lunes, 29 de agosto de 2016

Un joven Pringado y Virgen (relato erotico) 2º Parte

Por algun motivo tengo que ponerlo en un nuevo post 
LINK Primera Parte del Relato (Fundamental)

----------------------------------- Continuacion 12/06/2016 ---------------------------------------


Arturo: No te pongas así…..

Silvia: … es que, me siento súper mal, por hacer todo esto, yo no soy así.

Arturo: bueno una vez vi una foto tuya con otro tío, no se le veía la cara pero por el tamaño del rabo, que tampoco era algo del otro mundo, pero se veía que no era Alberto.

Silvia: me obligo a hacerlo… (como supuestamente continuaba borracha iba a soltar la lengua)…

Arturo: ¿Quien? ¿Alberto?…

Silvia: no, el es súper celoso jamas haría eso, … fue… mi jefe…
Arturo: ¿y eso?

Silvia: por el trabajo…

Arturo: A…. por eso el ascenso y todo eso…

Silvia: Si, si quería el ascenso tenia que acostarme con el, y como ya había aceptado ser la modelo del catalogo el tenia fotos intimas miás, así que tuve que aceptar…

Arturo: Y...¿que tal lo pasaste?

Silvia: Muy mal (mentira)… me escupía, y …… dejalo…

Arturo: No… cuéntame, somos amigos… ¿no?

Silvia: si… bueno…. (cogí el vaso y volví a beber, como si lo hiciera para armarme de valor y contárselo)… le gustaba… le gustaba mearme en la boca….

Arturo abrió los ojos, pero no puso cara de asco.

Arturo: ¿y eso no te gusta supongo?

Silvia: espero que no te de asco, pero eso me daba igual, no se por que pero hasta me llego a gustar, pero el me daba asco….

Arturo: Nunca lo he probado… susana es muy tradicional…

No le dio importancia a la lluvia dorada, le pico la curiosidad.

Arturo: ¿y la lencería erótica y los juguetes que tienes, te gustan o es por Alberto?

Silvia: Me encanta la lencería… jejeje me siento…. Distinta…

Arturo: Una guarra, lo digo en el buen sentido jeje

Silvia: jejeje si, un poquito guarra.

Arturo: Voy al baño ahora mismo vuelvo.

Arturo se levanto yo aproveche para escribir a Alberto.

           Silvia: ¿Cuanto tardarías en llegar a casa?

          Alberto: 15 minutos aproximadamente

          Silvia: Ok, voy a intentar que cuando llegues Arturo siga aquí dándome caña, tu haz como que vienes borrachisimo y no te das cuenta ni de lo que estamos haciendo… pero en plan encima nuestro viéndonos y hablándonos.

          Alberto: Ok, va a ser un poco violento pero bueno…

Antes de que llegara Arturo borre la conversación por si se le ocurría cotillear mi móvil.
Silvia: No debería, pero ponme otra copa.

Arturo sonrió y sirvió otras dos copas, volvió a mi lado y se sentó en el sofá, el cual estaba empapado por nuestros fluidos.

Silvia: … espero que a Alberto le guste lo que me has enseñado.

Arturo: Seguro que si y si no le gusta es que es tonto.

Silvia: Por cierto no me has enseñado los videos…

Arturo alcanzo el teléfono móvil. y rebusco un rato hasta que dio con los videos de las mamadas.

Arturo: ¿Que te parece?

Silvia: …. madre miá que caras pongo…. ¿de verdad que te gusta?….que vergüenza.

Pegue otro trago a la copa, cogí mi móvil. y me metí la polla de Arturo en la boca. Me hice un selfie con ella dentro y me puse a mirar la foto. Arturo sonreía.


Arturo: Estas sueltecilla ¿eh?

Silvia: ¿que?

Arturo: nada nada.

Yo hice como que no me enteraba.

Silvia: Guauuuu es que es muy grande vista así… (hice como que me centraba por un momento)… bueno ya es tarde ¿no Arturo?

Arturo: No tenemos prisa, has dicho Alberto va a llegar muy tarde…

Silvia: Ya pero…. No se… ya esta bien no…

Sus ojos eran de lujuria.
Apoye el móvil. en la mesa y al volver junto a Arturo amague con tropezarme cayendo sobre el, mis piernas, mi culo, mi barbilla, tenían restos suyos. No me había limpiado por dos motivos, el primero por que el no me lo había pedido y el segundo por que yo no quería, era parte de mi plan. Cada vez mas cerda, borracha, facilona…

Arturo: Vas borrachilla … jejeje

Silvia: un poco… jeeje

Abrí mis piernas quedándome completamente abierta, pero sin prestarle atención ni mirarle, simplemente como si hiciera un ejercicio de gimnasia para estirarme mientras pensaba en mis cosas.
El no tardo en percatarse.

Arturo: Guauuuu que flexible eres.

Silvia: Si …. ejeje… antes hacia gimnasia deportiva… y recuerda que hago mucho fitness… jeje
Arturo: No te preocupes que no voy a olvidar nada de lo que me estas contando

Eso era exactamente lo que yo quería que tomara nota de todo, no tardo en aprovechar la postura en la que estaba, para situarse delante mio de nuevo.
Agarro mis tobillos y metió su polla de nuevo dentro de mi.

Silvia: … ahhhhhh…. Joder…. Cariño…. ¿Tu no te cansas?...mmm

Arturo: No soy Alberto recuerdalo preciosa.

Silvia: mmm… debe ser que a el no le gusto tanto…. Por que no se le levanta hasta el día siguiente.

Arturo: Si no le gustas es por que sera tonto.

Arturo comenzó a embestirme con mas ritmo y fuerza, desde donde estaba pude ver como se iluminaba la pantalla de mi móvil., eso significaba que en unos minutos Alberto entraría por la puerta así que comencé a gemir de nuevo sin cortarme, a gritos.


Silvia: Ahhhhhhh….. siiiiii…. No pares….. ahhhh

Alberto abrió la puerta de casa, desde donde estábamos se podía ver perfectamente la entrada. Pero Arturo no presto atención, así que Alberto cerro con un portazo.

Los dos miramos de golpe. Tanto Arturo como yo nos quedamos en la misma postura que estabamos pero paralizados, mirando a mi novio que estaba con los ojos rojos y medio cerrados mirándonos fijamente.
A ver como salia la situación.

Alberto se acerco lentamente hacia nosotros sin mediar palabra, tal y como había advertido antes podía ser una situación violenta si no se controlaba antes.

Alberto paso por nuestro lado como si nada y se sentó en el otro sofá mirándonos.

Alberto: …..menufsdo peddoo…. (balbuceo mientras abría y cerraba los ojos)

Arturo me miro

Silvia: ¿Cariño?

Alberto: …. esss unaa guuararra…

Cerro los ojos.

Silvia: Esta peor que yo, va muy borracho….

Arturo, se relajo y volvió a follarme

Silvia: ¿Que haces Arturo? Esta aquí Alberto….

Arturo: …. ah mirale….. no se entera….. y quiero terminar….

Mientras Arturo continuaba follándome, mi chico se saco la polla ( la cual por su tamaño acababa de pajearse para que pareciera enana) y comenzó a pajearse mientras nos miraba.

Alberto: (medio gritando)…. es..unnna… puta….follla…

Arturo volvió a mirarle.

Arturo: Mira que polla, jejeje ¿Cual te gusta mas?…

Silvia:….. chsuuuuuuu ( le mande callar)

Arturo: ¿Cual?….

Silvia: La tuya… pero baja la voz….. ah…..

Arturo: … no se entera de nada…. ¿eh Alberto?

Alberto: …. el… culo …. gordo….

Arturo hablaba con mas tranquilidad y continuaba a lo suyo, ya no hablaba ni en voz baja, el papel que estaba haciendo mi novio como que iba borracho le había dado la suficiente confianza para que siguiera follándome con total naturalidad y sin discreción.

Arturo: te voy a dar un recuerdo preciosa….

Saco su polla y se pajeo con fuerza delante mio, sin tardar mucho en soltar un primer chorro de lefa sobre mis tripa y pechos, el segundo llego a salpicarme la barbilla la cual continuaba manchada del anterior polvo.


Arturo: bufff

Alberto se puso en pie y se acerco a nosotros tambaleándose.

Alberto: ….chu….pamela…. Guaarraaaa….

Resultaba humillante para el pero lo estaba bordando, con su diminuta polla de pie junto a nosotros.

Arturo: Hazle caso ¿no?

Me arrodille frente a el, la cogí con dos dedos y comencé a chupársela…

Arturo: Haz como con la miá, ¿o no puedes?

Le mire inquisitivamente y le dije “sabes que no” no te rías de el.

Silvia: mmmm que grande es cariño…


Arturo se rio. Yo intente jugar un rato con ella.


Después me la metí en la boca y le hice un par de mamadas, pero Alberto me agarro de la barbilla, llevándose los restos del semen de Arturo en la mano, me alejo y me tiro un chorrito de semen sobre los labios.


Alberto: …. toma… guarra….

Ya había acabado.

Arturo: ¿Ya?….

Silvia: pffffff….. si calla… tarda… muy poco…

Arturo: Eso no es ni poco, es nada…. Pobrecilla…

Silvia: ( puse cara de pena)…. Venga vete….

Arturo: … mejor que se valla el…

Silvia: ¿Como se va a ir el?

Arturo: Para lo que hace que se vaya a la cama que molesta…

Silvia: Venga no digas tonterías….

Arturo: Tienes razón… (Arturo se levanto y me ayudo a incorporarme a mi mientras Alberto continuaba tambaleándose con la polla fuera)… mejor nos vamos nosotros a la cama… tumbale en el sillón.

Silvia: Pero estas loco…. ¿y si se espabila y nos ve?...se va a enterar….

Arturo: Y si no vienes conmigo a la cama ahora también se va a enterar ( me acerco la copa a la mano)...tu eliges.

Puse cara de resignación, guarde la polla de mi novio en los pantalones y le recosté en el sillón, cogí la copa, brinde con Arturo y le pegue un trago en señal de aceptación de su propuesta, el me respondió con un trago y una sonrisa maliciosa, como que se había salido con la suya.
Me agarro del culo y me guio hacia mi propia habitación.

Arturo: jejeje esto es increíble…

Silvia: ¿El que?

Arturo: Nada, nada.

Se refería claramente a la situación, que mi chico no se enterara de nada, que yo fuera tan tontita que dejara que me hiciera todo eso, que yo estuviera tan buena pero pensara que no le merecía… se lo estaba poniendo todo tan fácil que claro que era increíble.

Nada mas entrar en mi dormitorio Arturo me empujo dejándome a cuatro patas en el borde de la cama para volver a embestirme. Yo como si no pudiera controlarme grite aun mas que antes.

Silvia: Ahhhhhh…… si…… joder……. Si…..

Esto a Arturo le encantaba por lo cantoso de que mi novio estuviera en el salón.

Silvia: mmmmm…… si…… ahhhhhhhh…. No pares……. Si…..


Cuando termine de correrme Arturo se incorporo y con una sonrisa me dijo, “espera aquí, no te muevas”.
El se levanto y salio del dormitorio, al rato le vi aparecer, en el cuarto, sujetando a mi novio.

Silvia: ¿Que haces?

Arturo le sentó en un sillón que tenemos en la habitación.

Arturo: Así mejor, ¿no?, … el también tendrá que aprender como se hace.

Volvió a hacia mi y continuo dándome en esa postura, pero de vez en cuando miraba a Alberto y le sonreía, o le decía algo.


Tras un buen rato, se retiro de mi y se tiro sobre la cama, me parecía increíble que tanto el como su hijo a parte de tener ese pedazo de rabo descomunal, fueran capaces de recargar y recargar sin parar con las estacas siempre tiesas.

Arturo: Ven aquí… súbete y muévete tu un poco vecina….

Lentamente gatee por encima de su cuerpo hasta llegar a la altura de su polla, me la metí nuevamente hasta que ya no cabía mas y comencé a cabalgarle.
De vez en cuando yo también miraba a mi novio, pero en mi caso ponía cara de preocupación, como que haciendo que no quería que se enterara.

Arturo: sigue así…...mmmm

Silvia: …. ¿te gusta?,….

Arturo: ¿Tu que crees?

Silvia:…. Ahhhh….. que si….

Apoye mis manos en su pecho y le cabalgue con mas fuerza mientras continuaba gritando. “ahhhhhh….si…...ah…. Dios….”.


Su polla palpito en mi interior, y de nuevo volvió a correrse.

Arturo: Siiiiiiiiiiiiiiiiii

Silvia: ….mmmmm …. cariño…. Que bien…..

Arturo: Buffff…. Como follas….pero que tontita….eres….

Silvia: (no le di importancia a la ultima frase como si no la hubiera escuchado) … ¿si? ¿Crees que lo hago bien?… ¿he aprendido?…. (puse cara de ilusión)

Arturo: Claro que si… has aprendido mucho… pero tendré que comprovarlo otro día ¿no?

Silvia: ….. no se,….

Arturo: …..¿?

Silvia: Bueno…. Supongo que si… pero ¿me enseñaras algo mas?
Arturo: Claro que si… recuerda somos amigos… puedes confiar en mi.

Silvia: Gracias…

Arturo se levanto y se fue al baño. Yo me fui al salón, aun mas sucia que antes. Tras un rato Arturo apareció allí, cogió su ropa y fue vistiéndose. Ya le parecía suficiente.

Silvia: Me tienes que pasar los videos.

Arturo:… claro

Silvia: Quiero verlos para ver que hago mal….

Arturo: Ok, recuérdamelo mañana…

Silvia: Vale… pero que no los vea nadie…

Arturo: Sabes que no, aunque eso depende de ti….

Dejo la frase abierta para hacerme pensar.

Silvia: Ya

Arturo se acerco y me dio un beso en el único sitio que no tenia lefa, la frente.

Arturo: Bueno me voy ya, te dejo tranquila con Alberto, que duermas bien.

Silvia: Si, me voy ya a la cama, me duele todo y estoy cansada.

Arturo: jejjeje te recomiendo que te pegues una ducha antes…

Me señalo para que me viera como estaba.

Silvia: Si. Tienes razón jejeje… la verdad es que huele bien… no como la de…..

Arturo: No como la de Alberto, tu novio.

Silvia: Si….

Arturo: ¿y el sabor?

En realidad ningún semen sabe bien, cuando te acostumbras tampoco sabe mal, simplemente se diferencian en el olor, mas fuerte o menos fuerte. Pero le dije lo que quería escuchar.

Silvia: ( cogí un poco de la lefa de mi pecho con un dedo y me lo lleve a la boca) también sabe muy rico, sabe distinto al suyo ¿por que?

Arturo: Por que yo soy un macho, y te gusta mas… jeje

Se dio la vuelta y salio de mi casa despidiéndome con la mano.


Yo volví entre risas a la habitación.

Alberto: …. estoy muy borracho…. (poniendo cara de tonto)….. jajajaja… yo no se como puede creérselo…

Silvia: Jajajaja por que lo has hecho muy bien, que buen actor. Jejejeje

Alberto: Madre miá. Pero mirate….

Era exagerado, estaba completamente cubierta de semen de Arturo.

Silvia: …. pffff, ya ves.

Alberto: ¿Pero como puede correrse tanto…?

Silvia: Es increíble, sera por el tamaño del recipiente… jajaja o por que Susi no le toca y retendrá mucho.

Alberto: Te lo has pasado bien por lo que he visto

Silvia: ¿te has fijado en su polla?

Alberto: Como para no fijarme, menuda tranca…

Me levante cogí mi móvil y le enseñe el selfie que me había hecho con ella.

Alberto: Madre miá., es gigantesca.

Silvia: Si, las comparaciones son odiosas ¿eh?

Alberto: jejejeje si…

Le agarre la polla y le hice un pajote para que pudiera correrse de verdad.

Silvia: Cariño, quiero que seas aun mas cantoso, no se la confianza que tienes con Arturo, pero, quiero que le cuentes todas mis intimidades, horarios de trabajo, posturas, sabores, lo que me haces, como me humillas, inventatelo si es necesario.

Alberto: se me van ocurriendo algunas cosillas.

Silvia: Comenta…. (estaba nerviosa, Alberto tenia mucha imaginación y morbo)

Alberto: De momento, tengo que hablar con Pedro para que me haga un favor.

Pedro era mi jefe, con el que teníamos mucha complicidad por otros motivos.

Alberto: Solo te adelanto que voy a intentar que sea Arturo el que te busque a ti, se lo voy a poner todo en bandeja… jejeje.

Silvia: ¿y yo que hago?
Alberto: Lo que yo te vaya diciendo


Alberto pego un gemido y se corrió sobre mi mano.

Alberto: Ale ya si que estas completamente lefada,

Silvia: jajajaj me faltan los pies…

Alberto: ¿si quieres lo arreglo?

Silvia: jajajjaja no hace falta… tu arregla lo que tienes que arreglar y pónmelo fácil y MORBOSO.

Alberto se levanto se quito la ropa y la tiro en el suelo de la habitación, quedándose desnudo.

Silvia: Cuéntame lo que estas planeando….. por fa….

Alberto: No…. Jejeje

Silvia: ¿A si?…

Le sonreí y le pegue un abrazo frotando su cuerpo con el mio.

Alberto: joder tía,….. que estas llena de semen….

Silvia: jajajjaa…. ¿me lo cuentas?….

Comencé a lamerle manchando su cuello con el semen de mi barbilla.

Alberto: ok… ok… te lo cuento pero vamos a ducharnos antes…

Silvia: jejejjee valeeeeeeeee

El pecho de Alberto quedo manchado por el semen de Arturo, el se miro con cara de asco, luego me agarro de la mano ( la cual tenia su semen) y tiro de mi hacia la ducha.

Alberto: Joder la mano también, por lo menos esta es miá, venga anda a ducharse.

Una vez que salimos de la ducha, Alberto me comento por encima uno de sus muchos planes. Tenia pensado prepararme un reportaje fotográfico con la lencería de la tienda, por eso necesitaba la ayuda de Pedro, mi jefe, pero iba a pedir a Arturo que me llevara el, el cual lo haría encantado. En el estudio solo estaría la ropa y el fotógrafo (compinchado) el resto era cosa miá.

Como siempre el plan me parecía enrevesado y le veía algunos fallos, pero la verdad es que siempre salían bien eran muy morbosos.

Me recalco que tenia que ser especialmente tonta, hizo incapie en ello y tenia razón ya que toda la historia con Arturo se basaba en lo inocente que era yo. Si el se percataba en algún momento que lo hacia de sumo gusto o aun peor que era yo la que guiaba la situación, todo el morbo desaparecería y me resultaría aburrido.

Ya era muy tarde, Alberto envió un par de whatsapp antes de meterse en la cama. Supongo que para preparar parte del plan del día siguiente. Yo me fui al salón, me apetecía un cigarro antes de dormirme, abrí el portátil, la cámara como de costumbre estaba conectada y la luz verde que indicaba que Arturo estaba viéndome también, así que me fume el cigarro desnuda ante la cámara. Al levantarme para ir al dormitorio revise el sofá, estaba completamente manchado de lefa, mañana tendría que limpiarla… pero mañana serio otro día…

Y ese día llego, por la mañana me despertó Alberto, hablando por teléfono desde el salón. Estaba hablando con Pedro, decía que ya estaba todo arreglado. Después envió un par de Whatsapp y me sonrió.

Alberto: Ya tenemos fotógrafo de confianza, recuerda eres tontita, haz todo lo que te diga, he quedado con Pedro en que nos deja el local de Gran Vía para las fotos, he quedado en que recojan las llaves, cuando lleguéis estará el fotógrafo esperando… voy a llamar a Arturo.

Marco con su móvil el teléfono de Arturo, yo suponía que le volvería a pedir el favor de que me llevara, pero no lo hizo.

Alberto: Hola Arturo, ¿Que tal?, ¿te apetece tomarte una cerveza mientras vemos las motos?….. ok… pues en 15 minutos quedamos en el porta. ¿Vamos al Bar de Tino?…….. Ok. Pues hasta ahora.

Colgó y me guiño un ojo.

Silvia: Buenos días cariño…lo primero….. ¿estabas hablando con Arturo?

Alberto: Si…

Silvia: ¿y has quedado con el?… ¿me lo quieres quitar?… tu tampoco puedes resistirte a ese pollon ¿eh?…. Jajajajaja

Alberto: jajajajjaja si… es eso…. Jajajajjaja…. Bueno en un par de horas te cuento, ahora me bajo a ver las motos con tu vecino favorito… jejeje

Silvia: Aleeee si vete y dejame así, no me cuentes nada eh….

Alberto: A por cierto no te pongas ropa interior, ve fresquita...

Le di un beso y se fue. Yo mientras tanto aproveche para pegarme una ducha y ver un rato la tele ya que sin información no sabia muy bien cual era mi trabajo en el plan.

Casi a las dos horas Alberto subió a casa. Y me contó todo.

Alberto: jejejeje ¿Que tal amor?

Silvia: Cuéntame todo y dejate de tonterías.

Alberto: Pues nada hemos ido al bar de Tino, se ha extrañado un poco cuando en vez de sentarnos en la barra le he hecho sentarnos en una mesa apartada. Al principio estaba muy tenso yo creo que se creía que le iba a decir algo de lo de anoche.

Silvia: ¿no le has dicho nada?

Alberto: Mejor te reproduzco la conversación
En el bar de Tino (Arturo y Alberto)

Alberto: Madre miá vecino que nochecita, menudo pedo me pille

Arturo se puso tenso y se quedo callado.

Alberto: No me acuerdo de nada…

Arturo: ¿de nada?

Alberto: Bueno entre nosotros hay confianza… jejejeje. Solo me acuerdo que soñé contigo.

Arturo: ¿Conmigo? No jodas…

Alberto: Si,… muy fuerte.

Arturo: ¿El que?

Alberto: jajajajajja es muy fuerte… bueno te lo cuento que cojones. Pues soñé que llegaba a casa y que te pillaba follándote a Silvia…. Ajjajajajjajaja…..

Arturo: ¿Si? Jajajajjaja que locura….

Alberto: A que si… pero en plan puta,…. Corriéndote por todos lados…. Jajajaja y pasabais de mi… jajajajajjaja

Arturo: Joder estas loco.

Alberto: Si tío, pero como te digo, llegue borrachisimo… así que no me extraña soñar locuras… tu con Silvia… jajajajja… mi novia seria incapaz de hacer eso… jajajaja… y encima en plan posturas raras…

Arturo: ¿raras?

Alberto: Si, ella súper espatarrada… jejeje… bueno ella es muy flexible era deportista, no veas como se abre cuando quiere…. Hace deporte en el parque y yoga así que sigue teniendo mucha flexibilidad aun teniendo el culo así de gordo…

Arturo: Pero si tienes un pivon de novia… Alberto

Alberto: Que va… bueno te iba a pedir otro favor tío, no quiero ser pesado… pero hoy tiene que ir a una sesión de fotos de trabajo….hace el catalogo de la tienda de ropa.

Arturo: ¿A si? … pero supongo que con ropa… ¿no?

Alberto: Claro, no te jode, no la iba a dejar que hiciera eso desnuda, ni un pezón… el tema es¿ que si podrías llevarla y recogerla luego?, es que yo tengo que ir a hacer una ñapa.

Arturo: Claro que si. ¿llevarla traerla no?

Alberto: SI. Muchas gracias.

Arturo: bueno al final te voy a cobrar por tanto favor …

Alberto: De momento pago yo las cañas ¿te vale?… jejeje

Arturo: Ok… aunque las ibas a pagar igualmente, se me ha olvidado la cartera.

Arturo se agarro los riñones… como si le dolieran.

Alberto: ¿te duele la espalda?…

Arturo: SI, sera cosa de la edad, jejejeje… llevo con contracturas un tiempo…

Alberto: Pues ya se como pagarte… un masaje…

Arturo: ¿…?

Alberto: yo no, ajajaja un masaje de Silvia, hizo cursos de masajista, se le da muy bien… así que si quieres que te de unos masajes…

Arturo: ok me parece un trato justo… jejeje…


De nuevo hablando conmigo. (Silvia)

Alberto: Y esto es básicamente lo que he hablado con el.

Silvia: Interesante… así que ¿le debo un masaje?

Alberto: Si, con final feliz… jejeje

Silvia: Pues claro, sino no se lo daría… mmm…. Y ¿a que hora es la sesión?

Alberto: ¿tienes prisa?

Silvia: mmm… la verdad es que si… jejeje

Alberto: A las 12 tenéis que estar en Gran vía.

Silvia: Eso es en 3 horas…

Alberto: Si, le he dicho que en una hora se pase a por ti.

Silvia: Ok, ¿tengo que saber algo mas?

Alberto: Yo iría si ropa interior, por eso de las marcas en la piel, y con algo ligero de ropa y recuerda que piensa que eres una inocente putita tonta.

Silvia: Gracias amor lo recordare… me has puesto súper nerviosa, voy a vestirme.

Sali corriendo a la habitación, abrí el armario y comencé a tirar vestidos sobre la cama, hasta que me decidí por uno blanco, transparente, veraniego. Con ese vestido siempre se quedaban mirándome por que se veía la ropa interior, en esta ocasión no ocurriría eso, ya que no podía ponerme tanga ni sujetador, ya que sino en la sesión de fotos se verían las marcas de los elásticos. Me maquille marcando mucho la zona de los labios y los ojos, me puse unos tacones blancos.

De repente sonó el timbre de la puerta de casa.

Abrió Alberto. Yo me acerque.

Silvia: Hola Arturo

Arturo: Hola, bueno, ¿nos vamos?

Silvia: ¿A donde? Yo tengo trabajo…

Arturo: Ya jejeje pues a eso…

Alberto: se, me ha olvidado decírtelo pero te va a acercar el, yo tengo trabajo.

Silvia: Am…. Ok, bueno, pues entonces si, vamonos.

Di un beso a mi novio y salí de casa junto a Arturo dirección al ascensor.

Silvia: joer, al final me llevas tu a todos lados.

Arturo: Es un placer, vas preciosa, por cierto

Silvia: Gracias…

Subimos al ascensor y bajamos hasta el parking. Arturo caminaba detrás mio, mirándome de arriba a abajo. Las luces del coche se encendieron cuando Arturo pulso el mando. Entre antes de que el llegara a la puerta del conductor, y me subí el vestido casi hasta dejar a la vista mi coñito recién rasurado, pero sin que se viera.
El subió al coche y me miro antes de arrancar, pero no dijo nada.
No hizo falta que le indicara la dirección, ya se la había dicho Alberto en el bar. Así que puso rumbo hacia el set de fotografiá.

Arturo: Bueno cuéntame a que vamos…

Silvia: Pues cuando sale alguna colección nueva tengo que ir probármela y hacer un reportaje fotográfico, para colgarlo en la web y en los catálogos…

Arturo: Ammm… Por cierto he estado hablando con tu novio de lo de anoche.

Silvia: ….¿Que le has contado?…

Arturo: … yo nada, el me ha dicho que tuvo un sueño porno con nosotros….

Silvia: ¿como?…

Arturo: Todo lo que nos vio hacer, se piensa que lo soñó… ¿bien no?

Silvia: Supongo que si… que alivio… esta mañana tenia mucho miedo de que me dijera algo.

Arturo: … ¿no te ha contado ni lo del sueño?

Silvia:… no… imaginate… con lo celoso que es no me lo contaría nunca…

Arturo: Pues a mi me lo ha contado con pelos y detalles, sobre todo le impresiono la lefada que te di.

