llamarle. Le comento que si se podía pasar por casa “en ese mismo momento” para ayudar con un problemilla del portátil.
Oscar, así se llamaba mi amigo, no lo dudo dos veces y la confirmo que en medio hora estaba allí.

Oscar era el típico informático con un poco de sobrepeso y salido, le encantaba pasar por casa para poder ver a Silvia. Encima el tema económico tampoco era algo que le fuera muy bien ya que su tienda no funcionaba muy bien.

Silvia y Guillermo cuadraron el guion a seguir una vez apareciera Oscar en casa. La descripcion tanto física como moral de Oscar que os he dado también se la dio Silvia a Guillermo con lo cual sabían que con el, el plan que habían ideado saldría a la perfección.

A la hora acordada, probablemente hasta un poco antes de tiempo, el timbre de casa sonó. Guillermo se acerco a la puerta y abrió, solo llevaba puestos unos pantalones de chándal sin calzoncillos debajo marcando su gran polla, no llevaba camiseta.

Al abrir Oscar dudo durante un instante de haber acertado en el domicilio, tras revisar el piso y la letra, pregunto a Guillermo.

Oscar: Hola

Guillermo: Hola…. ¿eres el informático verdad?


Oscar: SI.

Guillermo: Pasa….

Oscar accedió al salón, habían dejado el portátil sobre la mesa central y música un poco alta. De repente Guillermo desapareció por el pasillo, esta era la segunda señal, entonces mi novia apareció en el salón, mientras hablaba a gritos con Guillermo, vestida simplemente con un conjunto de lencería bastante provocativo.



Silvia: Guille…. No te he escuchado ¿que decías?

Mi novia giro de repente y se choco de bruces con Oscar haciéndose la sorprendida.


Silva: uuppps …. vaya que corte Oscar, no sabia que habías llegado ya…

Guillermo regreso al salón.


Guillermo: jajaja te decía que había llegado el técnico.


Silvia: Disculpa un segundos

Silvia se fue corriendo por el pasillo, los ojos de Oscar se clavaron en el culo de mi novia mientras se alejaba del salón.

Al rato apareció de nuevo en el salón pero esta vez vestida.


Silvia: Disculpame Oscar… me ha pillado en bragas… nunca mejor dicho… jejejejejejeje

Oscar: jejejeje no pasa nada.

Guillermo: ¿Os conocéis?


Silvia: Si… es un amigo


Oscar: Si, conozco a Alberto desde hace muchos años…. Por cierto ¿donde esta?

Esa pregunta era retorica…. Sabia a la perfección que no estaba en casa y que aquel tío se estaba ventilando a mi novia.


Guillermo: Vaya corte… si yo soy un amigo también… jejejeje

Oscar: Ya

Silvia: esta trabajando…. Bueno Oscar mira… te tengo que comentar una cosa…

Oscar: Dime

Silvia lo llevo hasta el portátil sentándose a su lado y colocando el portátil frente a Oscar. En el ya se podían apreciar muchas imágenes en miniatura de fotos desnuda, follando, videos porno, etc. Oscar lo vio con facilidad por que a parte de ser informático es un puto salido.

Silvia: Bueno me da un poco de corte… jejejeje pero te he llamado a ti por que tenemos confianza ¿no?

Silvia apoyo su mano en la pierna de Oscar.


Oscar: Cla… claro Silvia… puedes confiar en mi…


Silvia: Es que mira…. Quiero crear una carpeta… para poder guardar todo esto…

Oscar: Eso es muy fácil…

Oscar fue a crear corriendo una carpeta normal y corriente, entonce Silvia le paro y pincho en el video.
Comenzó a reproducirse a todo volumen la mamada que le hizo a Guillermo y que yo mismo grabe, viéndose en primer plano la cara y la boca de mi novia comiendole el pollon a Guillermo.



Silvia paro el video.

Silvia: Que corte… pero ¿ahora entiendes a lo que me refiero?… una carpeta privada, con contraseña para que…… para que Alberto no pueda verlo.

Oscar miro a los ojos de Silvia, estaba excitado pero a la vez se sentía confuso por el hecho de estar ayudando a la novia de su amigo a engañarle.

Oscar: es fácil…. Pero…

Silvia se levanto y le dio un abrazo mientras sonreía y le daba las gracias y mil besos. Guillermo se acerco por detrás de Silvia y la abrazo, Oscar desvió de nuevo la mirada para ver como un desconocido manoseaba las tetas de su amigo, en el fondo yo le importaría poco, lo que le pasaba es que tenia envidia de Guillermo, y eso el lo sabia y lo iba a utilizar.



Guillermo: ¿entonces que? ¿la ayudas? ¿o no?

Silvia: Calla …. haz una cosa… vete un rato a la cocina y dejame hablar con Oscar a solas.

Guillermo se hizo el cabreado y se fue a la cocina dando un portazo.

Oscar: Silvia… esto esta mal… me llamas para que oculte a mi amigo que te estas follando a otro….

Silvia volvió a sentarse junto a Oscar, pero esta vez mucho mas pegada que antes. Estiro de nuevo la mano apoyándola de nuevo en su pierna.
Y le hablo en voz baja al oído.


Silvia: Por favor…. Oscar….. no seas así….

Oscar volvió a negar con la cabeza pero esta vez sin mirar a Silvia. Entonces mi novia estiro el brazo cogiendo la mano de Oscar y sujetándola.

Silvia: Por fi….entiendo que no quieras…. Pero piensa en mi… lo que pasaría si Alberto viera esto…

Silvia soltó la mano de golpe y pincho en una de las carpetas de fotos en las que salia con la cara llena de lefa.



Silvia: ¿Que diría eh?

Oscar se quedo paralizado mirando la foto.


Silvia: Pide lo que quieras…. En serio…. (susurro de nuevo) lo… que … quieras….

Oscar paso de esa imagen a otra en la que salia empalada por la polla de Guillermo.



Silvia: ….. ¿o puede que….?…..

Mi novia se levanto, Oscar la siguió con la mirada mientras ella le sonreía, se acerco a la cocina, abrió la puerta y Guillermo asomo para ver si ya le había convencido.

Silvia hablo en alto para que Oscar pudiera oírles.

Silvia: Cariño…. Vete a dar una vuelta…


Guillermo: ¿para que?

Silvia: Por que Oscar ( se giro y le sonrió ) me ha dicho que vale, que lo hace pero mejor que tu no estés aquí… me parece bien

Guillermo: vale…. Llamame cuando haya terminado


Silvia: Ok…

Silvia le dio un beso a Guillermo y cerro la puerta de casa según salio. Luego se acerco a Oscar de nuevo lentamente, estiro la mano cediendosela, el aun sin saber muy bien para que se la agarro.


Silvia: Creo que se lo que quieres….mmmm…. Sígueme….

Si estaba equivocada Oscar la pararía los pies, pero paso justo lo contrario, Oscar aun con lo gordo que estaba se levanto agilmente y comenzó a andar lentamente por el pasillo tras mi novia.

Oscar: ¿Donde me llevas?

Silvia abrió la puerta del dormitorio invitándole a entrar.

Silvia: Al cielo

Oscar no pudo evitar sonreír, su sueño hecho realidad.

Silvia: Pero pase lo que pase aquí dentro no se lo vayas a contar a nadie ¿vale?

Oscar: VALE

Mi novia se giro dando la espalda a Oscar, y comenzó quitándose los pantalones lentamente, dejando su culo completamente en pompa ante el, en cualquier otro caso se hubieran abalanzado a tocarlo, pero Oscar hacia tiempo que no veía a una mujer en carne y hueso.

Después se giro y mirándole a los ojos se quito la camiseta quedándose completamente desnuda ante el.



Silvia: jeje…. ¿te gusto?

Oscar se llevo una mano al paquete y lo apretó.

Silvia: ¿eso es que si?…. Ven que te ayudo.

Oscar dio un par de pasos hacia la cama, mi novia cogió la camiseta y comenzó a subirla lentamente, luego la lanzo al suelo, después se arrodillo y soltó el cinturón de los pantalones de Oscar dejándolos caer al suelo.
Oscar se quito las zapatilla rápidamente y con tanto entusiasmo que por casi le da una patada a Silvia.

Solo quedaban los calzoncillos.


Silvia: Bueno…. A ver que tenemos aquí

Mi novia se mordió el labio para darle mas morbo mientras lentamente bajo sus calzones gigantescos dejándolos caer también al suelo. Entonces su sorpresa fue inmensa al encontrarse una colita tan pequeña, literalmente le costo aguantar la risa.

Continuo quitandole importancia, se puso en pie y abrazo con su cuerpo desnudo a Oscar, la tripa no la dejaba abrazarle por completo.


Silvia: Bueno Oscar, haz conmigo lo que quieras…

Oscar despertó del sueño, agarrando a mi novia y poniéndola sobre la cama, para comenzar a sobar sus coño y lamer sus tetas con frenesí. Mi novia simplemente se dejaba hacer como si de una muñeca hinchable se tratase.



Oscar la lanzo de nuevo contra la cama quedando tumbada boca arriba y hundió su boca en el coño de Silvia, para ella fue el mejor momento del polvo, según ella le comía el coño con verdadero hambre.

Oscar: Ponte a cuatro patas putita… estas ya bien mojadita.

Silvia se coloco a cuatro patas ante la mole de Oscar, luego con ayuda de su propia mano metió su micro pene en el coño de mi novia, no sentía nada, pero gemía como si el mundo fuera a terminarse en ese mismo momento. 



Oscar también gemía como un cerdo, mientras soltaba improperios sobre lo puta que era la novia de Alberto y la follada que la estaba metiendo.

Tras 10 minutos de embestidas, se coloco de nuevo de pie y tiro de Silvia hacia su polla. Ella quedo de rodillas ante el, mientras se pajeaba de la manera mas triste que había visto nunca.



Silvia abrió bien la boca.

Silvia: mmmm si dame tu leche.

Oscar: Si…. Tomala puta.

Echo un buen chorro de semen sobre la boca de mi novia, para luego sujetarla la cabeza y apretarla contra su polla para que siguiera chupando.



El polvo en si no duro mas de 20 minutos, y todo gracias a que la polla de Oscar no llegaba a hacer contacto con el coño de Silvia.


Silvia: mmmm que rico… que bien follas Oscar, pero recuerda que este es nuestro secreto, ¿vale guapo?

Oscar: Claro que si jejejeje

Tal cual sin vestirse ni limpiarse cogió toda su ropa y se fue al salón, seguida por mi novia completamente desnuda. Llegaron al sofá sentó su grasiento y sudado culo en la tapicería y en menos de 5 minutos creo la carpeta con la contraseña que Silvia le facilito, luego se vistió en el salón y salio de casa tras chantajear de nuevo a Silvia.

Oscar: Puede que repitamos…

Silvia: ¿Como?


Oscar: Si, ya te contare.

Salio de casa.

A los 10 minutos Guillermo volvió a entrar por la puerta, descojonandose, ya que había visto todo gracias a una aplicacion que tenia en el móvil y a una cámara que habíamos puesto en la habitación.


Silvia: No te rías…. Encima me chantajea con que aun así puede que se lo diga… si no me lo vuelvo a tirar.

Guillermo: Se veía venir…. Pero que morbazo… te acabas de follar a un amigo de tu novio…

Silvia: joder ….

Silvia se mordió la lengua estuvo apunto de contarle que yo tenia las mismas fantasías pero que con el las llevaba a la practica.

Pasaron la mañana juntos desayunaron, se ducharon, comieron juntos y se echaron un rato la siesta, Silvia me contó mas tarde que los planes de Guillermo consistían en esperar a que llegara yo a casa para poder crear otra nueva situación morbosa.

Antes de echarse a dormir Guillermo puso la cámara a grabar.

A las 17:00 de la tarde entre por la puerta despertandoles. Guillermo estaba desnudo y mi novia vistiéndose.

Guillermo: Lo que te has perdido Alberto…

Me encontraba completamente perdido, mi rostro reflejaba intriga y deseaba que me contaran de una vez que había pasado. Mientras comenzaban a narrarme la historia Guillermo empezó a vestirse.


Guillermo: Pero mejor que te lo cuente tu novia.

Silvia: … se había roto el ordenador…


Guillermo: … si… hemos tenido que llamar a tu amigo … para que lo arreglara…

Alberto: Oscar…. ¿no?

Silvia: Si…. Y ha visto unas cuantas fotos miás con Guille…. Y bueno también me ha pillado en lencería… cuando ha llegado…

Guillermo: si… cuando ha llegado… se ha mosqueado un poco, pero creo que se ha ido contento.


Alberto: ¿Por?

Silvia: Pues por que me lo he tenido que follar…. Para que no te contara que me acostaba con Guillermo.

Me sorprendí aun mas.


Alberto: ¿que me estáis contando? ¿te has follado a Oscar?

Guillermo: SI…. Y sin que yo tuviera que pedírselo… que morbazo tío…

La furia y la vergüenza estaban desbordandome, mientras tanto ellos continuaban dándome explicaciones entre risas.


Silvia: Si… tu amiguito me ha chantajeado…. Y me lo he tenido que tirar….


Guillermo: Por cierto Alberto…. No das una con tus amigos… todos se quieren tirar a tu novia… y al paso que vamos lo consiguen todos….

El morbo comenzó a transformar mi rabia, haciendo que mi polla palpitara a la par que mi cerebro se imaginaba a Silvia follando como una zorra infiel con mi viejo amigo Oscar.

Silvia se fue a la habitación dejándonos a Guillermo y a mi solos.


Guillermo: No te enfades Alberto… piensa en el morbazo que tiene la situación, uno de tus mejores amigos follándose a tu novia sin que lo sepas… no puedes fiarte de ninguno… poco a poco conseguiré cumplir tu fantasías…. Todos vas a saber lo puta que es tu novia y lo cornudo que eres tu…

Guillermo me dio una palmada en la espalda mientras me sonreía.

Le respondí con otra sonrisa.

Guillermo: A por cierto… toma.

Me dio la cámara de video.


Guillermo: Voy a tomarme algo al bar de ayer con Silvia, relajate un rato, duchate, cambiate y baja… pero sin prisas colega.

No le conteste, mire la cámara mientras se daba la vuelta dirección a la puerta.


Guillermo: ¿Silvia, te queda mucho?

Mi novia apareció en el salón, con un vestidazo super sexy.

Silvia: No… ya estoy… vamonos…. Cariño ahora nos vemos.

Se acerco a mi apresuradamente y me dio un beso, luego se dio la vuelta y se fue por la puerta junto a Guillermo.

Me senté en el sillón del salón y conecte la cámara al televisor. Esperaba ver el polvo que acababan de contarme con mi amigo Oscar, si es que podía seguir llamándole amigo. Tarde un rato en encontrar el menú de la cámara y seleccionar el ultimo video grabado.

Al comenzar la reproducción lo primero que vi fue la cámara en movimiento por el pasillo de casa, en uno de los movimientos me pareció reconocer el culo de mi novia andando delante de la cámara con uno de sus minúsculos tangas.

El movimiento de la cámara comenzó a descender y a enfocar mejor, pude reconocer mi dormitorio. Silvia apareció en escena tumbándose en la cama.

Ahora es cuando espera que Oscar apareciera en acción ventilandosela sin ningún miramiento con su gran panza y sobre peso (mas de 100kilos lo abalan). Pero no, para mi sorpresa apareció Guillermo tumbándose junto a ella solo con unos pantalones. Debio apoyar la cámara en la mesilla.
Continué viendo la grabación durante un par de minutos mas, pero no pasaba nada, simplemente se había tumbado y parecían dormidor… No sabia muy bien cuando iba a aparecer Oscar.

Mire la hora de la grabación y no parecía posible ya que tan solo era de un par de horas antes de que yo llegara.

Cogí el mando y adelante el video a cámara rápida.

Aproximadamente a la hora desde que comenzaron a grabar vi movimiento, pare el video y lo rebobine un poco.

Guillermo se incorporo dulcemente en la cama sobre el cuerpo de mi novia y le dio un delicado beso en la mejilla. 



Ella sonrió desperezándose y moviendo ligeramente su cadera. Abrió los ojos y giro la cabeza encontrándose de frente con los labios de Guillermo, le agarro la cabeza y comenzaron a besarse mientras el agarraba sus pechos sacándolos de su prisión.



Como os he comentado en otras ocasiones, con Guillermo era distinto, no eran besos sin motivo, no disfrutaba sin mas de un polvo, todo lo que hacia con el parecía disfrutarlo, sentirlo, se notaba el deseo y esto me causaba unos celos como jamas había sentido antes.

Las manos de Guillermo descendieron acariciando el cuerpo de mi novia hasta que llego a agarrar su tanga, sin que ella opusiera resistencia comenzó a bajárselo muy lentamente, mientras Silvia acariciaba su cabeza y no dejaba de sonreír. No parecía consciente de la presencia de la cámara, o por lo menos no parecía saber que estaba grabándolo todo.

Guillermo agarro las piernas de mi novia abriéndolas, ella se recostó sobre el cojin esperando el siguiente movimiento de su amante. El la miro a los ojos antes de hundir su boca en su entre pierna. Hasta hace poco esa zona era solo miá, ahora dudaba de que tan siquiera hubiera sido nunca su verdadero propietario, ni tan si quiera como uso y disfrute. Ella jadeaba y gemía mientras su boca no podía evitar disimular el placer que sentía con la lengua de Guillermo lamiendo su coño.



Tras unos diez minutos de sexo oral por parte de Guillermo, se incorporo quitándose los pantalones y calzoncillos, volvió a bajar la cabeza para continuar comiendo su coño. Pero mi novia le paro, agarrando su cabeza y sonriendole le dijo.


Silvia: No puedo evitar el deseo de comerte la polla cada vez que la veo.

Guillermo: Me encanta que tengas esos deseos… jeje

Silvia: Lo digo en serio… me pones muchísimo.

Conozco a mi novia a la perfección y esa frase no la dijo por cumplir, realmente deseaba a Guillermo.

Mi novia agarro a Guillermo y le tumbo en la misma posición en la que se encontraba ella hacia unos minutos, el se echo hacia atrás agarrándose las manos tras la cabeza. Parecía súper cómodo en mi cama, con mi novia.

Silvia se coloco entre las piernas de Guille agarrando su polla y lamiéndola sin dejar de mirarle directamente a los ojos con deseo. En el video de perfil podía ver a la perfección la panza de Guillermo, pero a la vez también se podía ver su gran rabo sobresaliendo de la mano de mi querida novia.




Guillermo: ¿te gusta?….


Silvia: Me encantas….

El se refería a su polla o quizá al polvo, pero ella se refirió directamente a el.

Guillermo: Todo esto es súper morboso…. Me refiero a tu novio, a ti, a mi….

Silvia: Tiene celos de ti….