Silvia: Bueno deja el tema… Arturo… por favor sabes que no me gusta…. Ni hablar ni lo que hemos hecho… encima mi novio parece que te ayuda y te hace recogerme y dejarme en sitio…

Arturo: jajajaja el destino y la suerte guapa.

Llegamos al sitio, tardamos un rato en aparcar.

Silvia: Todavía es pronto, ¿quieres tomar algo?

Arturo: Si,…

Silvia: Conozco un sitio aquí cerca, es en una azotea… muy bonito.

Subimos a la cafetería, era parecido a un jardín urbano en lo mas alto de un edificio de 15 plantas. Muy tranquilo, a esas horas no había casi gente, y la que había era de buen nivel adquisitivo.

Un camarero nos guio hacia una mesa, antes de sentarnos ya habíamos pedido 2 cañas.
Arturo se sentó, cuando me disponía a sentarme una ráfaga de viento tiro la carta que había en la mesa.
Me gire y me agache a por ella, dejando todos mis encantos a la vista de todo el que estuviera mirando, entre ellos Arturo. No lo hice aposta, ni me acordaba que no llevaba ropa interior.


Arturo: Madre miá Silvia… vas sin nada….buffff…..

Silvia: uy…… jejeje… que descuido…

Cogí la carta y me senté en el taburete junto a Arturo.

Arturo: ¿Pero como vas así chica?…

Silvia: En los reportajes de fotografiá de lencería, bikinis etc, es mejor venir así, mas que nada para que la goma de las braguitas o el sujetador no deje marca antes de la sesión…

Arturo: Tiene sentido pero…

Antes de que acabara la frase otra ráfaga de viento volvió a levantar mi vestido, y otra vez las vistas se fijaron en mi trasero.


Silvia: Bueno no es para tanto ¿no?…

Hicimos tiempo suficiente mientras nos tomavamos las cervezas antes de entrar en el set de rodaje.

El set no era nuevo para mi ya que había estado en varias ocasiones, para unas cuantas sesiones de fotos… y videos… pero para cualquier persona nueva le resultaba impresionante, ya que ha simple vista desde fuera es un local mas pero una vez dentro el sitio era inmenso, con distintas estancias y distintos decorados.
Al llamar al timbre de la puerta nos abrió un chico al que yo ya conocía, era un amigo de Alberto con el que tuve unas cuantas noches de sexo desenfrenado, ahora tenia pareja y era un chico fiel, pero continuavamos manteniendo la relación de amistad y teníamos mucha confianza en el. Ademas el chico se dedicaba a la fotografiá, con lo cual la elección de Alberto estaba mas que justificada. El ya habría hablado y concretado con Alberto todo.

Una vez dentro me dio dos besos y se presento a Arturo.

Silvia: Es Oscas, el fotógrafo.

Oscar: Buenas, supongo que es Alberto, tu novio, por fin le conozco.

Silvia: No que va, jejeje es Arturo, un amigo.

Oscar: Ammm….. entonces ¿quieres que se quede?

Silvia: ¿Cuanto va a durar la sesión?

Oscar: Depende, pero puede que hasta 6 horas….

Silvia: Guauuuuuu…. Pues no se, Arturo es mucho tiempo… ¿que vas a hacer?.

Oscar: Yo lo digo sobre todo por tu intimidad Silvia…

Arturo: Me quedo, me quedo…

Silvia:… que se quede, supongo que no pasa nada.

Oscar: Tu mandas… bueno acompañame

Oscar me agarro de la mano y me llevo a uno de los decorados que era una representación de una lujosa casa.

Me señalo los burros de cuelga con toda la ropa preparada, la ropa supuse que se la había dejado Pedro para la sesión.

Oscar: Bueno ¿sabes que te va a ver desnuda no?…

Lo dijo en voz alta refiriéndose a Arturo.

Silvia: Si.

Oscar: pues manos a la obra, empieza por la prenda que quieras.

No siempre nos cambiamos delante de todo el equipo de fotografiá, dependiendo de para lo que sea, habitualmente hay varios cámaras, maquilladoras, director, y mas gente, si es porno todo se suele hacer delante de todos, si es simplemente lencería erótica solíamos tener vestuarios con estilistas. Pero esta ocasión era especial, con lo cual debía cambiarme delante de Arturo y Oscar el fotógrafo.

Me acerque a la ropa, y sin pensármelo dos veces me quite los zapatos y el vestido, quedándome completamente desnuda ante ellos.
Oscar: Muy bien, ya veo que vienes sin ropa interior.

Silvia: SI, jejeje que luego os enfadáis.

Oscar aun intentando disimular volvió a sorprenderse ante mi desnudo, hacia mucho tiempo que no nos veíamos.

Fui escogiendo la ropa empezando por la menos provocativa, un tanguita y un sujetador.


Me lo puse lentamente mientras Oscar preparaba la cámara.

Arturo se sentó en un sillón a menos de 6 metros sin perder de vista todo el espectáculo.
Oscar me fue guiando en todo momento, como tenia que ponerme, moverme.

Tenia una cámara. de video con la que de vez en cuando me seguía y enfocaba mientras me hacia andar por el set.


Oscar: Ponte a cuatro patas sobre la mesa y mueve el culo.

Silvia: Ok

Al oír esto Arturo pego un respingo sobre su asiento, extrañado por la petición. Yo me subí a la mesa y lo hice sin mas.


Tras unas cuantas fotos, me puse otro conjunto de tanga y medias, muy lentamente dejando que hiciera fotografiás mientras me lo ponía.


Ya llevábamos una hora con la sesión cuando Oscar voluntariosamente nos ofreció bebida. Mientras iba a por ella yo me acerque a Arturo.

Silvia: ¿Que te parece?

Arturo: Muy interesante la verdad.

Podía notar su empalme bajo los pantalones, normal teniendo en cuenta lo que estaba viendo. Oscar volvió y yo me di la vuelta dejando el culo en la cara a Arturo.


Oscar: Tomar unos refrescos.

Cogimos los refrescos y les pegamos un trago.

Oscar: Bueno, ¿seguimos?

Silvia: SI.

Oscar: De pie donde estas, bajate el tanga hasta la mitad del muslo, agarrate los tobillos y muerde el tanga…

Aquí Arturo si que se sorprendió del todo.

Arturo: ¿Que se baje el tanga?

Oscar lo miro.

Oscar: Si, ¿por?

Silvia: Si, no te preocupes… (hice lo que me pidió)


Arturo se llevo una mano a la polla y se la palpo por encima del pantalón. Oscar se acerco a mi y me coloco en otra postura. Y comenzó a tirar fotos de mi coño a medio palmo de distancia.


Oscar: Así, muy bien, tocatelo…. Perfecto.

Me sentó en un taburete y me hizo unas cuantas fotos mas.


Oscar: Apartate el tanga….. muy bien…. Delicioso….

Me levante de nuevo y esta vez me puse un vestido negro con medias y liguero. Siempre que me cambiaba de ropa intentaba hacerlo cerca de Arturo.


Oscar: Así muy bien… ahora apoyate en la pared… saca un poquito el culo… preciosa…. Ahora súbete el vestido y bajate el tanga, que se te vea el culo…. Perfecto….


De vez en cuando yo misma tomaba decisiones, me quite el vestido y me quede solo con un corsé y las medias, me senté en una butaca y abrí las piernas de par en par, con mi coño rasurado al aire.


Oscar: preciosa…. Muy morbosa…

Mientras me quitaba prendas Oscar continuaba tirando fotos.

Me quite el corsé y me tumbe en el suelo. Oscar se acerco, puso una mano en mi culo y me alzo un poco.


Oscar: Así…. Preciosa..

Me quite las medias y Oscar me hizo una foto de cadera para abajo.


Luego me coloco sobre un sofá y me dijo como tenia que colocarme para las siguientes fotos.

El siguiente conjunto era vestida con falda vaquera y chupa de cuero, con un tanguita debajo. Oscar me coloco sobre un sofá, se acerco y me bajo la falda para que el tanga asomara por arriba, al hacerlo me sobo el culo ante las narices de Arturo, que se quedo atónito.


Oscar: Muy bien…. Arrodillate aquí…

Me coloco en el suelo y con una mano se toco la polla mientras que con la otra me abría la chaqueta para que mis tetas asomasen. Cogió la cámara. y continuo con las fotos.


Silvia: ¿Hacemos otra pausa?

Oscar: Ok, voy a traer algo para picar….

Silvia: Ok…

Oscar se fue y nos dejo tiempo suficiente para estar juntos.

Arturo: Joder Silvia como me estoy poniendo….

Arturo se levanto y me apretó el culo y las tetas.

Silvia: Estate quieto…. Oscar me conoce…

Arturo: Ya lo veo ya, te manosea mucho…

Silvia: Es por que tiene que hacerlo, para decirme como ponerme…

Arturo: ya… ( no estaba muy convencido)… y las fotos de tu coño desnudo, ¿para que son?… ¿no te extraña?.

Silvia: no, supongo que luego tiene que editarlas y elegir las mejores… ¿no?

Arturo: si….. seguro que es para eso…

Oscar volvió con unos sándwiches que comimos rápidamente para seguir con la sesión.

Esta vez me puse un mono completo, con el agujero para follar con facilidad. Oscar me llevo hasta la cama, y me tumbo con el culo levantado.

Oscar: Así… perfecto… ahora ábrete el coñito…. Espera…

Oscar estiro su mano y me agarro el cachete y parte del labio, y comenzó a movermelo.


Oscar: Así mejor….

Silvia: Ok….

Después me hizo tumbar boca arriba abierta de piernas.


Oscar: Tocate….. así…. Se sexy….. muy bien……

Volví a la zona del vestuario y esta vez escogí un conjunto que no tapaba mucho, con un collar imitando brillantes. Era muy sexy.
Con el Oscar se tiro un rato entretenido.

Primero con posturas inocentes.

 

Después haciendo que me tocara.

 

Y mas tarde desnudándome.

 

Oscar: Espera un momento a ver si encuentro un conjunto muy sexy, si quieres mientras echale un vestido a las fotos que te hice la ultima vez.

Con la ultima vez se refería a hacia mucho tiempo, pero tenia un book con fotos erotica-artisticas miás.

Silvia: Si, voy a verlas.

Cogí el book y me senté a verlo junto a Arturo, algunas de las fotos eran para mi gusto preciosas, y de muy buen gusto, otras eran de sesiones de body painting.

 


Tras un largo rato Oscar apareció en escena con otro conjunto en la mano.

Oscar: Toma preciosa… pontelo a ver que tal te queda… pero que tonterías digo, estupendamente como todo lo que te pones..

Era una body negro, semi transparente. Oscar estiro una alfombra de pelo blanco en el suelo y me hizo sentarme y posar encima. La verdad es que me quedaba como un guante.

Fui haciendo todo lo que Oscar me pedía, dejando que me tocara los pechos el culo o lo que fuera necesario con la excusa de que salieran bien las fotos.


 




En esta ocasión tras las fotos ya sin el body.

Trajo un nuevo complemento. Era un consolador transparente. Arturo no pudo mas y hablo.

Arturo: No creo que esto sea necesario.

Oscar: No entiendo a ¿que vine esto?… este trabajo es así, y yo se para que me han contratado… no se si habrá ido a muchas sesiones pero son así…

Silvia: Tiene razón Arturo esto es así…

Oscar: Joder… menos mal que no es tu novio… ahora si puede ser, Silvia juega con el y metete un poco, para un par de tomas.


Así lo hice. Y un par de fotos mas con mi dedo dentro.

 

Oscar: Bueno yo creo que esta bien por hoy… ha sido un placer trabajar contigo Silvia, Como siempre espectacular.

Silvia: jeje gracias….

Oscar: Me lo pones …. muy fácil guapetona…

Me puse el vestido blanco y los zapatos de nuevo, le di dos besos a Oscar, Arturo le dio la mano reacio.

Oscar: Ya te mandare las fotos a tu correo y al de la empresa como siempre ¿vale guapa?

Silvia: Ok…. Chaoooo

Arturo no se dio cuenta y me agarro de la cintura al salir.


------------------------ Continuacion 13/06/2016 --------------------------------------------------

Arturo continuaba andando por la calle sin soltarme la cintura, creo que lo hacia sin darse cuenta ya que solía ser muy discreto no fuera que alguien le conociera y se lo dijera a Susi. El pensaba que yo era la que tenia miedo de que se enterara Alberto, no podía estar mas lejos de la realidad, si yo quisiera le tendría en la palma de la mano, pero prefería que pensara que el tenia el control sobre mi.

Al pasar por delante de una conocida tienda de Gran Vía, me pare en el escaparate, mirando un vestidito muy sexy.


Silvia: Mira que bonito…


Arturo: si


Silvia: ¿Podemos pasar un momento?… me lo quiero probar.

Arturo sonrió y me acompaño al interior de la tienda. Una vez dentro eche un vistazo a varias cosas y cogí un par de vestidos y unos shorts…
Fui hasta los probadores, como siempre abarrotados, Arturo me seguía de cerca.

Entre en uno de ellos y deje la cortina mal cerrada. Me quite el vestido quedándome desnuda en el probador, en el espejo podía ver a Arturo mirándome por el hueco que había dejado. Cogí el primer vestido y me quedaba grande (lo había hecho a posta).


Silvia: ¿Puedes pedirme una talla menos?…

Se lo pedí tapándome con una mano mis pechos y con otra mi entre pierna. El estiro la mano cogiendo el vestido y me miro de arriba a abajo antes de llevárselo. Desde el probador pude escuchar como se lo pedía a una dependienta.

Al minuto escuche “dígale a su hija que no tenemos mas tallas”, me hizo mucha gracia, encima el no replico.


Arturo: Hija, no hay tallas…

Silvia: jajajajjaja… otra cosita, pero esto no lo pidas…


Arturo: ¿el que?

Silvia: Necesito tangas, no puedo probarme los shorts a pelo…. Que vergüenza… (le dije la talla)

Arturo se rio y volvió con un conjunto de tanga y sujetador muy bonito. Me lo puse y me probé los shorts…

Por el espejo vi como miraban raro a mi supuesto padre mientras me miraba vistiéndome.

Salí del probador, fuimos a la caja y pague las compras, regresamos al parking, nos montamos en el coche y nos fuimos para casa, durante todo el camino Arturo estuvo muy callado, la sesión de fotos le había impactado, ya que aun en silencio, podía ver el empalme fijo de sus pantalones.

Cuando estabamos por la zona de los descampados junto a casa.


Silvia: ….. buffff….. Arturo… para un segundo por ahí detrás…

Le indique que parara en un sitio cercano al que me llevo con el coche aquella noche.

Arturo: ¿Que pasa?…. ¿Te apetece eh?… jejeje


Silvia: …. si me apetece …. mear… no puedo mas…


Arturo: jajajaja.

Arturo aparco el coche, yo salí corriendo y me puse en la parte delantera a unos metros, despaldas a el, me agache y me puse a hacer pis.

Al levantarme tarde un rato en colocarme el vestido, que al trasluz se veía aun mas trasparente.



Volví al coche y me monte.


Silvia: … que alivio… jejeje

Arturo retomo el camino a casa.
Ya era tarde, entre la sesión de fotos, el camino de ida y el de vuelta hacia casi había transcurrido 7 u 8 horas. Alberto supuestamente no estaba en casa, supuestamente pero que yo supiera Susana si, hoy trabajaba de mañana así que en principio debería estar ya en casa.


Arturo: Por cierto ¿cuando me vas a dar el masaje?


Silvia: ¿Que masaje? (disimule)


Arturo: ¿no te lo ha dicho Alberto? (yo negué con la cabeza)… que tanto favor que te hago me lo tengo que cobrar, y como me duele la espalda… me comento Alberto que sabes dar masajes.

Silvia: … si, se me da muy bien…


Arturo: Por eso lo digo, a ver cuando me das alguno.


Silvia: Cuando quieras, bueno… cuando se pueda… jejeje, pero vamos no hacia falta ningún favor, haberlo pedido, a Susana ya la he dado alguno…

Arturo: ¿Susana lo sabia? Que callado se lo tenia, no me ha dicho nada de que fueras masajista…

Silvia: Pues si, jejejje, bueno ya sabéis cuando queráis tenéis mis manos a vuestra disposición.

Arturo: No lo olvidare, jejeje

Llegamos al edificio y subimos a casa, Susana estaba en casa ya que Arturo no intento entrar en la miá, y menos mal, por que Alberto estaba en el salón, sin hacer ruido, para que no supieran que estaba alli, con los cascos puestos jugando a la consola.

Silvia: ¿Que haces?

Alberto se quito los cascos.., y me mando hablar mas bajo.

Alberto: Disimular…. Jejejeje

Silvia: Jajajajaja no hace falta

Alberto: ¿Bueno que tal?… ya he visto las fotos, me las ha mandado Oscar…. Pfffffffffffffff ¿una sesión calentita no?

Silvia: Si, jajajjajajaj Arturo lleva 7 horas empalmado…

Alberto: ¿y no le has aliviado?

Silvia: No, recuerda que soy tontita, no una buscona, así que le he dejado que viera la sesión, le he calentado un poco en una tienda y para casita… con nuestras respectivas parejas.

Alberto: jaajajaj, me lo curro tanto con lo de la sesión para ¿Esto?…. Jajajaja, por cierto pobre Oscar… me ha llamado con un calenton…

Silvia: jajajajja ¿no tenia novia y era tan fiel?

Alberto: Y lo es, pero lo cortes no quita lo valiente, dice que cuando os habéis ido se ha hecho una paja alli mismo… ajajajjajaja

Silvia: jajajajajaj… ya me ha dicho Arturo lo del masaje, no se cuando lo querrá, pero si que se como lo quiere.

Alberto: Ha tardado en decírtelo… bueno no se muy bien por donde tirar…

Silvia: ¿Con que?

Alberto: Con lo de Arturo, te creo situaciones morbosas, pero es que has escogido un papel muy difícil, el de tontita, no me da margen para crear mas situaciones en las que se aproveche de ti… si fueras tu la que manda pues, podrías hacerlo a todas horas. Pero en este caso es el, el que tiene que ir marcando los tiempos, si no tiene valor para hacer algo en un momento morboso, esa oportunidad se pierde…


Silvia: Si, se lo que quieres decir, me desquicia un poco… pero piensa que no es como otros chicos con los que he estado, el tiene mujer, hijo…

Alberto: Al que también te has tirado

Silvia: Bueno si pero el no lo sabe…

Alberto: Con el tiempo eso puede dar juego…

Silvia: Estate a lo que tienes que estar, no adelantes acontecimientos… jejeje

Alberto: Bueno pensare algo… de momento tienes lo del masaje.

Silvia: Pues si.

Alberto se puso los cascos y continuo jugando, yo mientras hacia cosas por casa le daba vueltas a la cabeza en como crear alguna situación tensa sexualmente hablando para que Arturo se desfogara.
Tras recoger la cocina y poner una lavadora volví al salón, Alberto estaba en la terraza hablando.

Me acerque y Susana estaba apoyada en el muro charlando con mi novio.

Silvia: Hola vecina

Susi: Hola Silvia…¿Que tal?

Silvia: Bien…

Susi: ¿Como ha conducido mi marido? Es un cafre al volante.

Silvia: jajaja no, no muy bien…


Arturo: Menos mal, alguien que valora mi trabajo… jejeje

Arturo apareció en la terraza.

Susi: bueno Silvia, estaba comentando a Alberto que tu no has visto nunca el chalet.

Silvia: La verdad es que no…

Susi: Estábamos arreglándolo, bueno, Alberto es el que lo ha arreglado…

Alberto: A quedado precioso.

Susi: Pues le decía que ¿por que no nos vamos todos este fin de semana? Ahora que hace calorcito…

Arturo: Por mi encantado


Alberto: ya he dicho que si por los dos, pero si quieres dar tu opinión…

Silvia: jajajaja no ya veo que no hace falta… claro que si…

Mi novio me guiño un ojo, luego tendría que hablar con el, por que si tal y como parecía era idea de Susi, nos lo había puesto en bandeja para nuestros planes.

Alberto: Me llevo yo el coche y vamos todos juntos.


Arturo: Ok, pues si queréis voy yo a comprar esta tarde comida y bebida…

Susi: ¿trabajáis mañana?

Alberto: Yo, trabajo cuando quiero...jejeje

Silvia: No, no trabajamos..

Susi: Pues si queréis nos vamos esta misma tarde noche y así estamos un par de días mas.


Arturo: Buena idea.

Silvia: Vale

Ale ya estaba el plan cerrado para los próximos 4 días. Alberto no pudo reprimir su sonrisa maliciosa, cuando ponía esa cara por su mente estaban pasando miles de perversiones y posibles planes y juegos morbosos. Por que le conocía muy bien sino me asustaría de lo que tenia dentro de la cabeza.

Tras un rato de conversación en la terraza tomando unas cervezas, Arturo se despidió para ir a comprar lo necesario.

Susi: Te va a encantar, Silvia… tenemos una especie de SPA con sauna turca, Barbacoa y piscina, ejejejej, de las que se montan pero bueno…

Alberto: ¿Para que queréis una de obra teniendo las termas naturales a menos de 10 minutos andando?

Susi: Es verdad las termasss….

Silvia: Que Guaiii ¿no? Termas

Susi: Si y no suele ir mucha gente el pueblo es pequeñito y la gente que va suelen ir solo los sábados por la tarde o los domingos, pero están abiertas todo el día… así que… ya las veras.

Silvia: Pues tengo ganas…

Susi: Seguro que nos lo pasamos muy bien…

Alberto y yo contestamos al mismo tiempo “seguro”.

Entramos a preparar las maletas para cuando llegara Arturo no perder el tiempo e irnos.

Habíamos quedado con Susana que cuando tuviera las maletas preparadas nos diera un toque al timbre, y así lo hizo. Alberto bajo al parking y fue colocando todas las maletas, incluidas las de Arturo las cuales hizo Susana. Alberto coincidió con Arturo en el parking y aprovecho para pasar las cosas a nuestro maletero mientras el subía a cambiarse.

En 20 minutos estabamos todos abajo subiendo en el coche camino del pueblo de Arturo.


---------------------------------- Continuacion 13/06/2016 20:15 h ----------------------------------


El pueblo se encontraba a un par de horas de distancia, el viaje fue ameno y se hizo corto, Alberto habitualmente hacia todos los viajes entretenidos.

Llegamos a nuestra salida, por un camino secundario y mal asfaltado. Pasamos por zonas boscosas, y verdes, no parecía el típico pueblo de secano de Castilla la Mancha. Cruzamos por el centro del pueblo en apenas 5 minutos, era muy pequeñito pero con encanto, un par de negocios, y bares.
Tardamos otros 10 minutos mas en llegar a la casa de Arturo y Susana, a las afueras del pueblo pero al igual que el resto de la zona, estaba ubicada en una zona arbolada, rodeada de hierba y con un pequeño riachuelo. Cruzamos un estrecho puente de madera antes de llegar al vallado del chalet.

La puerta se abrió automáticamente.

Susana: Antes de que viniera Alberto la abríamos a mano y haciendo mucha fuerza… jeje

Alberto aparco en una zona techada con hueco para dos coches. Nada mas abrir las puertas, me llego el típico olor, a campo, madera quemada, hierba… me recordaba a mi época de niña en la casa del pueblo de mis abuelos.

Abrimos el maletero y todos cogimos algo, aunque había que dar mas de un viaje, Susana con la excusa de enseñarme la casa dejo todo en la entrada y dejamos el resto de traslado a los chicos.

El hall era inmenso, con columnas y vigas de madera, al estilo rustico pero moderno. Pasamos por una puerta doble al salón, del mismo estilo y con una gran chimenea, alfombras que imitaban pieles por el suelo, una barra de bar con taburetes altos. Continuamos por el resto de la casa, la cocina también de grandes proporciones, subimos por unas escaleras muy anchas a la parte de arriba, en la que había 3 Dormitorios dobles, con grandes cristaleras, dos de ellos con chimenea.

Desde uno de los balcones de la planta de arriba Susana me enseño el terreno, la piscina, la barbacoa, donde estaba el rio, etc.

Susana: Bueno y lo mejor para el final.

Bajamos de nuevo a la planta baja pero esta vez continuamos por el pasillo dirección a lo que parecía uno de los cuartos de baño. Pero no, no lo era, al abrir la puerta apareció la típica escalera de las películas de terror americanas, que descendía hacia la oscuridad.

Susana dio la luz, y esta escalera no era de película de miedo, era mas bien de película erótica. Una luz tenue rojiza ilumino la escalera, imitaba a la llama de las antorchas.

Susana: Te va a encantar.

Bajamos juntas, hasta que vi el tesoro de la casa, las paredes y suelo de piedra, pero irradiaban calor, un gran sillón de relax para varias personas, un jacuzzi para 4 u 2 personas, no lo tenia muy claro, y una cabina de madera que suponía seria una sauna, mas tarde susana me confirmo que era una sauna pero turca, de las que desprenden vapor, para mi gusto mucho mas relajante. Hilo musical y una pequeña nevera.



Susana: Aquí me paso horas… jejeje

Silvia: no me extraña… Alberto nunca me ha contado esto.

Susana: Bueno la verdad es que no lo ha visto en funcionamiento ni decorado… por cierto tienes toallas en ese mueble, yo cuando estoy sola entro desnuda jejejeje… lo digo por que ya veras que incomodas son las tiras del bañador aquí dentro, si quieres usa directamente una toalla.

Silvia: Ok…

Susana: Esta noche bajamos si quieres…

Subimos con los chicos, que habían dejado todo en el salón y se habían abierto una cerveza cada uno, estaban sudando.

Susana: ¡¡¡ya!!!

Arturo: Nos lo hemos ganado

Alberto: ¿tu sabes el calor que hace ahí fuera?… ahora subo las coooooooooooooossssasssss

Silvia: Por cierto ¿cual es nuestra habitación? Que no te he preguntado antes.

Susi: La del espejo grande…


Silvia:…. ¿?


Arturo: Ni se ha fijado, ven conmigo que tengo que subir a cambiar de camisa y ya de paso subimos un viaje de maletas…

Silvia: Vale….

Me acompaño a la que iba a ser mi habitación durante los próximos cuatro días.

Arturo: Nos lo vamos a pasar bien tu y yo

Silvia: ¿Querrás decir todos?

Arturo: Si, pero tu y yo juntos mas…


Silvia: No, va a pasar nada.

Arturo: Si, puede que alguien se entere de algo y se lie una buena…

Silvia: ¿no serias capaz?

Arturo: no lo se… ( me acaricio el culo y salio de la habitación)

Yo aproveche para ponerme algo mas fresco, una camiseta larga tipo vestido blanco, sin sujetador. Cuando iba a salir de la habitacion me cruce con Alberto que iba a lo mismo.

Silvia: Entra entra ( en voz baja)


Alberto: Dime…

Silvia: Esto va a ser un canteo ¿no? Susana y tu, no hay intimidad para que me lo monte con Arturo.


Alberto: … jajajaja, parece que no les conoces, Susana es muy independiente, por lo que se, cada uno hace su vida, así que me encargare de tener muchas ganas de acompañar a Susana a todas partes. Y tu justo lo contrario, ganas de hacer lo contrario que haga Susi… ¿te parece?


Silvia: Me parece…

Baje al salón, y no había nadie, asome al patio y ahí estaba susana tumbada bajo la pergola que había junto a la barbacoa y a la piscina. Salí con ella y me tumbe a su lado.

Silvia: Se esta de lujo

Susana: Mejor que en Madrid, bueno lo suyo es que se pongan con la barbacoa antes de que anochezca, mas que nada por la luz…

Se quedo mirando a unos focos que había en la pergola.

Susana: A pues no, tampoco importa mucho la luz, ya veo que tu novio también arreglo eso…

Silvia: Joer, curro mucho mi chico por lo que veo.

Susana: La verdad es que si, así que tomaros este sitio como vuestra casa, podéis venir cuando queráis… ademas todavía no has visto las termas. Si quieres mientras van encendiendo la barbacoa te llevo a verlas.

Silvia: ¿Están cerquita no?

Susana: Si aquí al lado, tardamos menos en ir y venir que ellos en encenderla… así ya sabes donde están por si quieres pasarte por la noche sólita.

Silvia: ¿sola?… ¿de noche? ¿tu vas sola?


Susana: Si, muchas veces, jeje son preciosas y si hay luna despejada se ve perfectamente de noche.

Silvia: Que bien suena…

Susana: A de mas como te he dicho no suele ir nadie, es incomprensible con lo bonitas que son, pero como en este pueblo casi todos los que viven aquí son gente mayor, y los jóvenes solo vienen en Vacaciones… y lo mas importante los domingueros desconocen su existencia, el pueblo se lo tiene callado a los turistas, no esta ni señalizado… jejejeje

Silvia: jajajaja me parece lo mas inteligente que pueden hacer, cuando un sitio bonito se comparte con mucha gente deja de ser bonito.


Susana: Que razón tienes… venga vamonos.

Susana se levanto, pego un grito a Arturo que asomo por el porche de la casa y le aviso de que nos íbamos a dar una vuelta, que fueran haciendo la barbacoa.

-------------------------- Los chicos en la barbacoa -----------------------------

Arturo y Alberto sacaron una cervezas y charlaron mientras encendían la barbacoa.

Alberto: ¿Las paredes eran gruesas no?

Arturo: De piedra así que creo que si…

Alberto: Lo digo por el ruido, no quiero que Silvia moleste esta noche con los gritos… jajjajajaja

Arturo: jajajajaj…. No por eso no te preocupes, no se escucha nada en ningún sitio de la casa… y sino a la mazmorra (se refería al SPA del sótano).

Alberto: He metido en una maleta unos cuantos juguetitos de los que le gustan para pasárnoslo bien…

Arturo: Menos en esta piscina puedes hacerlo donde quieras.

Señalo la piscina Toy gigante que estaba a su lado.

Alberto: jajajaja no te preocupes, no me gusta hacerlo en el agua… se le seca mucho el coño… jajajaja

Arturo: ….

----------------------------------- Nosotras llegando a las Termas ------------------------------


Caminamos alejándonos de la casa por un atajo de piedras que cruzaban el riachuelo y adentrándonos en la arboleda, tras unos 6 o 7 minutos de camino, vi como se abría un hueco entre los arboles y aparecía ante nosotras tres o cuatro piscinas naturales que burbujeaban por el calor que emitía la tierra bajo nuestros pies, la bruma que levantaban inundaba la zona. No se escuchaba ningún ruido a parte del de las propias burbujas del agua.
Era realmente precioso.

Invertí 5 minutos mas en ese sitio antes de volver a la casa.


--------------------------- Los chicos en la Barbacoa --------------------------------------------


Ya tenían el carbon ardiendo y simplemente estaban sentados disfrutando de la conversación y de sus cervezas.

Arturo: ¿ tu crees que Silvia es feliz?….. me refiero a ¿tiene todo lo que quiere o necesita?


Alberto: Supongo que si, no tiene queja, y la trato bien y esto ¿a que viene?.


Arturo: Por Susana, últimamente no la veo bien, no se si es feliz. La quiero muchísimo pero creo que ha pensado en el divorcio.


Alberto: No digas eso.


Arturo: No se, aveces creo que le falta algo… pero no me lo dice…

Alberto: Silvia y yo no tenemos secretos, por eso nos va tan bien, tenemos todo lo que necesitamos, jamas se quejaría de mi, ni me pondría los cuernos ni nada… no seria capaz… me necesita tanto…

Esta conversación le vino bien para que Arturo viera lo confundido que estaba Alberto y mi novio no la desaprovecho.

Alberto: nuestra relación funciona por la sinceridad y el sexo, el sexo es importantisimo… yo la tengo contenta, aunque ella a mi aveces… yo si que he pensado en dejarla por otra….

Arturo: No jodas…. Hombre el sexo es importante, pero ¿tanta queja tienes de Silvia en la cama?

Alberto: Si, no tiene ni idea y no veo que le ponga ganas...yo me lo curro mucho.

Arturo: Ya, ya entiendo…

Arturo estaría flipando, Alberto decía que el era el gran follador, cuando el mismo había visto que no daba la talla con tanta mujer como era yo. Y mas aun sabiendo lo cumplidora que soy yo con ellos. Esto hizo pensar aun con as claridad a Arturo que Alberto era gilipollas y un fanfarrón. Y seguramente le motivara aun mas, a ver si al fin reaccionaba con mas ímpetu a mis provocaciones indirectas.

Llegamos con los chicos a la barbacoa, yo me acerque a Alberto y mientras le daba un beso aproveche para susurrarle al oído, “ayudame ya, me lo quiero follar, por favor”.
El me respondió con una sonrisa maliciosa.

La mesa estaba puesta.

Cenamos y bebimos y bebimos y bebimos…. Las conversaciones fluían con facilidad, teníamos mucha confianza con ellos así que la situación era bastante cómoda si no teníamos en cuenta el tema del sexo entre vecinos, cuernos, rabos gigantes y pollas pequeñas.

El alcohol iba haciendo mella, Arturo se levanto a colocar algo junto a la barbacoa. Saque un cigarro y pedí fuego, Susana me dijo que el mechero lo tenia Arturo, me levante y fui a por el. Justo en el momento que iba a encenderme el cigarro frente a Arturo. Un jarro de agua fría e cayo encima.

Literalmente era una jarra con agua fría, mi novio muy gracioso el se había acercado con una jarra a la piscina la había llenado y me la tiro por encima. No podía enfadarme con el por que lo había hecho perfectamente, ya que mi vestido blanco sin sujetador se transparento al momento, dejando a Arturo con sus ojos fijos en mis pechos.



De repente se escucho la risa de mi novio y de Susana mas comedida. Arturo no tardo en reaccionar y reírse tambien hasta que por fin yo también reaccione.

Silvia: Que cabrón eres… mira como me has puesto, se me ve todo, que vergüenza dios.

Susana: No te preocupes Silvia, ya se la devolveremos… jejeje

Silvia: Madre miá… pero mira…




Alberto: jajajjajaja

Susana: No te quejes que las tienes preciosas y en su sitio… díselo tu cariño


Arturo: Si, preciosas…..

Alberto: oye no te pases… jejejeje


Silvia: Voy a ponerme algo seco…

Me dirigí hacia la casa, muy lentamente, contoneando mi trasero lo mas sexy que sabia. Entre en la casa y subí a la habitación. Y entonces… como yo esperaba la puerta se cerro tras de mi.

Arturo: mmm que sexy …

Arturo me empujo de boca en la cama, me quito el tanga mientras que con su otra mano se sacaba la polla, yo no me esperaba tanta agresividad o prisa. Me arremango el vestido y me la clavo sin compasión.

Silvia: ¿Que haces?

Arturo: follarte… ¿no es lo que quieres?

Me quede un rato en silencio mientras el seguía envistiendome.



Silvia: No, no puedes…. Están ahí fuera… estas loco….

Deje que me la clavara 5 veces mas contadas, antes de apartarme con un gemido.

Silvia:…. ¡¡¡Para Ya Arturo!!! Nos van a pillar.

Esta ultima frase se la dije gritando, aun así solo tenia que ver mi cara o notar lo empapado que tenia el coño para saber que estaba disfrutando.

Me levante de la cama y me aparte de el, dirigiéndome al armario, cogí un vestido de flores, me quite el que llevaba y tras secarme con el me puse el otro vestido, todo delante de Arturo.

Arturo: Lo siento … me he dejado llevar… pero antes o después te daré otra lección…

Arturo me guiño un ojo y salio de la habitación, le di tiempo suficiente para que volviera con el resto y así Susana no se mosqueara.

Tras un buen rato, reaparecí con el grupo, estaban tomándose una copa.

Alberto: Toma cariño…

Alberto me alcanzo una de las copas ya servidas.

Silvia: Si, anda, dame la copa, que como me de por tirártela por encima…

Alberto: jejeje no te enfades.

Silvia: no, no si ya me lo pagaras.

Arturo: Eso, tendrías que vengarte… ( lo dijo con segundas)

Susana: No seas malo… Bueno chicos ¿os apetece bajar al SPA?

Alberto: Pues la verdad es que si… vamos a por los bañadores.

Susana: podéis cambiaros en el baño que hay en el spa.

Alberto subió a por su bañador y uno de los muchos mircrobikinis que tenia. Y si, me había traído microbikinis sexys, pero no pasaba nada ya teníamos pensada la excusa, para ir de esa guisa.

Para cuando llegamos al spa Arturo y Susana ya nos estaban esperando en bañador, ya que ellos los tenían abajo.

Susana: Cambiaros en el baño.

Alberto: Ok…

Alberto paso primero, no tardo ni 1 minuto. Después pase yo, también era parte del plan.
Silvia: Joder cariño (grite desde el baño)

Alberto: ¿Que pasa?

Silvia: ¿Pero que bikinis me has traído?

Alberto: Pues el primero que pille del armario.


Silvia: No debería salir así… que vergüenza.

Susana: Silvia, sal ya y no te preocupes.

Salí del baño con la toalla enroscada a mi cuerpo para que no se me viera. Arturo y Alberto estaban metidos en el jacuzzi mirándome y Susi de pie junto a la puerta.


Susana: ¿Que pasa?

Silvia: El bikini que me ha traído no es para este tipo de situaciones…

Susana: ah ¿Pero hay bikinis para distintas ocasiones? Yo pensaba que todos los bikinis eran para bañarse y tomar el sol.

Silvia: Bueno tienes razón, pero digamos que con este tomaría mas sol que con otro.

Susana: Ah… lo entiendo. Pero que le vamos a hacer. Quitate la toalla tonta.

Me dedico una de sus agradables sonrisas de confianza, en momentos como este me sentía mal por tirarme a su marido.

Ella agarro la toalla y yo la solté para que pudiera quitármela, quedándome a la vista de todos con el microbikini.



Susana: Guaaaaaaaaauuuu, que sexy …. pero chica con el cuerpazo que tienes no tendrías que avergonzarte por llevar esto, ojala tuviera yo tu cuerpo.

Silvia: ¿En serio? Muchas gracias.


Arturo: En serio… menudo cuerpazo… guauuu…

Susana: Tu calla golfo… deja de mirar a la chica.

Me reí y me metí al agua con los demás.

-------------------------------------- Continuacion 22:05 ------------------------------------------


Alberto: Madre miá ¿pero que bikini te he traído?… pffff….

Silvia: tu sabrás.

Bebimos todos dentro del jacuzzi, charlando del chalet, de Gus y de todo tipo de temas, riéndonos salpicándonos, de vez en cuando algún pie me rozaba por sitios no muy discretos.

Susana: Bueno chicos voy un rato al baño turco… os apuntáis.

Arturo: Yo me quedo un rato

Me miro al decirlo pensando en que respaldaría su decisión, Alberto también pensó que me quedaría con Arturo por que corriendo dijo a Susana que la acompañaba.

Silvia: Yo también voy con vosotros.

Mi novio me miro extrañado, por no aprovechar ese momento con Arturo a solas.

Susana: Pues ya sabes Silvia ¿no?…

Silvia: Si.

Me acerque donde las toallas y cogí la que había usado antes, y le di otra a Susana, eran las típicas toallas cortitas blancas.
Espere para ver lo que hacia Susi, metió la mano por debajo del bañador y se soltó la parte de arriba, volvió a apretarse la toalla y se bajo la parte de abajo del bikini sin que se viera nada.

Susana: te toca jejejeje


Silvia: Ok pero echame una mano para que no se vea nada.

Susana: Ok, pero no creo que se vea mucho mas de lo que se ve ahora.

Susana me ayudo a quitarme el bikini y quedarme solo con la toalla.

Alberto: ¿Pero que hacéis?

Silvia: Sin bañador, solo toallas.

Alberto: Ok.

Mi novio se quito el bañador quedándose con la toalla y nos acompaño dentro del baño turco (sauna húmeda). Era muy oscuro, apenas se veía a menos de un palmo de los ojos debido al vapor del ambiente.


Susana: Yo ya me lo conozco jeje. Pero todos los laterales son bancos largos y anchos…

Palpe por el aire hasta dar con la pared y buscar el banco. Me senté y ayude a Alberto a sentarse.

Alberto: Pffff… no se como aguantáis esto…


Silvia: Pues a mi me gusta.

La puerta se abrió y intuimos que era Arturo el que entraba.

Susana: ¿Has cambiado de idea?

Arturo: ya ves…

Alberto me dio un toque en la pierna para indicarme algo.

Alberto: Pues has llegado a tiempo, para hacerme el relevo, yo no aguanto aquí mas, me fumo un cigarro y me voy a la cama… chicos.

Susana: uhhhhhhhh abuelo… jeje… bueno ¿sabes llegar?

Alberto: Si tranquilos.

Arturo guiándose por la voz de donde estaba Alberto sentado, llego hasta mi lado tocándome el brazo y sentándose muy cerca. Alberto ya había salido de la sauna.

Susana: ¿Silvia sigues con la toalla? Por que yo llevo desde que hemos entrado sin ella… jejejeje

Silvia: jejejejej si sigo con ella.

Susana: Pero si nadie te ve, quitatela, no me voy a poner celosa, Arturo no puede verte.


Arturo: jajajjaa no veo nada, es mas yo también me la voy a quitar.

De repente sentí una toalla golpeándome.


Silvia: jajajjaa que corte, estáis desnudos los dos.

Susana: Espero que los tres dentro de un rato. Se esta muy agusto.

Silvia: que corte, …. venga vale.

Me levante y me quite la toalla dejándola disimuladamente junto a Arturo.



Arturo: Bueno ¿Vais a estar mucho tiempo?


Silvia: Yo con vuestro permiso voy a estar un rato masajista

Susana: Todo el tiempo que quieras… yo me salgo ya que voy a fumar y a la habitación.

Arturo: yo también salgo… bueno hasta mañana.

Al levantarse note como la toalla que había apoyado se movía.

Susana: Hasta mañana Silvia.

La puerta de la sauna se abrió, note como la densidad del aire disminuía considerablemente, ya podía ver a medio metro de distancia. Supuse que seria por tanto abrir y cerrar la puerta.
Me puse cómoda con las piernas abiertas y repose la cabeza en la pared.

De repente la puerta volvió a abrirse.

Silvia: Hola ….. hola …. ¿quien eres?

Que tontería quien iba a ser, pero le estaba dando otra vez pistas de donde estaba sentada, y bien sentada, para ser exactos con las piernas bien abiertas y completamente empapada por el calor.



No llegue a pronunciar la pregunta por segunda vez cuando una mano agarro mi pierna.

Arturo: Soy yo tranquila…

Silvia: Que susto Arturo…. ¿has cambiado de idea?

Arturo: sobre quedarme en la sauna un rato si pero por que te quedas tu eh…..¿y tu has cambiado de idea?

Silvia: ¿en cuanto a que?

Arturo comenzó a acariciar mi pierna dirigiéndose a mi coño.

Silvia: No, no he cambiado de idea…

Pegue un pequeño gemido de placer, como si me estremeciera.

Arturo: Tu cuerpo no dice lo mismo.

Silvia: Pero yo si…

Arturo: ¿y Alberto que opina?

Silvia:…. Sabes que no sabe nada…

Arturo me agarro del pelo y me dio la vuelta, yo apoye un pie sobre el banco mientras mi otra pierna quedaba estirada. Uno de sus dedos entro en mi coño y me comenzó a masturbar.

Arturo: mmmmm y me parece muy bien que no sepa nada, estoy de acuerdo de que no deben enterarse.

Saco su dedo y metió otra cosa con la misma forma pero cinco veces mas grueso. Su rabo.



Silvia:…. Ahhhhhhh….. por favor…… no quiero…… no quiero ….que se entere….

Arturo: mmm ni yo…..

Silvia: ohhhh….. siiiiiii

Arturo: ¿en que quedamos, quieres que se enteren o no?

Silvia: ahhh…… nooooooo, no quierooooo….mmmm

Arturo: Me estas volviendo loco, te espero fuera…

Saco su polla de mi interior y salio de la sauna. Yo me quede sorprendida. Me senté en el banco, para recuperar el aliento, cada pollazo suyo era un orgasmo, lo que para el era un solo polvo, que podía suponer una hora sin sacarla, para mi eras mas de diez orgasmos garantizados.



Tras darmé un minuto de descanso salí de la sauna con la idea clara de aparentar miedo y docilidad.

Al ir a salir intente coger la toalla pero como me suponía se la había llevado antes. Abrí la puerta y lo primero que vi fue a Arturo tumbado con la polla tiesa y una sonrisa en la cara esperándome. Yo hice como que me cubría con la puerta, como buscando protección.

Silvia: ¿Pero que pretendes?…


Arturo: Ven aquí… (señalo a su polla)

Silvia: Arturo pueden bajar en cualquier momentos

Arturo: O subir yo y hablar con tu novio… ¿o ex novio?

Solté la puerta y me acerque a el lentamente, como si esa ultima frase me hubiera convencido por completo.

Arturo: date la vuelta y siéntate con papi

Silvia: …. vale…. Pero no digas nada….

Me senté muy lentamente sobre su polla, milímetro a milímetro, disfrutando cada palmo de polla que entraba en mi interior, pero sin dejar de aparentar que me estaba forzando.

Silvia: …..ahhhhhhhhhhhhhhhh….. no …… es inmensa…….

En esta ocasión no grite por que no quería que Susana se enterara, sin embargo el hablaba muy alto.

Arturo: ¿Inmensa eh?…. Muévete tu….

Empece el baiben de cadera, con ritmo pero delicadamente.

Arturo: MAS FUERTE (Grito)

Si a el le daba igual yo no iba a ser menos. Pensaba disfrutar de mis orgasmos sin disimulos. Así que deje de reprimirme y solté el primer grito a la vez que apretaba con mas fuerza y mas rápido.



Arturo: ASÍ…. ASÍ


Silvia: SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII OHHHHH DIOOOOOOOOOSSSSSS SIIIIIIIIII

Arturo: …… mmmm SI…….

Ni siquiera aviso, simplemente me apretó los cachetes con sus manos, con mucha fuerza, hasta que su semen comenzó a brotar a borbotones dentro de mi coño. Arturo grito al mismo tiempo que lo hacia yo por el placer. Ya había terminado de correrse y comenzó a reducir el ritmo de pollazos, hasta que por fin paro, no hizo como otras veces, esta vez en vez de sacar su polla, lo que hizo fue empujarme contra el sofá, se levanto, se puso la única toalla que había y se fue escaleras arriba, dejándome allí completamente desnuda y llena de lefa suya. Y lo que para mi era mas importante “satisfecha”.


---------------------------------------- Continuacion 16/06/2016 -------------------------------------------


Tarde en reubicarme, me levante, con las caderas todavía temblando. Busque por la sala alguna toalla, pero no, no había ninguna. Tenia muchísima sed así que me acerque a la pequeña nevera y cogí una botella de agua y volví a sentarme. Entre el calor y el polvazo estaba mareada.

Volví a incorporarme y salí de la “mazmorra”, nunca mejor dicho. Subí lentamente por las escaleras hasta la planta baja, no parecía haber nadie allí. Así que enfile el pasillo dirección al siguiente tramo de escaleras.

Cuando llegue a la segunda planta, donde se encontraban los dormitorios, a menos de cuatro metros de la puerta de mi cuarto, Arturo volvió a sobresaltarme.

Arturo: mmmm…. Has tardado mucho…

Silvia: mira como me has dejado… ¿y si me pillan así?


Arturo: Toma anda… (me tiro una toalla) ¿pensabas entrar así en tu cuarto? ¿y si Alberto te llega a pillar?…. Ayyyyyy chiquilla que cabeza… buenas noches guapa … y ya sabes ¡¡¡No cuentes nada!!! (Esto ultimo lo dijo de nuevo con segundas).



Entre en la habitación y cerré, apoyando la cabeza en la cálida madera. Sentí unas manos en mis caderas.

Alberto: ¿Que pasa cariño vienes destrozada?, ¿Te lo has pasado bien?

Silvia:…. Joder cariño ha sido increíble….

Fui a la cama tirando de su mano para que me acompañara. Me pus a cuatro patas abriendo las piernas.



Silvia: Comemelo cariño….

Alberto se puso detrás mio, yo le sujete con las piernas apretando su cara contra mi coño, sinceramente no lo pensé pero todavía tenia el semen de Arturo dentro, estaba muy cachonda, y Alberto lo sabia, es mas cuando estaba así Alberto no era capaz de decirme nunca que “no”.



Así que consiguió que yo también terminara en su boca.

Después le hice una mamada muy lenta mientras le contaba todo lo sucedido.

Esto le ponía muy cachondo y no solía durar mucho, pero se lo había ganado. Nos tumbamos en la cama y hablamos un rato.


Silvia: Cariño no se que mas hacer ni como hacerlo, que complicado me resulta todo esto, no quiero hacer daño a Susana, es muy buena persona y me trata muy bien, Arturo tampoco es mala persona, yo le pique, sino no creo que hubiera hecho esto nunca, es fiel y quiere a su mujer…. Al mismo tiempo sabes como soy con el sexo, me encanta follar y si encima lo hacen bien mejor que mejor…


Arturo: No te comas tanto la cabeza, por Susi no te preocupes, como te dije antes es muy independiente, no valora su relación con Arturo como tu piensas, yo he pasado mucho tiempo con ella, también me cae bien, pero su matrimonio lleva mal desde hace muuuuuuucho tiempo, cosas que pasan, tu no eres la culpable ni la que va a desencadenar una posible ruptura.


Silvia: Ella llego a contarme que le había puesto los cuernos a Arturo… bueno yo le dije que yo a ti también “una vez”.


Alberto: ¿solo una? Ajajajaa, ya sabia lo de los cuernos, por eso mismo te digo que no te preocupes tanto por ella, tiene la cabeza en su sitio y sabe lo que tiene al lado. Y Arturo mas de lo mismo, quiere mucho a Susana pero esta harto de ella , por lo que te contó a ti y lo que me contó a mi, su vida sexual es inexistente, por eso están buscando una vía de escape con otras personas y sinceramente ya sabes cual es mi ideología, me parece bien, seria mas bonito que ambos lo supieran y lo compartieran pero no todas las parejas son como nosotros, cada uno tiene su formula….

Silvia: Tienes razón, ¿por que me preocupo tanto?


Alberto: Por varios motivos, uno eres muy buena persona, dos empatizas mucho con tus amantes, tres te metes tanto dentro de sus cabezas buscando sus motivaciones que también encuentras sus problemas e intentas solucionarlos… y así me podría tirar un buen rato… deberías desentenderte mas, es solo sexo, no lo compliques.

Mi novio tenia razón en todo, era solo sexo, creando situaciones morbosas pero era solo sexo.

No tardamos mucho en dormirnos.

A la mañana siguiente, la voz de Susana me despertó. Rabia abierto un poco la puerta, y me llamaba desde el marco.


Susana: … buenos días Silvia, he llamado a la puerta pero no os habéis enterado.

Mire a mi lado, Alberto estaba despanzurrado sobre la cama completamente desnudo y con la polla morcillona colgando.

Silvia: … estábamos muy cansados… mira a este (señale a Alberto y le tape, aunque Susana ya se habría fijado)


Susana: Vamos a ir a las termas… por si queréis venir.

Silvia: Si, ahora vamos.


Susana: Bueno sabes donde están, así que si queréis os esperamos allí.


Silvia: Ok, hasta ahora.

Desperté a Alberto con caricias en su cuerpo, y le conté lo de las termas, tardamos un rato en vestirnos, yo de nuevo con un microbikini y un pareo encima y Alberto con un bañador corto.
Bajamos a la cocina y nos preparamos algo de desayuno antes de salir de la casa camino de las piscinas naturales.



Guie a Alberto por el camino que me había enseñado Susi el día anterior. No parecia haber nadie. Cuando llegamos a la zona descubierta de arboles escuche a mi novio “guauuuuuuuuu”, estaba alucinado por lo bonito de las termas.

Tras echar un vistazo escuchamos a Susana llamándonos desde una de ellas. Ya estaban dentro, como si fuera un jacuzzi.



Alberto: Esto es precioso chicos.

Mi novio dejo su camiseta y la toalla en la hierba y se metió en la piscina natura. Yo me quite el pareo delicadamente.

Silvia: Chicos lo siento de nuevo, pero este es el bikini mas recatado que me ha echado Alberto en la maleta.

Deje caer en la hierba el pareo y la toalla y me acomode dentro del agua.

Susana: Tapa mas o menos lo mismo que el de ayer… jejeje

Silvia: Que vergüenza…

Arturo: Tapa hasta menos… jejeje

Susana: Pero que mas da si ayer hiciste nudismo…

Alberto hizo como que no lo sabia y exagero su reacción.

Alberto: ¿como que nudismo?

Susana: Uyyy, ¿no lo sabias? Pues tu chica se quedo desnuda con Arturo y conmigo en la sauna.

Alberto: ¿Como?

Arturo: jajajjaja no seas celoso…

Susana: jajaj ¿eres celoso?….

Alberto: No, pero no me parece bien…


Silvia: No se veía nada cariño…. Por el vapor…

Alberto: Eso lo dices tu… encima con Arturo delante.


Susana: Bueno si lo que te enfada tanto es que mi marido haya visto a tu chica no te preocupes…

Susana se puso de pie dentro del agua y se desabrocho la parte de arriba del bikini, dejándolo caer al agua. Sus grandes pechos colgaron y se tambalearon ante los ojos de mi novio.




Alberto: …..aaaa….. noo

Susana: ¿Te has quedado mudo? Jajjajajaj

Silvia: … si reacciona…

Por la cara de Arturo no le había sentado bien que Susana hiciera eso delante de mi novio, el si era celoso, me resultaba desconcertante que un hombre tan golfo fuera tan controlador con su mujer.


Alberto: no hacia falta que hicieras eso….

Arturo: no, no hacia falta…


Susana: Silvia mira la que hemos liado, que importancia le dan a todo. ¿me echas una mano?

Susana me sonrió y yo comprendí lo que quería que hiciera, me desate la parte superior del bikini dejando también mis pechos al desnudo.




Silvia: Ale, ahora si que me los ha visto, igualdad de condiciones….

Tanto Alberto como Arturo no sabían muy bien a cual de las dos mirar o mejor dicho de las cuatro.
Ambas volvimos a acomodarnos dentro del agua. Y continuar conversando. La piscina no era muy grande, por lo menos la que había elegido Arturo y Susi, parecía un jacuzzi de cuatro, con lo que estábamos todos muy juntos y casualmente contrapeados, Alberto, Susana, Arturo, y yo. Los roces eran inevitables y con el burbujeo natural de las termas no se veía que pasaba bajo el agua.

Susana: ¿no me digáis que no es relajante?

Alberto: pppppfff y que lo digas, me esta dejando la espalda dormida.


Susana: Bueno, la espalda… para eso prefiero los masajes de Silvia…


Alberto: Claro, yo también… jeje.


Silvia: no son para tanto…

Susana: Si que lo son, si.