Guillermo: jeje me lo imagino….tengo dinero….

Mi novia continuaba chupándosela entre frases.

Silvia: Tienes un pollon colosal….

Guillermo: Eso también es verdad… y el…

Silvia: Y el no…….a parte tienes mucho morbo… me pones mucho… tiene celos de verdad… creo que tiene hasta miedo… de que…

Guillermo: ¿de que?


Silvia: De que me enamore… de que le deje….

Guillermo sonrió maliciosamente.

Guillermo: ¿y tiene motivos?

Mi novia se incorporo, gateo sobre el cuerpo de su amante hasta quedar frente a su cara, hábilmente se metió la polla de Guillermo dentro, le miro a la cara.




Silvia: Claro que tiene motivos… me encantas….

Le beso y comenzó a mover sus caderas.



Esta ultima frase sonó aun mas real que el resto, ella no tenia ni idea de que la cámara estaba ahí, en otra ocasión podría haber pensado que lo decía para ponerle cachondo, pero mi novia no era buena actriz, no se la daba bien fingir, todo lo que decía en la cama lo decía en serio y sino no lo decía. Por el contrario dudaba si el se acordaba de que la cámara estaba ahí.

Mientras follaban mi novia agarraba la cabeza de Guillermo y gemía, le acariciaba y besaba mientras el agarraba con fuerza su culo y le devolvía cada beso y alago.

Entre tanto gemido pude escuchar a mi novia decirle que le deseaba en mas de dos ocasiones, me pareció llegar a escuchar un “te quiero” entre “sies” y “dios no pares”. El no dejaba de mirarla, se notaba la complicidad, si este video lo colgara en Internet, no parecía un montaje parecía una pareja haciendo el amor y no echando un simple polvo.



Había sentimientos.

El ritmo comenzó a descender hasta que por fin pararon, mi novia se quedo tumbada sobre Guillermo mientras se daban piquitos y besos, caricias y piropos, luego volvieron a tumbarse cada uno en su lado de la cama, sin limpiarse.



Continué un par de minutos mirando el video por si pasaba algo mas, simplemente se tumbaron, Guillermo paso un brazo sobre mi novia la cual sonrió y se quedo profundamente dormida. Pase el video adelante.

Tras otros veinte minutos vi como mi novia se despertaba, salia de la habitación, regresaba mojada y comenzaba a vestirse, luego Guillermo también se despertó, salio de la habitación supongo que para ir al baño y limpiarse y regreso a la vez que sonaba la puerta de casa, en ese momento había llegado yo. Silvia estaba en el baño, pero Guillermo se acerco a la mesilla enfoco su cara con la cámara y me susurro. “Espero que lo disfrutes...te grabare mas sin que lo sepa, para que veas como es en realidad”.

Paro la grabación.

Tarde un rato en reponerme de lo que acababa de ver, al hacerlo me percate de que estaba empalmado, pero mi cabeza no dejaba de pensar en todo lo que había dicho mi novia o mejor en todo lo que no había dicho, simplemente sus gestos con Guillermo me hacían dudar de ella y tener aun mas celos.

Mientras me duchaba despeje mis dudas sobre mi novia, me vestí y salí de casa en su busca.

Habíamos quedado en el bar del día anterior.

Cuando entre esperaba encontrarme una situación similar a la del día anterior, pero para mi sorpresa estaban cenado sin mas picoteando varias cosas que había pedido y esperándome.


Silvia: ¿Que tal cariño?… siéntate…

Guillermo: Si como algo… como no sabia muy bien que os gustaba he pedido un poco de todo pero si os apetece otra cosa pedirla…

Alberto: Gracias.

La verdad es que era muy simpático en todo momento, aun cuando se trataba de Silvia o de follar con ella era un tío morboso y miraba siempre por la comodidad de todos, solo fallaba cuando hablaba de su dinero y del poder que ello le daba.

La cena fue de lo mas normal, charlando y riendo, de vez en cuando la conversación se iba un poco de madre y tratábamos temas sexuales en alto y en publico pero no era para tanto, al fin y al cabo el día anterior un vecino les había visto follar en ese mismo sitio.


Guillermo: Bueno…. Se me ha ocurrido algo para luego….

Saco un boli y se puso a escribir en una servilleta, cuando termino doblo la servilleta y me la paso. Yo la recogí la abrí y leí atentamente lo que había escrito en ella luego la cerré le mire y asentí con la cabeza aguantándome un sonrisa.

Tras la cena y un par de copas en las que se caldeo de nuevo un poco el ambiente, roces por debajo de la mesa, algún morreo entre ellos o tocamientos, pero no me preocupo lo mas mínimo que pudieran vernos, una parte de mi había cambiado y deseaba que ocurriera, que nos vieran, que me preguntaran o hasta que lo comentaran por el barrio.



Salimos del restaurante y seguimos a Guillermo por la calle hasta su coche.

Guillermo: 100 euros si posas y te desnudas…

Silvia: ¿Como?

Guillermo: Si…. Te doy 100 euros mas simplemente por que te pongas ahí en medio y te desnudes.

Mi novia me miro, parecía pedirme permiso, se que a ella también le daba corte ya que estaba en el barrio y hacia solo 1 minuto nos habíamos cruzado por la calle con otro vecino, pero yo no la respondí ni autorice, lo deje en sus manos.

Volvió a mirar a Guillermo y le sonrió, luego se alejo de nosotros y se puso a posar de forma sexy en medio de la plaza. 



Continuo andando un poco mas, mientras algunos transeúntes pasaban cerca.

Desviaba la mirada de ellos, creo que en parte por si les reconocía, si no les veía no se cortaría.

De repente agarro la cremallera del vestido y se lo desabrocho del todo, para mi sorpresa no llevaba nada debajo con lo que nos mostro sus encantos sin ningún problema.



Silvia: ¿Así te gusta?

Guillermo sonreía., mi novia se encontraba en mitad de su barrio desnuda.


Silvia: ¿o prefieres que pose?

Se agacho en medio de la plaza abriendo sus piernas y agarrándose el pelo.


Silvia: jejeje que cara de cerdos tenéis… estáis para haceros una foto.



Alberto: Tu si que estas para hacerte una foto cariño

Guillermo: Y que lo digas… no te muevas…

Saco su móvil y tras un buen rato hasta que consiguió poner la cámara, mi novia mientras posaba, echo la foto.

Guillermo: Un recuerdo.

Silvia se levanto y abrocho de nuevo su vestido, cuando nos giramos nos dimos cuenta de que tres chicos jóvenes de unos 16 o 17 años miraban boquiabiertos.

Silvia: ¿os dais cuenta ahora?… llevan mirando desde el principio

Guillermo y yo nos reímos. Al pasar a su lado les hablamos.


Guillermo: ¿Que os parece?

Joven: Buffff…. Esta buenísima…. Es profesional…

Guillermo: ¿una puta?

Joven: Si…

Alberto: jajajaja no hombre no… las putas no posan para fotos es mas bien una acompañante de lujo… una actriz porno… algo así…

Silvia les sonrió.

Guillermo: Con lo que cobra es mas de lujo si… jajajaja

Continuamos nuestro camino mientras que ellos observaban a Silvia.
El coche estaba aparcado a unos metros, cuando llegamos Guillermo saco las llaves del bolsillo y me las tiro a mi, era parte de lo que ponía en la servilleta.

El coche era increíble, tarde en identificarlo, era un Rolls-Royce… el modelo me lo tuvo que decir Guillermo. Wraith. No lo había escuchad nunca, según Guillermo, no era suyo, se lo había dejado un cliente durante un mes y apenas lo sacaba.
Aun siendo un Rolls-Royce, tenia solo dos puertas, parecía mas bien un deportivo, aun así tenia cuatro plazas aunque las dos plazas traseras estaban separadas por un reposabrazos. No resultaba muy cómodo para ciertas cosas aunque la gente no retiraba la vista del coche durante todo nuestro camino.



Como os he comentado el coche no permitía mucho movimiento en el habitáculo trasero aun así Guillermo no parecía querer hacer nada, yo en parte me imaginaba el por que.

Llegamos a la dirección que me había indicado y que inteligentemente había dejado memorizada en el GPS del coche, haciendo mas fácil mi trabajo.

Cuando llegamos un aparcacoches nos recibió abriendo las puertas y ayudando a Silvia a salir, ella miraba atentamente el sitio sin saber muy bien de que se trataba. El aparcacoches dudo durante un rato si debía pedirme las llaves ya que pensó que podía ser el conductor privado de la pareja, pero tal y como ponía en la servilleta se las di y tras darme el resguardo se fue con el.

Entramos en el edificio, tenia luces violetas en la entrada y un fuerte y alto portero de color. Nos saludo cortésmente y sin mediar palabra abrió la puerta dejándonos entrar.

Se escuchaba música, la luz continuaba siendo violeta y azulada, tenue, en la entra había una barra y gente joven, la mayor parte de ellos eran hombres bien vestidos y al parecer de un alto nivel adquisitivo, de repente me fije en un par de mujeres jóvenes, atractivas y voluptuosas, sus curvas no eran naturales. Continuamos pasando de la barra a la siguiente sala donde una mujer un poco mas arreglada pero igualmente atractiva se acerco a preguntarnos.

Encargada: Buenas Guillermo… encantada de volver a verte.

Guillermo: ¿Que tal Marina?…

Encargada: ¿que deseas hoy?

Guillermo: La sala privada.


Encargada: ¿de bebida?


Guillermo: Lo de siempre en sala y lo que el quiera.

Me señalo a mi.

Guillermo: Yo voy con mi amiga… enseña a mi amigo donde puede esperarnos Marina.


Marina: De acuerdo.

Marina me agarro el brazo con dulzura y tiro de mi haciendo que la siguiera por un pasillo, gire la cabeza para ver al mismo tiempo como Guillermo hacia lo mismo con mi novia por otro pasillo paralelo al nuestro.

La servilleta solo me comento de que trataba el club al que íbamos, pero no me concretaba nada de lo que ocurría ahora, yo esperaba poder estar presente en todo momento pero por lo que estaba viendo no iba a ser así.

Marina abrió una amplia puerta y me introdujo en una sala con una luz azulada. En ella había un gran sofá individual, tapizado también en azul, una pequeña barra de bar con una cubitera llena de hielo, altavoces y un espejo.
Parecía de verdad una sala de espera.

Marina: ¿que desea de beber?

Alberto: Whisky.

Marina: ¿Alguno en particular?

Alberto: El que tu me recomiendes.

Marina: Muy bien… pues si lo desea siéntese y se lo traigo en un momento.

Alberto: Muchas gracias.

Marina salio del cuarto y me quede solo en la penumbra, andando alrededor del sillón sin saber muy bien que debía hacer.

De repente los altavoces comenzaron a sonar, la música no era la típica de discoteca, me resulto sensual.

La puerta del cuarto volvió a abrirse y Marina entro con una bandeja plateada, en ella llevaba una botella de Whisky que sinceramente no supe reconocer, aunque parecía cara y un vaso. La apoyo en la barra me sirvió una copa, se giro.


Marina: Que disfrute de su estancia

Sin mas cerro la puerta tras de si. Al hacerlo me senté en el sillón con la copa en la mano. De repente el espejo que se encontraba frente a mi se volvió transparente.
Vi a Guillermo sentado en un sillón parecido al mio, pero su sala era diferente a la miá, en ella había un pequeño escenario con una barra cromada en el medio, también tenia una especie de tablet en la mano, mas tarde supe que era para controlar las luces y la musisca.

Claramente era lo que me había puesto en la servilleta, una sala de striptes, pero en este caso privada.

Por el trato de Marina hacia el quedo mas que claro que era un cliente habitual del local, y probablemente las chicas de la entrada a parte de striper, bailarinas eróticas, también serian masajistas, escorts de lujo y mil posibilidades mas.

Silvia no estaba con Guillermo, pero no tardo en entrar.

La puerta se abrió y mi novia apareció pero con otra indumentaria, llevaba puesto un vestido de colegiala.

Al entrar comenzó a actuar, andando sensualmente directamente a la barra de striptes.

Silvia: mmm ¿te gusto?

Podía escucharles.

Guillermo: Me encantas.

Silvia: Que pena que mi novio se lo vaya a perder.

Guillermo: jajaja no te da ninguna pena ¿verdad?

Silvia: jajaja no mucha.

Que cabrón… como la picaba.

Guillermo saco un fajo de billetes de su bolsillo, un buen fajo y se lo enseño a Silvia. Luego lo apoyo en la mesa baja que tenia a su lado, cogió la copa y le dio un buen trago.

Guillermo: Ganatelo.

Mi novia sonrió y comenzó a moverse con la música que Guillermo había seleccionado. Era súper sensual, en alguna ocasión me había hecho algún striptes en casa pero jamas tan sensual como el que le estaba dedicando a Guillermo.



De vez en cuando se acercaba bailando hasta el frotando sus cuerpo, pegaba un trago a su copa y volvía a la barra.

La ropa comenzó a sobrarle y por arte de magia como si leyera mi pensamiento se quito la parte de arriba del disfraz y se lo tiro a Guillermo, luego hizo lo mismo con la falda.

Guille la indicaba con el dedo que se acercara y al hacerlo le introducía unos cuantos billetes en la única prenda que le quedaba que eran unas largas botas negras de tubo.



Lo que paso a continuación no era algo que habitualmente hiciera un striper, por lo menos una striper decente.

Se arrodillo en el suelo de la tarima y comenzo a gatear hasta donde se encontraba su pagador, abrió sus piernas y comenzó a palpar su polla sobre el pantalón con las manos.




Silvia: Veo que te pone mucho el show.

Guillermo: Sabes que me encanta ver lo zorra que puedes llegar a ser…. Estoy aburrido de remilgadas con dinero… necesito una puta como tu en mi vida… calientas todo mi cuerpo.

Sin que el tuviera que moverse mi novia comenzó a desabrochar su cinturón y pantalón, para bajárselo con delicadeza. Dejando su gran polla tiesa al descubierto.

Silvia: Sigo alucinando cada vez que la veo.


Guillermo: Pues fue tuya hace mucho tiempo y la dejaste escapar.

Silvia: Si, soy una estúpida. Pero no te preocupes que no va a volver a ocurrir.

Agarro su polla directamente con los labios y comenzó a hacerle una mamada.
Yo mientras tanto observaba desde el otro lado del cristal, mi mano había bajado hasta mi paquete y disfrutaba haciéndome una paja sin tener que sentir corte ni nada por el estilo, era como estar en casa viendo una porno frente a la tele.



Guillermo se puso en pie y mi chica se animo y se la chupo aun con mas fuerza dejando caer los fluidos al suelo. El si era consciente de que me encontraba tras el espejo, ya que vi como de vez en cuando se giraba haciendo que mi chica también lo hiciera y dejándome unas mejores vistas de lo que estaba sucediendo, de la mamada o del culo de Silvia en pompa en el suelo.



Guille cambio la música que sonaba y puso una canción que a Silvia le encantaba, no podía resistirse a ella y se puso en pie para bailarla sensual y sexualmente con el.

Ambos cuerpo desnudos frotándose en una sala bajo mi atenta mirada.



La polla de Guillermo asomaba por la erección, mi novia también se dio cuenta de ello y se lanzo de nuevo al suelo y comenzó a chupársela aun con mas fuerza.

Parecía una autentica zorra, si yo fuera Guillermo ya me habría corrido hacia un buen rato, pero supongo que ese precisamente era el motivo por el que no estaba yo allí.



Mi novia consiguió sacar un primer chorro de lefa directo a su boca, otro mas y un ultimo que dirigió directamente sobre su cara.
Guillermo comenzó a reírse.



Guillermo mi zorra privada.

Silvia: Tu zorra… que bien suena.

Guillermo: Por cierto… saluda a Alberto.



Mi novia le miro extrañada. El sonrió de nuevo y señalo a la pared con el gran espejo. Pulso un botón del mando y el cristal dejo de ser opaco dejándome ver. Esto era alta tecnología y me pillo tan de sorpresa como a ella ya que al hacerlo me pillaron masturbándome tras el cristal.



Mi novia al verme sonrió yo no pare hasta que me corrí del todo. Ella se acerco al cristal y me saludo a traves de el.

Guillermo: Ven aquí… siéntate.

Silvia se acerco y se sentó en el sillón. Guillermo cogió el fajo de billetes lanzandoselos encima. Ella cogió unos cuantos mostrándolos. Entonces Guille cogió su teléfono móvil e hizo unas cuantas fotos de mi novia desnuda con la corrida y el dinero.



Guillermo: Alberto (hablo a través del cristal)… puedes venir cuando quieras, avisa a Marina… bueno… cuando termines lo que tienes entre manos jejejjeje.

Ya había terminado así que me limpie la polla como pude, con unas servilletas del mueble bar y me guarde la polla, junto a la puerta había un timbre, lo pulse y Marina no tardo en presentarse en mi sala.

Marina: ¿lo ha pasado bien?

Alberto: La verdad es que ha sido muy excitante… ¿pueden oírnos?

Marina: Depende. En este caso no, en otros si. Vienen muchas parejas con fantasías de todo tipo y algunas piden poder comunicarse desde esta sala sin ser vistos, en este caso estaba configurado para que usted pudiera oírles sin que ellos le escucharan a usted…. ¿quiere que le guie hasta la otra sala?


Alberto: Si, muchas gracias Marina.

Mientras me llevaba de nuevo por el pasillo al encuentro de mi novia y Guille intente sonsacarla algo de información.

Alberto: Me gusta mucho este sitio, ¿Guillermo viene mucho por aquí?

Ella dudo en contestarme, supongo que como buena profesional guardaba la información comprometida de sus clientes, aunque también los conocía lo suficiente como para saber que les gustaba y hasta donde podía hablar.

Marina: No viene mucho, algún baile privado de nuestras chicas o alguna reunión de negocios, es la primera vez que viene con una chica de fuera y con otro hombre.

Alberto: La chica es mi novia.

Marina: Y es preciosa.

Alberto: Gracias Marina… ¿te parece rara la situación?

Marina: Para nada… este local esta justo para eso… cumplir todo tipo de fantasías, si supiera lo que he visto aquí… mi nivel para puntuar lo que me parece raro o no esta muy alto… jejejeje

Alberto: jajajjaja

Marina: Bueno ya hemos llegado, es aquí.

Alberto: Gracias.

Ella me sonrió y se dio la vuelta dejándome ante la puerta. Entre, había como una especie de Hall, con dos puertas, en una ponía cambiador, asome y vi muchos modelitos distintos, disfraces, tacones, etc. Pase a la otra puerta y entre en la sala en la que se encontraban ellos. Mi novia se había vuelto a poner el disfraz de colegiala y estaba tomándose una copa mientras charlaba con Guillermo.
El continuaba sin pantalones, con su polla ya morcillona tendida sobre el sillón.