Alberto: Por cierto, le debes a Arturo uno…

Arturo: o dos, jejejeje.

Susana: ¿nunca te ha dado uno?

Silvia: no.


Arturo: no, y tampoco me habías dicho que a ti si…

Susana: jajajaja la verdad es que no, y mira que los da bien, no caí en tus dolores de espalda.

Arturo: Gracias cariño.


Alberto: Bueno no es para tanto somos vecinos, te los puede dar cuando quieras… jejeje, sino después de comer que te de uno…

Arturo: Ok. … en la camilla del SPA.

Susana: Pues si… es muy cómoda y os podéis tumbar..


Alberto: ehhhh, se podrá tumbar el, a ella no le hace falta…

Susana: eso jajajajjaja…. Ademas puedes poner música relajante en el hilo musical, como cuando me lo diste a mi, que me quede dormida… jejeje

Silvia: si, ajjajjaaj, me acuerdo, con lo que me costo despertarte.


Susana: Bueno abajo puedes ponerlo a todo volumen, para que este no se duerma (señalo a Arturo) total arriba no vamos a oírle, la sala esta insonorizada.

Silvia: Ok, bueno pues luego te doy el masaje…

Arturo: Que ganas...con los dolores que tengo.

De repente escuchamos un ruido entre la maleza y todos miramos, una cabeza asomo entre las ramas y mas tarde otras tres.

Eran excursionistas, Susana comenzó a reírse y nos dijo “ nunca antes me han visto en tetas aquí jajajajaja, que casualidad” y les hablo.

Susana: Hola.

Excursionistas: (Pronunciando mal el Español) Hooolaaa.

Parecían Alemanes, dos hombres y dos mujeres, probablemente parejas, de unos cuarenta años. Nos sonrieron y se alejaron hacia otra de las piscinas, los hombres no apartaban la mirada de nosotras, lógico estando en topless. Arturo les miro entre enfadado y desafiante, pero ellos no hicieron ni caso.


Susana: ¿te pones celoson tu también?

Susana bamboleo sus grandes pechos y les sonrió. Ellos le devolvieron la sonrisa, y se fueron con sus parejas, que ya estaban dejando todos los bártulos en el suelo, mochilas, varas, gorras, camisetas, hasta quedarse solo con la ropa interior.

Se metieron en otra terma que estaría a 3 piscinas de distancia, una de las chicas se quedo mirándome me sonrió, hablo algo con su pareja y con la otra chica y se quitaron los sujetadores quedándose también en topless, estaba segura que no era la primera vez que lo hacían ya que tenían el pecho rojo del sol.



Susana: Por aquí no pasa el camino de santiago, se deben haber perdido… jajajaja

Todos reímos, y continuamos a lo nuestro. Ellos hicieron lo mismo.

Estuvimos casi dos horas allí., riendo, relajados. Arturo, pregunto si recojiamos para volver y todos aceptamos su sugerencia. Salimos todos del agua, yo me puse corriendo la parte de arriba del bikini, Susana sin embargo se puso la camiseta directamente, mojandola y dejando sus gigantescas tetas a la vista.

Antes de irnos nos despedimos de los turistas con la mano, ellos nos respondieron con sonrisas y un “bye”.

Llegamos a la casa y nos sentamos en la terraza tomando unas cervezas. Arturo trasteaba con su móvil mientras el resto hablábamos. De repente recibí un whatsapp. No preste atención, pero mi móvil volvió a sonar y recibí otro whatsapp y otro. Alberto se levanto y cogió mi móvil, disimuladamente lo miro, pero vi que Arturo no le quitaba el ojo de encima. Así que entendí que los mensajes eran de Arturo.

Alberto: Te están escribiendo cariño…

Arturo: Si que eres celoso si, ¿revisas las conversaciones de Silvia?… que desconfiado.


Alberto: no, yo no la miro el móvil mira….

El sabia perfectamente por que decía eso Arturo, así que se lo puso fácil y me dio el móvil sin mirarlo.

Silvia: Gracias, amor, (yo disimule… abrí el whatsapp, y vi que eran los videos, me los estaba enviando Arturo)….

Le mire perdonándole la vida… el se quedo pálido, por que casi nos había pillado Alberto y disimuladamente levanto la mano pidiendo perdón.
Los videos se había descargado, pero borre la conversación. Y ambos dejamos los móviles en la mesa a la par.

Susana: Bueno chicos a comer…

Susi vino con un bol platos y bebida.

Susana: Me he permitido el lujo de hacer la comida… ensalada de pasta… he supuesto que os gustaría, por que con esos cuerpazos….

Alberto: uyyyyyy ¿Esos cuerpazos? Mmmm jejejejjeje

Susana: jajajajjaj

Silvia: Gracias Susi, nos encanta…

Alberto: Pero que conste que comemos de todo….


Susana: ¿de todo?


Alberto: DE TO DO…. Jajajajajaja

Arturo miro a Silvia y dijo “de todo”.


Arturo estaba empezando a ser muy cantoso, no se si por que estaba enfadado con Susana por lo del topless o por que no aguantaba mas el calenton, tener tan cerca a su joven e inocente vecina a la que se tiraba cuando podía, y no tener oportunidad de hacerlo debía estar sacandole de quicio.

Nos tomamos nuestro tiempo para comer, yo no tenia prisa, bueno en realidad tenia tanta prisa como Arturo pero tenia que aparentar que era el el que quería sexo, en este caso el masaje, yo hacia como que disfrutaba de la comida, la conversación, como que estaba a gusto sin tener que estar follando con Arturo.

Pero ahí estaba mi novio para echar una mano siempre en el mejor momento.

Alberto: Bueno chicos con vuestro permiso me voy a subir a echar una siesta… ¿le vas a dar el masaje ahora?

Hizo bien en recordarlo.

Silvia: Ah…. Ni me acordaba… ¿si le apetece ahora a Arturo?

Arturo: la verdad es que si.

Susana: Lo mismo quiere echarse la siesta con Alberto…

Silvia: No, no te preocupes Susana.

Susana: … bueno pues con vuestro permiso, me pego un chapuzon para refrescarme y me voy también a dormir un rato.

Nos fuimos levantando todos, Arturo, Alberto y yo entramos en la casa, mientras Susana se metía y salia rápidamente de la piscina, mi chico se giro para esperar a Susana, que venia con la camiseta nuevamente empapada y con las tetas a la vista.

Arturo fue a un armario y cogió unas cuantas toallas, luego bajo a la zona de Spa, yo tarde un rato hablando con Alberto, haciendo tiempo como que yo también esperaba a Susana.

Susana: Bueno despertarme si se hace tarde, no quiero tirar el día.

Silvia: Ok…

Ambos subieron a la planta de arriba, dejándome sola en la entrada. Mire la puerta de las escaleras del spa, se veía la luz rojiza, cerré la puerta y baje las escaleras. Al llegar abajo, Arturo estaba preparando todo. Yo me acerque lentamente hasta la cama y estire una toalla.

Arturo: Espera un momento…

Subió corriendo las escaleras y hizo un pequeño ruido, para volver a bajar corriendo.

Arturo: El pestillo de la puerta, para que no nos molesten… jeje

Yo hice como que no me percataba de la indirecta, me acerque al mueble junto al jacuzzi y examine los productos hasta dar con un aceite corporal que venia de lujo para dar el masaje.

Silvia: Enrollate la toalla a la cintura.

Se lo dije sin mirarle, pero pude escuchar como su ropa caía al suelo. Cuando le di un tiempo prudencial me gire. Arturo estaba de pie junto a la camilla.

Arturo: Espera que voy a poner música.

Se acerco a la pared y toco el interruptor del hilo musical, puso una emisora de radio con música conocida pero relajada, un poco alta para mi gusto, pero era comprensible.

Silvia: Tumbate.

Arturo se tumbo en la camilla, yo me acerque y antes de echarme el aceite acaricie lentamente su espalda, como si buscara algo.

Silvia: Si que tienes contracturas.

Arturo: ya te lo dije.

Me disponía a echarme el aceite en las manos cuando Arturo se giro y me paro.

Arturo: Quitate el vestido…

Silvia: ¿Como?

Arturo: Pues quitandotelo…


Silvia: Ya pero ¿para que?

Arturo: Para que no se manche de aceite. No te preocupes que he puesto el cerrojo de la puerta, nadie va a verte.

Silvia: ammm bueno tiene sentido… habitualmente tengo una bata por lo mismo, por las manchas.

Arturo: ves…. Jeje



Me quite el vestido quedándome con el microbikini, eche aceite por mis manos y las frote enérgicamente, luego comencé a esparcirlo por su espalda, buscando todas las zonas contracturadas. De vez en cuando el soltaba algún susurro de queja, para luego emitir sonidos de placer. Apreté su zona lumbar y cervical relajando toda su espalda. Pero ya era suficiente.



Silvia: Date la vuelta, boca arriba…

Arturo se giro sin preguntar por que.

Silvia: La espalda ya esta pero muchas veces se quedan cargados los hombros y nos producen dolores en los músculos pectorales…

Arturo: aja…

Continué el masaje pero esta vez con el mirándome. Me coloque en su cabeza y agache mi cuerpo sobre el suyo mientras mis manos bajaban por su torso hasta llegar al borde de su toalla, el aprovecho esa oportunidad para agarrarme y apretar mis tetas contra su cara.



Silvia: estate quieeeeeto.

Su polla levantaba completamente la toalla como una tienda de campaña.

Arturo: Me duele por aquí…

Se refería a su zona abdominal. Aunque también sabia que era mentira, casualmente le dolía la zona mas cercana a su polla y al borde de la toalla, pero como yo era “tontita”.



Silvia: voy a colocarme para poder apretar pero no te pases.

Me subí a la camilla sobre su cuerpo, como si fuera a follármelo. Esta postura se solía hacer mucho pero cuando están despaldas. Apreté mis manos acariciando su abdomen. El agarro mis muslos.



Yo hice como que no me enteraba y continué con el masaje.

Sus manos cambiaron de sitio y subieron hasta mi culo, apretándome contra su polla, la cual ya estaba ejerciendo desde que me había subido presión en mi coño.

Silvia: quieto…

Una de sus manos desato el sujetador del bikini dejándome en tetas y agarrando mis pechos.




Silvia: ¿que haces?

Me tape los pechos.

Arturo: Quitate el tanguita.


Silvia: no….

Arturo: no empezamos, he puesto el pestillo y nadie nos escucha, si quisiera podría quitártelo yo…

Me levante y me quite el tanga.



Silvia: Pero ya esta…

Arturo: ¿Pero no me ibas a dar un masaje completo?


Silvia: Si…


Arturo: y ¿sabes lo que es un masaje completo?

Silvia: Piernas y torso… me faltan las piernas….


Arturo: jajajajaj y la polla…

Justo cogió su toalla y la tiro al suelo, dejando su pollon completamente tieso apuntándome.

Arturo: Así que ya sabes….

Silvia: Ya se ¿que?

Arturo: Masajeamela… pero con tu lengua….

Silvia: Joder….. Arturo…..

Arturo: venga…. Nadie nos ve…

Silvia: bffffff.

Agache mi cabeza hasta llegar a su polla y me la metí en la boca, jugué con mi lengua en su capullo mientras que con mis manos masajeaba sus huevos.



Arturo: mmm que buenos masajes das….

Comencé a mover mi cabeza descontroladamente para succionar su polla con mas fuerza. Arturo me agarro de la cadera subiéndome de nuevo encima suyo.

Me quede tumbada sobre su cuerpo aceitoso.



Arturo: ¿a mi mujer le diste el mismo masaje?

Sus manos agarraban mi culo.


Silvia: …. no digas tonterías…..

Su polla entro en mi coño.

Arturo: mmmmm …. podrías dedicarte a esto.



Silvia: ahhhhhh…… masajista.

Arturo: puta……

Silvia: ahhhhhhh….. no me…. Llames… putaaaaaa.

Arturo: …. mmmm…. Si lo haces …. muy bien…. Es un piropo….

Silvia: … ¿de verdad?…..

Arturo: si…… las … putas son las que mejor…. Follan….

Silvia: ¿eso significa………..que lo hago bien?…...mmmmm

Estire mi cuerpo sentándome sobre su polla y comencé a cabalgarle, mientras mis manos acariciaban su pecho.

Silvia: …. mmmm…. Si….. ¿puta?…..ahhhhhh

Arturo: Si….. puta….



No fue uno de los mejores ni mas largos polvos que hemos echado, pero si uno morboso y caliente.



Silvia: Arturo, no podemos seguir con esto en serio, no quiero que nos pillen…

Arturo: yo tampoco quiero que nos pillen, por eso es mejor que cuando tengamos ganas lo hagamos sin mas…

Me puse el microbikini y salí del spa, Arturo me seguía de cerca. En el resto de la casa no se escuchaba ni un ruido, así que subí a la zona de los dormitorios, Arturo se quedo en la cocina.

Abrí la puerta de nuestro dormitorio y aprovechando que mi amante no me veía hice un gesto a mi novio que estaba escuchando música en la cama. Deje la puerta entornada sin llegar a cerrarla y me quite el microbikini.

Silvia: seguro que pasa Arturo así que sigue con tu papel…

Me abrí de piernas desnuda sobre la cama, en ese momento escuchamos un crujir de madera en el pasillo, Arturo se acercaba. Mi novio hablo en voz alta.

Alberto: ¿Te gusta vestirte de puta eh?

Silvia: no cariño… Echaste tu mi ropa


Alberto: Tu ropa de puta… ¿te gusta que te miren eh zorra?

Mire hacia la puerta, y allí estaba Arturo recto espiándonos, el sabia que le había visto y yo no fingí no verle, le hice un gesto para que se fuera mientras mi novio incaba su lengua en mi coño.



Alberto: Tienes el coño empapado… puta…

Silvia: ….. si, por ti….

Alberto: enseñando tus tetas a la gente guarra…..

Silvia:….

Alberto: zorra….. menos mal que no estas buena……

Mientras me humillaba continuaba comiéndome el coño recién follado.

Silvia: me corro cariño….. ahhhhhh…. Ahhhhh….

Hice algo que hasta el momento Arturo jamas había visto, correrme a chorros y es que en este sentido Alberto siempre lo conseguía con su boca. Arturo se quedo estupefacto con el espectáculo. La cara y boca de mi novio estaba empapada, como si le hubiera rociado con una manguera.

Tarde un poco en recuperar el aliento.

Silvia: Esto por lo de la jarra de agua… te dije que te lo devolvería.

Alberto: jajajjajajjaja que guarra.

Me dio un beso y se vistió, para entonces Arturo ya no estaba espiando, yo me fui a la ducha, pero antes cerré la puerta, y comente la jugada con mi chico.


-------------------------------------- Continuacion 17/07/2016 -------------------------------------------


 
Después de un par de horas de siesta salí de la habitación, al llegar al salón Susana estaba hablando por teléfono con cara de preocupación. Solo pude escuchar algo de unos papeles y de el trabajo…

Alberto apareció casi a la vez que Susana colgaba el teléfono. Arturo no se encontraba por ningún sitio a si que supuse que estaría durmiendo.


Silvia: ¿Que pasa Susana?

Susana: Me han llamado del trabajo, por lo visto han faltado dos compañeras y no tienen personal en urgencias…

Silvia: ¿y tienes que irte a trabajar?

Susana: En principio no, pero tengo que ir para arreglarlo y volver, tendré que ir en tren… para no joderos el fin de semana.

Silvia: Coge nuestro coche, son casi 2 horas menos de ida y otras 2 de vuelta, el tren tardara mucho hasta aquí…

Susana: Gracias, Silvia, pero no me atrevo a coger vuestro coche… demasiado grande y demasiada potencia, por eso yo suelo ir con mi Ibiza….

Alberto estaba a nuestro lado, escuchando toda la conversación mientras se tomaba un zumo, sin intervenir… parecía no preocuparle.

Silvia: Cariño…...¿? Di algo ¿no? Ayuda…

Alberto le pego otro trago al zumo tranquilamente.

Alberto: ( con calma total) No entiendo por que os estresais tanto...¿? ( pego otro trago al zumo) … Me cambio, cojo el coche y te acerco yo Susi, que ademas sabes que me gusta pisarle… Vamos arreglas lo que tengas que arreglar y venimos, para la hora de la cena estamos aquí…

Yo sonreí… mi novio era un fiera, solucionando problemas, encima me daba tiempo con Arturo.


Susana: ¿de veras?, Alberto no hace falta, no quiero que te des la paliza al volante.

Alberto: No digas tonterías… lo que no voy a dejar es que vayas en tren…

Silvia: Bueno, pero no le pises mucho a ver si vais a tener un accidente, tardar lo que tengáis que tardar…

Susana: Cojo el bolso y nos vamos ¿vale Alberto?… cuéntale lo que ha pasado a Arturo…

Silvia: Ok, no te preocupes.

Alberto subió y se cambio en menos que canta un rayo, bajo me dio un beso me guiño un ojo y me susurro “me debes una, escríbeme luego”. Salieron de casa, yo les acompañe hasta la verja despidiendo el coche con la mano.

Eran las 17:00 h, mas 2 horas de viaje, mas otra como poco para solucionar el trabajo, mas otras 2 de vuelta. Hasta las 10 de la noche no creo que volvieran como muy pronto.
Arturo se levanto a las 3 horas de haberse ido Susana y mi novio. Un tiempo muy valioso desperdiciado.

Arturo: ¿Que pasa?, ¿Donde están todos?


Silvia: se han ido… a Madrid

Arturo: ¿por?... ¿Susana también? Y ¿para que?

Silvia: Han llamado a Susana del trabajo y tiene que ir, pero vuelven sobre las 10 o las 11 de la noche… si no la llevaba Alberto, hubiera tenido que irse en tren… así que mejor en coche.


Arturo: … pues si, pero joder que mala suerte,… o mejor dicho que buena suerte, otro ratito solos tu y yo.

Yo me quede mirándole.

Silvia:

De repente el móvil de Arturo, sonó… le llamaban.

Arturo: Paso de cogerlo… prefiero entretenerme contigo Silvia.

Mi móvil recibió un whatsapp. Yo por el contrario lo cogí y lo mire. Era de Alberto, decía:

“ Que buena suerte tienes cariño, al final Susana curra esta noche, así que no vamos a poder volver hoy, me quedo en Madrid hasta mañana y volvemos juntos, te aviso cuando salgamos mañana de aquí para no pillaros en bragas”.

Borre el whatsapp.

Silvia: Arturo, creo que es mejor que contestes al teléfono, creo que es importante, es Susana seguro.

Arturo me miro extrañado, pero me hizo caso y fue a por su teléfono, lo miro y descolgó.

(Yo solo podía escuchar a Arturo)

Arturo: Dime…. ¿Que pasa?………….. no jodas….. que putada…. Y ¿que hacemos nosotros ahora?………. No mujer no voy a dejar que se aburra…… bueno pero mañana con cuidado……. No trabajes mucho…… besos.


Según colgó, tiro el teléfono al sofá y sonriendo vino hasta pegar su polla contra mi.

Arturo: Nos lo vamos a pasar pipa, toda la noche solos…..

Silvia: Ya, me lo ha dicho Alberto… pero no quiero, todo el rato, pobrecillos…

Arturo: y ¿Quien te dice que no nos han mentido y que ahora mismo ellos están follando?… puede que nos estén engañando…

Silvia: No digas eso….. no me haría eso jamas, me quiere.

Arturo: Pero como tu dices, el cree que follas mal y no le pones….

Silvia: no…….

Arturo, apretó aun mas nuestras caderas.

Arturo: Ademas todavía tengo mucho que enseñarte…. Vamos a cambiarnos que te voy a llevar a ver el pueblo… ¿Quieres?

Silvia: SI….. me apetece...¿Es bonito?

Arturo: Para mi si, aunque no solemos ir mucho, no conocemos a nadie… venga vamos a vestirnos.

Mi cara cambio, con una amplia sonrisa, como si el plan de pasear por el pueblo me pareciera mejor idea que follar como locos en casa. Arturo puso su mano en mi cadera guiándome a la planta de arriba, a los dormitorios. Cuando llegue al mio, me quede parada en la puerta.

Silvia: Y ….. ¿que me pongo?….

Arturo: Ponte guapa y elegante…. Así luego cenamos en el pueblo….


Silvia: Que bien, jeje… pero…. ¿el que me pongo?

Arturo: Espera que me cambio y ahora te ayudo a elegir.

Arturo se fue a su cuarto, yo mientras tanto puse mis maletas abiertas en la cama, y saque cosas en plan colegiala, eligiendo que ponerse para su primera cita. Había poco ropa recatada, ya no solo por que no tengo mucha sino por que dentro del plan que acordamos mi novio y yo, es que todo lo que echáramos en la maleta tenia que ser sexy, para luego poder culparle a el por hacerme la maleta.

Una de las dos maletas era especialmente interesante, ya que en ella bajo un par de conjuntos de lencería, estaban las esposas, arneses, algún vibrador y mas juguetes.

Aproveche mientras Arturo se cambiaba para quitarme la ropa, y quedarme en ropa interior, también me maquille.

Arturo: Ya estoy… vamos a ver…

Arturo se había puesto un pantalón negro ajustado estilo vaquero y una camisa azul marino con topos ( puntos) blancos, modernita. Los zapatos también eran azul marino. Iba muy elegante y moderno a la vez.

Silvia: Que elegante…. Y guapo…. Arturo.

Arturo: mmmm jeje gracias, la ocasión merece la pena… Bueno te toca.

Silvia: No se muy bien que ponerme, como no se donde vamos, pero viendo como vas de arreglado…

Arturo: Bueno (se acerco a las maletas y empezó a rebuscar) empecemos por aquí ( la ropa interior)…

Tras un rato mirando, saco unas medias legras con liguero hasta la cadera.

Arturo: Toma ….

Lo cogí, y cogí un tanga negro de la maleta.

Arturo: Deja eso…



Silvia: jajajaja, ¿el tanga?

Arturo: Si, no te va a hacer falta…

Silvia: Estas loco, sin tanga por el pueblo…

Arturo: Anda...¿no vas sin tanga por Madrid para las sesiones de fotos?…

Silvia: jajajaja, si, pero para las sesiones de fotos… por las marcas…

Arturo: Pues piensa que aquí no te conoce nadie, y así no te quedan marcas jejeje…

Me lo quito de la mano y lo volvió a dejar en la maleta, al dejarlo se percato de las esposas pero no dijo nada, continuo buscando, los vestidos.

Arturo: Toma, este es precioso como tu…

Silvia: Es muy corto… ¿no?

Arturo: Pero si tu no te cortas… o eso dices.

Silvia: No, pero lo digo por vosotros, es vuestro pueblo.


Arturo: Por eso no lo hagas que como te he dicho no bajamos nunca al pueblo, no conocemos a nadie.

Me puse el vestido, y me subí a la cama, observando como elegía los complementos y los zapatos.



Por lo que vi tenia muy buen gusto a la hora de vestir y de elegir ropa para los demás. Me calce los taconazos que me dio, también negros.



Silvia: Ahora que me doy cuenta….. ¿Como vamos a ir al pueblo? Yo no puedo andar con estos tacones mucho tiempo y menos por estos caminos…

Arturo: Tu por eso no te preocupes. Te espero abajo.

Me retoque el pelo, el maquillaje y me coloque bien el vestido, tanto el como yo íbamos impecables pero, no se si demasiado exagerado para un pueblo tan pequeño. Baje a la planta principal, no vi a Arturo, así que salí al porche.

Allí estaba Arturo, sobre una moto negra parecida a una Harley Davidson.



Silvia:Guaaaaaaaauuuuuuuu…. Es preciosas

Arturo: ¿te gusta?

Silvia: Me encanta, soy muy motera, que callado te lo tenias…

Arturo: No sabia que te gustaban tanto las motos sino te hubiera dado una vuelta antes…

Silvia: Pues si, me encantan, (me subí detrás y me agarre a su cadera), lo único…..

Arturo: ¿Que?

Silvia: Que se me ve el culo….

Arturo: Bueno no pasa nada….

Silvia: Recuerda que no llevo tanga….

Arturo: Son 5 minutos en moto…

Silvia: Ok, pero no aparques en el centro del pueblo… y no te bajes antes que yo….

Arturo: Trato hecho, ¿estas bien sujeta?

Silvia: Si

Arturo: Pues vamonos.

Arturo arranco la moto, el sonido era también como de motor americano, el trayecto fue corto y Arturo no le dio mucho gas, preferible ya que esos caminos no eran muy fiables. Aparco junto a un bar, no se veía a nadie por la calle así que me baje sin mas de la moto y me coloque el vestido en su sitio.

Por suerte para mi no era el típico pueblo con calzada romana como suelo, aquí estaba bien asfaltado, y en muy buen estado.

Arturo: Bueno, ya hemos llegado… voy a entrar un momento en esa tienda para preguntar…

Silvia: Ok

Arturo entro solo en la tienda, mientras hablaba con el dueño/dependiente, entre yo también, ellos hablaban al fondo, había un par de persona mas dentro, yo me acerque a un stand con zumos y bebidas, y ante los ojos de Arturo y del dependiente me agache.



Mi culo y parte de mi coño quedaron a la vista de todo el que quisiera mirar. Tarde un rato en elegir la bebida que quería, luego me gire y fui hacia el tendero.

Silvia: Hola, jeje ¿Cuanto cuesta?

Dependiente: Na…. Nada….

Silvia: No hombre, jejejeje ¿Cuanto?

Dependiente: nada no te preocupes…..

Arturo se reía.


Arturo: Me ha dicho el dependiente un par de sitios para ir, cenar y tomar algo.

Silvia: ¿Ah si? Que simpático, muchas gracias.

Me di la vuelta y salí de la tienda.

Al cabo de unos segundos Arturo salio de la tienda.

Arturo: Bueno, vamos.

Silvia: ¿Que me vas a enseñar?

Arturo: El chico de la tienda me ha dicho que hay un mirador un poco mas alante.

Me agarro de la cadera como si fuéramos pareja y tiro de mi hacia nuestro destino. No nos cruzabamos con mucha gente pero con la poca que la hacíamos se giraban para mirarme. Yo de vez en cuando tenia que bajar mi vestido, ya que poco a poco, paso a paso se iba subiendo, y había que recordar que la única ropa interior que llevaba puesta eran las medias y las ligas.

Llegamos al mirador de piedra junto a una pequeña pero bonita iglesia,para llegar al mirador había que subir 7 u 8 escalones de considerable tamaño, pero Arturo muy voluntarioso me dejo ir primera para sujetarme desde atrás, y ya de paso verme el culo y el coño, para subir me quite los tacones.

Silvia: Gracias…

Arturo: Es un placer (ya lo creo).

Desde el mirador pudimos ver el paisaje, no había ningún otro pueblo a la vista, solo bosques y montañas. Vestida de esa guisa, apoye mis manos sobre la cálida piedra, Arturo me volvió a agarrar de la cadera con uno de sus brazos.

Arturo: Esto es precioso…

Silvia: La verdad es que si, no se como no has venido nunca con Susana.


Arturo: Yo tampoco, supongo que por rutina, casi no hacemos nada juntos.

Silvia: ahhh… pues eso esta mal…

Arturo: si, pero dejemos el tema, ¿vamos a ver la iglesia?…

Silvia: Que va, ¿así vestida? No voy a entrar ahí…

Arturo: Venga no seas tonta, vamos.

No soy una persona muy católica, por no decir nada, ¿pero entrar vestida así en una iglesia?, esto era jugársela, la gente del pueblo podía enfadarse…

Aun así entre de la mano de Arturo, nada mas pasar me santigüe, algo que nunca pensé que haría. No parecía haber nadie, una luz tenue de velas, pero nada mas, la capilla era pequeña pero bonita y simple a la vez. Andamos juntos hasta el altar y observamos un retablo en el que estaba dibujada la virgen.

Arturo: mira Silvia la virgen como tu.

Silvia: no blasfemes, Arturo por favor… se mas respetuoso.

Me aparte del altar y continué andando por la capilla hasta que llegue al confesionario.

Arturo: Que de cosas morbosas se me ocurren…

Y a mi, pero no.

Silvia: Calla…

Justo cuando nos disponíamos a salir de la iglesia, se me callo un pendiente, me agache a por el sin recordar lo corto del vestido y que no llevaba ropa interior, pero para mas casualidad o mala suerte una voz nos llamo por nuestra espalda, desde el altar.

Cura: Buenas,… ¿de visita por nuestra iglesia?

Me incorpore corriendo y me gire bajándome el vestido todo lo que pude, que era nada.

Arturo: Si, padre, queríamos verla.


Cura: ¿y que os ha parecido?

Silvia: Preciosa, muy bonita.

Cura: Las cosas mas bonitas no siempre son sencillas… a veces son muy complicadas.

Esa frase me sonó con segundas, iba dirigida a mi, en plan perdonándome por ser una pecadora o algo así, no se, pero yo me raye, aun así la dijo mientras me sonreía y me examinaba de arriba a abajo.

Arturo: Bueno padre, nosotros ya nos íbamos… hasta pronto.

Silvia: Adiós.

Cura: Hasta pronto, y volved cuando queráis, tenéis las puertas abiertas.

Salimos de la iglesia a paso ligero, Arturo se reía., pero yo me moría de la vergüenza, mira que soy una chica muy extrovertida y no se lo que es el corte, pero esta situación me descoloco.

Arturo: ¿Has visto la cara del cura?

Silvia: Callate por dios, menudo corte, vamonos de aquí ya.

Desandamos el camino hasta la primera tienda donde Arturo había preguntado por los sitios de interés del pueblo. Cruzamos la calle y llegamos a una especie de Atalaya de piedra muy bien iluminada, en un cartel de la puerta indicaba que era un restaurante “el castillo”.
Estaba muy bien decorado y parecía un restaurante de nivel, no encajaba mucho con el pueblo, no por el aspecto ya que era muy coqueto sino por los pocos habitantes o visitantes, no creo que tuviera mucho trajín, sin embargo mas tarde me explicaron que era el restaurante de un cocinero conocido, lo mantenía abierto como hobby, solo daba cenas y para pocas persona, no lo anunciaba por que no quería que se abarrotara.

Nos dieron una de las pocas mesas que había disponible, pedimos la comida, la cual no tardaron en servirnos, uno de los camareros no me quitaba la vista de encima, pero no era de extrañar, de momento yo era la única chica joven de todo el pueblo. Lo que me extraño era que en la mesa de al lado había cuatro hombres trajeados cenando, de mediana edad, ellos tampoco me quitaban el ojo, pero parecía como si me conocieran.
En parte me asuste, ya que si me conocían solo podía ser por “XXX” y si comentaban algo Arturo se enteraría que no era tan tontita como el se pensaba. Así que para evitar el posible inconveniente decidí tomar las riendas, y aprovechando que Arturo se levanto para ir al baño, les hice un gesto, me levante y me acerque a su mesa.

Me agache para no tener que gritar dejándole al camarero a la vista todo el postre.



Desconocido: Hola … no queremos sen indiscretos pero…. ¿tu eres…..?

Antes de que terminaran la frase les conteste, sin saber muy bien si estaban acertados o me confundían con otra.

Silvia: Si, soy yo.

Entre ellos “ves te lo había dicho”.

Desconocidos: ¿Nos podemos hacer una foto contigo?

Me fije que Arturo ya había vuelto a la mesa y miraba extrañado, le hice un gesto con la mano.

Silvia: Si. Venga.

Se pusieron en pie dos a cada lado y otro camarero tiro la foto, me dieron las gracias, me disponía a volver a la mesa cuando escuche a uno decir “me he visto todos tus videos”. Ya no cabía duda de que me conocían.

Una vez en la mesa Arturo me pregunto.

Arturo: ¿y esos?

Silvia: Aunque no te lo creas, tienen tiendas de lencería por toda la provincia…

Arturo: ¿y?

Silvia: Y… ¿soy modelo del catalogo de una firma conocida?…

Arturo: A joder… claro, debe ser como el playboy para los paletos… jajaja

Silvia: Debe ser (había colado).

Terminamos de cenar, Arturo no me dejo pagar, se empeño que era cosa suya. Y yo estaba de acuerdo. La mesa de mis admiradores nos dejo pagada una copa a cada uno antes de que se marcharan despidiéndose con sonrisas. Nos la tomamos gratamente.

Silvia: buuuufff… que calores….

Arturo: Ya hacen efecto las cervezas de esta mañana ¿eh?,¿o sera el vino de la cena?¿o la copa?

Silvia: O los chupitos….jeje, pero si si hacen efecto… bueno, ¿tu vas bien como para conducir la moto hasta casa?

Arturo: Perfectamente… pero todavía no nos vamos.

Silvia: ¿A donde vamos?


Arturo: A la discoteca del pueblo.

Me sorprendió.

Silvia: Suena bien, a bailar un poco.

Nos despedimos de los camareros del restaurante, casi todos nos acompañaron a la puerta con reverencias, estoy segura que eso no le pasaba muy a menudo a Arturo, por suerte o por desgracia a mi me pasaba mas veces de lo que me gustaría.

La discoteca del pueblo, estaba prácticamente al lado. Según nos aproximábamos por la calle, pude ver las luces, y se escuchaba la música. Sinceramente parecía el típico puticlub de pueblo.
Me sorprendió ver a gente cerca de la discoteca, al parecer era el único negocio del pueblo con clientela, seguramente muchos de ellos serian de pueblos mas pequeños de las proximidades.

El portero de la discoteca, alucinante pero, ¡¡¡Si, tenia portero!!! una discoteca de pueblo con portero. Nos miro extrañado, allí debían conocerse todos. Y una pareja como la nuestra no debía pasar desapercibida. Abrió la puerta con una educación digna del botones de un hotel de 5 estrellas.

Pase primera seguida de Arturo. La luz del interior, o mejor dicho la falta de luz del interior me tranquilizo en parte, aunque eso duro poco, nada mas cerrarse la puerta de la calle a nuestras espaldas, el foco que gira por la discoteca para justo en nuestra posición durante unos segundos. Tiempo suficiente para que toda la gente que estaba dentro se percatara de nuestra presencia, para ser mas exactos de mi presencia. Probablemente la única “moza” de la zona y encima de “muy buen ver”. Estas mismas palabras me las repetiría mas tarde un residente de la discoteca.

Decidimos movernos de allí en busca de la barra. En cuanto puse un pie en lo que debía ser la pista de baile, casualidades del destino pero la discoteca se ilumino por completo, en parte creo que el técnico de luces lo hizo aposta, lo único que se es que por fin pude ver a la gente mientras iba a la barra la cual vimos gracias a este momento de iluminación, el problema es que volvía a llevar el vestido a una altura inapropiada aunque ya era tarde todos lo había visto.



Las luces volvieron a apagarse y cambiar a los focos de colores.

Llegamos a la barra, el camarero ya estaba esperándonos.

Camarero: Hola buenas noches. ¿Que vais a tomar?

Arturo: Yo un JackDaniel solo con hielo…¿y tu Silvia?

Silvia: Yo …. Whisky… JonyWalker con coca cola…

Camarero: Oído

Arturo: ¿Whisky?….empiezas fuerte ¿eh?

Silvia: ya hace rato que empezamos a beber…. Jejeje. ¿Te has fijado que soy la única chica de la discoteca?

Arturo: Por lo que veo no dudaría en que seas la única chica del pueblo jajajjajaja.

Silvia: Que corte… espero que no, ¿has visto la discoteca cuando se han encendido las luces?

Arturo: Si, jajajajajaja, parece un antiguo puticlub… jajaja, y los tíos, no te quitaban el ojo de encima, encima tenían pinta de gañanes.

Silvia:…… no me he fijado..

Arturo: Pues ellos si, tenias el culo al aire.

Silvia: Joder eso si me he dado cuenta.

Camarero: Aquí tenéis…

Ambos le dimos las gracias.

Camarero: ¿no sois de por aquí?

Estaba claro que no pero aun así se lo ratificamos.


Camarero: No suele venir mucha gente de fuera. Tu novia es muy guapa.

Silvia: No jaja no es mi…. (me calle)

Arturo: Si, es preciosa ¿verdad?

Camarero: Si, tomaros unos chupitos de mi parte.

El camarero nos sirvió dos chupitos de algún licor que no fui capaz de identificar pero muy fuertes.

Camarero: Perdona ¿Silvia? He escuchado tu nombre a tu novio… si quieres escuchar algún tipo de música dilo y la ponemos…

Arturo se adelanto para que no pudiera negarme.

Arturo: Pues la verdad es que el regueton, música latina, de ese tipo, para que pueda mover un poco el culo….. jejejeje

Camarero: me parece buena idea.

El camarero se acerco al que debía ser el Dj, tras hablar con el un rato volvió a la barra.

Camarero: Ahora la pone

Arturo: Muchas gracias…

Camarero: ¿Vivís en el pueblo?

Arturo: No, pero tenemos una casa de campo aquí, venimos de vez en cuando.

Camarero: ¿Y como es que nunca os he visto en la discoteca?… me acordaría de vosotros.

Un poco entrometido, el camarero.

Arturo: … bueno digamos que a mi mujer no le gusta salir de la casa y a Silvia si, le apetecía dar un paseo…

Camarero: ¿Entonces ella no es tu mujer?

Silvia: jajajja ya ha dicho antes que soy su novia…

Camarero: Joder, que afortunado eres, como tu mujer este tan buena como tu novia, te lo tienes que pasar en grande.

Arturo: jajajajajaja ya te digo…

De repente el DJ hablo por el micrófono de la cabina, “ bueno lo primero daros las buenas noches a todos y en especial a nuestros nuevos invitados, esperamos que os lo paséis de puta madre, a y ya que aquí casi siempre escuchamos lo mismo y a Silvia (dijo mi nombre, se lo habría dicho el camarero) le gusta la música latina, la de mover el esqueleto pues vamos a complacerla”.

Me esperaba cualquier cosa, pero me sorprendió gratamente poniendo música actual. Probablemente utilizaba algún programa de reproducción online ilegal, pero que daba buenos resultados.

Camarero: JEJEJE eres la única chica de la disco, así que tenemos que tratarte bien.

Sinceramente ya iba bien calentita por el alcohol, mi cuerpo quería desatarse y mis caderas comenzaron a moverse.

Arturo: ¿y en el pueblo?

Camarero: ¿Jóvenes? … Una sola, la farmacéutica, y no vive aquí, trabaja pero vive en otro pueblo, el resto tendrán de cuarenta para arriba.

Arturo: Eh que yo soy cuarentón, jejeje

Mientras Arturo hablaba con el camarero yo me aleje lentamente mientras bailaba al son de la música. Mis caderas se contoneaban, de lado a lado, describiendo círculos y subiendo y bajando, ya no me acordaba de que no llevaba ropa interior.



Estaba desfogada, con los ojos cerrados disfrutando de la música, sin pensar en donde estaba ni todos los tíos que me miraban. De repente note como una mano subía mi vestido, no me preocupaba por quien fuera, quería pensar que era Arturo, pero si no era el , tenia la obligación de protegerme esa noche.
La misma mano que me subió el vestido dejando a la vista mi culo y mi coño me pego un ligero azote.



Arturo: (susurrándome al oído) mmmm que morbo, como te mueves.

Silvia: jejejeje gracias…..

Arturo: ¿Estas borrachilla?

Silvia: No se…

Arturo: Por lo que veo creo que si…

Los chicos se apretaban en corro al rededor de donde me encontraba bailando. Todos me miraban y soreian, yo creo que esto le ponía a Arturo, saber que todos quería follarme pero que estaba con el.

Silvia: ¿Por que me miran todos así?

Arturo: Por que estas muy buena y quieren follarte….

Silvia: ¿no?… yo pensaba que era por que bailo bien

Arturo: Bailas muy bien, pero quieren follarte… te mueves muy sexy.

Silvia: Pues eso no….. paro… de bailar.

Arturo: Tu no te preocupes y sigue que yo no voy a dejar que te follen, jejejeje, sigue así de sexy y pasatelo bien.

Silvia: OK… me lo estoy pasando muy bien.

Continué bailando así, con el vestido subido mientras todos me miraban.


La gente se acercaba a hablar con Arturo, parecía el “puto amo”. Escuchaba como le preguntaban “¿es tu novia?”, “esta tremenda”, “como se mueve”, “menudo culo”. El les respondía “ que era su amante, lo jevencita que era, que era modelo, que era muy guarra” y cosas así. A veces se acercaban con copas y nos invitaban.

Mientras hablaban con el, alguno se acercaba a mi y me hablaban, yo pegaba mi culo y les rozaba y les bailaba sexy, pero sin malicia, solo para calentarles. Cuando hacia esto cerraba los ojos, como si no quisiera saber con quien bailaba. Alguna mano suelta me tocaba el culo, pero Arturo no decía nada… solo hablaba con la gente y reía.



En una de estas ocasiones Arturo se alejo a hablar con el camarero, lo perdí de vista durante un rato. Uno de los chicos de la discoteca, creo que el mas joven, se acerco a hablar conmigo. Tenia un fuerte acento de Europa del este, supongo que tabajaria en el pueblo.

Sinceramente no se muy bien lo que me decía, solo entendía, “guapa, tía buena”. Un par de hombres mayores se pusieron a corearme “ enseñanos las tetas, enseñanos las tetas”, yo me reí, les mire, y se las enseñe. Se pusieron a aplaudir y jadear.



Arturo volvió a mi lado.

Arturo: ¿Que haces? Jajajajaja

Silvia: nada ¿por?… ¿donde estabas?

Arturo: Ahora lo veras, me he fijado en algo cuando han encendido las luces.

De repente el mismo foco que nos ilumino al entrar, se encendió en medio de un podium, otros tres focos también se encendieron iluminando una barra de baile (Pole dance). El DJ hablo de nuevo por el micrófono.

DJ: Arturo, el amigo de nuestra invitada, nos ha chivado que es una gran bailarina… Así que ¿por que no la animamos a que suba y nos lo demuestre?.

Toda la discoteca empezó a gritar “Que suba, si, vamos guapa”. Aun borracha no me había olvidado que no llevaba bragas, aunque me daba un poco igual ya.

Silvia: En que líos me metes Arturo.

Arturo: Vamos sube y dalo todo.

Silvia: ¿tu como sabes que se bailar en la barra?

Arturo: No lo sabia, ¿sabes?


Silvia: jajajajjajaja

Me quede mirándole. sin apartar mi vista mientras me dirigía a la barra “fijate bien”. Subí al escenario y desde allí le pedí un trapo limpio al camarero. El me lo tiro. Subí por la barra con el trapo en la mano hasta lo mas alto y baje, de golpe hasta el suelo pasando el trapo por toda la barra.

Gente: Guaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuuuu

Devolví el trapo al camarero tirandoselo desde mi posición y grite “música”. Comencé a moverme alrededor de la barra al ritmo de la música, bajaba mis caderas hasta el suelo, consciente de que todos me estaban viendo todo. Empece a frotar mi coño por la barra, trepe por ella y agarrándome con las piernas me quede boca abajo, al hacer esto mi vestido bajo hasta la cintura.
Volví a contonearme ya sin tapar mis intimidades, dejando que todos se apelotonaran bajo el escenario para verme de cerca. Creo que en mas de una ocasión vi fogonazos de los flases de los móviles, pero yo continué como si nada.



Tras diez minutos de actuación para, me acerque al borde del escenario sonriendo mientras me colocaba el vestido y hice una reverencia.

Todos aplaudían y me piropeaban, me ayudaron a bajar del escenario sin tener ni que caminar por las escaleras.

Arturo: SI que sabes si…...pffffffffff como me has puesto.

En ese momento Arturo se coloco a mi espalda susurrándome al oído “mira como la tengo”, apretó su polla contra mi culo, y comenzó a morderme el cuello, eso me ponía muy cachonda. Una de sus manos subió mi vestido y comenzó a tocarme el coño. Mientras que la otra sacaba uno de mis pechos para sobarlo. Todo esto en el centro del corrillo de tíos del pueblo que no había dejado de mirarme. Arturo comenzó a masturbarme, mis piernas flaqueaban y temblaban de placer.



Silvia: No….. por favor….. no


----------------------------------------------- Continuacion 18/06/2016 -----------------------------------


Una de mis manos se fue a su paquete, apretando su polla por encima del pantalón. La tenia súper caliente.


Arturo: mmmm… bueno creo que es la hora de irnos…

Silvia: si…

Arturo me solto y yo me coloque la ropa lo mejor que pude.

Arturo: Bueno nos vamos.


Camarero: ¿Tan pronto?… que pena, menudo espectáculo el que ha montado tu novia… jejeje creo que en el pueblo no se van a olvidar…. ¿eh guapa?


Silvia: mmm si…. No ha estado mal… Me lo he pasado bien.

Arturo: Bueno…. Adiós..

Arturo me agarro la mano y tiro de mi entre la gente que se despedía de nosotros o me daban cachetazos al pasar. Salimos de la discoteca, solo había un par de personas en la calle fumando.

Silvia: … se me ha olvidado hacer pis…

Arturo: jajaja lo dices ahora, ¿quieres volver a entrar?

Silvia: No, no hace falta, jajajaja…

Me pegue a la pared, me agache y me puse a hacer pis, frente a Arturo y a los tíos que fumaban, Arturo me dejo un pañuelo que tenia en el bolsillo, con el que me limpie.




Me volví a levantar.

Arturo: ¿ya?… pues vamonos.

Silvia: … la moto esta allí,…

Arturo caminaba en dirección contraria a donde había aparcado la moto.

Arturo: Estoy yo como para coger la moto, nos caeríamos antes de arrancarla...jajajaja

Silvia: Entonces….. ¿Como vamos a volver?

Arturo: Pues andando… jeje… por el bosque…

Me quite los zapatos y los cogí con mis manos, le sonreí y completamente decidida le dije.


Silvia: Pues venga… vamos… jeje

Arturo me guio por la carretera hasta el borde de un camino de tierra que se adentraba en el bosque, completamente a oscuras. No tenia miedo, pero no sabia muy bien como íbamos a guiarnos hasta casa completamente a oscuras por el bosque. Mas aun cuando nadie sabia donde estábamos, podíamos perdernos.

Aun así Arturo, tiro de mi por el camino de tierra, no parecía tener duda, no se si por el alcohol o por que de verdad sabia donde íbamos.

Menos mal que el camino no era de piedras, por que yo iba descalza, Arturo se dio cuenta de ello y me cogió en brazos.

Silvia: … muchas gracias, pero no hace falta, no vas a poder conmigo todo el camino peso mucho.

Arturo: jajajajaja ¿Que tu pesas mucho?… estas en los huesos….

Silvia: ¿En los huesos?

Arturo: Me refiero a que no pesas nada para mi, estas buenísima jejeje… y de todas formas tengo pensado hacer una pausa a mitad de camino.

Después de cinco minutos de camino en brazos de Arturo, decidió hacer una pausa, me bajo al suelo, el camino se ensanchaba en una zona despejada, y bien iluminada por la luz de la luna.

Silvia: Espera… esto me suena… las termas.

Arturo: jejejej exacto. Menos mal no me he perdido, solo he venido por este sendero un par de veces.

Me acerque corriendo hasta las piscinas naturales, ahora de noche se notaba aun mas la bruma, el agua era cristalina de un color muy llamativo.

Silvia: Quiero probar el agua…

Me quite toda la ropa, incluidas medias y me metí en las cálidas aguas. Tenia ganas de verdad de probar el agua, así como de ver las piscinas de noche.

Arturo estaba en el borde mirándome nadar en la pequeña piscina, completamente desnuda. El se quito poco a poco la ropa mientras me sonreía. Yo no paraba dentro del agua, daba vueltas nadando de espaldas. Arturo entro en el agua conmigo, se acerco a mi y me rodeo con sus brazos.

Silvia: Que calentita esta… mmm

Arturo: Tu la pones caliente….

Arturo me acaricio y toco dentro del agua, pero yo me puse juguetona. Salí del agua y gatee por el césped, hasta sus pantalones.



Saque el paquete de tabaco y el mechero y me encendí un cigarro. Arturo volvió a salir del agua y me siguió, se sentó a mi lado, su polla era un autentico mástil. Yo le mire a los ojos y descendí con mi mirada hasta su rabo, tire el cigarro y me subí despaldas encima suyo.

Comencé a botar una y otra vez. No me reprimí en gritar de placer. Era una situación muy erótica, dos cuerpos desnudos, en el bosque, bajo la luz de la luna follando. La situación me resultaba hasta romántica.

Parecía una loba aullando a la luna y eso a Arturo le gustaba ya que ayudaba a mis movimientos embistiendome hacia arriba.



Silvia: CORRETE DENTRO…...AHHHHHHHH SIIIIIIII…. CORRETE….. CON TU GIGANTESCA……… POLLA…………...SIII

La sensación fue magnifica, parecía como si estuviera sentada en la cima de un volcán justo en el momento de la erupciona, todo el semen entro hasta lo mas profundo de mi cuerpo, me quede sin fuerza de golpe y me rendí sobre Arturo.


Silvia: Ahhhhhhh…. Que bien….. que follada….

Arturo: jajajja ...¿como? Que mal hablada….


Silvia: ufff lo siento… jeje… no se por que he dicho eso… jeje

Sinceramente me costaba muchísimo continuar con el papel de tontita todo el rato, de vez en cuando se me escapaba alguna frase de ese tipo, o mis expresiones. Pero volvía corriendo a fingir.

Arturo pasado unos minutos, muy cortésmente comenzó a ponerme las medias y ligueros con dulzura y delicadeza. Cogió, su ropa, mi vestido y mis zapatos, se puso en pie y me ayudo a incorporarme.

Con toda la ropa sobre su hombro.

Arturo: Volvamos a casa preciosa.

Silvia: … así ….

Arturo: SI, no va a vernos nadie aquí en el bosque, y vas preciosa.

Continuamos andando, esta vez fue mas sencillo para mi ya que el sendero hasta la casa era de hierba. En cuanto vi la luz del chalet, salí corriendo hacia ella, abrí la puerta y entre desapareciendo dentro, me dirigí a las escaleras de la planta superior.

Cuando Arturo quiso entrar yo me encontraba en mitad de las escaleras con las piernas abiertas y el culo en pompa. Arturo se quedo con la boca abierta.



Silvia: ¿Subes?

Le hice un gesto con el dedo para que me siguiera. Llegamos a la planta de arriba, yo iba unos pasos por delante, le agarre la mano y le guie hasta mi habitación, le acerque a una silla donde hice que se sentara.

Lentamente abrí mis piernas y me senté encima suyo.

Silvia: ¿Estoy haciéndolo bien?



Arturo: Muy bien… preciosa.

Silvia: ¿Tu crees que a mi novio le gustara?

Una de mis manos bajo hasta su polla y la guie lentamente dentro de mi coño.

Arturo: Si…..

Silvia: mmmmm… estoy muy mojada…




Arturo: ya lo veo ya….

Volví a saltar sobre su polla.

Silvia: ¿Por que estoy así? No puedo controlarme…

Arturo: Es tu cuerpo, lo necesita, lo pide a gritos.

Me levante violentamente y me deje caer en el suelo, a cuatro patas dándole la espalda.

Silvia: …. mmmm… cuando bebe….. me vuelvo…… una…..

Arturo: Puta

Silvia: una perra…. Follame como una perra…

Arturo se arrodillo a mi espalda y me la clavo de nuevo.




Silvia: … esto no me pasa nunca….. con Alberto…..


Arturo: no te trata como una mujer… así que no te pone como un hombre… ademas recuerda el tamaño.

Silvia: ¿El tuyo o el suyo?

Arturo: Ambos…

Silvia: Tu enorme… el diminuta… no lo olvido nunca…. ¿Eso tiene que ver?

Arturo: ¿Con el sientes tanto placer?

Silvia: Con el no siento placer

Comencé a tener varios orgasmos y a empapar su polla.

Sentía tanto placer que cuando saco su rabo de mi interior expulse un chorro de mi interior, impactando sobre su rabo empapandole por completo.



Silvia: ahhhhhhhhhhhhhhh…..

Arturo: Joder, como mojas…. Que morbo….

Silvia: Lo siento….lo siento mucho…. Ah…

Arturo: No se te ocurra pedir perdón, eso me pone muchísimo, no lo había visto nunca….

Silvia: ¿no?


Arturo: Bueno si lo he visto pero nunca en directo

Silvia: A mi me suele pasar muy a menudo… como la sueles tener dentro no te enteras…

Me levante y le senté en el borde de la cama. Me agache sobre su rabo.

Silvia: Como te he ensuciado dejame que yo te lo limpie.

Me abalance sobre su rabo y me la trague entera, como nunca se lo había hecho antes, la devoraba una y otra vez, empapandosela con mi saliva.

Silvia: ¿Así es como te gustaba no?

Arturo: Dios, si, sigue, no hables….




Silvia: mmm ok.

Continué chupándosela a ese ritmo durante 10 minutos mas.

Silvia: Dame tu leche…

Arturo: Ah…… repitelo puta…..

Silvia: … ahhhhhh si. Correte…..

Me arrodille en el suelo junto al borde de la cama, el comenzó a masturbarse con fuerza para correrse. Yo abrí mi boca ante el, con docilidad.

Silvia: mmmm si,…. Damela…. La quiero…..


Arturo: ¿si puta?

Silvia: si, me la quiero tragar toda…..


Arturo: Si, pues toma….

Su lefa volvió a salir a borbotones de su rabo salpicando toda mi cara, yo intentaba recogerla con mi boca, y mi lengua saboreandola. Tras un par de chorrazos mas termino.



Silvia: ah…. Que rica, esta deliciosa…

Continué chupando su capullo para que no quedara ni una gota, dándole besitos. Cuando quedo bien limpia me tire en la cama junto a el y me quede rendida, no tarde ni un minuto en dormirme.

 
-----------------------------------  Continuacion 1/08/2016 ---------------------------------------------------



El sonido de mi móvil me despertó, estaba un poco desorientada, Arturo estaba dormido a mi lado. El alcohol de la noche anterior todavía rondaba mi cabeza. Mire el teléfono, era mi novio, Alberto.

Cogí el móvil, pero de repente Arturo me lo quito de la mano, el sonido debió despertarle a el también. Descolgó el teléfono y puso el manos libres.
No me gustaban este tipo de cosas ya que Alberto podía decir algo que no debiera e irse todo el plan al traste. Respondí corriendo con nuestra palabra clave.


Silvia: Hola amor, buenos días… (por si acaso le di pistas) estoy con el manos libres Amor…

Arturo se incorporo y acerco su polla a mi boca. Mientras que con su mano empujaba mi cabeza hacia ella.


Alberto: Hola ¿Que tal el día?

Mire a los ojos a Arturo, para que comprendiera que se la chupaba para que me dejara en paz.

Silvia: mghh…. Bien

Alberto: ¿Que hicisteis ayer?