Guillermo: Bueno….¿Que te ha parecido el espectáculo?


Alberto: Sinceramente, súper morboso, este tipo de local me encanta… es un sueño para la gente morbosa


Guillermo: Sobre todo para los que tenemos imaginación, pero también es verdad que no esta al alcance de todo el mundo.

Alberto: Lo suponía.

Silvia: ¿has estado solo, o Marina estaba contigo?


Guillermo: ¿tienes celos?…. Jajajjaja. Marina no es prostituta.

Alberto: Solo me ha guiado hasta la habitación y luego me ha traido aquí… pero vamos creo que no eres la indicada para ponerse celosa.


Silvia: ¿yo?… celos….

Vino corriendo hasta mi y me dio un abrazo y un morreo.

Silvia: Pero eres mio… solo mio.

Estuvimos casi una hora mas en aquel local terminandonos las botellas que previamente había pagado Guillermo, bailando y charlando como tres amigos de fiesta.
Era tarde cuando quisimos terminar las copas, Guillermo por lo visto tenia reunión al día siguiente así que llamo a un taxi para nosotros y pidió a Marina un chófer para que le acercara a casa en su propio coche y así no tener que conducir el, otro de los muchos servicios que brindaba este local.

Durante el trayecto en taxi, Silvia se encontraba muy animada, estaba feliz, tonteaba conmigo reía y hacia chistes, me besaba y abrazaba, sinceramente yo también estaba feliz por verla así, aunque no podía dejar de pensar en las cosas que le había escuchado decir sobre mi, sobre Guillermo… temía que se estuviera enamorando.

En casa antes de dormirnos me regalo una mamada, la cual tubo que esforzarse ya que aun tieso, me costo mucho correrme, no recargaba facilmete, pero aun así como buena profesional felatriz consiguió que eyaculara.

Nos dormimos, o mejor dicho caímos rendidos en la cama.

A la mañana siguiente vi una caja junto a la mesilla de Silvia, en ella ponía una G grande pintada con rotulador, al abrirla vi todo el dinero que le había dado hasta la fecha Guillermo, supuestamente por los servicios sexuales. No quise contarlo pero era mucho dinero, tampoco toque la caja, desde mi punto de vista podía hacer lo que quiera con ese dinero. Era suyo, se lo había ganado, y yo disfrutaba de muchas de esas situaciones, las cuales jamas había consentido hacer conmigo. Pensé en varias ocasiones en aprovecharme de Guillermo, o mejor dicho de Silvia, y contar a Guillermo parte de mis fantasías, para que fuera el quien consiguiera que las realizase.

Mi novia tardo un buen rato en despertarse, ducharse y estar lista. A diferencia de otros días hoy no teníamos ningún mensaje de Guillermo indicándonos que debíamos hacer. Luego recordé que tenia una reunión y que probablemente estaría liado. No debía olvidar que era un empresario y que movía suficiente dinero como para saber cuando debía priorizar.

A media mañana Silvia recibió un audio, era de su madre recordándonos que habíamos quedado para comer con la familia en el chalet de sus tíos.

Me miro con pesadez, se notaba que no tenia ganas de ir pero no nos quedaba otra.

A las 12:30 h estábamos listos para salir de casa.

Mi chica iba sexy como de costumbre, simplemente unos shorts vaqueros y un top gris, con una camisa a cuadros por encima. Yo también iba de sport con unos vaqueros y una camiseta. Mientras conducía camino de la casa de sus tíos note mi móvil vibrar, había recibido un whatsapp pero como lo llevaba en el bolsillo no le di importancia.



Sus tíos tenían un gran chalet a las afueras de Madrid, cuando llegamos la puerta estaba abierta, así que como de costumbre entramos con el coche directamente al aparcamiento descubierto que tenia a la entrada en el cabían fácilmente 6 coches.
Aparque junto al coche de su tío, al otro lado pude ver el coche de mi suegra y otro monovolumen de los otros tíos de mi novia.

No hizo falta entrar a la casa pasamos por el patio hasta la parte trasera donde estaba la piscina y la barbacoa.

Primero saludamos a mi suegra, siempre he tenido un trato cordial con ella, no nos llevábamos ni mal ni bien. Halamos un rato para ponernos al día de como iba todo, la casa el trabajo etc.

Luego se acerco la tía de mi novia, muy parecida a mi suegra físicamente. Con ella me llevaba mejor, siempre me hacia halagos sobre lo guapo que era, etc.
Su tío era un poco mas difícil, me recordaba al típico cuñado pesado, que hacia bromas pesadas y que sabia de todo. Mi cuñada y su novio también estaban por ahí, me caían muy bien, sobre todo mi cuñada que era la mas normal de la familia, el novio era parecido a mi en carácter, pero aun estaba un poco desubicado dentro de la familia.

Los primos pequeños de Silvia comenzaron a jugar conmigo, mientras su prima y su primo mayor hablaban con ella.

Los pequeños eran encantadores, pero los mayores se parecían demasiado a su padre, la prima estaba casada y su único tema de conversación era lo bien que le iba a su marido en el trabajo y lo mucho que cobraba.
El primo mayor tendría unos 40 años y mas de lo mismo, siempre fardaba de dinero y de curro.

En cuanto pude desaparecí de escena y aproveche para ir al baño y ponerme el bañador. Mientras me cambiaba apareció mi novia, llevaba el bikini debajo así que tardo menos que yo en cambiarse.

Silvia: ¿Has visto a mi prima Nuria? …. esta muy grande ya.

Alberto: Si y muy guapa ¿Cuantos años tiene?


Silvia: 12

Alberto: Es encantadora… y tu primo Samuel también ha pegado el estirón.

Silvia: Es un trasto… ahora estaba intentando tirar a Rodrigo al agua.

Alberto: Ojala lo consiga.

Silvia: jajaja como se nota que no tragas a Rodri.

Rodri era el primo estirado de 40 años.

Alberto: Es imbécil…. Y un baboso, siempre esta mirándote el culo

Silvia: No digas eso… jajajaja…. Eso es mentira.

No era mentira, siempre miraba lascivamente a Silvia pero ella siempre lo negaba.

Mi chica salio primero de la casa, yo tarde un rato ya que recordé el mensaje del móvil, le eche un vistazo y era de Guillermo, me decía que ya había terminado y me preguntaba ¿que hacéis hoy. Le conteste que teníamos comida familiar con los tíos de Silvia. Antes de que pudiera dejar el móvil volvió a contestarme. “no te preocupes ya me lo ha dicho Silvia, ;) , hasta ahora”.

Deje el teléfono sin darle mas importancia y salí al jardín con el resto.

El tío de Silvia se encontraba haciendo la barbacoa mientras que mi novia ya estaba en el agua junto al resto de sus primos jugando. El hijo de puta de Rodri hacia ahogadillas a mi novia, abrazándola y manoseándola mientras ella inocentemente se reía y continuaba jugando con el resto de primos pequeños.

Cruce un par de palabras con el tío de Silvia mientras nos bebíamos una cerveza, luego me metí también al agua al mismo tiempo que mis cuñados, charlando de temas sin importancia.

Rodrigo se acerco a mi intentando hacerme una ahogadilla, aun siendo un hombre corpulento, yo era mas rápido cambiando las tornas y haciendo que fuera el quien se ahogara, mis cuñados y mi novia comenzaron a reírse.

A la orden de la tía de Silvia salimos todos para comer, típica barbacoa, la gente picaba y bebía algo y luego volvían a jugar, a la piscina o simplemente tumbarse al sol.

Tras la comida mis cuñados se despidieron de nosotros alegando que tenían cosas que hacer, en ese momento no lo sabia pero mas tarde me alegre de ello debido a lo que iba a pasar.

A penas 15 minutos después de que se fueran, pude escuchar el rugido de un coche entrando al aparcamiento, Rodrigo salio del agua y fue corriendo para ver quien era.

Toda la familia prestaba atención al camino que conducía al jardín trasero, cuando de repente apareció Rodrigo riendo, abrazando por el hombro a Guillermo.

Mi novia era la única que no prestaba atención, simplemente tomaba el sol en la zona que no cubría de la piscina con la cabeza tapada por una pamela de su prima. Parecía como si supiera lo que iba a pasar. Y mas tarde comprobé que así era. Guillermo la había avisado de que iba a venir.



Mi suegra salio corriendo hacia el al verle, dándole un fuerte abrazo y sonoros besos.

Rocío: ¿Cuanto tiempo Guille? ¿Que tal te va todo?

Guillermo: Jejeje pues si Roci… mucho tiempo… me va todo muy bien, ya sabes, como siempre, mucho trabajo.


Rocío: ¿y tu padre que tal esta?


Guillermo: Muy bien… ahora estaba en brasil por negocios pero muy bien.


Rocío: ¿y como es que te ha dado por venir?…

Guillermo: Bueno el otro día quede con Silvia y Alberto y me comentaron algo y como hacia mucho tiempo que no veía a mi antigua familia…. Jejeje

Rocío: Pues que bien, me alegra muchísimo que hayas venido.


Rodrigo: Y a mi tío… hacia mucho que no nos veíamos… y no veáis con el cochecito que se ha plantado el amigo…. Un Corvette papa.

El tío de Silvia también se acerco para saludarle… comenzaron a charlar todos con el, no le daban cuartel, el comportamiento de mi suegra con el es el que mas me alucino. Le quería de verdad, era pasión lo que sentía hacia Guillermo, se la veía el plumero a la legua y mas aun con un par de frases que la oí decirle.

“Rocío: Me acuerdo cuando estabas con Silvia, que buena pareja. Te echaba de menos, etc.”

No paraba de recordarle lo bien que estaban juntos.


Guillermo: Ahora esta feliz con Alberto, ademas somos buenos amigos.

Aun así mi suegra ponía cara de desagrado cuando hablaba de mi.

Guillermo consiguió un poco de espacio y se acerco para saludarme, me dio un abrazo y aprovecho para susurrarme entre risas “sorpresa, menudos brasas, luego te cuento”. Yo no pude evitar sonreír. con su frase ya que a mi también me parecían un poco pesados y el interés económico hacia el era mas que claro.


Guillermo: Voy a saludar a Silvia ¿donde esta?

No me dio tiempo a contestarle. Mi suegra se acerco corriendo a el le cogió por el brazo y lo llevo hasta su hija que continuaba impasible en la orilla.

Guillermo: Muy buenas preciosa….

Silvia: Mi novia aparto la pamela y se hizo la sorprendida… vaya… al final has venido…

Rocío: Si… que sorpresa…. Los dos juntos como hace años… jejeje

Guillermo se agacho para dar dos besos a mi novia ella le rodeo con los brazos y se incorporo un poco, sonriendole.

Rocío: Bueno cambiate… pegate un baño… y coge lo que quieras… ahí tienes bebida ¿has comido?


Guillermo: Si… no te preocupes Rocío… yo como en casa.


Rocío: jejeje si…. Tu como en tu casa.

Continuaba pareciéndome exagerada la atención de Rocío para con Guillermo.

El entro en la casa para ponerse el bañador, luego salio cogió una cerveza y se acerco a mi aprovechando que estaba apartado del grupo.


Guillermo: ¿son pesados eh?

Alberto: Pensaba que solo lo pensaba yo… y mi suegra ¿que?…. Pareces tu el novio.


Guillermo: Si… un poco interesada, desde pequeños me trataba así… parecía que quería emparejarme con Silvia desde los 6 años.


Alberto: … alucino… ¿tienes mucha confianza con ellos?


Guillermo: Si… muchísima… sobre todo con Rocío, Rodrigo y su padre… los llevaba al fútbol, a los toros y a diez mil sitio mas… con Rodrigo salia de fiesta…

Alberto: Ya veo…


Guillermo: Bueno tío me voy apegar un baño con nuestra novia.


Alberto: Toda tuya…

Al dejarme paso junto a Rodrigo y volvió a unirse a el, siguiéndole por el chalet dirección a la piscina.

Entro en el agua y llamo la atención de mi novia, ella entro también al agua, Rodrigo se sentó en el bordillo mientras charlaba con ambos. El resto de la familia cotilleaba desde fuera, pero sus caras eran de alegría.

Mi novia a diferencia de con Rodrigo era mas receptiva a los juegos con Guillermo, el la agarraba por detrás, frotándose con ella y como si de dos jovencitos se tratase ella forcejeaba rozando aun mas, sonriendo. La mitad del tiempo sus manos estaban ocultas bajo el agua así que los tocamientos eran mas que seguros.



Yo me acerque también al bordillo.

Rodri era un pesado interrogándolo todo el rato.

En uno de los juegos mi chica agarro el brazo de Guillermo que a su vez se había enredado con la tira del bikini, al moverse se desato, soltando uno de sus pechos, mi chica no se dio cuenta y continuo jugando con el, Rodrigo y yo si que nos fijamos, me di cuenta de que Rodrigo en vez de avisarla se quedo callado disfrutando de las vistas.

Guillermo también se dio cuenta de ello, pero tampoco la aviso, continuo jugando con ella, pegando su pecho al de mi novia, y hasta agachándose y poniendo su boca junto a su pezón.

Mi novia tardo un rato pero se percato al mirar a Guillermo agacharse. Entonces entre risas agarro la tira del bikini y lo anudo rápidamente a su espalda finalizando el espectáculo.

Silvia: Bueno … salgo del agua que estoy agotada.

En vez de salir por la escalera se acerco al bordillo nadando, se impulso y salio dejando su culo en pompa con el bikini brasileño metido por sus nalgas. Guillermo sonrió ampliamente con las vistas y Rodrigo con la cabeza totalmente girada para poder verla emitió un gruñido.

Guillermo: Silvi… silvi…. Como estas….

Yo me hice el sordo y me di la vuelta tras mi novia. La pare a mitad de camino y hable un rato con ella mientras que Guille y Rodrigo intercambiaban impresiones sobre el culo de mi novia. Mas tarde Guillermo me informo sobre la conversación.

Rodrigo: ¿Te la sigues follando verdad?

Guillermo: ¿Como lo sabes?… jajaja

Rodrigo: Te estabas frotando con sus tetas y ella no se quejaba.


Guillermo: Bueno… tenemos mucha confianza.

Rodrigo: Ya… demasiada… jajaja me alegro… esta muy buena…

Yo mientras tanto simplemente la comente la sorpresita de que viniera Guillermo sin previo aviso, mi novia no le dio importancia, total ya conocía a toda la familia desde hacia años. Aunque también la comente que podía haberme resultado incomodo, ya que parecía el segundo plato.

Silvia: ¿solo lo pareces?…. Jajaja

La muy zorra encima me picaba.

Silvia: No te pongas celoso tonto.

Me dio un beso y regreso con la familia. Mas tarde Guillermo y Rodrigo regresaron también con el resto, bebimos durante un buen rato mas, Rodrigo no quitaba ojo a mi novia, Silvia se había puesto a bailar con Guillermo sensualmente.



Dos horas mas tarde dimos la fiesta por terminada.

Guillermo: Alberto… llevala a casa, que se duche que se cambie y me la mandas… toma.

Guille me dio un sobre cerrado, fui a abrirlo pero me indico que lo leyera mas tarde.

Nos despedimos de todos, Rodrigo comenzó a reírse al despedirse de mi. En ese momento no sabia lo que le había contado Guillermo, pero vamos se reía por que sabia que era un cornudo, aunque pensaba que yo no lo sabia, también me dio la impresión de que había algo mas en esa risa maliciosa.

La madre de Silvia se desvivió en halagos con Guillermo y quedaron en verse otro día.

Salimos en nuestro coche camino de casa, no sabia muy bien si Silvia sabia los nuevos planes de Guillermo, así que se lo deje caer.

Alberto: ¿has quedado con Guille?

Silvia: Si y no, se que quiere quedar, pero no me ha dicho nada, simplemente me ha dicho que tu me lo dirías…. ¿por?…. ¿que quiere hacer?

Alberto: No tengo ni idea… me ha dado un sobre y me ha dicho que lo lea luego….. ¿quiere verlo?

Silvia: No… si te lo ha dado a ti es tuyo….

Alberto: ¿no te pica la curiosidad?

Silvia: Si…. Pero me da muchísimo morbo no saber lo que es…. Hay que seguir las normas.


Alberto: Vaya…. Haces todo lo que te mande ¿eh?

Silvia: …. (se mordió el labio) …. si….

Alberto: Bueno y lo de tu madre con Guillermo…. Parece que lo quiere mas como yerno que a mi.

Silvia: jajaja y así es cariño…. Lo quiere muchísimo, me pregunta mucho por el, por su trabajo, lo educado que es, lo cariñoso que es…. Ya sabes…

Alberto: ¿y que haces que no estas con el?

Silvia: Por tres motivos…. Lo primero que sabes que nos gusta llevar la contraria a nuestros padres, lo segundo que te amo tonto… jejeje

Me dio un beso.

Alberto: ¿y lo tercero?

Silvia: …. Que ya estoy con el ¿o no?


Alberto: Estar… estar… no estas ¿o si?


Silvia: Hombre si quedar casi a diario, cenar, comer, salir de fiesta, compartir estos momentos y ante todo follar no te parece suficiente como para decir que estamos juntos pues no se que mas quieres.

Alberto: ¿quererle?

Silvia: Algo le quiero… de manera distinta a ti pero lo quiero jejejeje …. es mi ex cariño… y siempre queda algo ¿no crees?

No respondí simplemente deje el tema y continué conduciendo.

Cuando llegamos a casa fui consciente de que había bebido mucho durante la barbacoa, no me di cuenta pero el hecho de estar vigilando lo que hacían mi novia y Guillermo me había convertido en el típico novio celoso, bebiendo por las esquinas sin dejar de prestar atención a todo lo que hacían, debía parecer un voayeur.

Tal y como me había indicado Guillermo, abrí el sobre que me había dado.

En el lo primero que vi fue otro buen fajo de billetes, mi novia no estaba prestando atención a lo que hacia pero se fijo en el fajo cuando lo deje apoyado sobre la mesa del salón.

Cogí la carta que contenía y me puse a leerla.

“ Buenas Alberto, Quiero a Silvia preparada para mi a las 24:00h en la cafetería del Hotel Villa Magna (adjunta dirección). Como de costumbre me gustaría que fuera sexy a la par que elegante, siento decirte que en esta ocasión no vas a estar presente, tampoco es necesario que la lleves personalmente, puede venir en taxi, gracias anticipadas, a y te garantizo que lo va a pasar bien, un abrazo”.

Tampoco es que la carta dejara nada claro, simplemente una hora concreta y un sitio en concreto, se lo comunique a Silvia. Aun así también se quedo con dudas.

Cenamos juntos, ella decidió comer algo ligero, tras la cena se ducho y arreglo como ponía en la nota, iba sexy y elegante. 