Silvia: ….. (entre mamadas) nada en especial, vimos el pueblo, cenamos y nos tomamos algo…



Alberto: Eso suena a cita…. Ejejejeje

Silvia: … no digas tonterías y ¿tu que tal?

Alberto: … aburrido….

Continué chupando con mas fuerza y emití algún sonido para ver si Alberto comprendía lo que estaba haciendo.


Alberto: ¿Estas desayunando?


Silvia: …. si…. Cariño….

Arturo emitió una carcajada contenida.

Alberto: Bueno, no se muy bien a que hora saldremos, luego te llamo, pero no iremos antes de la hora de comer…

Silvia: …. ok….

Arturo sujeto mi cabeza con su polla tocando mi garganta durante unos segundos, provocandome una arcada.


Alberto: ¿Que te pasa?

Silvia: Nada, por …. casi me ahogo.

Alberto: Bueno amor te dejo luego hablamos.


Silvia: Ok.

Colgué corriendo, me aparte de la polla de Arturo y le mire enfadada.

Silvia: ¿Que haces?. Se va a dar cuenta tío….

Arturo: Venga no seas modosita…. ¿no te acuerdas de lo que hiciste ayer?

Silvia: Si, a la perfección, pero ayer fue ayer, y hoy hoy… bebimos mucho y se nos fue la cabeza.

Arturo: No, no culpes al alcohol, hicimos lo que hicimos por que los dos queríamos y en tu caso encima por que lo necesitas…..

Silvia: Bueno pues hoy no quiero… me siento mal….

Me aparte de la polla de Arturo y me metí en el cuarto de baño. Aproveche para ducharme, Arturo salio de la habitación, supongo que para asearse el también y desayunar algo. Cuando termine cerré la puerta del baño y al volver a la habitación, vi una de mis maletas abierta sobre la cama.
El portazo del baño, advirtió a Arturo de que había terminado de ducharme, así que volvió a entrar en la habitación, yo no llevaba toalla, Arturo se acerco a la cama como si yo no existiera, parecía enfadado.
Cogió algo de la maleta abierta y me lo dio.


Arturo: Toma pontelo…. Y nos vamos a pegar un baño.

Me lo dijo con un tono autoritario que nunca había escuchado de su boca, me puso cachonda que me lo ordenara. Yo lo cogí con cara de sorpresa y no me dejo ni rechistar.

Arturo: por cierto, no digas nada, te lo pones y punto, ya estoy harto de este juego, si no quieres que Alberto se entere de todo cuando venga empieza a hacer todo lo que te digo… ¿entendido?

Silvia: SI…. ( mi coño comenzó a empaparse).

Arturo se giro y salio de la habitación de nuevo, revise lo que me había dado, era otro de mis microbikinis, para ser exacto un trikini de hilo, no tapaba nada mas que la raja y los pezones, nada mas.



Me lo puse, cogí un pareo y unas cuñas y baje al salón. Arturo estaba esperándome sentado en el sofá.

Arturo: Quitate el pareo, no va a ser necesario…. (me lo quite mientras continuaba hablándome)...¿Quieres desayunar algo?


Silvia: Si,…

Arturo: Pues venga…

Fui a la cocina solo con el bikini y cogí un zumo, había tostadas ya hechas en la encimera, así que cogí una y me la comí, sentada en el taburete alto. Mientras tanto escuche como Arturo hablaba por teléfono en el salón, por la conversación supuse que era con Susana.

Termine de desayunar y volví al salón, Arturo ya había terminado de hablar por teléfono.

Arturo: ¿Ya estas?

Silvia: Si,

Arturo: Pues vamos

Silvia: ¿A donde?

Arturo cogió una neverita y una bolsa.

Arturo: A las termas, vamos a aprovechar la mañana.

Arturo salio por la puerta principal sin esperarme, daba por echo que le iba a seguir y así fue, andaba detrás de el como un perrito siguiendo a su dueño, en mi caso como una perrita.

Silvia: Arturo…..

Arturo se paro a esperarme.

Arturo: ¿Que?

Silvia: ¿como voy a ir así? Es de día….


Arturo: ¿y? No viene nadie nunca a las termas y vas súper sexy… venga… vamos

Continuo andando y yo a su lado. Según llegamos a la zona de las piscinas comencé a escuchar cierto ruido que el resto de días no había escuchado. Domingueros…. Y muchos.

Arturo: Vaya…. Por dios, mira que Susi nos lo advirtió pero yo no me acordaba.

Arturo deambulo por la zona buscando alguna vaciá yo iba detrás suyo bajo la atenta mirada de todo el mundo. Tardamos un rato pero por fin encontramos una. Arturo abrió la bolsa, saco un mantel lo estiro junto a la piscina y dejo la nevera. Saco un par de cervezas, me dio una y se quedo con otra.
Yo me senté con los pies dentro del agua, mientras Arturo se quitaba la camiseta.

En la piscina de al lado había un grupo de personas mujeres y hombres de distintas edades, españoles. Seguramente habían venido a pasar el día. No apartaron la mirada de mi en todo momento, ellos fantaseando y ellas probablemente criticándome.

La gente pasaba al lado nuestro, probablemente buscando una piscina libre como hicimos nosotros hacia un rato. Hasta que de repente paso una pareja y nos pregunto.

Pareja: Perdonad ¿os importa si compartimos charca? Jeje

Arturo: No, claro que no… cabemos todos…

Era una pareja de mi edad, muy normalita pero muy simpáticos. Entraron al agua con nosotros.

Arturo: ¿Queréis una cerveza?

Pareja: Pues si… muchas gracias.

Cogieron las cervezas, y continuaron charlando con nosotros.

Chico: ¿Venís mucho por aquí?

Arturo: Que va… ¿y vosotros?

Chica: De vez en cuando, vivimos en el pueblo de al lado… lo único que últimamente viene mas gente…

Chico: Por el buen tiempo.

Según cogieron confianza fueron haciendo preguntas mas indiscretas, como por ejemplo, ¿Cual era nuestra edad?, lo que les sorprendió al escuchar la diferencia de edad entre Arturo y yo. El chico no dejaba de mirarme, ya que cada vez que me levantaba alucinaba con mi bikini.

Arturo: ¿Te gusta?. Lo he elegido yo… jajajaja (se refería al bikini)

Chico: Lo siento….


Arturo: No te disculpes…. Esta buena, tu chica también…

Chico: jajaja gracias…

La chica se sonrojo.

Arturo: El otro día nos bañamos desnudos por la noche.

Chico: Nosotros también lo hemos hecho alguna vez.

Arturo se acerco a mi y me desato el bikini, que por su peculiar forma, suponía desnudarme por completo y es lo que paso. Menos mal que estaba dentro del agua. Por que el bikini se fue al fondo de la piscina por culpa de la elasticidad de la goma. El chico se quedo bloqueado al ver mis pechos, y se podía ver que intentaba atravesar el agua con su mirada para poder ver mas abajo.

Silvia: ¿Que haces?. Arturo, hay niños por aquí……..

Arturo: joder no me había dado cuenta.

Volvió a coger las tiras y a atarmelas todo lo rápido que pudo, yo me coloque la parte superior, mas bien “pezoneras” para taparme.

La charla continuo durante una hora hasta que por fin y digo por fin, por que no estaba cómoda con tanta gente. Decidimos volver a casa.

Arturo: Ya es tarde, nos volvemos.


Silvia: Si, que hay que hacer la comida para Susi y Alberto.

Recogimos todo, yo ayude mucho, lo que conllevaba que me agachara en pompa y que tanto la pareja como la gente que estaba cerca vieran todas mis intimidades, tapadas por un simple cordón.
Nos despedimos de la parejita y volvimos por donde habíamos ido.

Llegamos a casa, hora de cocinar.

Silvia: ¿Puedo cambiarme?… lo digo por si llegan ya.

Arturo: No, ponte el pareo encima y ya esta.

Volví a hacerle caso, poniéndome el pareo encima del bikini.

Silvia: ¿Que les hacemos de comer?

Arturo: No te preocupes por eso, ya lo tenia pensado, les voy a hacer un arrocito, tengo la paella preparada fuera.

Silvia: ammmm, que rico… jejeje… a Alberto le encanta.

Arturo: ¿y a ti?

Silvia: también… jeje….

Arturo se puso a coger todo lo necesario para hacer el arroz, y se lo llevo a fuera junto a la barbacoa había preparado un fuego para la paellera. Yo ayude y lleve bebida para nosotros y cubiertos para cuando vinieran nuestras parejas.

Recibí un whatsapp de Alberto avisándome que ya habían salido de Madrid así que no tardarían en llegar.

Silvia: oye… Arturo (el estaba cocinando)…

Arturo: Dime

Silvia: ¿no… no les dirás nada?… me refiero a que no puedes contárselo….

Arturo: … no se… me has enfadado mucho hoy

Silvia: Lo siento pero… sabes que esta mal….

Arturo: Aun sigues con lo de que esta mal… follar no esta mal, lo que esta mal es no disfrutar… o decir que no quieres hacer algo cuando lo estas deseando.

Silvia: Si, pero, les estamos engañando…

Arturo: No, solo se lo estamos ocultando, ellos no tienen por que saber nada, y nosotros mientras tanto podemos pasárnoslo bien….

La conversación termino ahí.

A la hora mas o menos escuche un coche, era el de mi novio. Entraron por la verja y aparcaron justo junto a la entrada de la casa. Mi novio salio del coche y se acerco a nosotros.

Alberto: Bueno, bueno…. ¿que tal? (Me dio un beso)

Alberto: Que bien huele…. Paella…..

Arturo: jejejeje Si, … ¿Vienes con hambre?…


-------------------------------------- Continuacion 02/08/2016 -------------------------------------------------



Alberto: La verdad es que si…

Susana salio también del coche y se acerco a nosotros.


Susi: Bueno parejita ¿Que tal lo habéis pasado?

Por el tono de su voz parecía que sabia lo que había pasado realmente.

Arturo: Pues la verdad es que muy bien, no os hemos echado nada de menos.

Silvia: No digas eso, teníamos muchas ganas de que volvierais, esto es un rollo sin vosotros.

Alberto: Aunque anoche os divertisteis… ¿no?

Arturo: Si lo que hicimos si, hacia mucho que no salia a tomar algo.

Silvia: Bueno, es un pueblo pequeño tampoco hay mucho que hacer… jeje

Susana: No te preocupes Silvia, si yo no soy celosa, jajajaja ademas así tengo mas tiempo para mi.

Alberto: Bueno ¿comemos?

Mi novio corto la conversación drásticamente, Susana parecía enfadada, tenia que conseguir hablar con Alberto a solas, para que me contara si había pasado algo, o sabia por que estaba así.

Nos sentamos a la mesa y comimos, la charla fue completamente normal, sin indirectas ni tiranteces de Susana hacia mi. Terminamos de comer y Susi sugirió a los chicos que recogieran la mesa y trajeran algo para beber, quedándonos a solas las dos.

Esta situación me puso en estado de alerta, Susi es una mujer muy inteligente y claramente había echado a los chicos para hablar conmigo, lo malo es que yo aun no había hablado con Alberto lo que me dejaba en clara desventaja ante ella.

Susana: Bueno… las cosas claras Silvia…

Abrí los ojos de par en par.

Silvia: ¿Que pasa?

Susana: Se que te acuestas con mi marido…

Yo abrí aun mas los ojos, fui a balbucear algo pero ella me corto.

Susana: No digas nada, todavía no, he visto las fotos que tiene mi marido tuyas en el ordenador y no soy tonta, pasáis mucho tiempo solos, no hace falta ver lo que hacéis para saber lo que ocurre.

Ya no pude mas y mis palabras brotaron a borbotones de mis labios.

Silvia: No es lo que tu crees, tu marido vio esas fotos que anteriormente me habían robado de mi ordenador, me lo dijo y sin querer un día…. Pero fue un error… no debimos… (no conté la verdad ya que no sabia a ciencia cierta cuanto sabia ella)

Susana: No te excuses Silvia, te considero una chica simpática y buena persona, no se los problemas que tendrás con Alberto como para engañarle con mi marido y no me importan, simplemente quiero que sepas que lo se, esto no quiere decir que me vayas a caer mal ni que vaya a cambiar mi actitud contigo, voy a seguir siendo tu amiga…

Me estaba descuadrando.

Susana: En realidad me has hecho un favor, ahora tengo mas tiempo para mis escapaditas…

Silvia: No te preocupes no volverá a pasar…

Susana: jajajaja no lo has entendido Silvia, es justo lo contrario, mas te vale que sigas entreteniendo a mi marido, sino lo haces Alberto tendrá que enterarse de todo y el no creo que se lo tome tan bien…

Silvia: Pe….

Susana: No te lo tomes como una amenaza, vamos a seguir siendo amigas pero eso no cambia lo que me has hecho, has traicionado mi confianza, puede que no lo hayas hecho aposta (esto significaba que ella pesaba también que yo no era muy espabilada y que probablemente su marido me había embaucado) pero aun así vas a tener que devolverme el favor…

Silvia: Si claro, lo que necesites.

Susana: Necesito que sigas acostándote con mi marido, pero quiero que seas mas zorrita delante de Alberto… y delante nuestro claro esta.

Silvia: Pero….. se va a enfadar conmigo

Susana: Seguramente, pero me lo debes… tienes un novio muy atractivo…

Ya se por donde iban los tiros, ojo por ojo, diente por diente.

En ese momento los chicos salieron de la casa y se acercaban hacia nosotras.

Susana susurrando “ ¿ha quedado claro no?, ahora sigue como siempre pero aun mas zorra”. Yo asentí con la cabeza.

Ellos llegaron y depositaron las copas en la mesa.

Susana: Bueno, ¿nos pegamos un bañito Silvia?

Silvia: (balbuceando) cla...claro…

Susana se desabrocho los shorts y los dejo caer en el suelo, llevaba el bikini puesto, hizo lo mismo con el top. Después se acerco a mi debía intuir lo que llevaba debajo ya que ante mi atónita mirada me desabrocho el pareo, quedándome ante los chicos con el trikini tanga que me había puesto anteriormente.

Susana: Guauuuuuuuuuuuuuu, menudo modelito… ¿os habéis fijado chicos?

Llamo la atención de Arturo y Alberto para que me miraran bien.

Susana: Impresionante, esto es porno, ¿te lo habías puesto para sorprender a tu chico?

Silvia: ….si…

Susana: ¿Te gusta cariño? (se refería a Arturo)

Arturo: Me encanta…

Alberto: ¿Pero cariño como te has puesto ese?

Silvia: no se…

Susana: Dejala en paz, ¿va sexy no?… pues ya esta, aquí hay confianza…

Me agarro de la mano y me llevo a la piscina, nos metimos lentamente. Desde aquí no podían escucharnos bien a menos que gritáramos así que susurrando me dijo.

Susana: Te he dicho que seas mas zorra… eso a los hombres les encanta, por lo menos al mio… así que insinuate… quiero verte.

Asentí con la cabeza, y con cara de tontita me senté en el bordillo con el culo en dirección a los chicos.

Silvia: Arturo, acercame la copa

Susana: (susurrando de nuevo) así muy bien tu dirígete a mi marido todo el rato.

Pfff me tenia entre la espada y la pared, mis planes continuaban mas o menos igual pero ahora era ella la que tenia que pensar que poseía el control, aun así quería conseguir ahincar un poco mas en la motivación de Susana, me había dejado entrever que solo quería que su marido estuviera contento y entretenido para poder quedar con otros hombres, pero también había insinuado que mi chico, Alberto le atraía.

Yo nunca he fantaseado con Alberto acostándose con otras, el tampoco me lo había pedido y eso que hemos podido hacerlo en muchas ocasiones, pero en esta era distinto, básicamente Susana tenia pensado tirárselo si o si. Se que Alberto me lo contaría, pero tenia que hablar con el antes de que sucediera. Básicamente para pedirle que lo hiciera, ¿realmente es lo que quiero?, tenia un dilema y no sabia como solucionarlo… necesitaba hablar con el.

Arturo se acerco por detrás mio, Susana disimulo dándose la vuelta, y Arturo aprovecho ara rozar con la fría copa mi cachete. Yo solté un pequeño quejido.

Susana me miro exigiendo que actuara.

Silvia: (sensualmente) ¿no os queréis pegar un bañito con nosotras?

Arturo extrañado por mi tono, miro por encima de mi hombro, al ver que Susana no nos miraba me sonrió.

Arturo: Claro que si, ahora mismo….. Alberto vamos al agua (gritando).

Alberto se quito la camiseta y las deportivas mientras venia hacia la piscina, ambos subieron a la vez y se tiraron en bomba salpicándonos. Dejaron las copas junto al bordillo, facilitándonos la continua ingesta de alcohol mientras estabamos en la piscina.

Susana no paraba de acercar a su marido contra mi, el no presentaba oposición alguna, al contrario lo facilitaba aunque luego se quejaba a desgana para disimular. De vez en cuando me echaba alguna mirada inquisitiva como obligándome a seguirla el juego.
También pude observar como en varias ocasiones se acercaba a Alberto y apretaba su cuerpo contra el suyo fingiendo ahogadillas o juegos.

Susana: Venga una pelea a caballito…

Sin llegar a terminar la frase cogió a mi novio por los hombros y se subió encima.

Susana: Venga Arturo coge a Silvia…

Yo me abrí de piernas, Arturo se sumergió y agarrándome metió su cabeza entre mis piernas para subirme. Lo hizo con tanta fuerza que al salir mis pechos quedaron al aire.


Susana: jejje


Alberto: Pero cariño…

Fui a colocarme el bikini pero Susana grito parándome en seco.

Susana: Alberto no seas tan celoso ehhhh… no pasa nada…

Sin bajarse de los hombros de mi novio se desato el bikini y se lo quito quedándose en topless. Ella tenia los pechos mucho mas grandes que los míos, para que os hagáis una idea, casi apoyaban sobre la cabeza de mi novio.



Arturo: ¿que haces?

Susana: No me toques el coño eh… no seáis tan machistas, solo son una tetas.

Lo dijo con un tono tan autoritario que tanto Arturo, como Alberto se dejaron de tonterías.
Alberto comenzó a andar con Susana encima dirijiendose a nosotros.

Alberto: Venga a ver quien aguanta mas.

La imagen de Susana con sus grandes pechos colgando y banboleandose de una lado a otro sobre mi novio se quedo grabado en mi retina, ademas me hacia pensar en ella acostándose con mi chico.



Arturo empezó a andar en busca de nuestros rivales, cuando nos encontramos tanto Susana como yo nos agarramos y comenzamos a empujarnos mientras que Arturo y Alberto hacían lo mismo. En uno de los empujones Susana me desestabilizo y apunto estuve de caer pero conseguí mantener el equilibrio, aun así este movimiento con ayuda del diminuto tamaño de mi bikini hicieron que mi coño quedara directamente en contacto con la espalda de Arturo.

Susana por el contrario cayo, pero en su caída paso sus enormes pechos por la cara de mi novio. Tardo un rato en salir del agua, cuando lo hizo volvió a rozar sus tetas por el pecho de mi novio.

Susana: jajajaja 1- 0… venga

Volvió a subirse rozándose de nuevo por mi novio, el cual no parecía muy disgustado con la escena. Esta vez cargaron con mas fuerza y con el primer empujón caí, al hacerlo Arturo me sujeto por las piernas. Lo único que consiguió con esto fue tocarme todo el coño en la caída. Al ir a subirme de nuevo sobre Arturo, Alberto me hizo una señal con la mirada, en ese momento me di cuenta que continuaba con el coño al aire. Le sonreí pero no coloque el bikini.

Jugamos un par de rondas mas.


Susana: Venga ahora chicas contra chicos…

Susana cogió mi pareo y su top y dejo una prenda en cada lado de la piscina.

Susana: Como el juego del pañuelo, vosotros tenéis que coger nuestro pañuelo y llevarlo a vuestro lado y nosotras lo mismo.

Arturo: Ok.

Alberto: Entendido.

Ellos estaban a un lado de la piscina y nosotras dos con los pechos al aire en el otro. Susana se había colocado estrategicamente frente a mi novio dejándome a mi frente a Arturo.


Susana: Venga ya…

Susana se lanzo directa a por mi novio, abrazándose a el de frente, apretando sus pechos contra su cuerpo, y entrelazando sus piernas por su cadera.


Susana: Venga Silvia lo tengo inmovilizado.

Arturo, se tiro a toda velocidad a por nuestro pañuelo sin prestar atención al hecho de que su mujer semidesnuda se apretara contra otro hombre.

Susana: Parale

Yo hice lo mismo que Susana, y entrelace mis piernas alrededor de Arturo. El a diferencia de mi chico estaba mucho mas dotado, así que su polla presionaba mi vagina a cada paso que daba. Aun así llego a por nuestro pañuelo conmigo abrazándole, estaba realmente disfrutando con el juego, y mi novio no hacia intención alguna de moverse, mientras Susana apretaba con mas fuerzas sus pechos.

No me solté y cuando casi había llegado a su pañuelo cogí los dos, le solté y me lance a nadar en dirección contraria. Arturo intento cogerme, agarrando uno de mis pechos, mi pierna, mi culo, hasta que por fin conseguí zafarme y llegar hasta nuestra base.

Susana: muy biennnnnnnn…. Jajajajajaj os ganamos.

Alberto: De eso nada… otra.

Volvimos a la posición inicial, cuando Susana dio la salida, mi novio se lanzo como un loco a por nuestro pañuelo, lo cogió en poco tiempo así que tanto Susana como yo le agarramos con nuestros cuerpos para pararle.


Alberto: Ayuda.

Arturo apareció por mi espalda intentado conseguir que soltara a mi novio, mientras lo hacia no paraba de tocarme los pechos y apretaba su polla contra mi culo, yo solté las piernas y agarre con ellas las caderas de Arturo, sin soltar mis brazos de mi novio, así que con cada tirón lo que conseguía era embestir su polla directamente contra mi coño, yo aproveche y agarre por la polla a mi novio.

Silvia: Corre a por el pañuelo susana les tengo a los dos.

Susana se soltó y agilmente recupero su pañuelo llevándolo a nuestra zona.

Susana: 2-0 ajjajajajajaja… venga como habéis perdido un ultimo juego…

Con mi pareo y su top, se acerco a su marido y le vendo los ojos, luego hizo lo mismo con su top y mi novio.


Susana: Tenéis que encontrarnos con los ojos vendados.

Susana me miro y sin hablar solo con gestos me dio a entender que pajeara a su marido.


Susana: Venga ya.

Nada mas decirlo se meto bajo el agua y vi como agarraba la polla de mi chico, el pego un salto y una pequeña sonrisilla. Susana salio del agua me miro y sonrió. Así que yo no iba a ser menos, si me lo ponía en bandeja iba a aprovecharme. Me acerque sigilosamente a su marido por detrás y metí mi mano delicadamente dentro de su bañador agarrando su polla y moviéndola un par de veces.

Susana no paraba de hacer ruido y hablar para que ambos supieran donde estaba, así que Arturo no tendría duda de que era yo la que le estaba metiendo mano. El estiro el brazo bajo el agua y yo me abrí de piernas para que encontrara mi coño abierto en su camino, al hacerlo estiro un dedo y jugo con el.

Mire a Susana y aprovechando que mi novio tenia las manos abiertas buscándonos, coloco sus pechos en sus manos, el como acto reflejo los palpo cerrando y abriendo la mano.

Alberto: Ostia, lo siento… Susana…. Pero te pille…

Susana: jajajajjajaja y tanto.

Alberto soltó sus pechos, se quito la venda a tiempo de que yo me apartara corriendo de Arturo.

Silvia: jejeje, bueno, voy a salir ya

Alberto: y yo, que tengo frio… vamos a secarnos

Silvia: Ok

Salí del agua poniéndome el pareo solo sobre un hombro sin taparme, ni siquiera termine de taparme los pezones. Al mirar a Alberto me fije que estaba empalmado, Susanita lo había puesto cachondo.

Susana: Ahora iremos nosotros.

Entramos en la casa y subimos a la habitación, esto me vino de perlas para poder hablar con mi novio sobre cierto asuntillo.

Silvia: Cariño vas tieso.

Alberto: Si, es que….

Silvia: Susanita y sus tetones….

Alberto: Joder la verdad es que si, y verte con Arturito frotándote así delante nuestro tampoco es que ayudara a bajar el hinchazón.

Silvia: Bueno, tengo algo que decirte.

Alberto: Dime.

Silvia: Susana sabe lo mio con Arturo, no sabe todo pero sabe que follamos.


Alberto: ¿no jodas y que te ha dicho?

Silvia: Que no la importa, es mas quiere que me lo siga follando para que ella pueda hacer lo que quiera mientras esta entretenido.

Alberto: Joder pues de puta madre… ¿pero crees que te lo ha dicho en serio?

Silvia: Lo peor es que creo que si, pero también creo que quiero follar contigo, por lo menos una vez como castigo hacia mi.

Alberto: ¿Como ? Ni de coña

Silvia: No te hagas el ofendido, se que te pone,… no es algo que me agrade pero tampoco me importa, es mas te mereces una canita al aire… lo único que no puede saber que lo sabes, osea que va a intentar convencerte para que te acuestes con ella y tu no puedes saber que follo con Arturo.

Alberto: Joder…. Que complicado y ¿Cuando?

Silvia: No tengo ni idea es cosa suya… solo te aviso, ademas me ha pedido que sea mas cerda con Arturo delante tuyo, para que te enfades, celos, etc, y así tengas mas ganas de vengarte follándotela.

Alberto: Ok… así que sigo el juego...¿no?

Silvia: …. supongo que si…. Esto es como darte una carta blanca…


Alberto: … es raro

Silvia: mucho, aunque es un medio para que yo siga con mi juego

Alberto: Pero me tengo que follar a Susi…

Silvia: No lo repitas, hazlo sin mas…

Me costaba repetir esa frase en voz alta sin que un millón de imágenes sexuales de mi chico con ella vinieran a mi cabeza.


Silvia: A por cierto, si Susana propone ir al pueblo, di que no te apetece por dios, ya te contare, pero por allí no podemos pasar los cuatro juntos.

Me pegue una ducha y aproveche para rasurarme de nuevo por completo. Ya era tarde noche aunque no sabia muy bien que debía ponerme, ya que tampoco sabia los planes que tenían.
Me decidí por ponerme un conjunto de lencería que dejaba los pechos al descubierto, era súper sexy. Encima me puse una camiseta larga y ceñida negra, parecía un vestido pero no lo era. Alberto me miraba con cara de sádico, este conjunto le ponía mucho.


Alberto: ¿Estas guerrera?

Silvia: SI…

Alberto: Pues voy a estrenar gayumbos… jajajaja

Baje al salón antes que el y me cruce con Susana.


Susana: mmm que sexy …

Silvia: gracias.


Susana: Se te marcan los pezones ¿vas sin sujetador?

Sin darme tiempo a reaccionar asomo por el escote de la camiseta abriéndola con sus manos.

Susana: Joder con la vecinita… esto se la va a poner bien tiesa, le va a encantar.

Silvia: Yo…

Susana: no, si haces bien, vas a ponerle su pollon a reventar jejeje.

Me acaricio el pelo con delicadeza.

Susana: Tu disfruta cariño, no te preocupes en serio, no estoy enfadada contigo, comesela enterita y disfruta, voy a cambiarme guapa ahora bajo.

Me dedico una sonrisa, en ningún momento me pareció falsa. Al rato Arturo apareció en escena, con un polo y unos pantalones cortos de deporte, claramente no llevaba calzoncillos ya que la punta de su polla se marcaba casi en el borde del pantalón 5 cms mas y se saldría por la rodilla.