Llamamos a un taxi lo suficientemente pronto como para que llegara a la hora indicada teniendo en cuenta el posible trafico.

Me despedí de ella con un beso y un te quiero, ella me respondió de la misma manera, pero pude ver ilusión en su mirada, estaba contenta con su escapada nocturna, en parte la comprendía ya que yo me sentiría igual de ilusionado si una mujer atractiva y adinerada se encoñara por mi.

Salio de casa y no supe mas de ella hasta el día siguiente.

Lo que allí ocurrió lo supe mas tarde uniendo la narración de Guillermo y la de Silvia.

El taxi llamo a nuestro telefonillo y Silvia bajo rápidamente a su encuentro. Durante el trayecto no dejo de darle vueltas a lo que iba a suceder esa noche, por un lado quería un encuentro romántico con Guillermo pero al mismo tiempo sabia que era un hombre morboso y que habitualmente sus encuentros no tenían nada de corriente.

Llego 10 minutos antes del tiempo acordado al hotel. El botones la ayudo a salir del taxi y la pregunto por si tenia maletas. Ella negó con la cabeza y luego le pregunto por la cafetería del hotel. Amablemente el botones la acompaño hasta la misma, cuando se despidió aun con toda la profesionalidad del mundo no pudo evitar dedicarla una mirada.

Ella se sentó en un rincón de la cafetería, para tener visión de toda la sala. A esas horas mas que cafetería o restaurante era un lugar de reunión y de copas para gente de nivel, cerrando negocios o finalizando la noche.


El camarero se acerco a Silvia tomando nota de su bebida. Mientras esperaba se dedico a ver la gente pasar por la cristalera.

Justo a la hora acordada noto la presencia de alguien en la mesa de enfrente. Lentamente giro la cabeza miro.

Era Guillermo, la estaba mirando pero hacia como si no la conociera. Esta situación le gusto mucho a Silvia, tenia morbo el echo de parecer desconocidos.
Ella continuo con su bebida a la vez que se hacia la interesante y tonteaba con la mirada.



Guillermo llamo al camarero que dedico de nuevo otra mirada a Silvia, luego afirmo con la cabeza y se marcho tras la barra. Guillermo saco un boli, cogió una de las servilletas de papel y comenzó a anotar algo en ella.



Luego guardo el bolígrafo en su bolsillo, se levanto de la mesa y se acerco hasta donde se encontraba Silvia dejando la nota doblada sobre la mesa.

Cuando Guillermo se alejo, Silvia abrió la nota y comenzó a leerla, como de costumbre era una de las notas con instrucciones a seguir que tanto le gustaban a Guillermo, como buen controlador.



En ella ponía una serie de instrucciones.

- Tu copa esta pagada

- Ve a recepción y pide la llave de la habitación 620.

No ponía nada mas en ella.
Silvia se levanto despidiéndose con la mano del camarero y se encamino a recepción. Una vez allí saludo y antes de que pudiera hablar el encargado de recepción se adelanto.


Encargado: Buenas noches señorita ¿Garcia?

Garcia es su primer apellido.

Silvia: Si, buenas noches quería la llave de la habitación 620.

Encargado: Claro. La estábamos esperando, si necesita algo no dude en llamarnos… que tenga una buena velada.

Silvia recogió la llave de las manos del encargado.

Silvia: Gracias, buenas noches.

Se giro y se encamino por el hall hacia los ascensores. En ellos había otro botones que simplemente la dio las buenas noches y pregunto por el piso. Silvia respondió y subieron a la planta indicada.

Ando por el pasillo de la sexta planta lentamente mirando el numero de las habitaciones hasta que dio con la correcta.

Abrió la puerta con la llave tarjeta que la habían dado y entro cerrado tras de si. Esperaba encontrarse a Guillermo desnudo o esperándola tras la puerta para follársela apasionadamente, pero no fue así. La habitación estaba vaciá. Cuando se acerco a la cama se dio cuenta de que en ella había otro sobre. Lo abrió y saco otra nota de su interior.

- Quiero que te cambies de ropa.

- En el armario tienes el conjunto que quiero que te pongas. Deja tu ropa en la cama.

- Luego simplemente ponte la chaqueta que traes encima y dirígete a la habitación 720.

- No es necesario hablar… por lo menos por mi parte…

- Haz lo que te pido… vas a disfrutar.

Según mi novia estas frases hicieron que se vello se erizara y sin querer mojara el tanga.

Lo primero que hizo fue desnudarse dejando toda la ropa que llevaba puesta sobre la cama, la verdad es que había salido de casa con un conjunto de lencería bastante picante, pero quería cumplir al pie de la letra los desos de Guillermo.

Abrió el armario y vio perchado otro conjunto de lencería distinto. Se lo puso tranquila y cuidando cada detalle.



No quería que los lazos o ligueros quedaran retorcidos.



Se puso la chaqueta encima, quedaba un poco abierta con lo que si alguien se fijaba bien podría adivinar lo que llevaba debajo.
Salio de la habitación y se encamino por el pasillo, solo tenia que subir una planta y dudo en hacerlo andando pero decidió llamar al ascensor. En esta ocasión por suerte o por desgracia el botones no se encontraba dentro.
Pulso el botón de la séptima planta y apenas tardo unos segundos en subir.

Volvió a caminar por el pasillo de la planta superior en busca de la habitación 720.



Paro frente a la puerta y llamo con los nudillos.

Guillermo abrió la puerta y se quedo mirando a Silvia apoyada en el marco.



Entro lentamente midiendo cada paso que daba para resultar aun mas morbosa.



Silvia dejo caer la chaqueta al suelo y Guillermo no pudo controlarse mas, se abalanzo sobre ella y comenzó a besarla desenfrenadamente.

Silvia: mmmm que morbo… que ganas tenia de verte.

Según Silvia, Guillermo no abrió la boca en ningún momento. Esta la ponía tanto como la desconcertaba.



Tras el ímpetu inicial Guillermo la cogió de la mano y la guio hasta la cama, la indico que se tumbara y así lo hizo, entonces saco dos telas y le ato una en cada muñeca por detrás del cabecero. Según Silvia era muy suaves y aun estando apretadas no la producían dolor, luego hizo lo mismo con sus tobillos a la parte baja de la cama.

La sensación que sentía de impotencia le causaba placer, no tenia control ninguno ante lo que iba a pasar y se notaba en sus movimientos, Guillermo me comento que creyó ver como se corría sin tan siquiera tocarla.

Guillermo se arrodillo sobre la cama y saco una quinta venda y lentamente, sonriendo se lo acerco a la cara hasta que consiguió tapar sus ojos impidiendola ver nada.



Así se quedo durante unos minutos, sin que Guillermo la tocase ni la hablase, ese tiempo la resultaba eterno, se desesperaba por sentir su tacto.

Guillermo comenzó a teclear algo en el móvil y tras unos minutos la puerta de la habitación sonó al abrirse.
Silvia se estremeció en la cama, ¿quien podía ser?, algún amigo de Guillermo, Alberto quizá o simplemente el botones.
No se escucho ninguna voz, ni saludo ni nada, quizá simplemente quería hacerla creer que había alguien mas en la habitación con ellos.

De repente noto como una mano le desabrochaba el sujetador con delicadeza.
Tras unos segundos la mano comenzó a apretar y palpar su pecho. Parecía hacerlo con deseo. 

Una lengua se unió al juego lamiendo su otro pezón y haciendo que Silvia se estremeciera por el placer. 


Intento tirar de las ataduras para poder soltarse y agarrar la cabeza, no para alejarle sino para retenerle ahí y que continuase chupando sus tetas.

Pero dejo de lamer sus tetas y fue a parar frente a su boca, noto el cálido aliento frente a su boca y se lanzo para besarle, el hombre le correspondió con su lengua entrelazándose.



Había algo peculiar en su olor, le resultaba conocido, ese aroma no era de Alberto ni de Guillermo, era de alguien con el que había estado lo suficiente como para saber como olía pero no recordaba quien.

Tras un buen rato de sobeteo decidieron soltarla.
Desataron sus manos y piernas y la obligaron a incorporarse. Una vez de pie noto a un hombre corpulento agarrándola y llevándola al centro de la habitación, podía haberse quitado rápidamente la tela que cubría sus ojos pero el echo de no saber quien era la ponía muy cachonda, su imaginación volaba pensando en quien podía ser.

El desconocido agarro de nuevo su pecho y comenzó a magrearlo mientras que su otra mano se introdujo velozmente dentro de su braguita masturbandola.



Mi novia comenzó a jadear y gemir, sus piernas se doblaban del placer, ella intentaba mantenerse impasible de pie disfrutando de la paja que la estaban haciendo, no sabia distinguir si se trataba de Guille o del otro hombre, pero tenia claro que eran dos persona distintas.

Alguien la obligo a arrodillarse y ella lo hizo riéndose.


Silvia: mmmm así me gusta.

Ella escucho una risa masculina pero no fue capaz de identificarla.

De repente noto el aroma a rabo frente a su cara, sus manos se lanzaron en busca de su premio pero otras manos la obligaron a mantener sus brazos a la espalda. Entonces una polla toco sus labios.
No pudo evitar sonreír. la situación la ponía muchísimo, se la iba a chupar a un desconocido y por el olor y las sensaciones que sentía se conocían, con lo cual el sabia quien era ella pero ella no tenia ni idea de quien era el.



Abrió la boca de par en par y comenzó a chupar el rabo con ganas, disfrutándolo, por el tamaño le quedo claro que no era yo (Alberto, su novio), era grande, no tanto como el de Guillermo, pero suficiente como para poder diferenciarlo con la boca del mio.

Luego sintió el contacto de otra polla en su mejilla, giro la cabeza y se lo metió sin dudarlo, parecía una especie de concurso, ver si era capaz de diferenciar unas pollas solo con su boca, y en este caso lo fue, era el de Guillermo, el tamaño y ese sabor característico y mas o menos reciente que había probado de nuevo después de tanto tiempo le resulto peculiar.

Silvia: mmmm Guille.

Continuo intercambiando pollas, intento esmerarse con la nueva polla, la gustaba dejar un buen sabor de boca la primera vez y nunca mejor dicho.

Silvia escucho una murmullo pero no fue capaz de oír nada con claridad. Pero de repente uno de los dos tíos que estaban con ella la cogió de las muñecas y la lanzo de la cama, luego la volvió a atar las muñecas dejando las piernas sueltas.

No se hizo esperar, una lengua se hundió en su coño, con hambre, con deseo. Noto el vello de la barba rascando su ingle sin resultar molesto, ya que esa lengua era grade y habilidosa, lamia sin pudor culo y coño. La punta de la nariz frotaba su clítoris, olisqueándolo y saboreandolo. Ese hombre demostraba estar disfrutando con lo que hacia, parecía llevar tiempo detrás de esta situación.



Ella no sabia si fue la misma persona pero por el sabor supuso que si, ya que subió y comenzó a besarle, sus lenguas intercambiaban el sabor a polla que tenia Silvia con el sabor a su vagina del desconocido mientras unos dedos entraban y salían de su coño haciendo que gritara del placer.


Silvia: Follarme ya por favor….


Tampoco tuvo que esperar mucho mas tras esta frase el mismo hombre que la estaba besando se subió pesadamente sobre Silvia, quitandola las bragas de forma violenta, esto la dejo claro que no se trataba de Guillermo. Luego la obligo a abrir bien las piernas y mientras continuaba besándola de forma distinta a lo que estaba acostumbrada le clavo el rabo penetrándola con fuerza.

Silvia no podía ni quería disimular el orgasmo, la producía mas placer el morbo de no saber quien era que la follada en si.

Ella intentaba buscar su boca como una loca, lamiendo la cara y labios del desconocido, cada vez que lo hacia la resultaba mas peculiar su olor, solo necesitaba algún sonido y estaba casi segura de que sabría de quien se trataba.
Esto la motivaba aun mas para continuar follándoselo, la ponía súper cachonda.



Tras 15 memorables minutos de penetración e innumerables orgasmos noto un espeso fluido entrar en su vagina, pero el ritmo de la penetración no disminuyo lo mas mínimo, el hombre que la estaba follando era una autentica bestia. Demostraba desearla de verdad.

Silvia: Dios……

Tardo un rato en terminar, pero cuando lo hizo noto como esa polla salia de su interior y tras unos segundos y un par de cuchicheos otra polla entro en su vagina, en esta ocasión era claramente la de Guillermo, la reconocía por muchos motivos, grosor, tamaño, fuerza y sobre todo por su manera de moverse o de jadear ante su boca.

Silvia continuo los besos pero en esta ocasión con su amante Guillermo.

El la desato las manos y la coloco cabalgando a la contra. El y ella de frente pero debido al gran tamaño de la polla de Guillermo podía permitirse penetrarla sin problema en esta postura.



Mientras lo hacían escucho la puerta de la habitación cerrarse.

¿había entrado alguien mas?, ¿había salido el desconocido?. El silencio la sacaba de quicio pero como he comentado antes también la ponía súper cachonda.

Otros 15 o 20 minutos después noto el espesor de nuevo de otra corrida mas.

Continuaba atada así que simplemente se dejo caer de espaldas sobre la cama. Escucho el ruido de alguien levantarse y moverse por la habitación pero continuaban sin hablarla lo mas mínimo. Unos minutos mas tarde, escucho la puerta de la habitación cerrarse de nuevo y un poco mas tarde aun alguien la desato.

No se atrevía a quitarse el antifaz, aunque nadie se lo impedía, cuando por fin se decidió a hacerlo se encontró con Guillermo sentado en una butaca frente a ella mirándola sonriente.

Guillermo: ¿que tal lo has pasado?

Silvia tardo un rato en recuperar la visión del todo, ya que la habitación se encontraba en penumbra y llevaba mucho tiempo sin ver nada.


Silvia: ufffff…. Que morbo ¿Quien era?

Guillermo: No lo vas a saber jamas.

Silvia: No seas así…

Guillermo: ¿te ha gustado?

Silvia: Me ha dado muchísimo morbo….


Guillermo: Pues eso es lo que quería escuchar.


Silvia: ¿Pero quien era?

Guillermo: Simplemente te voy a decir que os conocéis… pero no vas a sacar mas de mi.


Silvia: Que cabrón ¿en serio?

Guillermo: Te lo juro.

Según Guillermo esa noche estaba rendido y simplemente se acostaron juntos a dormir como una pareja en la cama deluxe abrazados entre mimos y caricias.
Os juro que me hubiera gustado ver todo lo que me contaron pero por algún motivo no se le ocurrió grabarlo.

Cuando Guillermo me lo contó si me contó de quien se trataba, yo también conocía al “desconocido” se trataba de Rodrigo el primo mayor de Silvia. Según Guillermo cuando le pregunto por si “¿seguía follándosela?” Guillermo termino por confirmarle que así era. Rodrigo se puso pesado con lo buena que estaba y esto causo morbo a Guillermo, el suficiente como para que se le ocurriera proponerle follársela.

Rodrigo pareció entusiasmado pero al mismo tiempo pensaba que Silvia jamas lo haría, si Guillermo lo hubiera propuesto directamente mi novia lo habría hecho sin problema, las palabras de Guille eran ordenes para ella, pero aun así le pareció mas morboso el hecho de poder “engañarla”. Así que le contó lo de vendarla los ojos etc. Rodrigo acepto encantado. Mi novia se acababa de follar a su primo y no lo iba a saber… por lo menos de momento, ya que a mi me hizo prometer que no se lo contaría y así lo hice, cuando Silvia me preguntaba yo negaba tener ni idea de lo que había sucedido, simplemente dije que Guillermo me contó que había creado un encuentro con un desconocido, también hay que decir que Silvia me aseguraba que le resultaba familiar.

La mañana en el hotel mi novia despertó a su amante, Guillermo, con una mamada, luego se ducharon se vistieron con la ropa de la noche anterior y tras desayunar el mismo en persona me la devolvió en casa sana y salva.

Tras la narración de todo lo sucedido sin que mi novia estuviera presente reconozco que tuve que masturbarme. Mi polla iba a reventar.

Silvia no era consciente de que había follado con su primo, Guillermo si que era muy consciente de lo que había hecho, es mas probablemente sabia de ante mano que la semana siguiente habíamos quedado de nuevo con ellos para cenar en nuestra casa. No puedo negar que todo aquello me resultaba muy morboso seguramente mas a mi que a Guille, pero el no tenia los problemas que podían suponer este tipo de vicios. Era yo el que tenia que lidiar con las miradas y comentarios de familiares y amigos, me daba morbo y al mismo tiempo miedo, aunque en este caso no creo que Rodrigo fuera a decir nada fuera de lugar, ya que su familia es muy religiosa y no toleraría para nada un acto como ese, mas aun siendo Rodrigo consciente de lo que hacia.

Ese mismo día por la tarde Guillermo volvió a pasarse por casa, yo ya me esperaba cualquier tipo de historia nueva, tenia el tiempo y el dinero para dedicarse casi al 100% a sus actividades y morbos sexuales y esto sinceramente lo envidiaba en demasía.

Para nuestra sorpresa solo se paso para vernos y estar un rato con nosotros, fuera del tema sexual disfrutaba de nuestra compañía. Aun sin pretender nada, mi novia no podía evitar sentarse a su lado, darle caricias, tocarle, era algo que no podía controlar, se comportaba con el como cuando empezamos a salir, eran todo mimos y atención.

Silvia: ¿Entonces no me vas a contar quien me follo?

Guillermo: No

Silvia: Y estoy segura que tu sabes algo.

Lo dijo mirándome a mi.

Alberto: Ya te he dicho que no tengo ni idea.


Silvia: Ya…. Como ahora sois amiguitos…. Os encubrís el uno al otro.

Alberto: Por suerte o por desgracia yo no tengo nada que ocultar…

Silvia: Eso es cierto…. En todo caso seriamos el y yo…


Guillermo: Y tampoco… por que me gusta que Alberto lo sepa TODO…. Es lo que me pone.

Silvia: Bueno….¿y cual es tu limite Guille?

Guillermo: ¿A que te refieres?


Silvia: Sexualmente…. Me vas a tener siempre realizando fantasías….


Guillermo: ¿te aburren?…. Por que la verdad es que no tengo limites…. ¿tu crees que debería poner algún limite Alberto?

Sabia a la perfección que eramos muy parecidos, pero puede que yo al ser su pareja quisiera aprovechar el momento y marcar algún que otro limite.

Alberto: Tu tienes la pasta y tu mandas… y por si fuera poco también estas cumpliendo mis fantasías….


Guillermo: Ves…. No hay limites.


Silvia: Eso es trampa…. El también esta súper salido…. Pero no te preocupes que no me aburro.

Guillermo: Es mas vamos a comenzar a sobre pasar los limites muy a menudo… tus limites… yo no tengo recuerda… jejejeje

Esta frase hizo que mi polla palpitase bajo el pantalón.

Guillermo ceno con nosotros, vimos una peli en casa, charlamos un rato, antes de irse pregunto a Silvia ¿si tenia algo que hacer el fin de semana?. No teníamos nada que hacer, aunque por mi no pregunto, en principio el viernes venían sus primos a comer pero por lo demás no teníamos planes.

Luego se fue a su casa.

Mi novia últimamente estaba súper cachonda, supongo que debido a Guillermo y sus situaciones morbosas, pero me venia muy bien ya que casi todas las noches tenia sexo sin tener que rogarlo, ni currármelo con masajes o piropos, era ella la que me buscaba a mi.

Lo que quedaba de semana paso rápidamente el viernes mi chica preparo la cena para sus primos, se iban a quedar para ver el partido de fútbol, Silvia desconocía que Rodrigo se la había follado y por mi parte me daba morbo ver las caras y miradas que la iba a echar cuando la viera.

Llegaron un poco antes de lo acordado, nada mas entrar en casa mi novia dio dos besos a su prima, Rodrigo iba detrás sonriente, entro triunfal por la puerta, abrazando con fuerza a su prima, la levanto del suelo, al hacerlo el vestidito que llevaba subió hasta la cintura dejando su trasero al aire.

Silvia: Primo…. Que me vas a ver el culo….

Si supiera que no solo se lo había visto.


Rodrigo: No pasa nada prima…. Bien bonito que es.

Luego me saludo a mi chocando la mano y sonriéndome mas de lo habitual.

Rodrigo: ¿Que tal Albertito?…. Me cuidas a la prima…. Con lo guapa que esta te la querrá quitar todo el mundo ¿no?

Alberto: Si…. Pero confió mucho en ella… jamas pasaría nada.

Rodrigo: ¿quien sabe?…¿como es el refrán? …. nunca digas este cura no es mi padre….

Silvia: Nunca digas de este agua no beberé ni este cura no es mi padre…. Pero Alberto y yo confiamos el uno en el otro.

Sinceramente a parte de estas frases iniciales no paso nada mas, miradas descaradas y poco mas el partido de fútbol consiguió entretenerle lo suficiente como para que no llamara aun mas la atención., en mi mente todo iba a ser mas cantoso y sucio, pero me confundí.

La mañana del sábado fue muy distinta. Desde primera hora Silvia recibió una llamada de Guillermo, simplemente comentaba que en un par de horas se pasaría a por ella a buscarla, no hacia falta que se pusiera nada especial ya que el mismo iba a llevarla ropa. Volvía a no entrar en sus planes, esto realmente comenzaba a quemarme.

A las dos horas y media Guillermo apareció en casa con varias bolsas de distintas tiendas de moda bastante caras.

Guillermo: Buenas…. Venga que llegamos tarde…. Toma… ponte lo que quieras….

Silvia cogió las bolsas y fue revisándolas de camino al dormitorio.

Guillermo: ¿Que tal Alberto?


Alberto: Bien…. ¿se puede saber que vais a hacer hoy?

Guillermo: Si…. Lo siento, no te lo conté por que no tiene importancia, viene mi padre de Brasil y ha invitado a la familia a pasar el día, bueno sobre todo a mis tías, son las verdaderas dueñas de casi todos los negocios que tenemos….

Alberto: ¿Cena familiar?


Guillermo: Si bueno…. Mas o menos… casi parece cena de negocios… el tema es que son muy pesadas con el temita de que me hago mayor y no tengo novia…. Y he pensado que Silvia me viene que ni pintada… solo tiene que hacer el papel de novia durante un día…. Y quedo libre de noviazgos hasta el año que viene que vuelva a verlas… jejejeje

Alberto: jajajaja ok entendido…. ¿entonces no os espero para cenar? … jejejeje
Guillermo: No no creo…. Por cierto ¿que tal con Rodrigo ayer? No paro de escribirme.


Alberto: Pues no te creas… no se paso… solo hizo un comentario cuando entro y nada mas.


Guillermo: Pues a mi no deja de escribirme que haber cuando repetimos… jajajajaja… Bueno de todas formas tengo algo pensado para ti….. ¿te molan las carreras de coches, motos, etc?


Alberto: Si….

Guillermo: Pues ya te contare.


Alberto: Buenos pues aprovechare y saldré esta noche con los amigos.

Guillermo: Joder te envidio… prefiero eso que la cena familiar.

Silvia salio pasado un buen rato con un vestido precioso, elegante, pero a la vez tenia un toque sexy.



Guillermo: Espectacular.


Silvia: Gracias…. Pero esto es demasiado elegante ¿a donde vamos?


Guillermo: Ahora te lo cuento pero es una cena familiar…. Padre, tías, etc.


Silvia: No jodas… que corte hace años que no los veo….. ademas entonces me parece demasiado sexy ¿no?

Guillermo: Sabes que mi padre es moderno y una de mis tías se dedica a la moda así que les va a gustar… vas preciosa.

Alberto: Eso es verdad cariño vas guapísima.

Ambos se despidieron de mi y salieron literalmente corriendo para llegar a tiempo. El coche con el chófer de Guillermo les esperaba en la puerta de nuestra urbanización.
Tardaron un poco menos de lo normal ya que el chófer fue pisando el acelerador por orden de Guillermo.

Yo aproveche de verdad para quedar con mis amigos salir a cenar y a tomar unas copas ya que últimamente Guillermo y sus fiestas me tenia monopolizado.

Ellos llegaron los últimos a la cena. La puerta de la casa estaba abierta como de costumbre, a diferencia de la noche de la fiesta, la tonalidad de las luces era mas cálida, la música de fondo mas relajada incluso aburrida.

Silvia temblaba de los nervios, ya que hacia mas de 6 años que o veía al padre de Guillermo y menos aun a las tías, en su día llego a tener mucha confianza con ellas ya que pasaba mucho tiempo con ellos.

Guillermo intento calmarla. Pero toda la información que le había dado en el coche camino a la cena la había saturado. Tenia que hacerse pasar por la novia de Guillermo. O mas bien como la posible novia. Actualmente eran amigos y estaban conociéndose… de nuevo.

Entraron a la casa y Guillermo la guio directamente hasta el salón principal sin soltarla el brazo.

Antes de entrar Guillermo la calmo por ultima vez.

Abrieron las puertas y allí estaban las primas de Guillermo que rondaban los 40 años, las tías dos tías de Guillermo estarían alrededor de los 65, muy bien vestidas, pero sus caras marcaban mas de una operación de estética. Y por ultimo hay estaba el padre de la familia Don Julio. O así lo llamaba siempre Silvia, desde pequeña se acostumbro al Don y como al padre de Guillermo le hacia gracia jamas la hizo llamarle solo Julio.
El padre de Guillermo tendría los mismo o quizá un par de años mas que sus hermanas, siempre que le veía le recordaba a las películas de mafiosos, parecía el Don.

Al verla todos se pusieron en pie. Las primeras en acercarse a ella fueron las tías.


Maria: Muy buenas señorita… dichosos los ojos ( con una amplia sonrisa)


Silvia: Buenas Maria, me alegro muchísimo de volver a verte.


Margarita: Que guapa estas Silvia…. Vas preciosa ¿es un Jimmy choo?

Silvia imaginaba que hablaba del vestido pero desconocía si era un Jimmy Choo, el cual supuso que seria el diseñador.


Guillermo: Si tía…. Que buen ojo….


Margarita: Es mi trabajo…. Como lo luce…. Desde pequeña supe que seria preciosa, la queda todo ideal, algún día me gustaría que se probara algún diseño mio.

Silvia: Encantada Margarita…. Cuando quieras.

Las tías de Guillermo se pusieron a saludarle mientras que sus primas hacían lo mismo con Silvia, a ellas a penas las conocía, habrian ccoincidió un par de veces a lo sumo.

El ultimo y no por ello menos importante era el padre de Guillermo. Esperaba presidiendo la mesa con los brazos abiertos y una sonrisa en la cara.

Julio: …. ¿estas son horas hijo?


Guillermo: Lo siento papa pero tenia que recoger a Silvia….

Se dieron un abrazo.




Julio: …. te lo perdono solo por traer a esta preciosidad…. Cuanto tiempo Silvia….

Silvia: Demasiado diría yo “Don Julio”.


Julio: Jajajajaja esa es mi chica…. Ven aquí y dame un abrazo.

Ambos se dieron un fuerte abrazo.


Julio: Como has cambiado… estas hecha toda una mujer.

Silvia: La edad… ya sabe… jejejeje

Julio: Dímelo a mi…. No perdona a nadie… pero a algunas para bien… jejejeje…. Bueno siéntate y cuéntame como te va la vida mientras cenamos.

Todos se sentaron a la mesa, Guillermo junto a su padre y mi novia junto a Guillermo, frente a ellos se encontraban sus tías y entre ellas y Silvia sus primas.
La cena aunque moderna fue muy seria. Las conversaciones rondaban todo el rato sobre la vida de Silvia. 



Maria: yo siempre pensé que estaríais juntos desde que salíais de pequeños.

Guillermo: No salíamos tía….

Maria: ¿Entonces que hacíais?

Guillermo: Eramos críos…. Amigos… un rollete….


Margarita: ¿Tenias novio verdad Silvia?

No sabia muy bien como salir de esa.

Silvia: Si…. Tenia…. Pero bueno….

Maria: Deja a la chica… lo importante es que ahora están juntos.

Julio: ¿Estáis juntos?

Guillermo: Bueno… estamos conociéndonos.

Julio: ¿no os conocéis suficiente?

Silvia: jajajaja…. Si, se puede decir que si.

Mas pronto que tarde las tías dieron por concluida la velada y se levantaron de la mesa, las primas, que parecían lacayos de sus madres se levantaron y se fueron con ellas, Margarita prometió a Silvia como poco 10 veces contar con ella para el pase de ropa antes de irse.

Padre, hijo y “novia”, se quedaron sentados un rato mas a la mesa tomando una copa y charlando de todo, Silvia consiguió dar la vuelta a la conversación para que Julio hablara un poco sobre su vida, sus viajes, su trabajo.

Guillermo una vez ya sin la presión de sus tías se sentía mas cómodo y comenzó a tocar a Silvia bajo la mesa.

En un momento de despiste de Julio con el teléfono móvil Guillermo susurro a Silvia.


Guillermo: Quitate el tanga.

Silvia le miro inquisitivamente.

Silvia: ¿Estas loco?

Guillermo: Hazlo.

Mi novia disimuladamente se quito el tanga bajo la mesa sin levantar sospechas. Luego se lo dio a Guillermo.



Guillermo: Muy bien.

Entonces la mano de Guille pudo entrar sin problema entre sus piernas. La situación se tenso ya que Julio volvió a hablar directamente con Silvia, pero Guillermo no ceso en su entusiasmo de masturbarla mientras conversaba con su padre, aun a sabiendas de las dificultades de concentración de Silvia con un dedo en su clítoris.

Ella intentaba no jadear, pero su cara probablemente delataba lo que pasaba bajo la mesa.



Mas sabe el diablo por viejo que por diablo, en este caso Julio tenia lo mismo de viejo que de diablo. Se había hecho la fortuna que tenían no era precisamente por ser una persona confiada y tonta. Era astuto, podía ser súper cordial contigo al mismo tiempo que contrataba a un sicario para que se encargara de ti. De el podías esperar cualquier cosa.

Guillermo tenia algo en mente pero Silvia no tenia ni idea de que podía ser, estaba calentándose por momentos lo noto cuando llevo su mano al paquete y noto la polla de Guille mas dura que nunca.

Julio se levanto de la mesa y se retiro al baño.

Silvia: ¿Que te pasa?…. Nos va a pillar tu padre.

Guillermo: ¿y que?…. Te he dicho que vamos a sobre pasar los limites.

Silvia: Jajajaja estas cada día mas loco.

Guillermo: Puede… sobre todo cuando te diga lo que voy a proponerte.

Silvia: Dime….

Guillermo: Todavía no…. Pero cuando lo haga no me lleves la contraria.

Silvia: Jamas….

Ambos se besaron justo en el mismo momento en que Julio entraba al salón pillandoles.

Julio: Ayyyy que bonito es el amor.


Guillermo: ¿amor?…. Buffff.

Julio: jajaja tu que eres joven… pero si otras cosas son mejores que el amor… y a vuestra edad….

Guillermo: Papa ¿vas a estar mucho tiempo en Madrid?

Julio: ¿por, ya quieres echarme…. O quieres la casa sola para ti y para Silvia? Ehhhh pillin…

Guillermo: jajajaja no…. Jajajaja justo lo contrario, el que tiene que irse soy yo…. Pero… quería pedirte un favor.

Julio: Me pensaba ir en 3 o 4 días… pero dime… no me digas que necesitas dinero.

Silvia estaba expectante, no sabia de que iba esa conversación y si lo hubiera sabido quizá no habría ido a la cena.


Guillermo: No papa no necesito dinero…. Es que tengo que irme yo unos días de Madrid y Silvia esta sola… ademas están reformando su casa….

De momento todo lo que estaba contando era mentira, Silvia intentaba que no se la notara la sorpresa en la cara, así que simplemente miro a la mesa fijamente. Este gesto sin querer podía ser mal interpretado por Julio, y podía hacerle pensar que le daba corte lo que Guillermo contaba.

Guillermo: … Básicamente quería preguntarte ¿si te importaba que se quedara aquí unos días? … lo pregunto por que como vas a estar tu aquí solo con ella…. Por si te molesta….

Julio miro con sorpresa.

Julio: Estas tonto hijo, en serio… estas tonto…. Como me va a importar…. Se puede quedar todo el tiempo que quiera…. Como si fuera tu casa hija… por mi no te preocupes… no te molestare.

Mi novia no sabia que decir pero tenia que seguir la corriente a Guillermo.

Silvia: Muchas gracias Don Julio…. Su compañía no es molestia ni mucho menos… jejejeje

Guillermo: Cierto…. Así os hacéis compañía….

Guillermo dio una toba en el clítoris a Silvia haciendo que pegara un respingo en la silla. Había comprendido lo que pretendía.

Guillermo: A de mas papa la he dado trabajo… solo durante un tiempo….

Julio: Me parece bien lo que hagas hijo, para mi Silvia es de la familia…

Julio se levanto y se dirigió hasta Silvia, ella se levanto y le dio un abrazo.

Silvia: Muchísimas gracias.

La charla duro un rato mas, durante ese tiempo Silvia solo quería terminar y poder hablar en privado con Guillermo, para poder hacerle mil preguntas.

Guillermo: Bueno…. Pues lo dicho… me voy….

Silvia se quedo helada. Se iba a ir sin darle la mínima explicación.

Guillermo: Silvia tus cosas están en la habitación, “sobre el escritorio”.

Y susurro.

Guillermo: Cumple las normas.

Luego la dio un beso en los labios, se acerco a su padre y le dio un abrazo de despedida. Salio por la puerta cogió su coche y se marcho.
Silvia se quedo a solas sin bragas en el salón sentada con Julio sin saber muy bien que hacer o decir, necesitaba urgentemente quedarse a solas para poder llamar a Guillermo.

Silvia: Don Julio… tengo que ir un momento al dormitorio.

Julio: Como si fuera tu casa.

Se levanto de la mesa y educadamente se fue por el pasillo en busca de la habitación de Guillermo, había muchas en la casa pero recordaba de su ultima visita donde se encontraba.
Cuando entro saco su móvil de bolso y llamo a toda prisa a Guillermo. No daba tono. Luego me llamo a mi, pero por orden expresa de Guillermo tenia apagado el teléfono móvil.

Entonces Silvia recordó la frase de Guillermo y vio el sobre del escritorio, otro de sus misteriosos sobres.

Cogió la carta y la abrió leyendo de nuevo su contenido, en esta ocasión era bastante mas extenso.

“Silvia, espero que no te enfades ya que esto se me ha ocurrido sobre la marcha, me he fijado en el respeto que tienes a mi padre, Don Julio, y también se a ciencia cierta que mi padre te considera súper atractiva, teniendo en cuenta lo cerdo que es… a alguien tengo que parecerme, no te resultara complicado ponerle cachondo.
Exacto, ponerle cachondo, pero no solo quiero que le pongas, quiero que remates, si, que te lo folles, no existe el no, quiero que hagas todo lo que te pida, supuestamente eres mi novia, y quiero sentirme como Alberto, como un cornudo, o que mi padre piense que es en lo que me estáis convirtiendo.

Mi padre va a entrar en el juego seguro, es un putero, le gustan las chicas jóvenes de tu edad, y la mitad de sus viajes son sexuales, estoy mas que harto de ver el dineral que se gasta en chicas.

En el armario tienes toda la ropa necesaria para estos días, pero hay algo mas.

Quiero que pagues por el favor que te hace mi padre acogiéndote en casa y te preguntaras ¿como? A parte del sexo en si.

Bueno pues he pensado que el detonante súper morboso para incitar a mi padre es que trabajes en la casa como sirvienta para el. Mi padre siempre viaja con una chica dominicana se llama Lina, pero casualmente la he dado vacaciones durante estos días, quería visitar a su familia. Así que tu harás todas sus funciones, si mi padre te pregunta, que lo hará y te dirá que dejes las tareas, quiero que te niegues y continúes con ellas, estas plenamente convencida de que es tu obligación.

Para el, “yo te he dejado súper claro que es tu obligación, sustituyes a Lina en TODO” tienes el uniforme en el armario, todo lo que te escribo no es una petición es una orden. Curratelo en serio, sabes a la perfección que es lo que quiero que hagas.

Por cierto Lina no se limita solo a la limpieza, mi padre la usa para labores mas intimas.

Un beso y pasalo bien.

P.D. Alberto tampoco te va a coger el teléfono lo tendré entretenido así que tampoco esperes que te llame el.”

Según termino de leer la carta la dejo apoyada sobre el escritorio y se dirigió con incredulidad al armario, al abrirlo lo primero que vio fue una serie de uniformes de sirvienta perchados uno tras de otro, luego también había unos cuantos vestidos y ropa sexy, e innumerables juegos de lencería y tacones.

Guillermo se la había liado, en un primer momento se vio desbordada pero transcurridos unos minutos la dio por reír y lo vio como otro reto morboso. Aunque aceptara la prueba no sabia muy bien como llevarla a cabo. Para Guillermo era muy fácil decir que su padre la deseaba. Pero para ella no era tan sencillo, conocía a Julio desde hace años y le tenia muchísimo respeto… sabia que era una mujer atractiva, eso no era problema, pero y si Guille se equivocaba y en vez de aprovecharse la rechazaba quedando como una puta…. Esto ultimo fue lo que deshizo sus miedos. Total si quedaba como una puta no pasaría nada, al fin y al cabo ella tenia novio, un novio de verdad Alberto, todo era un paripe y ella tenia su vida real, un plan B.