Arturo: mmm que apretadita vas.

Su mano paso por mi pecho rozando mi pezón y descendiendo hasta mi pubis por encima de la camiseta.

Silvia: ¿te gusta?

Arturo: Mucho

Alberto bajo haciendo ruido por la escalera. Así que nos alejamos instintivamente cada uno a una habitación distinta. Se acerco a mi, antes de hablar verifico que Arturo no estuviera cerca.

Alberto: Me he cruzado con Susana, me ha dicho si quería ir dar un paseo nocturno… he dicho que si, así tendrás intimidad.

Silvia: Te va a follar…

Alberto: Puede, pero lo he hecho por ti…

Silvia: Ok

Alberto: Supongo que de todas formas os lo propondrá, aunque se cual va a ser vuestra respuesta.

Y así fue, a los 10 minutos estabamos cenando todos juntos en el salón, cuando Susana propuso el paseo nocturno.

Silvia: yo la verdad es que estoy cansada.

Arturo: A mi sabes que no me van los paseos nocturnos cariño.

Alberto: A mi si me mola, a la aventura….

Estaba claro, Arturo me pego un golpe en el pie bajo la mesa, no hizo falta que me indicara nada, aun así cuando no me miraban le respondí con una sonrisa picara.
Nos quedamos recogiendo la mesa mientras ellos se preparaban para la excursión, por lo visto Susana lo hacia habitualmente así que tenia todo el equipo, linternas, botas mochilas, cantimploras. Todo muy profesional, pero demasiado me parecía a mi.

Silvia: ¿Necesitáis tantas cosas? ¿Cuanto vais a tardar?

Susana: jejejeje no lo se, pero hay día que no he llegado hasta que amanece, las 6 de la mañana mas o menos… y en el bosque es fácil perderse.

Silvia: ok, pfffff…. A las 6 madre miá, menos mal que he dicho de quedarme...jejeje

Susana: jajajajaja, (bajo el tono casi susurrando) seguro que vosotros también termináis cansados golfilla jejejeje… Bueno, nos vamos a ir ya.


Silvia: Ok y gracias, supongo

Susana: A ti preciosa… dejámelo seco.


Silvia: jajaja lo haré.

Me dio un pico en los labios y salio por la puerta, Mi novio que no estaba atento a la escena se acerco y se despidió también de mi.

Alberto: Espero volver vivo, jejeje te quiero.

Me dio otro beso siguiendo a Susana y cerrando la puerta a su paso. No me dio tiempo a darme la vuelta cuando note a Arturo pegado a mi espalda, le mire lentamente, le sonreí abriendo mi boca y recibiendo su lengua con la miá.



Arturo: Hoy estas mucho mas receptiva.


Silvia: Puede ser,


Arturo: ¿Por que?

Silvia: Me he dado cuenta de que contigo me siento una mujer de verdad…

Le empuje separándole de mi, y sonriendole comencé a bajar mi escote dejando al aire mis pechos.



Silvia: ¿De quien son estas dos?

Arturo: miás

Con una voz aun mas sensual


Silvia: ¿y quien me va a follar?

Arturo: mmmm yo zorra, solo yo.

Silvia: mmm ¿si?… ¿y mi novio?

Arturo: solo yo, con esto

Se saco el rabo completamente empalmado ante mis palabras y movimientos.

Silvia: ¿quien se va a comer eso?

Arturo se acerco cogiéndome por el pelo y obligándome a arrodillarme delante de ella.

Arturo: Tu cacho de puta

Yo forcejee mientras sonreía.


Silvia: ¿Estas seguro?

El continuo forzándome para que me la metiera en la boca.


Silvia: He estado practicando.

Volví a sonreirle y justo cuando volvió a forzar su polla contra mis labios esperando que volvieran a estar cerrados abrí la boca de par en par tragandomela por completo, su capullo entro en mi garganta provocandome una gran arcada y haciendo que su polla saliera repleta de babas. El flipo, cuando la saco de mi boca se acerco a mi y metió dos dedos en ella.



Arturo: Joder, me encanta

Volvió a acercar su polla para clavármela de nuevo pero volví a sorprenderle siendo yo la que se la trago de nuevo hasta el fondo provocandome con ello una nueva arcada.

Silvia: aahhhh

Me incorporo y me dio un morreo llevándose parte de mis babas.


Arturo: Increíble.

Me aleje de el.

Silvia: Sube en 1 minuto.

Subí escaleras arriba hasta que llegue a mi habitación, abrí la maleta de las esposas y las deje esparcidas por el suelo de la habitación. Luego me subí sobre la cama y me quite la camiseta quedándome solo con el conjunto.

No cumplió el minuto que le pedí cuando apareció por la puerta de la habitación.

Yo comencé a sobarme los pechos mientras que con una sonrisa le invitaba a hacer conmigo lo que quisiera. Tras observarme durante un rato miro al suelo de la habitación y se dio cuenta de las cadenas y de las esposas.



Arturo: mmm ¿Quieres jugar?

Silvia: soy tuya haz lo que quieras.

Volví a sonreirle sin dejar de tocarme. El recogió unas esposas me las puso en las muñecas por la espalda y me empujo contra la cama. 



Me mantuvo así un rato hasta que por fin se digno a follarme. En un primer momento se coloco debajo mio y yo en cuanto sentí su polla apuntándome la introduje entera.

Comencé a cabalgarle con fuerza mientras gemía sin controlar mis gritos a sabiendas de que no había nadie.

Arturo: Eres mi puta

Silvia: Si, soy tu puta



Arturo: ¿ya no pones pegas?

Silvia: no,ahhhhhh, soy tuya, follame con tu pollon, he comprendido que lo necesito.

Me tiro a un lado de la cama y de lado continuo follándome. Yo le sonreía entre los gemidos por lo mucho que estaba disfrutando.



Arturo: Te gusta mucho ¿eh?

Silvia: jejeje siiiiiiiiii….me encanta…

Arturo: ¿SI?

Estiro la mano sin dejar de penetrarme alcanzando otro juego de esposas, estas destinadas a mis tobillos enlazadas con las de las muñecas inmovilizandome aun mas. Me agarro de las caderas y volvió a ponerme encima suyo.

Con sus manos apretaba mis cachetes mientras me follaba con fuerza.



El también gritaba de placer. Insultándome y forzándome.

Arturo: Que puta eres…….

Silvia: Si


Arturo: Eres una guarra

Silvia: SI

No puedo deciros el tiempo exacto que estuvimos follando ya que yo perdí completamente cualquier noción temporal.


Arturo: Quiero probar algo zorra

Silvia: Lo que quieras soy tuya

Me tiro al suelo de la habitación, de repente escuchamos la verja de la casa, yo no me moví de mi posición me daba igual todo, Arturo sin embargo se acerco a la ventana.

Arturo: Son mi mujer y el picha corta…

Silvia: ¿Si?

Arturo: Si, pero no te preocupes, se han quedado bebiéndose una copa en la terraza… continuemos…

Silvia: jejeje… mmm si…

Arturo: una vez me contaste que con tu jefe hiciste cierta guarrada.

Silvia: ¿El que?

Arturo acerco su polla a mi boca, yo comencé a chupársela, el se dejo hacer mientras me hablaba.

Arturo: Quiero mear en tu boca.

Yo le sonreí y continué mamando.

Silvia: Hazlo…. Soy tuya.

A Arturo le gusto mi respuesta, separo un poco la polla de mi boca, la orina broto de la punta cayendo por mi boca, por mi cara, por mis pechos, cada vez que pasaba por mi boca yo me relamía dejándolo desbordarse por mi cuerpo.



Arturo: Eres una zorra… jejejee

Arturo volvió a levantarme tirando de las cadenas de mis muñecas y me engancho a la parte alta de la barra de la cama, en esta postura, completamente recta, casi colgando, no tenia posibilidad de defenderme, sumisa completamente.

Arturo volvió a acercarse y agarrando mis caderas me abrió las piernas hasta donde las cadenas se lo permitían y me volvió a clavar la estaca hasta el fondo. Cuando iría por la quinta embestida ambos escuchamos el crujir de la escalera. Pero no se asusto, continuo clavandomela con mas fuerza, hasta que su semen broto dentro de mi.

De repente escuchamos el ruido de algo al caer al suelo al otro lado de la puerta, que por cierto solo estaba entornada, Arturo se metió en el baño de la habitación, en ese instante la puerta se abrió.
Y allí estaba yo, colgando de una barra completamente encadenada, con semen goteando de mi coño y llena de orina. La habitación era una copia de mi cuerpo, desorden, orina, suciedad, sudor.

Alberto abrió la puerta, al ver la habitación y verme a mi comprendió todo, sabia a la perfección que había interrumpido. Pude ver en sus ojos que iba un poco achispado por el alcohol y bastante salido.

Alberto: mmmm me estabas esperando.

Vi, que no quería hablar mucho, tal y como estaba se arrodillo ante mi y hundió su boca en mi coño, pasando su lengua por mi clítoris, llevándose todos los fluidos corporales de Arturo y míos.
El trabajo que estaba haciendo junto al morbo que me producía que estuviera comiéndoselo todo con el dueño de los líquidos espiándole desde el baño hizo que me corriera.



Silvia: Suéltame…

Mi novio se levanto y soltó mis cadenas. Yo puse mi culo en pompa abriendomelo bien con las manos.

Silvia: limpiamelo perro



El continuo su labor pero ahora con mi culo.

Silvia: Mmmm me apetece hacer algo.

Cogí a mi novio y lo tumbe en el suelo, desde el cuarto de baño Arturo iba a ver la escena a la perfección. Me agache de cuclillas ante la boca de Alberto, y comencé a mear en su boca mientras le acariciaba la cabeza.



Silvia: ¿te gusta cerdo?

Intentó hablar pero por casi se ahoga, llevaba horas sin orinar así que la cantidad fue bastante grande.

Le aprisione la cabeza con las cadenas de mis tobillos inmovilizándole, cuando me cerciore que no podía girarse indique a Arturo que saliera silenciosamente de la habitación. Recogió su ropa del suelo y sin cerrar la puerta se escabullo sin que Alberto lo viera, cosa innecesaria ya que mi novio sabia a la perfección que estaba ahi y aun así no iba a decir nada.

Alberto: Joder que morbo… me has puesto muy cachondo

Silvia: jeje te encanta que te humille y te domine… eres predecible ¿tu que tal?

Alberto: ¿Quieres que te lo cuente?

Silvia: SI,... bueno …. mejor no… por lo menos ahora, con tu permiso voy a ducharme.

Alberto: Ok. Yo estoy matado me lavo la boca y me voy a dormir.

Mientras yo me pegaba una ducha mi novio se lavo los dientes y se fue a la cama, me seque y me puse una camiseta cortita, tenia sed y me apetecía un cigarro así que cogí el paquete y me baje a la cocina a por zumo, la casa estaba completamente en silencio.
Con mi vaso de zumo me fui al porche de la casa y me senté, ya comenzaba a amanecer, debían ser las 5 y pico de la mañana. Me disponía a encenderme un cigarro cuando desde mi espalda escuche una voz femenina “¿me das uno?”.

Gire la cabeza y vi a Susana de pie, sonriente con la mano extendida.

Saque un cigarro y se lo di junto al mechero. Ella lo cogió y se sentó a mi lado.

Susana: Que bonito es el amanecer aquí ¿eh?

Silvia: Si, en Madrid no se ve nada parecido.

Susana: ¿Que tal ha ido la noche?

No sabia muy bien que contestarla.

Silvia: … bien…

Susana: Jajaja que parca en palabras, no pasa nada ya te he dicho que no me voy a enfadar, Silvia lo mio con Arturo no va bien…. Si esto es una vía de escape para los dos bien venido sea… desde que te acuestas con mi marido, discutimos menos, hablamos mas, la relación en pareja es mucho mas llevadera…

Silvia: …. pero no entiendo… ¿Como va a ayudaros esto?

Susana: ¿Te acuerdas de aquel día que desayunamos juntas y te conté lo de que me había acostado con otros hombres?

Silvia: Si

Susana: Cuando me entere que te acostabas con el no me enfado, ya que tu para mi eres especial, siempre habéis sido buenos con nosotros, parecéis de la familia y a mi edad se diferenciar el sexo de lo demás. Yo siento amor por mi marido pero ya no siento deseo a el le pasa lo mismo conmigo. Lo que no acabo de entender es por que se lo haces tu a Alberto. Es muy buena persona, es atractivo y en cuanto al sexo…. Bufff

Esto significaba que ya se habían acostado.

Silvia: Tu marido es una vía de escape, es emocionante… hacer esto a escondidas… se que sonara mal pero Alberto me resulta rutinario, lo amo pero lo nuevo siempre gusta…

Susana: En eso estoy de acuerdo contigo, que sepas que Alberto no quería nada conmigo, he necesitado mucho alcohol para convencerle. Te ama con locura y eso lo valoro muchísimo en vosotros, tu haces lo que quieres pero también se que lo quieres muchísimo… y no te preocupes que lo mio con Alberto no volverá a pasar, ¿entenderás que por lo menos una vez, tenia que hacerlo, me lo debes?…

Silvia: Si, supongo que si… pero no quiero perder la reaccion que teníamos Susana, te aprecio…

Susana: Esto solo va a fortalecerla… por cierto cuando subía a la habitación os he espiado por la puerta, joder con la vecinita, meando en la boca a su novio, jajajaja iba borrachillo cuando a subido.

Silvia: Si, jajajajaj mucho.

Susana: Demasiado, por que para no darse cuenta de como estabas encadenada y llenita de semen.

Silvia: …. si… jejejeje

Susana: jajajajaj mi marido se habrá quedado agusto ¿no?… encadenada y todo…

Decidí hablar sin tapujos, ya que ella estaba dirigiéndose a mi con total naturalidad.

Silvia: Bufff… la verdad es que si… vació, jejejeje

Susana: menudas corridas echa, el cabrón…. Jajjaaja

Silvia: Si, jejejeje aunque es normal con lo que tiene entre las piernas.

Susana: jajajajajaja si eso es cierto con buena picha bien se jode… jajaja, bueno ahora que sabemos las dos lo que sabemos, me siento mucho mas cómoda contigo, eso si en Madrid tendrás que ayudarme con alguna de mis escapaditas.

Silvia: Dalo por hecho.

Susana: Ah y si necesitas alguna excusa o cuartada para escaparte con mi marido solo tienes que decirlo.¿ok?…

Silvia: Ok jejeje que raro suena todo esto.


Susana: jaja no, ¿por que? A mi me parece muy natural, dos mujeres que se alían para tener lo que quieren.

Silvia: así suena mejor, jejejejeje…

Susana me abrazo. Y yo sinceramente agradecí ese abrazo.

---------------------- Continuacion 04/082016 El ultimo dia -------------------------------------------


Susana: Mañana es nuestro ultimo día tendremos que hacerlo interesante ¿no?

Silvia: jejejej si, ¿Que tienes pensado?

Susana: De momento nada, mañana lo hablamos…

Nos despedimos y subimos a dormir. Esta conversación había sido muy gratificante, ya tenia claro que Susana no estaba enfadada, simplemente se aprovechaba de la situación para poder escapar de su matrimonio. Encima suponía una gran ventaja para mi tener también a Susana de aliada.

Entre en la habitación y vi a mi novio desnudo y destapado completamente dormido sobre la cama, necesitaba hablar con el pero no iba a despertarle, era tarde así que decidí dormirme también y dejar la charla para el día siguiente.

Nos despertamos mas bien tarde. Era la hora de comer. Ni Susana ni Arturo se habían despertado aun, así que esto me facilito la conversación pendiente con mi novio.

Silvia: Cari, Susana hablaba en serio… no esta enfadada conmigo.

Alberto: Pues mejor

Silvia: Si, quiere que seamos aliadas, yo cubra sus escapadas entreteniendo a Arturo y ella a mi en caso de ser necesario...y también me dijo que anoche tu y ella….

Alberto: Yo y ella nada…

Silvia: Pues me ha insinuado que si.

Alberto: Que va, se me insinuó en muchas ocasiones y tocaba mas de lo normal pero no paso nada mas, supongo que hoy estará aun mas al acecho…

Silvia: … pues dale lo que quiere…

No me podía creer lo que estaba diciendo, pero sinceramente como si de un favor a una amiga se tratase quería que mi chico la complaciera.


Alberto: joder que presión… ok… no te preocupes… ¿vosotros ayer bien eh?

Silvia: Bufff que cerdadas….

Alberto: ya, lo vi, lo olí y lo saboree… jeje

Silvia: Hoy quiere fiesta Susi, no se que tendrá pensado pero se que quiere jaleo así que tu da juego como siempre, no me defraudes…

Alberto me miro con la ceja levantada.


Alberto: ¿Alguna vez lo he hecho?

Silvia: jejejeje no

Alberto: Yo ya tengo algo pensado…

Silvia: ¿pero como vas a tener algo pensado?

Alberto: jajajajajajaja… el otro día me puse a cotillear por la casa y en el armario del salón…

Silvia: ¿el de las puertas de cristal?

Alberto: Si el mismo, bueno, pues en ese armario hay juegos de mesa…

Silvia: ¿y que quieres? Que juguemos al monopoli….

Alberto: jajajaja tu estas tonta… anda ve y hecha un ojo a los juegos.

Fui intrigada hasta el armario, abrí las puertas, y mire a Alberto para que me diera una pista de lo que tenia que buscar, el simplemente me indico con la mirada que buscase.
Había juegos de toda la vida, el tabú, cartas, un ajedrez, parchís, monopoly, quien es quien, party, pero de repente una de las cajas llamo mi atención.
No podía ser.
Una caja negra grande con una X roja en medio.


Silvia: Pero ¿como ha llegado esto aquí?

Alberto: Se la deje a Gus hace mucho y desvio traerla aquí para alguna fiestecita…

Esa caja era “un juego casero” que habíamos hecho Alberto y yo hacia mucho tiempo para nuestros jueguecitos liberales con invitados. Contenía dados, cartas con pruebas, preguntas intimas, ruletas con posturas, hasta la alfombra del “twester”, hicimos hasta unas instrucciones a ordenador. A simple vista el juego parecía realmente de una tienda.

Silvia: Pero esto es muy fuerte para jugar con ellos.

Alberto: Con quitar las tarjetas rojas bastaría…

Las tarjetas rojas contenían pruebas mas hardcore, Penetraciones, corridas, folladas anales u orales… vamos que era para gente experta en el tema.

Silvia: Bueno es verdad y ¿como lo sacamos?

Alberto: Propones tu lo de jugar y lo sacas sin mas como que te ha llamado la atención.…

Silvia: ok improvisaremos un poco… Susi va a ir a saco a por ti.

Alberto: Pero yo no puedo ir a saco a por ella delante vuestro ¿tengo que disimular?

Silvia: Si,… lo siento… no va a ser fácil, a Arturo parece que le da cada día menos importancia a lo que haga su mujer, sobre todo cuando bebe.

Alberto: Pues ya sabéis, emborracharnos.

Se dio la vuelta sonriendo, pero sin querer acababa de darme la solución para poder explayarnos por la noche y tener una excusa. Ahora solo tenia que contarle parte de mi plan a Susi.

Para cuando se quisieron despertar Alberto y yo ya habíamos preparado la comida y nos estábamos pegando un baño en la piscina. Yo como de costumbre iba con un trikini sexy.



Susana: Joder como madrugáis chicos.

Silvia: jajaja pero que cabrona si casi es la hora de merendar…

Susana: si es verdad jejje, pero hacia falta dormir.

Arturo: Os quejareis a mesa puesta.

Susana: ya veo ya, y pegandos el bañito antes de comer… por cierto Silvia otro bikini precioso

Silvia: Gracias jeje…

Arturo: Buffff buenos días…

Alberto: Tienes mala cara…

Arturo: En un rato se me quita…

Alberto le lanzo una cerveza.

Alberto: Toma que esto suele ayudar.

Arturo: Ahí le has dado jejeje tu si que sabes.

Alberto coloco toda la comida mientras que Susi se pegaba un chapuzon conmigo antes de comer.

Susana: Bufff que cansancio tenia.

Silvia: Normal jejeje entre el paseo y…. ya sabes ( mentí aunque sabia por Alberto que no había pasado nada mas).

Susana: Si jejeje, pero tu tendrías que estar mas cansada jajajja con la fiesta que te diste… aunque eres mas joven.


Silvia: Si la verdad es que de momento me levanto bien tras una buena fiesta.

Susana: ¿Fiesta?

Silvia: Bueno…. Una buena follada jejejeje… aunque también bebí lo mio.

Susana: Eso también es verdad… bueno ¿has pensado en algo?

Silvia: Puede… ¿y a ti se te ocurre algo?

Susana: Si pero no tiene nada de disimulado jajajajaja

Silvia: entonces no nos vale. Bueno vamos a comer… y luego improvisamos

Ambas salimos de la piscina, fui a coger el pareo pero Susi me miro, la respondí con una sonrisa lanzando el pareo por encima de mi hombro al suelo. Nos sentamos con los chicos y comimos, la conversación fue sobre el paseo nocturno de Alberto y Susi, y mas tarde preguntaron por lo que hicimos nosotros, todas las respuestas fueron mentiras lógicamente. Aunque había risas picaras por parte de Alberto, Arturo y Susana.
El hecho de que todos supieran parte de la verdad me hacia aun mas gracia a mi con lo que yo era la que mas sonreía. Parecía que era un secreto a voces lo que ocurría entre las dos parejas, pero como siempre digo el morbo consiste en eso, secretos.

Tras la comida me levante a recoger la mesa, Alberto fue a ayudarme pero Susi muy hábilmente insinuó que lo hiciera Arturo. Con mi trikini me levante y cargada de cosas me dirigí a la cocina de la casa seguida de Arturo. Deposite algunos cacharros en la encimera, abrí el lavavajillas y me agache para meter los platos, la mano de Arturo agarro mis cachetes apretando su polla contra mi.

Arturo: mmmmm que guarra eres…..

Yo solté una risita mientras continuaba metiendo platos.

Arturo: Que polvazo, quien iba a pensar que tenias ese lado sucio.

Silvia: pues ya lo ves.

Apreté mi culo contra el.

Silvia: Cuando quieras me puedes usar de inodoro… jejeje

Arturo: jajajajaja….lo haré… nunca lo había hecho pero me puso muy cerdo que te dejaras hacer esas cosas….

Silvia: A mi por lo que veo me pone todo lo que tu me hagas… jeje

Arturo: Así me gustaban

Silvia: Anda ve y trae lo que queda.

Dicho y hecho, Arturo se fue corriendo a recoger lo que quedaba. Una vez limpia la mesa, pregunte a todos si querían algo de beber, no parecían muy por la labor, pero necesitaba que bebieran para poder realizar nuestro plan, así que me puse a preparar un cocktail que me enseño Alberto muy dulce, apenas se apreciaba el alcohol pero en realidad iba muy cargado. Mientras lo preparaba llame con un grito a Susana.
Al rato apareció en la cocina, yo ya tenia la jarra preparada.

Silvia: Susana…

Susana: Dime…

Silvia: ¿No vais a beber?

Susana: Ahora no me apetece mucho ¿por?

Silvia: ¿No querías fiesta hoy?

Susana: Si pero por la noche…

Silvia: Ya pero para eso necesitamos que los chicos vayan un poco cocidos ¿no?

Susana: Ahí tienes razón

Silvia: Pues tendremos que dar ejemplo… cargatelo poco, pero ayudame a que beban.

Susana: OK, ok, …. espera un momento… tengo una idea…

Silvia: Dime

Susana: Recuerda que soy enfermera,… tengo acceso a ciertos fármacos….

Silvia: ¿Viagra? No hace falta….

Susana: calla loca jajajajajaja…. Que va… es una pastilla que hace un efecto parecido al “éxtasis” pero sin ser nociva…

Silvia: ...¿no sera peligrosa?

Susana: No, te lo juro, ademas con un cuarto para cada uno valdría… aunque yo creo que mejor mas tarde… ahora que beban… ¿llevo la jarra?

Silvia: Si.

Susana cogió la jarra y se la llevo con los chicos que ya estaban en el salón, yo la seguí con cuatro copas anchas.
Eran aproximadamente las seis de la tarde así que era buena hora para empezar a beber, el juego “X” era bastante largo y no nos interesaba empezar muy tarde.

Susana: Venga chicos una copita.

Arturo: Pero si ya os hemos dicho que no nos apetece ahora… luego decís que vamos borrachos.

Susana: Es un cocktail que ha hecho Silvi para nosotros así que vamos a probarlo.

Alberto: Ahhhh ya se que cocktail ha hecho, yo si quiero que esta muy bueno, pruebalo Arturo que te va a gustar.

A regañadientes, gracias a la frase de Alberto y a la carita de perra desconsolada que le puse yo, cedió y cogió una de las copas. Pego un sorbo.

Arturo: Joder esta muy bueno…

Susana: la verdad es que si

Arturo: ¿Que lleva?

Silvia: ahhhhh secreto jejeje

Alberto: Eso tu no les cuentes la receta que nos la roban.

Mientras se bebían la segunda copa, vi que Arturo estaba entretenido hablando con Alberto y aproveche para hacer una señal a Susi para que viniera a la cocina.

Silvia: He preparado unas cuantas cosas para picotear, y así no tenemos que cenar ponemos las bandejas y matan el hambre.

Susana: Muy bien.

Silvia: Te lo digo por que si quieres podemos subir a arreglarnos un poco… algo de lencería sexy y algo cómodo pero cortito que les deje ver nuestros cuerpazos… ¿que te parece?

Susana: Muy buena idea, así me pego una duchita y me rasuro un poco la entrepierna que tengo un matojo.

Silvia: Yo no lo haría…

Susana: ¿por?

Silvia: Si lo haces por mi chico no te preocupes siempre me pide que me lo deje largo, le da morbo… así que le sorprendería…

Susana: jajajaja ok, pero me lo arreglare un poco… bueno ¿subimos y así me aconsejas con la ropa? … tu siempre vas muy bien y sexy.

Silvia: Ok, venga vamos… aunque los chicos también deberían arreglarse un poco… ¿no?

Susana: Cuando bajemos arregladas se lo dejo caer.

Pasamos juntas por el salón para subir por las escaleras, los chicos continuaban enfrascados en una discursion de política. Me gustaba la situación, ellos continuaban llevándose bien y nosotras nos habíamos unido aun mas.

Primero me acompaño a mi habitación, sin pensarmelo mucho, cogí una minifalda y un top y los deje encima de la cama, luego rebusque entre mi ropa interior y saque un conjunto sexy sin llegar a ser porno.

Silvia: Esto mismo ¿que te parece?

Susana: Pues bonito aunque muy modosito en comparación a lo que sueles llevar jjeje.

Silvia: Tampoco hay que ir a matar

La acompañe a su habitación y juntas miramos entre su ropa, para acabar seleccionando un conjunto parecido al mio de falda y top. La lencería también era de dos piezas sujetador y tanga.

Silvia: Bueno voy a ducharme me cambio y vengo a ver como vas…

Susana: Vale.

Fui a mi cuarto, me duche rápidamente, me seque el pelo, revise tener a punto mi vello púbico, a Arturo le gustaba verlo totalmente rasurado, a mi chico también pero como he comentado últimamente le ponía verlo peludo, para variar como decía el.
Me puse el conjunto, me maquille, labios y ojos y salí al encuentro de Susi.