Cogió uno de los vestidos que había en el armario y lo cambio por el que llevaba, el nuevo vestido era mas de su estilo y no tan pomposo.
Luego regreso con Julio al salón.

Cuando entro julio estaba leyendo al mismo tiempo que veía un gran televisor de plasma acomodado en un gran sofá.


Julio: Vaya ¿te has cambiado?

Silvia: Si…. Es mas cómodo…

Y también mas corto, unido a que no llevaba ropa interior.


Silvia: Disculpe Don Julio…..

Julio: Dime Silvia.

Silvia: Su hijo me ha dicho que le comentase que Lina no esta.

Julio: Ya me extrañaba no verla por aquí…. ¿y te ha dicho donde esta?


Silvia: La ha dado vacaciones para que viera a la familia.

El padre pareció enojarse con la nueva información, era de noche y si lo que Guillermo decía en la carta era verdad, todas las noches disfrutaba de la compañía de Lina.


Julio: Este chico hace las cosas sin consultar… la que me ha liado.

Silvia: También me ha contado que hace todo tipo de servicios para usted.

No lo dijo con segundas y quedo claro en la entonación pero aun así Julio no pudo dejar de pensar directamente en los servicios que mas le interesaban a el.

Julio: Si… es…. Mi asistenta personal… por eso la necesito

Silvia: No se preocupe Don Julio…. Para eso estoy yo… haré todo lo que hiciera ella.

Sin querer Julio sonrió al mismo tiempo que la miraba de arriba a abajo.



Julio: ¿Todo?…. Jejejeje faltaba mas… tu eres nuestra invitada, no eres una criada.


Silvia: En serio Don Julio… no es problema para mi, no se me van a caer los anillos, estoy segura que puedo hacer todo lo que hace ella sin problemas… a de mas tu hijo me lo ha dejado claro, Todo lo que necesite… me ha dicho que usted lo entendería y no pondría problemas.

Julio se quedo callado, pensativo durante un momento. Luego simplemente sonrió.

Silvia: Si quiere puede llamarle… pero por mi parte no es necesario… cualquier cosa que necesite pidamela… Como le he dicho antes, todo lo que hace ella lo hago a diario (hizo una pausa) yo no soy precisamente una chica adinerada así que estoy mas que acostumbrada a hacer las labores.

Julio: Bueno… vamos a dejar el tema…. Mañana por la mañana lo hablamos… me voy a acostar… buenas noches Silvia.


Silvia: Buenas noches Don Julio… ¿le importa que vea un rato la televisión en el salón?

Julio: Ningún problema…

Silvia sabia a la perfección que había cámaras por toda la casa incluidos los dormitorios, estas cámaras podían visualizarse desde varios puntos de la casa, los dormitorios de Julio y de Guillermo y desde una especie de habitación de seguridad. Guillermo había enseñado en mas de una ocasión dichas cámaras a Silvia, de pequeños jugaban con ellas, escondiéndose por la casa y buscándose en las pantallas. También sabia que en la actualidad podían caparse para que Julio no pudiera espiar a Guillermo en su cuarto y viceversa, aunque suponía que esta restricción no estaría activa en este momento.

Julio se había comportado educadamente, Silvia se lo estaba poniendo en bandeja pero como era lógico no iba a ser el quien diera el primer paso, no conocía tanto a Silvia como para calificarla de zorrilla, tampoco tenia claro del todo la relación que mantenía con su hijo y ante todo formaba parte de la alta sociedad, no podía permitirse un escandalo sexual debido a una confusión.

En este caso no iba a haber escándalo ni confusión, era Silvia la que lo buscaría a el pero tenia que dejárselo aun mas claro.

Silvia se tumbo cómodamente el sofá arremangando su vestido y dejando a la vista parte de sus encantos, no paraba de darle vueltas a la cabeza de como comprometer a Julio. Tras un rato decidió ir al que iba a ser su dormitorio durante unos días y probar suerte.

Entro dando un portazo, quizá llamaría la atención de Julio si es que no estaba ya siguiendo sus pasos con las cámaras. Se coloco frente a la cámara de la habitación de Guillermo sin mirarla directamente y se desnudo lentamente. 



Se puso unas braguitas y un camisón, dio un par de vueltas por la gran habitación revisando todo, se paro frente a una estantería y tras mirar un rato decidió coger un libro, era pequeño con letras grandes y fáciles de leer, era un libro corte de relatos eróticos, de aquí puede que sacara sus ideas Guillermo.

Luego se tumbo en la cama bien abierta y comenzó a leerlo, en poco tiempo un ligero hormigueo recorría sus muslos, y decidió bajar una de sus manos e introducirla en su ropa interior para poder masturbarse. 



Desconocía sin Julio estaría espiándola, pero el relato la absorvio completamente, haciendo que continuase masturbándose.

Tras un buen rato dio por concluida la lectura y paso directamente a pajearse hasta quedar rendida sobre las sabanas de su amante.



Aproximadamente a las 3 de la mañana se despertó, tenia sed, se anudo el camisón, el cual solo tapaba su torso y salio del cuarto dirección a la cocina, sus escote asomaba en el centro del camisón y sus braguitas se introducían por sus nalgas.

Llego a la cocina y abrió la nevera para coger una de las caras botellas de agua que contenía. Cuando cerro el frigorífico, como en las películas de miedo, se encontró a Julio tras la puerta.

Silvia pego un salto hacia atrás del susto haciendo que el agua cayera sobre su torso, mojando el camisón y sobre todo su escote.

Silvia: Vaya…. Que susto me ha dado Don Julio…

Julio: No era mi intención…. Jejeje… disculpame… Silvia…

Parte del agua se derramo en el suelo, Silvia se giro y cogió papel de cocina, antes de hacerlo se dio cuenta de que Julio miraba directamente su escote. Entonces volvió a girarse quedando de frente a Julio, se arrodillo ante el, con la cabeza baja y comenzó a secar el suelo, moviendo su pecho con cada pasada.

Julio: No te preocupes Silvia… mañana lo limpia….. Lina…..

Silvia levanto la cabeza dejándole mejores vistas de sus pechos.


Silvia: jejeje ¿se ha olvidado?…. No esta…. Ve como tengo trabajo aquí… jejejeje

Julio: La costumbre hija…. Es verdad que la necesito en todo momento y para todo.

Silvia se fijo en el bulto del pijama de Julio, o se animaba con lo que estaba viendo o padre e hijo calzaban pollas descomunales, no descartaba ninguna de las dos opciones.

Mi novia se levanto del suelo, fue hasta el mueble bajo la pila para tirar el papel a la basura, agachándose y dejándole otra buena imagen de su culo. Luego volvió a plantarse ante Julio.

Silvia: ¿tiene sed?

Julio: Si la verdad, suelo tomarme un vaso de leche a estas horas.

Silvia: ¿Caliente?

Julio sabia que se refería a la leche pero no pudo evitar sonreír.

Julio: La verdad es que si…

La miro el escote y sonrió.


Silvia: jajajajaja…. Como es… jaja ¿la leche?

Julio: Templada…. Jejejeje

Silvia abrió de nuevo la nevera, cogió la leche, luego cogió un vaso del estante de la pared y sirvió un vaso para Julio, lo metió en el microondas y lo encendió, en menos de un minuto lo saco y se lo dio a Julio.

Silvia: ¿así o lo caliento mas?

Julio pego un sorbo.


Julio: Bufff…. Ya esta demasiado caliente….jejeje


Silvia: jajaja bueno en serio Don Julio, si necesita cualquier cosa dígamelo por favor, sera un placer para mi, estoy a su servicio.

Julio: Muchas gracias Silvia.

Mi novia se acerco a el y le dio dos besos y un nuevo abrazo apretando sus pechos contra Julio.

Silvia: Buenas noches.


Julio: Hasta mañana.

Paso junto a Julio para regresar a su cuarto, mientras salia de la cocina pudo ver en un espejo como la miraba de arriba a abajo.

Estaba hecho.

Tardo bastante en dormirse, probablemente debía haber sido aun mas directa y haberle dado lo que quería esa misma noche, pero todavía le daba vueltas en que rol tomar, ¿una niña buena, una putita interesada, una tontita, una sumisa, o simplemente parecer súper agradecida…..? Esa noche soñó con esto.

Por la mañana se despertó con la alarma del teléfono móvil, la había programado relativamente pronto, quería despertarse antes que Julio.

Lo primero que hizo fue ducharse y asearse rápidamente en el cuarto de baño de Guillermo, sabia que también había cámaras ahí, pero supuso que Julio aun no estaría despierto.

Estaba completamente decidía en dar el paso ella y conseguir tirárselo, hoy no iba a poner ningún pero, iba a ser puro morbo y sensualidad. Salio de la ducha desnuda, abrió el armario e inspecciono todos los uniformes que había comprado Guillermo.

Todos eran parecidos, variaban en pequeños detalles. Escogio uno realmente sexy, la falda era negra y especialmente cortita, aun sin moverse podía apreciarse ya parte de sus cachetes, la camisa también negra y ajustada dejaba su escote a la vista. Luego se puso el mandil blanco y una cofia también blanca en la cabeza, un ligero con medias y unos zapatos negros. 

 Se miro una ultima vez en el espejo, estaba explosiva. 



Tras maquillarse un poco y retocarse el pelo, salio del cuarto.
Se dio cuenta de que la casa continuaba completamente en silencio así que se encamino por el pasillo directa a la cocina preparando café tanto para ella como para Julio. Una vez listo preparo algo de fruta y tostadas.

En vez de desayunar ella, decidió dejarlo todo preparado para cuando el despertara, mientras tanto fue a la sala que había para el servicio y cogió algunos productos de limpieza, el plumero le resulto perfecto para conjuntarlo con su indumentaria. Luego cogió algún trapo, escoba, fregona y lo dejo todo en la cocina.



Media hora mas tarde Julio se despertó, Silvia pudo escuchar el sonido de su puerta al cerrarse. Así que se preparo para provocarle una primera visión impactante.

A gatas en el suelo de la cocina con un trapo en la mano, haciendo como si limpiase una zona concreta del suelo. Daba la espalda al pasillo por el que tenia que pasar Julio.



Cuando por fin llego a la cocina escucho un saludo entrecortado, se había quedado sin voz al verla. Ella continuo a lo suyo sin mirar durante un par de segundos, luego giro la cabeza mirándole.

Silvia: Buenos días Don Julio.

Julio miraba directamente el culo en pompa de Silvia, no era la primera vez que veía a una asistenta así, aunque el resto de veces que lo había visto era por orden suya y no era una chica a la que conocía de pequeña y que actualmente era novia de su hijo.



Julio: Buenos días… Silvia…. ¿que haces?

Silvia: Limpiar el suelo Don Julio… ayer debio derramarse alguna bebida…

Julio: Ya pero…. Me refiero a …. la ropa….

Silvia se levanto del suelo y sonrió a Julio.


Silvia: ¿se refiere a esto?

Señalo su cuerpo cogiendo el borde de la falda.


Silvia: Me lo compro Guillermo, supongo que para este trabajo, ya que me lo había dejado en el armario de su habitación, supuse que es lo que se pone Lina para limpiar…


Julio: ya te dije que no era necesario Silvia….


Silvia: Ya pero Guillermo le comento que me había dado trabajo…. Es este… no pasa nada estoy cómoda haciéndolo.

Julio se llevo una mano al paquete inconscientemente.

Julio: Digamos que Lina…. No es en si mi criada…. Es mas bien…. Mi asistenta personal….

Guillermo había enviado un mensaje por la noche a su padre en el que le indicaba que Silvia estaba ahí para hacer todo el trabajo de Lina, Julio sabia que su hijo era consciente de que las funciones de Lina no eran solo de limpieza, también eran sexuales, ya que el mismo Guillermo se había aprovechado en varias ocasiones de dichos privilegios, con lo cual no acababa de comprender si Guille se había equivocado o si estaba compartiendo a su novia con el.


Silvia: Ya bueno… jejeje suponía que un hombre con su dinero y su poder tendría una asistenta a su altura…. Y que haría algo mas que limpiar… tonta no soy Don Julio…. ¿no soy lo suficientemente atractiva?….

Julio: No, no… justo lo contrario, eres muchísimo mas guapa que Lina y de tu cuerpo… mejor no hablar podría decir piropos durante todo el día…. Pero …. estoy desconcertado….

Silvia: Como le comente anoche, soy una chica de barrio, no me sobra el dinero, estoy muy agradecida con su hijo por darme esta oportunidad, le quiero mucho, así que solo tiene que pedirme lo que quiera.

Julio: No acabo de comprender si me has entendido….

Silvia se fue por el pasillo hasta el cuarto de baño dejando a Julio patidifuso por la reacción de Silvia. Tras unos segundos regreso a la cocina, no parecía haber cambiado nada.
Entonces volvió a coger el paño y a ponerse a gatas a limpiar de nuevo el suelo, pero si que había cambiado algo.

Silvia: Creo que ya lo he entendido, no solo es jovencita y sexy ¿verdad?….. también se la folla….

Julio estaba completamente empalmado con la boca abierta. Silvia se había quitado las bragas y en esta postura estaba mostrando todos sus encantos.



Julio: Lo has comprendido a la perfección…. ¿y tu estas dispuesta a ….?

Silvia: Todo lo que necesite….¿ le apetece desayunar?


Julio: …. si….

Silvia cogió los dos cafés y los recalentó, dejo las tostadas y la fruta sobre la mesa.


Silvia: No sabia muy bien que desayuna habitualmente… a por cierto he recogido la prensa del buzón…

Julio: Esta todo perfecto…

Silvia se sentó junto a julio para desayunar con el.

Silvia: ¿no le importa verdad? Todavía no he desayunado…

Julio: Claro que no….

Julio continuaba perdido, no sabia muy bien que acababa de pasar, se lo estaban poniendo en bandeja pero no terminaba por lanzarse.
Tras terminarse, se levanto y lo deposito sobre la encimera de la cocina, luego se giro apoyado en ella.

Miro a Silvia.

Julio: Sigue sin quedarme claro….

Silvia le sonrió, pego un ultimo sorbo a su café y se puso en pie acercándose a donde se encontraba.

Silvia: A mi tampoco me quedo muy claro cuales eran mis funciones cuando Guillermo me comento este puesto, pero luego caí en todo lo que hacia Lina y me refiero a todo, así que supuse que esto es lo que quería… pero comprendo que no lo tenga claro, no se preocupe … yo se lo aclaro rápidamente.

Silvia se arrodillo frente a Julio y ante la sorpresa de el le bajo el pijama, dejando su rabo fuera. Como había imaginado era de un gran tamaño como la de su hijo, esta tenia bastante vello y la piel tenia arrugas por la edad, pero ese grosor y tamaño le iban a dar mas de una alegría.

La cogió con la mano y se la metió en la boca, comenzando a mamársela.



Julio: Joder Silvia… ¿Que haces?¿estas segura que esto es lo que quieres?

Silvia paro para mirarle a los ojos.

Silvia: Hago mi trabajo… para lo que se me a contratado ¿no? Suplir a Lina en todo y estoy segura de que hago lo que usted quiere…. Por cierto discúlpeme si anoche no cumplí… pero todavía no sabia muy bien que debía hacer.

Julio sonrió y agarro la cabeza de Silvia por la nuca. Ella continuo su mamada pero en esta ocasión endureciéndola, tragandosela entera como a todo hombre adicto al porno le gustaría que le hicieran.

Julio alucino por la técnica, mas dada en profesionales sexuales. Esta mamada hizo cambiar su parecer ante Silvia.



Julio: ¿Esto se lo haces a mi hijo?

Silvia: mmmm si…..

Julio: ¿así?

Silvia: Si…. ¿no le gusta?

Julio: Me encanta…. Pero no todas lo hacen tan bien….

Silvia: Es verdad que con este tamaño que tienen en la familia es difícil no ahogarse….

Continuo chupándosela, ella esperaba que se corriera en su boca pero tras hacer que se atragantase un par de veces la saco y se la guardo en los pantalones.

Mi novia alzo la mirada con cara de pena.

Silvia: ¿no le gustaba?….

Julio: Si…. Me encantaba pero no quiero correrme…. Sigue con tus labores….

Silvia comprendió que podía darle morbo a Julio verla haciendo las labores domesticas, así que primero se puso a recoger el desayuno de la cocina, mientras el señor de la casa la observaba.

Silvia dejaba su culo en pompa y colocaba todo con delicadeza, aun tenia el sabor de la polla de Julio en su paladar.



Luego cogió un cesto de ropa que había encontrado sobre la lavadora en la sala de servicio y se fue por el pasillo directa al cuarto de Don Julio. Retiro rápidamente. las sabanas que había en la cama y se las llevo a la cocina para no dejar mucho tiempo al señor solo.



Cuando paso por delante con el cesto el la pregunto.

Julio: Bueno…. ¿que vas a hacer?

Silvia: Pensaba cambiarle las sabanas por unas limpias…

Julio: ¿Sabes donde están?

Silvia: He visto un armario con sabanas en esa habitación.

Julio: Correcto…

Silvia entro en el cuarto cogió las sabanas y volvió a salir pasando de nuevo por la cocina. Julio la siguió en su camino al dormitorio. 



Mientras ponía las sabanas nuevas la miraba desde un lateral de la cama.

Ella se dio cuenta de ello así que comenzó a mover los brazos con violencia mientras metía las sabanas para que sus pechos se balanceasen. De vez en cuando miraba a Julio y le sonreía.



El se acerco por detrás y se quedo mirándola el culo de nuevo. Saco su teléfono móvil e hizo una foto de su trasero sin disimular. Ella volvió a sonreirle.




Silvia: Don Julio ¿le importa que le pregunte una cosa intima?

Julio: Para nada.

Silvia: Debe tener una amplia vida sexual ¿verdad?…. Me refiero… estará con muchas jovencitas…

Julio: No me puedo quejar… pero no me pone tener que pagar por ello…

Silvia: jejeje lo supongo…

Julio: ¿ te importa que te haga otra pregunta intima a ti?


Silvia: Para nada….

Julio: ¿quieres a mi hijo?

Silvia: Si…. Lo amo…. ¿Por? ¿no pensara que estoy con el por dinero verdad?

Julio: No, te creo… solo quería oírtelo decir a ti… es que hoy me he leído un mensaje suyo… y ponía algo muy interesante….

Silvia: Si…. ¿me lo puede decir?


Julio: creo que no debería…. O por lo menos no me interesa contártelo aun…. Vista comercial… vamos a hacer un trato ¿de acuerdo?.

Silvia asintió con la cabeza sonriendole.

Julio se quito el pijama quedando completamente desnudo y se tiro sobre la cama recién hecha. Acomodo un par de cojines bajo su cabeza y miro de nuevo a Silvia.


Julio: Hemos quedado que vas a cumplir con todas las tareas de Lina… Lina esta a mis ordenes… y tu vas a hacer lo mismo ¿me ha quedado claro no?.

Silvia: Si…. TODO.


Julio: Pues continua con lo que estabas haciendo en la cocina preciosa y cuando terminemos te cuento lo que me ha dicho mi hijo… ¿hay trato?.

Silvia se mordió el labio y se sentó en el borde de la cama.


Silvia: Hay trato.

Gateo por el gran colchón hasta que su boca quedo sobre la polla de Julio. Luego la agarro delicadamente y le dio una lamida desde los huevos hasta la punta para introducirsela por completo en la boca.



La polla volvió a crecer instantáneamente haciendo que Silvia tuviera que abrir aun mas su mandíbula para poder continuar tragando, Guillermo había hecho que se acostumbrara a ese tamaño con lo que no le parecía nada nuevo, sin embargo a Julio si que le parecía sorprendente verla comerse un pollon así con tanta facilidad.

Julio: ¿has visto muchas pollas así?


Silvia: No Don Julio…. Esta es la segunda.

Julio: jajaja la primera la de mi hijo…. Calzamos bien… todas las chicas con las que estoy se sorprenden al verla….



Silvia: a mi me sorprendió anoche con el pijama el bulto de su pantalón, pero luego me imagine que la tendría gigantesca como su hijo…. Jejejeje…..


Julio: Pues me gustaría que supiera que la chupa muy bien señorita.


Silvia: jeje gracias.

Ella continuo comiéndosela. Mientras tanto el no dejaba de sonreír, Julio siempre disfrutaba de un buen polvo con una chica joven y atractiva pero hoy era distinto, no solo disfrutaba físicamente había algo que hacia años que no sentía, o por lo menos con tanta intensidad.



Morbo, la chica en si la conocía desde los 6 añitos como poco, era la novia de su hijo, no cobraba por follar con el, la mamada era sincera, con vicio, disfrutando de ella, otras muchas chicas le habían hecho sexo oral pero siempre terminaba dándose cuenta de que querían terminar rápido o lo hacían sin ganas, obligadas.


Julio: Ven aquí preciosa, vamos a ver como mueves el culo.

Silvia, levanto la cabeza con la boca abierta, mirando atentamente a Julio para poder escuchar su nueva petición, al hacerlo la saliva resbalaba de su boca y los hilos de baba se unían desde sus labios hasta el gordo capullo de Julio.



Esto le daba un morbo añadido a todo lo que Silvia hacia.

Ella soltó la polla de Julio y gateo sobre su cuerpo hasta quedar a la altura indicada, Julio esperaba que costase un poco meterla, por falta de lubricacion o por el tamaño, como en otras muchas ocasiones le había sucedido, pero Silvia estaba acostumbrada a jugar en ligas superiores y aparte de estar súper mojada, por que estaba realmente cachonda, tenia el coño listo para una polla de esa talla.

Apunto a su vagina y ella se sentó sin dificultad. Julio abrió los ojos de par en par al ver la cara de vicio que puso mi novia.

Silvia: ahhhhh…..


Julio: ¿Te gusta?

Silvia: …. mmmm… si.

Comenzó a botar sobre su polla, mientras el agarraba sus cachetes apretándolos con fuerza.

Su lengua comenzó a jugar con un pezón furtivo que consiguió escapar del uniforme de Silvia.
Ella apoyo una mano sobre el cabecero de la cama para no acabar estampada en la pared por la brutalidad de las estocadas de Julio. Aun a su edad era un hombre enérgico y tenia resistencia en la cama.



Como otros muchos, desconocía algunas características de Silvia, era multiorgasmica, mojaba muchísimo, gritaba y gemía. Todas ellas positivas para cualquier hombre.

Al ir descubriendolas no podía evitar sonreír aun mas. Cada grito y gemido de placer de mi novia hacían que se sintiera aun mejor, subía la moral a cualquier hombre.

Justo antes de correrse en su interior, la dio un beso lamió su lengua y labios, disfrutando de ella. Luego la retuvo con las manos para poder dar las estocadas precisas y terminar de correrse a su ritmo, en su interior.

Silvia termino por dejar de mover las caderas, mientras la corrida de Julio comenzaba a deslizarse por sus muslos. Lentamente saco el gran pollon de su interior, al hacerlo unas gotas cayeron sobre la pierna de Julio.
Ella rápidamente. lo recogió con la mano y se lo llevo a la boca lamiéndolo y tragándolo para el deleite de Julio.


Silvia: Ahora mismo cambio las sabanas Don Julio.

Silvia hizo ademan de levantarse colocándose de nuevo la falda. Pero Julio la agarro del brazo.

Julio: Espera un momento cariño… un trato es un trato… habíamos quedado en que si terminabas lo de la cocina te contaba el secreto que me ha contado mi hijo…

Silvia: Si.

Julio: Lo has hecho con creces así que te mereces saberlo… Pues esta mañana me ha enviado un mensaje y me hablaba de ti…

Silvia: ¿Si? ¿y que decía?

Julio: Que el también te quiere mucho, que cuidara de ti y que quería que supiera que quiere que seas su mujer…..

Julio sonrió. Guillermo me había comentado algo de lo que iba a decir a su padre.

Julio: Que quiere casarse contigo…. Vas a ser mi nuera …. jejejeje ¿que te parece?

Silvia: ¿Lo dice en serio?

Julio: Pues claro… si quieres te enseño el mensaje…. Pero yo no juro en falso….

Silvia comenzó a sonreír intentando demostrar alegría., aunque suponía que si de verdad Guillermo había dicho eso a su padre era para picarle aun mas. Pero ella actuó.

Julio abrió los brazos para darla la enhorabuena. Ella sonriente le abrazo y le dio un beso en los labios.

Silvia: Me hace muy feliz Don Julio.

Era cómico, su futuro suegro dando esa noticia a su nuera completamente desnudo tras acostarse con ella.

Julio: Y a mi me lo has hecho mas…. Jejejeje ¿ahora entiendes por que no quería decírtelo antes de esto?

Silvia: No…. No entiendo por que.

Julio: Muchacha…. Si te llego a contar que mi hijo va a pedirte que te cases con el… no te habrías acostado conmigo….

Silvia: …. yo no sabia que tu hijo me quisiera tanto… pensaba que me tenia cariño… que era algo sexual… por eso me he acostado con usted Don Julio…. Por respeto …. era una manera de darle las gracias…. ¿Pero que va a pensar su hijo?

Julio: De que mi nuera haya cuidado de su padre….. yo creo que no se va a enfadar…

Silvia: Me refiero a que me haya acostado con usted… pensaba que era lo que quería Guillermo.

Julio: Por lo visto no, no quería eso, jejejeje, pero no pasa nada Silvia, jamas hablaría mal de mi nuera con lo bien que me ha tratado…. Ven aquí tonta no te preocupes y felicidades.

Todos sabemos que Guillermo se lo había montado muy bien, haciendo creer a su padre que Silvia estaba ahí para complacerle sexualmente y luego darle el morbo de que supuestamente no estaba para eso y que se quería casar con ella. Con todo lo inteligente que era su padre había mordido el anzuelo y el creía que la engañada era Silvia cuando conocía a Guillermo a la perfección, pero mi novia continuo el guion a la perfección.

Dio un abrazo a su futuro suegro y se quedo tumbada con el en la cama.


Julio: ¿Entonces de verdad que te hubieras acostado conmigo sin que nadie te lo pidiera?

Silvia: ¿Por que no?… es un hombre, poderoso, atractivo….. le conozco y le respeto desde hace años… de pequeña me daba miedo… jejejeje

Julio: ¿De pequeña me tenias miedo?…. ¿y ahora de mayor?

Silvia: Continuo teniéndole algo de miedo, de respeto…. Y aparte me da morbo…. Jejej disculpe si he sido un poco insolente… es el padre de mi futuro….

Julio: No te preocupes Silvia… soy el padre de tu futuro marido… puedes decirlo, no le voy a contar nada…. A mi también me pones mucho…. Y que aun te de miedo y respeto también me pone cachondo…

Silvia: Se lo juro Don Julio… aunque haya hecho esto le respeto de verdad…

Julio: Te creo… venga ve a pegarte una ducha.

Julio señalo al cuarto de baño de su dormitorio, que al igual que el de Guillermo estaba acristalado y se podía ver desde la cama.

Silvia se levanto de la cama, continuaba manteniendo la sonrisa en la cara, intento hacerle creer que esa sonrisa era por la noticia de la boda con Guillermo, cuando en realidad esa sonrisa era por que había cumplido el reto con creces, se había acostado con el padre de Guille, le tenia embrujado y encima le había hecho creer el papel, de futura nuera complaciente.

Julio: Que feliz te veo tras la noticia.

Silvia comenzó a quitarse toda la ropa junto a la cama, dejando a su suegro verla mientras lo hacia.

Silvia: Si…. Quiero mucho a tu hijo me hace ilusión…. ¿que te parezco para tu hijo?.

Julio se quedo mirando a Silvia completamente desnuda frente a el, sonriente y feliz.

Julio: ¿que me vas a parecer?…. Eres muy simpática, te conozco desde hace años, eres preciosa, tienes un cuerpo de escándalo…. Y como follas hija…. Como follas…. No me extraña que se quiera casar contigo, sino lo hace el lo hago yo.7



Silvia: jejejejeje

Silvia salio corriendo hacia la ducha, regulo la temperatura del agua y comenzó a asearse mientras Julio continuaba mirándola desde la cama. 



Cuando termino salio de la ducha, se seco con la toalla y luego volvió a dejarla bien doblada en su sitio.
Salio de la zona de baño y regreso junto a la cama. Recogió su uniforme del suelo mientras Julio continuaba mirándola en silencio.

Silvia: Voy a dejar esto en la habitación para lavarlo luego, ¿necesita que le lave algo a usted?

Julio: No


Silvia: Ahora cuando se levante le cambio de nuevo las sabanas.

Julio: No va a hacer falta…. Es tontería… sino va a haber que cambiarla varias veces me parece a mi.

Silvia hizo como que no pillaba la indirecta de que tenia pensado follársela mas veces en el transcurso del día.

Silvia: De acuerdo, bueno pues voy a vestirme…. ¿quiere algo en especial para comer?

Julio: NO, no hace falta que hagas la comida Silvia voy a llamar al metre, hoy vas a comer bien… vamos a celebrar tu futura boda… eso si…. No le digas nada a Guillermo sobre esto. Yo no te lo he dicho no quiero quitarle protagonismo.

Silvia: Ok Don Julio mi boca esta sellada…

Julio: Como la miá preciosa… por cierto ponte algo bonito… ya sabes … de lo que os ponéis las jóvenes… cortito, no quiero que vistas tapada hasta los tobillos… eres mi nuera y ya he visto todo así que no te preocupes… no vayas modosita…

Silvia: Vale…

Salio del cuarto de Julio, cerro la puerta, y comenzó a reírse. Tuvo que alejarse para que no la escuchara. Según ella comenzó a pensar en todo el rollo de la boda que le había contado y eso le hacia gracia, si de verdad fuera a casarse con su hijo, ¿como podía haberse acostado con ella? ¿es que no tenían valores morales?… aunque podía ser así, conociendo a Guillermo era una familia bastante desconectada en el tema sentimental, las mujeres para un hombre como Julio podían ser simplemente objetos de placer.

Entro en el cuarto de Guillermo y se puso a seleccionar entre toda la ropa que había algo sexy, que levantara el animo hasta a un muerto.



Cuando estuvo lista salio y se dirigió directamente al salón principal, no consiguió ver por ningún sitio a Julio, así que decidió dar la vuelta y buscarle en su dormitorio, justo cuando paso a un hall interior se encontró con el.
Llevaba un traje bastante elegante y caro.

El se quedo mirándola de arriba a abajo.

Julio: Vas preciosa…. Como siempre Silvia.

Ella sonrió.



Tenia pensado ser mas sensual que nunca, pero al mismo tiempo debía seguir el juego a Julio dependiendo de los planes que tuviera.

Silvia: Gracias…. Usted va muy elegante.

Julio: Muchas gracias.

La cedió el brazo y ella le agarro cortésmente.

Silvia: He ido al salón a buscarle pero no le encontraba por ningún lado…

Julio: SI… jejeje esta casa es muy grande, vamos a comer en otra sala mas pequeña, pero para mi con mas encanto ¿Conoces la casa entera?

Silvia: Bueno… si… cuando era pequeña, pero tras la reforma solo conozco algunas habitaciones.

Julio: Ya te la enseñare con mas tiempo… al fin y al cabo también va a ser tu casa ¿no? Nuera.

Silvia: jeje si.

Julio la llevo del brazo por otro amplio pasillo, la verdad es que Silvia nunca había estado en esa zona de la casa, Abrió una gran puerta negra y entraron en lo que parecía una sala interior, pero demasiado iluminada para no tener ventanas. Julio señalo el techo y ambos miraron hacia arriba, no había un techo en si, era todo una cristalera que dejaba pasar la luz solar.

Julio: Imaginate esto de noche…. Con todas las estrellas en el cielo.

Silvia: Guauu debe ser precioso.

Julio: Luego lo veras.

El resto de la habitación estaba decorada de forma moderna, con un gran sofá lo suficientemente ancho como nuestra propia cama de casa. Una mesa de comedor de cristal, con cuatro sillas aunque suficientemente grande como para 8 personas. Una chimenea, un mueble bar con barra, varias pantallas de televisión en las paredes, hilo musical y todos los suelos llenos de alfombras.

De repente Julio pulso un par de botones en la pared y el techo solar comenzó a cerrarse por completo. La sala quedo completamente a oscuras con ellos dentro.

Silvia aprovecho este momento para fingir. Abrazo fuertemente a Julio.

Silvia: Que miedo.

Julio: Tranquila preciosa…. Mira.

Volvió a pulsar otro botón y de repente una serie de luces se encendieron en zonas ocultas del techo, dando la impresión de ser estrellas, la habitación quedo con una iluminación tenue pero muy romántica y imitando la luz de la luna y de las estrellas, dentro de la habitación parecía que eran las 12 de la noche.

Silvia: Es precioso…..

Julio: ¿no te parece romántico?

Silvia se mordió el labio mientras le miraba.



Silvia: La verdad es que si…. Me encanta.

Julio: Bueno…. ¿Que te apetece tomar?…. ¿te gusta el vino?

Silvia: Su hijo dice que se me sube muy rápido a la cabeza y me pongo tontorrona… pero si me gusta… jeje

Menos mal que a Julio le gustaba entrar en el juego.

Julio: ¿Tontorrona?

Silvia: Si…. Ya sabe…. No se como decirlo sin parecer grosera….

Julio: Dilo no te cortes.

Silvia: Cachonda…. Jeje

Hizo como que le daba corte decirlo.

Julio: jajajaja no pasa nada… que no te de corte decirme ese tipo de cosas, voy a ser tu suegro y me gustaría tener toda la confianza del mundo contigo.

El cabrón hacia como si no hubiera pasado nada y mi novia mas de lo mismo, sabían darle morbo a la situación.

Julio se acerco al mueble bar y cogió una botella de vino con bastante polvo de una especie de nevera. La miro antes de abrirla.

Julio: Marques de Riscal 1868 Reserva….

Silvia: No se de vinos Don Julio pero parece muy caro.

Julio: No lo es…. Unos 500€… ademas es una buena ocasión para abrirlo con mi nuera.

Silvia: ¿500€? Para mi es caro.

Julio: Pero para mi no jejeje.

Tras abrir el vino lo vertió en un decantador y lo dejo sobre la mesa unos minutos mientras continuaban charlando.

Julio: Debería haberlo abierto antes para que respirara.

Silvia: ¿El vino respira? Jejejejeje

Julio: Por lo menos se dice así… se oxigena… bueno sentémonos un rato.

Julio se sentó en el gran sofá y Silvia se sentó a su lado. Para ella realmente Julio imponía, parecida un verdadero jefe de la mafia.

Julio: Siento ser pesado pero estas preciosa Silvia.

Silvia: jejeje no es pesado se lo agradezco mucho.

Se mordió el labio coqueteando.



Julio: Siempre vas preciosa y todo te queda bien, no me extraña que mi hijo este locamente enamorado de ti.

Silvia: Bueno ¿locamente?

Julio: Locamente…. Si quiere casarse contigo te aseguro que esta muy enamorado, durante todos estos años no le han faltado pretendientas, es mas estuvo con una chica durante mucho tiempo, adinerada, de buena familia…. Y seguramente súper aburrida, no como tu… tienes algo que nos enamora, eres un sueño.

Silvia le miro y le guiño un ojo sonriendole.



Silvia: Muchas gracias Don Julio es súper atento conmigo.

Apoyo una mano sobre el muslo de Julio acariciándolo sin darle importancia.

Silvia: ¿Me daría algún consejo con su hijo?

Julio: … ¿Algún consejo?…. No creo que los necesites… pero el único que te daría es, que no se aburra nunca.

Silvia: … lo haré… pero ¿algún gusto especial que tenga o algo especial que sepa?

Julio: el único gusto especial que tiene eres tu… preciosa y poco mas se de el, por desgracia no pasamos mucho tiempo juntos… aunque ahora que estas tu por casa vendré mas a veros… vas a alegrar esta casa seguro….

Julio se levanto y sirvió dos copas de vino acercando una a Silvia.

Julio: Acompañame a la mesa Silvia.

Ella se levanto y se sentó en la silla que sostenía Julio, la cual arrimo educadamente. Luego se sentó en la silla de enfrente. La mesa tenia un pequeño cubo de cristal con dos botones. Julio pulso uno de ellos.
Rápidamente apareció un hombre en la sala vestido como un cocinero, portando dos bandejas en las manos.

Chef: Muy buenas Don Julio…

Julio: Buenas Pascal…. Esta mujer tan bella es Silvia… mi futura nuera… el es el chef Pascal Gouusin… ¿espero haberlo pronunciado bien?….

Pascal: Mas o menos… jejejeje

Julio: Es dueño de un gran catering de la zona… nos va a sorprender con alguna de sus obras de arte.

Pascal: Me voy a ruborizar…

Julio sabia como tratar a la gente para hacer que se sintieran bien, me recordaba amucho a Guillermo, eran de trato cordial de cara al publico.

Pascal: Pues he preparado un pequeño menú degustacion, el primer plato es cus-cus negro con corvina a la plancha, el segundo Tajine de cordero con pasas y menta y un postre de Chease cake de fideos de calabaza y helado de plátano… habitualmente se va sirviendo con tiempos pero a petición suya les presento todos los platos.

Julio: Seguro que esta todo delicioso…. Disculpa mis prisas hoy, pero quería poder hablar tranquilamente con mi nuera… muchas gracias chef.

Pascal: Que tengan una buena velada y que disfruten de la comida… un placer señorita.

Pascal abandono la sala por la misma puerta que había entrado.

Julio: Bueno …. espero que te guste… este hombre es todo un maestro de la cocina.

Comenzaron a comer mientras continuaban charlando, en un primer momento sobre la comida. Todo halagos por parte de Silvia, todo le parecía delicioso, mientras que las copas de vino iban vaciándose ella empezaba a tontear mas de la cuenta a posta.

Julio: Bueno… y …. ¿la primera vez como fue?

Silvia: ….. ¿a que se refiere?

Julio: al sexo….

Silvia le miro seria, luego comenzó a relajar la mirada convirtiéndola en coqueta y jugando con su lengua.



Silvia: Vaya Don Julio….. menuda preguntita…. Jejeje

Julio: Hay confianza…. ¿fue con mi hijo?

Silvia: Si y no….. acostarme no.

Julio: ¿como que si y no? Jajajaja ¿y que es eso de acostarte?

Silvia entendió que quería que fuera mas soez con su vocabulario.

Silvia: Follar…. Jejeje que rara me siento diciéndolo delante de usted….

Julio sonrió.

Silvia: Pues follar no… fue primero con mi novio… bueno mi exnovio….

Julio: ¿y como la tenia?

Silvia: jajajaja…. ¿tamaño?…. No tan grande como las suyas….. disculpe… como la de su hijo…

Julio: Como las nuestras, no pasa nada… jejejeje y lo de ¿si y no?

Silvia: …. que corte…. Bueno es que a su hijo fue al primero que…. Ya sabe….

Julio: No… no se…

Silvia hizo el gesto con las manos de hacer una mamada.



Julio: jajajaja al primero que se la chupaste….

Silvia: Si… fue la primera polla que chupe….

Julio: ¿y que te pareció la sensación?

Silvia: Pues la verdad es que al resto de mis amigas les daba asco hacer esas cosas, pero a mi me gusto mucho, disfruto mucho haciéndolo.

Julio: Quizá por eso lo haces tan bien… jejejejeje

La polla de Julio se estaba poniendo tiesa en sus pantalones.

Julio se había puesto en un lateral de la mesa para estar mas cerca de Silvia con la excusa de escucharla mejor. Ella a su vez se había girado para quedar casi de frente a el.

Mientras charlaba con el comenzó a jugar con sus piernas, sabia que de vez en cuando sus ojos se iban tanto a sus pechos cuando se agachaba como a sus piernas cuando las cruzaba, así que decidió hacer como en la película de instinto básico y muy lentamente descruzo las piernas, pero a diferencia de la película ella no volvió a cruzarlas simplemente las dejo bien abiertas mientras bebía el vino.
El se percato de ello y clavo la mirada en su entrepierna.



Cuando por fin reacciono y dejo de mirarla se dio cuenta de que ahora era ella la que le miraba fijamente, llevo un dedo a sus labios y bajo la mirada sensualmente de nuevo a su propia entrepierna desconcertando a Julio.

Silvia: ¿por que me mira así?



Julio: no puedo controlarme Silvia… me vuelves loco.

Silvia: Bueno eso no es malo ¿no?

Julio: Claro que no, justo lo contrario.

Silvia: A mi usted también me parece muy atractivo, me recuerda mucho a su hijo.

Julio: El es mas joven…. Sera por el tamaño de la polla.

Silvia: jajajjaja…. En parte si, pero tiene muy buen cuerpo y aparte hay algo que me pone aun mas… no se como explicarlo… usted manda… es como el superior de su hijo.

Julio: Es el poder.

Silvia: Exacto…. Es usted …. Poderoso… y eso no se por que me vuelve loca…

Julio se rio, esa frase le había encantado, miraba fijamente a Silvia como si estuviera midiéndola. Silvia llevo de nuevo una mano a su boca y agacho la mirada.



Julio: ¿no aguantas mi mirada?

Silvia: jejeje discúlpeme pero es a lo que me refiero, Su poder… le respeto… no podría llevarle la contraria…. Lo siento.

Julio: No lo sientas…. Me encanta que me respetes…. Y sobre todo que valores el poder que tengo… sobre todo sabiendo que eres mi nuera….

Julio abrió las piernas y se echo hacia atrás sobre el respaldo.

Julio: ¿no puedes llevarme la contraria?

Silvia: Jamas.

Julio: Estira tus pies y tocame la polla.

Silvia comenzó a sonreír, se descalzo e hizo lo que le pedía.



Julio: ¿que te parece mi rabo zorra?

Silvia se hizo la sorprendía por la expresión de “zorra”. Pero no paro de palpar su polla con los pies.

Silvia: Gigantesca como la de su hijo.

Julio: Deja de hablar de mi hijo… ya podrás cansarte de el cuando estéis juntos… ahora te ha dejado encargada de mi… ¿no?

Julio estiro la mano e introdujo un dedo en la boca de mi novia. Ella comenzó a lamerlo.



Silvia: Si…..

Julio: Mas te vale que tu futuro suegro este contento… ¿no?

Silvia: Si….

El estiro la otra mano y comenzó a tocar su entre pierna por encima del tanga. Ella abrió aun mas sus piernas emitiendo un pequeño gemido.



Julio: ¿Vas a ser una nuera buena o un sucia zorra con su suegro?

Esa pregunta iba con segundas, Silvia sabia que es lo que quería oír así que lo dijo mientras sus ojos se cerraban por el placer.

Silvia: Una sucia zorra.

Julio se levanto poniéndose junto a Silvia, levanto su vestido e introdujo la mano por dentro de su ropa interior.

Julio: Vaya…. ¿así que vas a ser una sucia zorra conmigo?

Silvia: ….. ¿es lo que quiere verdad?….

Julio: …. ¿y que es lo que quieres tu puta?… ¿un suegro bueno? o ¿un suegro cabrón que te de rabo y te trate como su puta…. Que te hable sucio y te folle duro?…. ¿eh?

Silvia: Lo segundo….. ahhhhh…..

Estaba masturbandola en la silla inmovilizada, por los brazos de Julio y por el placer que sentía.

Julio: ¿que es lo segundo?

Silvia: Un Suegro cabronazo que me folle y me trate como una puta.

Julio: Por que es lo que eres …. una puta.

Julio la puso de pie bruscamente colocándose a su espalda y comenzó a manosear sus tetas y masturbarla con mas violencia.



Julio: ¿eres una puta?

Silvia: si… Don Julio…. Ahhhhh…. Soy una puta…..

Julio: Eres una verdadera zorra….

De repente la arranco el vestido rasgándolo desde el escote hasta la entrepierna y lo tiro al suelo, quedándose solo con el tanga, las medias y los tacones.

En esta misma postura comenzó a manosear aun mas sus pechos y su entrepierna. Silvia sonreía sin que el la viera, disfrutaba viéndole así de bestia, estaba completamente fuera de si por el deseo que sentía hacia ella.



Ella paso una de sus manos sobre el cuello de Julio y consiguió girarse para poder besarle.

Julio: Arrodillate puta….si quieres casarte con mi hijo me vas a hacer feliz a mi.

Silvia se tiro al suelo y sin que el tuviera que decir nada comenzó a lamer su paquete por encima de los pantalones. Esto le volvió completamente loco.



Julio: Pero que perra eres… ¿el vino te vuelve tontorrona?…. El vino te vuelve una zorra, como para llevarte a una cata de vinos eh guarra…. Dios, si te llego a conocer antes…. Ni Lina, ni mi mujer, ni nadie mas… solo tu puta.

Silvia: Si Don Julio…. Mmmmm

Las manos de mi novia subieron hasta su bragueta desabrochandola, metió la punta de los dedos por ella intentando sacar su polla, pero no era posible sacarla por un sitio tan pequeño, mi novia parecía nerviosa, mejor dicho deseosa y Julio también era consciente de ello lo que hacia que disfrutara mas aun de la imagen.

Decidió agarrar el cinturón y desabrocharlo, luego soltó los botones del pantalón y ahora si pudo sacarla de su interior, no la sorprendió que no llevara calzoncillos ya que Guillermo habitualmente tampoco se los ponía ya que le molestaban por el tamaño de la polla.

Tiro de los pantalones hasta que toco el suelo con ellos, luego agarro con sus labios la polla de su suegro y se la introdujo por completo en la garganta.

Estaba súper dura y tiesa así que al hacerlo presionaba su campanilla haciendo que salivara en exceso. 



Julio: Eres una autentica zorra…. ¿Como puedes chuparla así?

Sin querer mi novia sonrió.

El agarro el móvil que estaba en el borde de la mesa, enfoco a Silvia y comenzó a hacerla fotos, ella si hubiera sido una puritana se habría enfadado pero como estaba mas que acostumbrada sonrió y miro a la cámara mientras continuaba con su mamada.



Julio: ¿Te hace gracia zorra? Vamos a ver cuanto aguantas.

Agarro a Silvia y tiro de ella hasta el sofá obligandola a tumbarse boca arriba.

Julio: ¿has hecho esto alguna vez?.

Silvia viendo la posición que había adoptado Julio sabia que iba a follarla la boca, pero se hizo la inocente.

Silvia: No.

Julio: Pues abre bien la boca puta… he visto hasta donde tragas así que no vas a tener problema.

Mi novia abrió la boca y Julio no perdió el tiempo, apunto con su rabo a la garganta de Silvia y metió su polla hasta el fondo haciendo que las arcadas brotaran de su boca, pero no saco la polla la aguanto ahí durante un rato mas.



Silvia agarro sus piernas indicándola que la sacara, Julio, ya que pensaba que era la primera vez la concedió el deseo y la saco de su boca dejando que cogiera aire y deleitándose de la visión de los fluidos que salían de sus labios.

Acto seguido volvió a meterla guiándose por su mano.



Julio: Pero que zorra, te entra entera y apenas te quejas.

Volvió a sacarla.

Silvia: mmmm….. ahhhhhh

Mi novia sonrió, esto puso cachondisimo a Julio.

Julio: ¿Te gusta?

Silvia: Si…. Me encanta…. Ah…. Me ahogaba… jejejejeje

Julio comenzó a pasar su polla por la boca de Silvia untando todos los fluidos mientras ella continuaba lamiéndola y recogiendo todo liquido que pasaba por su boca.



Cogió a Silvia por lo hombros mientras la sonreía, apoyo su cabeza acomodada en el sofá, entonces se subió de pie al sillón, abrió las piernas y paso una por cada lado de ella, acerco de nuevo su polla a la boca de mi novia y esta volvió a abrirla para recibir el rabo de su suegro.

Este comenzó a mover la cadera follándose su boca, conociendo a mi novia estaba disfrutando como una niña pequeña de ese pedazo de carne, siempre la a gustado mamar pollas, pero desde que la vi comer rabos de diferentes tamaños descubrí que las pollas enormes la apasionan, disfruta, no tiene un tiempo establecido, se desvive por ellas.

Julio no podía mas con el morbo que sentía con su puta nuera entre las piernas y comenzó a correrse en su boca, ella no se echo para atrás ni se quejo, continuo moviendo la boca mientras el semen se resbalaba por su barbilla cayendo en su pecho y piernas.

Julio la miraba impresionado, Silvia lo hacia de tal manera que conseguía que no se le bajara la erección, era una musa sexual, todo morbo, cualquier otra chica, o prostituta se hubiera negado y si lo hubieran hecho tras pagarlas una gran suma de dinero se habrían apartado rápidamente al recibir la lefa.
Pero ella no… parecía disfrutar, estaba convencido de ello y así era.



Cuando el dio por terminada la mamada se aparto y se quedo mirando a su nuera, que sonreía con toda la cara lefada.

Julio: Madre miá Silvia…..



Silvia: ¿Que? Jejeje…. ¿no le ha gustado suegro?

Julio: No digas tonterías…. Eres la mejor.

Silvia comenzó a reírse, paso su mano por la barbilla recogiendo el semen y lo llevo a la boca lamiéndolo dulcemente con su lengua.



Silvia: mmmmm que rico….

Julio: Joder…. Casate con mi hijo ya…. Mañana le llamo para que no te escapes y sino casate conmigo cariño… jajjajaja

Silvia: jajjajaja

 
Silvia aun continuaba jadeando y recuperando el aire tras la mamada. Pero Julio aun continuaba cachondo, su polla estaba llena de los restos de la mamada de Silvia, pero seguía dura como una roca.

Agarro a Silvia y la puso a cuatro patas sobre el sofá, acerco su polla por detrás y abrió sus cachetes con la ayuda de sus manos. Ella abrió las piernas acomodándose para recibir las envestidas que su suegro iba a darla en unos segundos.

Julio introdujo solo la punta en su coño, luego se la mio un dedo metiendolo en su culo.



Silvia: mmmmmm

Julio: ¿Te ha follado el culo mi hijo?

Silvia: Lo ha intentado pero no me entra.

Julio: Bufff… lo tienes estrechito.

Julio introdujo su dedo por completo en el culo y comenzó a moverlo, mientras que su polla entraba cada vez mas al fondo de su nuera.

Cuando consiguió meterla por completo, con mucha paciencia, la cara de Silvia cambio radicalmente, estaba sintiendo un orgasmo sin que hiciera falta que moviera el rabo, Julio se dio cuenta de ello ya que las piernas de Silvia comenzaron a temblar y su boca emitió un gemido continuo.



Julio: jejejeje…. Tu suegro es una maquina ¿eh? Te corres sin que te folle solo con sentirla dentro.

Silvia: …. ahhh….. si…. Es… inmensa…. Me llena.

De repente saco el dedo del culo de Silvia y agarro con ambas manos sus cachetes.



Julio: Como voy a follarte puta….

Julio retrocedió con su cadera, parando justo antes de que su capullo saliera del coño de mi novia para luego volver a metersela con mas velocidad, Silvia grito del placer.

Sus manos se agarraron fuertemente a los cojines del sillón.

Volvió a sacarla y a meterla aun con mas fuerza.

Silvia: Dioosss….

Julio: Esto si que es poder…. ¿eh?

Silvia: Si…. Don Julio…. Mmmm …. no pare….

Julio: Claro que no voy a parar cariño…. ¿como voy a dejar de follarme este chochito?…. ¿eh nuera?….



Silvia: Dios…. Folleme…. Si…. Así…. Fuerte….

Julio: ¿Quieres mas fuerte?

Silvia: Si….

Julio levanto del sillón al Silvia sin sacar su rabo de su interior, la puso de pie encorvada junto al sillón, la forzó a abrir mas sus piernas y continuo follándosela aun mas bestia que antes.

Julio: ¿te gusta puta?

Silvia: …. si…..

Las piernas de Silvia volvían a temblar por el placer.

Julio agarro por el pelo a Silvia mientras que con su otra mano abría bien su cachete.



Julio: Joder que zorra eres….. la putita de Silvia….

Silvia: Si….. ahhhhh

Julio: La pequeñita que corría por mi casa…. ¿eh?…. Novia de mi hijo y puta de su padre….

Silvia: …..ahhhh… siiii

Ella movía el culo con mas fuerza, iba a por el tercer orgasmo de seguido, pero la fuerza de sus brazos fallo cayendo de boca en el sofá, Julio en vez de ayudarla aprovecho la debilidad para continuar follándosela inmovil en el sofá.



Silvia: No pare….. ahhhhhh…. Siiiiiii

Silvia se corrió al mismo tiempo que Julio. De nuevo otro chorro de semen salio disparado al interior de su coño, llenándola. Esta familiar eran verdaderos sementales por calidad y cantidad tanto del sexo como de esperma.

Tras un par de minutos mas Julio saco la polla de su interior, dejando que todo el semen fluyera, cayendo sobre el sofá, se notaba que tenían dinero ya que a cualquier otra persona le hubiera preocupado la posible mancha que quedaría en un sofá de ese importe. Pero a el le daba igual, no creo ni que pensara en ello.

Silvia no podía moverse, parecía que la había puesto la epidural, tenia media cadera dormida y continuaba sintiendo hormigueo por las piernas, el ultimo orgasmo no había finalizado aun con la polla de su amante ya fuera.

Silvia: Dios…..

Julio se sentó junto al cuerpo inerte de Silvia.

Julio: …. ¿Te ha gustado nuera?

Pego un azote en su culo mientras la observaba triunfal.

Silvia: Si….. ahhhhh…..

Julio: jejejeje…. Tenia razón mi hijo…..

Silvia: ¿en que?

Julio: En lo puta que te pones con el vino… estas mucho mas suelta.

Silvia no contesto, comenzó a incorporarse lentamente, mientras mantenía una mano presionando su vagina para que el resto de la corrida no cayera también en el sillón manchandolo.

Silvia: ufff…. Necesito ir al baño….

Julio: ¿a limpiarte?

Silvia: …… si…. Y a mear….. jeeje… disculpe mi vocabulario… pero me ha movido todo ahí dentro jeje

Julio: Normal ajajaja con esto.

Julio sacudió su rabo morcillon y gigantesco ante Silvia.

Silvia: buf…. Ya se ha corrido y continua Gigante…. Madre…

Julio: jjajajajja…. Tienes un lavabo al salir a la derecha.

Silvia fue a levantarse y se mareo al hacerlo, esto fue debido a una bajada de tensión por la impresionante follada que acababa de recibir con la cabeza baja. Pero Julio lo achaco al vino y Silvia no iba a llevarle la contraria.

Silvia: uyyy… jejejee

Cayo sobre el regazo de Julio tocando con su culo su rabo.

Julio: Cuidado preciosa…. ¿Estas mareada?…. El vino… jejejeje

Silvia: Si… jeje un poco…

Julio: Venga que te acompaño al baño, no queremos que te pase nada sino mi hijo se va a enfadar y me ha dejado a tu cuidado….

Silvia: Muchas gracias Don Julio… que bueno es conmigo.

Silvia le abrazo por el hombro mientras el la agarraba por la cadera y ambos salían de esa habitación desnudos.




7 comentarios :

  1. Muy morboso si señor.

    ResponderEliminar
  2. Ya no subis mas partes?

    ResponderEliminar
  3. Que pasó con el relato del sustituto?

    ResponderEliminar
  4. MMMM.

    Esperando la continuación me tenéis!!!

    Gracias por estos relatos. Besitos a los dos.

    ResponderEliminar
  5. Excelente relato.Seguire vuestras publicaciones con mucho interes

    ResponderEliminar
  6. Hola que buenos los relatos me súper calientan para cuando alguna foto tuya Silvia ,la finalización del joven pringado y no dejen de seguir escribiendo muy bueno saludos. Los 2

    ResponderEliminar
  7. Hola hermosa me podrás enviar mucho sus relatos no dejen de escribir y sigan con este y los otros que faltan finales como en el joven pringado besitos

    ResponderEliminar