Llame a la puerta antes de entrar, ella me dijo que pasara. Ya se había pintado y peinado, tenia la lencería puesta y se disponía a ponerse la falda, sus pechos salían por encima del sujetador. Como he dicho en varias ocasione tenia un cuerpo envidiable para su edad.


Silvia: Pero si casi has terminado.

Susana: Si, me pongo esto y bajamos.

Termino de vestirse y bajamos juntas al salón. Antes de llegar con los chicos la recordé susurrado.

Silvia: Recuerda que nosotras supuestamente también vamos un poco bebidas.

Susana: Si no te preocupes si tu cocktail iba cargadito jajajajaj.

Silvia: Ahora voy a preparar otros dos, la jarra de antes mucho mas cargada que la amarilla de la encimera, la amarilla para nosotras no te vayas a confundir...jejeje.

Susana: Ok, me parece bien.

Al aparecer en el salón los chicos ni se percataron. Ambas nos apoyamos en el marco de la puerta con una postura sexy y llamamos su atención.

Susana: Chicos

Giraron la cabeza para mirarnos.

Alberto: Guuuuaaaauuuuu ¿a donde vamos?

Arturo: Madre miá que belleza…..

Susana: A ningún sitio… pero ya que es la ultima noche aquí

Arturo: La ultima noche… de este viaje, volveremos.

Susana: Bueno si la ultima noche de esta ocasión… así que vamos a hacerla especial ¿no?

Silvia: … venga, nos hemos arreglado para vosotros, no hace falta ir a ningún sitio.

Alberto: Bufff… preciosas.

Susana: Ale dejaros de piropos y subir a arreglaros.


Alberto: Ok

Mi chico se levanto corriendo y subió la escalera a zancadas, Arturo se levanto del sofá, Susana se fue a la cocina para dejarnos intimidad, al pasar a mi lado me sonrió y toco mi pierna.

Arturo: mmm que pena que haya tanta gente en esta casa.

Yo sonreí y le di un azote en el culo

Silvia: Venga tira a arreglarte golfo.

Arturo subió las escaleras. Por el tono de su voz se notaba el alcohol haciendo ya de las suyas. A diferencia del resto de los presentes el que mejor toleraba el alcohol era con un buen margen Alberto, mi novio, aunque también se le daba muy bien disimular que iba pedo, ya estaba mas que acostumbrado.

Mientras que los chicos se arreglaban nosotras colocamos las bandejas que anteriormente había preparado por la mesa del salón. Ajuste la potencia de la luz del salón con la ruleta, dejando un ambiente tenue, Susana encendió 3 velas grandes y las dejo sobre la mesa.
Ya habíamos preparado las bebidas y por si fuera poco, habíamos añadido al repertorio de alcohol el resto de botellas, para que en el caso de que se terminasen la jarra pudieran servirse Ron o whisky.

Susana se acerco a la jarra y vi como con mucha velocidad y técnica, machacaba una pastilla y la echaba en la jarra de los chicos, me vio mirándola.

Susana: no te preocupes es inofensiva… solo los pondrá mas tontos y salidos… es como un chute de B12.

Conocía bien la vitamina B12, se le da a la gente con comas etílicos para espabilarles. Es verdad que los efectos de la gente que la tomaba sin mas eran parecidos a los de una pastilla de éxtasis.

Mientras esperábamos nos servimos una copa.

Susana: ¿ya has pensado algo?

No me dio tiempo a responder cuando Alberto bajo por la escalera. Venia con unos pantalones apretados y una camisa.

Susana: Que guapo…

Alberto: Gracias….

Acto seguido apareció Arturo, se había puesto unos pantalones de traje slim (muy ceñidos), el cinturón y camisa blanca por dentro (realzaba su torso) acompañado de unos zapatos negros y una corbata.
Susana me miro, como obligándome a decirle algo y así lo hice.

Silvia: Madre miá que bombón ¿eh Susana?…. Madurito cachondo…

Susana: ¿te gusta?… pues todo para ti… jajajaja


Silvia: jajajajjaj… vale…. Jejjee

Alberto: Joder chicas como habéis dejado esto, muy romántico, con velas todo.

Susana: y la comida que a preparado Silvia ¿Que?

Arturo: Joder que aplicada es… y en tan poco tiempo.

Silvia: Gracias profe…

Arturo: Sobresaliente…. Jejejejeje

Todos reímos. Susana se levanto y fue al equipo de música, lo encendió y puso un pendrive que les había preparado su hijo con música variada, house, latina, reguetton, etc. Yo mientras tanto les serví dos buenas copas cargaditas de la jarra especial que teníamos preparada para ellos.
Hicimos un brindis.

Arturo: Por que se repita eso muchas veces.

Susana: Eso espero

Brindamos y fuimos picoteando algo mientras bailábamos y hablábamos. Susana no paraba de echarme miraditas, supongo que intentaba decirme que ¿que pasaba con lo de la noche caliente?. Yo la sonreí y con las manos la indique que esperara.
Cuando me percate de que el tono de sus voces ya era lo suficientemente alcohólico y vi que estaban un poco mas eufóricos de lo normal decidí entrar en acción.

Silvia: ¿Que os parece si jugamos a algo?

Susana contesto la primera seguida de mi novio. Ella pensaba que era la señal y Alberto sabia por donde iban los tiros.

Silvia: Un juego de mesa.

Esta no era la respuesta que esperaba Susana y me lo hizo saber.


Susana: Noooooooo que aburrido…

Menos mal que mi novio me ayudo. Ya que ella no sabia de que iba el juego.

Alberto: Venga si un rato.

Me acerque al mueble de los juegos y hice como que no sabia cual quería, fui diciéndoles los que iba viendo. Estire la mano y saque el de la “X” y se lo enseñe a todos.

Silvia: ¿y este de que va?

Alberto: Me mola esa X en rojo

Arturo: No lo había visto nunca.

Susana: Ni yo, a ver traelo… sera de Gus, lo habrá traído para jugar con los amigos.

Me acerque a ellos, deposite el juego en la mesa, abrí la caja y antes de que se me adelantara nadie saque las instrucciones y las leí en voz alta.


INSTRUCCIONES
- Juego por parejas chico-chica
- Contrapeados
-Despejar la habitación
-Leer la primera tarjeta (en cada tarjeta viene la prueba).

Silvia: No pone nada mas… pero estoy intrigada… venga vamos a sentarnos… ponte allí Susi y tu Alberto aquí.

Les indique los puestos haciendo que se sentaran Arturo, Susana, Alberto y yo, quedando Arturo a mi izquierda, si Gus había colocado las cartas en su orden la primera carta indicaba como formar las parejas y siempre decía que el primero en coger tarjeta haría pareja con la persona que tuviera a su derecha, en este caso yo.

Silvia: Coge una carta Arturo y leela.

Arturo: “Vamos a formar las parejas, si os habéis colocado bien y sois pares vuestra pareja sera la persona que tengáis a la derecha”…. Pues me toca contigo Silvia.

Susana: A mi contigo Alberto.


Alberto: Les vamos a dar una paliza.

Susana al ser la siguiente, saco una tarjeta, “coge un hielo de tu copa cuenta hasta 10 con el en la boca y pasalo al siguiente jugador sin las manos, hay que llegar al primer jugador sino carta negra para el que pierda”. Susana me miro.

Silvia: jajaja ¿Pero que clase de juego es este?

Arturo: jajajajaja este niño, lo tendrá para jugar con las amigas…

Susana: Venga. No seamos niños. No es para tanto.

Susana cogió un hielo se lo metio en la boca y comenzó a contar hasta 10, cuando llego a 10 se acerco a Alberto y se lo metió en la boca. Mi novio hizo lo mismo y me lo paso a mi, cuando quise llegar a 10 el hielo casi estaba derretido pero llegue a pasárselo a Arturo, el volvió a contar hasta 10 pero para cuando se lo quiso pasar a Susana no quedaba nada.

Susana: jajajaja 1-0 Carta negra…

Saco una carta negra y se la dio a su marido. El siguiente fue mi novio, saco una carta en la que ponía “carta negra para ti” sin mas.

Silvia: jajajaja (choque la mano con Arturo) 1-1

Cada prueba mas o menos nos llevaba una media de 5 – 10 minutos, entre risas y copas.
Me tocaba a mi sacar carta, “pregunta indiscreta para todos, ¿con cuantas personas te has acostado” hay que ser sincero, el equipo que sumándolos cuente con mas gana”.

Silvia: jajajajaja oye que corte….

Alberto: No es para tanto cariño…. Yo mas de 20, pero para redondear lo dejamos en 20.

Susana: Alaaaaaaaaaaaaaaaaa

Arturo: No te lo crees ni tuuuuuu

Lo peor es que era verdad, antes de empezar a salir mi chico, como he comentado muchas veces era una especie de Don Juan, el problema era que yo no podía decir toda la verdad pero quería picar un poco, ya que yo supuestamente para los demás perdí la virginidad con mi chico y no había estado con nadie mas.

Arturo: Yo con 5 contando a Susana… si 5.

Susana: yo 6 cariño jejejeje te gano por 1, Silvia mas vale que te hayas tirado a 21 para empatar o 22 para ganar… jajaja

Silvia: Ya me gustaría… que diga noooooo donde vas yo solo 3. (mentira)


Alberto: ¿Como que tres? Yo sabia lo de tu ex-novio… ¿pero quien mas? Aparte de a mi.

Arturo sonrió picaramente.

Silvia: Que diga 2, 2 perdoname….

Susana: jajajajaja ganamos de nuevo….carta negra para Silvia… me esta gustando este juego.

Arturo saco una nueva carta, “prueba de contacto, te vendan los ojos y tienes que tocar los culos de todos eh identificar quien es el propietario” si lo haces bien pierdes una carta negra sino cogeis otra”.

Me levante y cogi un pañuelo mio que “casualmente” tenia al lado. Vende los ojos de Arturo y todos nos pusimos de pie en frente suyo.


Susana: Pero el culo directamente… que sino con la ropa es muy fácil, nosotras llevamos falda y Alberto no…

Alberto: Ok

La primera fue Susana, se subió la falda dejando su culo a la vista, acercamos las manos de Arturo y lo palpo, no necesito mucho tiempo.

Arturo: Susana

Silvia: No le digáis si ha acertado hasta que termine con todos.


Alberto: Claro …

La siguiente fui yo, me arremangue la falda dejando mi culo en pompa frente a sus manos, sin querer al cogerlo soltó una sonrisilla, conmigo tardo un poco mas.



Arturo: Silvia… a menos que Alberto lo tenga tan suave.

Todos reímos., el siguiente fue mi novio, que se metió los calzoncillos como si fuera un tanga.

Arturo: Alberto tío esto es tuyo…. Jajajajaja

Arturo se quito la venda.

Arturo: ¿He acertado?

Yo me acerque y le di un abrazo.

Silvia: Biennnnnnnnnnnnn una carta negra menos.

Susana cogió otra carta del mazo, “ Tu y tu pareja tenéis que ir a otra habitación a oscuras y en 1 minuto intercambiaros la ropa, no es necesario cambiar la ropa interior, estaréis así hasta que os vuelva a tocar y repetir el minuto”.

Alberto: jajajaja si lo se no me pongo tanta ropa.

Susana: Venga vamos

Fuimos al cuarto de baño de la planta baja que se encontraba junto al salón y era bastante amplio. Apagamos la luz.

Arturo: Una vez que cerremos la puerta empieza a contar el tiempo

Susana: Ok

Arturo cerro la puerta y comenzó la cuenta atrás. Cuando llego al minuto pregunto.

Arturo: ¿Estáis?

Se escuchaba mucho ruido.


Alberto: Si… abrir.

Abrimos la puerta y vimos a susana con los pantalones y la camisa de mi novio por fuera, y a Alberto con el top y la falda de Susi.


Silvia: jajajajjajaja que guapos vais…. Ajjajajajajajaj

Volvimos con ellos así vestidos, saque un nueva carta, “ganáis una carta negra”.

Silvia: Joder…. Esto es increíble

Arturo saco otra carta “perdéis una carta negra”

Al ver los resultados de las cartas nos quedo claro que Gus se las había colocado para su beneficio en la ultima partida que hecho, y visto lo visto le toco las nuestras.


Arturo: Pues seguimos igual… bueno os toca el minuto de nuevo ale al baño. Os cuento el tiempo desde aquí.

Se fueron de nuevo juntos al baño, y Arturo comenzó la cuenta atrás. Muy a nuestro pesar antes de que se cumpliera el minuto salieron del baño, faltaban botones por abrochar pero lo habían conseguido.

Susana: Somos los mejores jajajajjajaja

Mi novio saco una carta “perdéis una carta negra”.

Alberto: Joder pero si no tenemos ninguna.

Silvia: Que bien me habría venido esa carta.

Me tocaba sacar carta. “Todas las mujeres del juego deben sacarse los pechos, sus compañeros pensaran una película, meterán la cara entre los pechos y la dirán, sus compañeras deben adivinarla”.

Alberto: Eso ya es pasarse …

Susana: Venga tonto, si ya nos las habéis visto los dos, ven aquí dentro

Susana se saco las tetas y se las dejo a un palmo de la cara a Alberto.



Silvia: jajajjajajajajaj

Susana: A todo esto, esta prueba es trampa, nos vais a ganar seguro…

Arturo: ¿Por que?

Susana: Tengo las tetas gigantes, aquí dentro no creo que escuche a Alberto, jajajajajajaja

Silvia: jajajajaja ahhhhh algo bueno tenia que tener mi tamaño.

Empezaron Susi y Alberto, mi novio hundió la cabeza entre sus pechos, y comenzó a hablar pero no se le entendía nada, todos no reímos., tras 1 minuto salio y dijo “KING-KONG”.

Arturo: jajajajaja no se oía nada solo ruidos… venga me toca…

Susana: ¿Que prisa tienes por meter la cara en los pechos de la chica?…. Jajajaja

Arturo: Para ganaros.

Yo me saque las tetas y las apreté todo lo que pude para que quedara un buen canalillo, Arturo muy lentamente, tomándose su tiempo metió la cabeza dentro, haciendo un poco de trampa, parecía que queríamos perder, por que el puso una película difícil y yo no puse mucha intención en adivinarla.


Arturo: El Cid Campeador, estaba claro.

Alberto: jajajaja como se nota que es profesor de historia.


Silvia: Joder tío ponla mas difícil…. Bueno hemos empatado.

Paramos un segundo para beber, luego Arturo volvió a coger carta. “Afortunado, te vendan los ojos y las chicas del juego te dejan tocar su bello púbico, si aciertas quien es la propietaria ganas”.

Arturo: jajajaja Afortunado.

Alberto puso cara de enfado pero, rápidamente recordó que ahora era borracho no celoso así que hizo como que no le daba importancia y el mismo volvió a vendar los ojos de Arturo.


Silvia: ¿Este juego es muy fuerte no? Jejeje

Susana: Si pero entretenido ademas hay confianza.

Susana y yo nos subimos la falda y nos bajamos el tanga dejando a la vista nuestro pubis. Alberto estiro la mano de Arturo, y comenzó por el de su mujer. Luego paso al mio, lo acaricio con ternura.



Arturo: Lo tengo claro, el peludin de mi mujer y el rasurado de Silvia.

Antes de que se quitara la venda Susana se giro y puso el felpudo a dos palmos de la cara de mi chico.

Susana: ¿Que te parece? Jejejeje

Alberto: jajaja bonito peinado

Pude ver como mi novio se relamía. Esto o me mosqueo, es mas note un hormigueo por mi barriga. Arturo se quito la venda y me miro. Yo me había quedado absorta con la acción. de Susana y todavía no me había tapado, con lo que Arturo al destaparse se encontró mi pubis descubierto ante su cara.

Arturo: Guaaaaaaaaaauuuuuuuu jejeje hemos ganado por lo que veo.

Silvia: uyyyyyyyyyy ( Me tape corriendo) si jejejeje hemos ganado.

Susana saco una carta “todos bebéis un chupito”. La prueba estaba mas clara que el agua, serví unos chupitos de Ron y nos los bebimos juntos. Mi novio saco una carta, “prueba en pareja, la chica de vuestra pareja, se sienta encima tuya y durante una vuelta entera del juego te cabalga”.

Susana sin dudarlo se sentó sobre el paquete de mi chico y comenzó el va y ven.



Alberto: jajajajajaj

Yo mientras tanto saque una nueva carta. “ tu compañero se tumba boca arriba, tu te pones encima y mientras mueves tus caderas finges un orgasmo, el resto de participantes deciden si ha sido realista”.

Silvia: Joder que fuerte

Susana: Es parecida a la miá (me lo dijo mientras seguía el va y ven)

Arturo sonriendo se tumbo en el sofá boca arriba, yo como si fuera mi primera vez, me abrí lentamente de piernas y me subí sobre su paquete, sin querer la falda dejo al descubierto mi culo, comencé a mover el culo lentamente, apretando mi vagina contra su polla.



Alberto: oyeeeeeee…..

Susana apretó su culo contra mi novio.

Susana: A callar.

Yo continué a lo mio, y comencé a gemir, al principio bajito, mientras me mordía los labios, una de mis manos acariciaban su pecho mientras la otra apretaba el mio. Gemí con mas fuerza e incremente el ritmo de mis caderas, estaba teniendo un orgasmo real debido a lo mucho que apretaba mi clítoris contra el. Continueeee y continueeeeeee hasta que de golpe pare, me baje y pregunte.

Silvia: ¿Que tal lo he hecho?

Todos estaban boquiabiertos, atónitos con mi actuación.

Susana: Hija miá soy del equipo contrario y te doy un 10… y por lo que noto aquí debajo tu novio te da otro….. jajajajjajaja

Arturo: …. sin comentarios, increíble.

Silvia: Pues hemos ganado… jejejeje

Me coloque de nuevo la falda, Arturo estaba completamente empalmado, su pantalón no lo disimulaba.

Arturo saco carta, “pasáis turno”.
Por fin le tocaba a Susana, que se bajo de mi novio y cogió una carta, “las chicas enseñáis los pechos a vuestra pareja”.

Susana: Buaaaaaa que prueba tan fácil ¿no te parece Silvia?

Silvia: La verdad es que si, ya nos los han visto en la piscina.

Aun así ambas enseñamos las tetas sin ningún tipo de tapujo.

A mi novio le volvió a salir la carta de “todos bebéis un chupito” el inteligentemente aprovecho para enseñar a todos lo borracho que iba, y recordar que no se enteraba de nada, lo mejor era que Arturo si que iba borracho y Susana aun bebiendo menos que ellos también iba perjudicada.

Volvió a ser mi turno, saque una carta, “Tu y tu pareja os vais al cuarto oscuro y tendréis que tocaros mutuamente lo que diga la ruleta”, la ruleta estaba en la caja, la saque y deje los honores a Susana, al girarla paro en “genitales con la mano”.

Susana: Esto se va calentando… jajajaja vas a alucinar Silvia.

Yo me hice la tonta.

Silvia: joder que corte, ¿Por que dices eso?…

Arturo: Por nada venga vamos…

Susana ni se movió de al lado de Alberto mientras que Arturo me abría la puerta del baño y sin encender las luces, cerro la puerta con nosotros dentro. Comenzamos a besarnos y a tocarnos. Mientras que susurrando le dije.



Silvia: Al salir tendré que poner cara de asombro como si fuera la primera vez que te toco el rabo…

Arturo:¿Por?

Silvia: Por el tamaño descomunal… recuerda… jajajja

Arturo: ahhh si

Continuamos besándonos y tocándonos durante otro minuto mas que nos regalaron, hasta que por fin escuche a mi novio desde el salón gritar con voz de borracho.


Alberto: Vale ya noooooooo

Ambos salimos del cuarto de baño, yo con los ojos abiertos como platos y Arturo con una sonrisilla en la boca.

Susana: Por tu cara estoy seguro que habéis hecho la prueba… ajajajjajaja

Alberto: ¿Como estas tan segura?

Susana: Por que la tiene inmensa… jajajajajaja ¿o no es así Silvia?

Silvia: Si, que corte, es gigante cari…

Alberto: A bueno ya lo sabia jejejeje, tampoco es para tanto

Volvió a actuar como si fuera el mejor, para incomodar un poco a Arturo, y que recordara la situación que vivieron con los consoladores y el micro pene de mi novio.

Arturo: ¿A si?¿quieres que las comparemos?

Alberto: No hace falta, venga habéis ganado.

Arturo continuo, saco una carta “ tu pareja te hace un baile sexy vestida”. Esta carta debería ser del principio del taco, por que resultaba light pero bueno la hice sin ningún problema.

Contonee mi cuerpo casi rozando a Arturo. 



Di el baile por finalizado cuando Susana entre risas me aplaudió. Saco una carta “tienes que fingir con una banana que haces una mamada”.

Susana: No tenemos plátanos….


Arturo: Pero tenemos pepinos, y sino coge una polla de verdad no te jode.

Silvia: Tranquilidad… no discutáis

Por la respuesta de Arturo, el alcohol estaba en su plenitud, fui y traje un pepino lavado para Susana. Ella lo cogió y como buena maestra que era comenzó a meterselo por completo en la garganta, aun conociéndola Arturo se sorprendió.



Arturo: joder hace años que a mi no me lo haces así, sin que te den arcadas o asco.


Susana: Es lo que tiene…

Silvia: Bueno prueba superada.

Mi novio saco una carta “tienes que hacer un stritease y quedarte en ropa interior, cuando termines podrás volver a vestirte”.

Alberto: jajajaja esta canción que suena me viene que ni pintada

Sonaba “El taxi”, mi novio, Alberto se puso a bailar mientras se quitaba la ropa, todos reímos. con su actuación. Cuando termino le aplaudimos y le dimos la prueba como superada.
Volví a acercar mi mano al taco de cartas, al ir a cogerla me fije en una pequeña “x” que tenia en una esquina, mire a mi novio, el también se había dado cuenta, se nos había colado una de las cartas de pruebas un poco mas fuerte. Por suerte o por desgracia ya no había vuelta a tras, sino se darían cuenta de que conocíamos el juego, Alberto tendría que fingir un poco mas de celos y borrachera.

Leí la carta “La chica de la pareja deberá meter la mano por dentro de los pantalones y calzoncillos del chico y mantenerla ahí mientras el chico hace lo mismo en la ropa interior de la chica durante 5 turnos sin dejar de jugar”.

Alberto: ¿Como?….. pero estamos locos.

Susana: Ehhh tranquilo compañero, que no es para tanto, ¿Somos adultos no?

Silvia: Si, cari no pasa nada.


Susana: ya nos tocara a nosotros, ¿quieres que perdamos?

Alberto: No

Silvia: No pasa nada… ves...( lentamente baje su bragueta eh introduje la mano dentro de sus pantalones) … no pasa….

Puse cara de sorpresa al palpar el largo y grueso de su polla, lo que hizo (falsamente) que mi chico se indignara aun mas.

Alberto: Pfffff… yo flipo.

Arturo: Ya has oído a tu chica no pasa nada….

Arturo metió la mano por la parte baja de la falda y la introdujo en mi tanga, yo para facilitar la tarea me abrí de piernas. Arturo tenia la polla durisima. 



Yo instintivamente como siempre que cogía un rabo comencé a sobarselo, ellos podían verlo por el movimiento de mi mano dentro de sus pantalones.

Para disimular me hacia la mareada, y la distraída.


Silvia: Bueno a quien le toca.

Arturo saco otra carta “ Tu pareja se sienta sobre ti mientras tu la susurras guarradas al oído”.

Susana: Joder que mano tenis… todas vuestras pruebas son muy…..

Arturo me acomodo sobre sus piernas sin sacar su mano de mi ropa interior.

Silvia: Tengo que sacar la mano sino no puedo sentarme…. Que pena… jejejeje… con lo calentita que la tenia….

Alberto: Cariño…

Alberto me increpo, pero yo continuaba haciéndome la borracha. Arturo comenzó a susurrarme al oído cosas sin que el resto lo escuchasen.


Arturo: Que morbo,… con tu cornudo mirando…. Mmmm …. lo tienes mojadito.


Silvia: jjejejeje

Yo me reía en voz alta para que pudieran oírme.




Susana: Bueno me toca a mi

Cogió una carta “ tu pareja te lame los pezones”.

Susana: Menos mal ya era hora jajajajjaa

Se saco los pechos y Alberto completamente poseído por los “supuestos celos” se abalanzo y comenzó a chupárselos durante 1 minuto, mientras tanto Arturo movía su mano dentro de mi tanga, sin que se dieran cuenta, o eso pensaba el y continuaba con las cerdadas al oído. 



Los siguientes 2 turnos simplemente nos tocaron cartas en plan “bebes chupito, carta negra, baile sexy, acaricia su paquete” todo muy light teniendo en cuenta que seguíamos con las manos en la ropa interior del otro.

En esa ronda volvió a tocarme sacar carta, yo ya para esta ronda mi supuesta borrachera era colosal.
En la carta ponía, “la chica de la pareja se quita el tanga/bragas y el chico la soba los pechos durante 1 turno”.

Sin preguntar a nadie comencé a quitarme el tanga, al tener la mano de Arturo todavía dentro y estar sentada encima suyo, mi coñito quedo expuesto totalmente a Susana y a mi novio. El metió una mano por mi sujetador y comenzó a tocarme un pecho. Mientras que su otra mano continuaba tocándome el coño.



Mire a Alberto, esperando que dijera algo.

Alberto: ¿Que?¿te crees que voy a decir algo?… si lleva 20 minutos con la mano en tu coño, que se vea es lo de menos…

Silvia: Joooo cari, no te enfades… jeje si somos todos amigos…

Lo dije con voz melosa de tontita borracha, pero en ningún momento aparte a Arturo, el sin embargo no presto atención. a su mujer que seguía con los pechos fuera sin prestarnos atención.

Arturo: ¿Silvi me sacas una carta? Que tengo las manos ocupadas…

Silvia: SI, jejejeje claro.

Cogí de nuevo una carta y se la leí a Arturo, “la chica de la pareja saca la polla del hombre y se la enseña a todos”.

Arturo: Bueno creo que ya han pasado las rondas… muy a mi pesar.

Susana: Os habéis pasado una ronda y todo, pero yo no digo nada… jeje

Silvia se acerco a la cremallera que continuaba bajada, introdujo la mano en el pantalón de Arturo, y lentamente bajo la atenta mirada de todos saco la polla con dificultad por el tamaño de los pantalones de Arturo.

Silvia: Guauuuuuuuuuu madre miá……… ¿pero has visto esto cariño? Es inmensa…. Nunca había visto una igual…



Arturo se reía, y Susana también, yo continuaba ahí sujetándola y admirándola como si fuera la primera vez que la veía.


Alberto: Si que la has visto antes, ¿recuerdas el ultimo vibrador que te regale? …. Pues es una copia de la polla del vecino, era para Susana pero me confundí y te la di a ti…. Ajajajjaa ( lo dijo fingiendo una borrachera monumental).

Silvia: No jodas, que vergüenza…. Jajajajaj pues la tengo desgastadita de tanto uso, lo siento Susana.

Susana: No te preocupes jajajaja, yo ya la he visto mucho, es hora de que la use otra…. Jajajajaja

Silvia: Calla… jajajajaj

Arturo se puso en pie enseñando su polla y moviéndola de lado a lado.



Alberto: Venga ya no seas bacilon, guardate eso.

Silvia: Parece dumbo.

Susana y Arturo se rieron.

Le tocaba a Susana, yo ya estaba cachondisima y por lo que podía ver Susana también. Leyó la carta, “ cada pareja se ira a una habitación y pintaran algo en el cuerpo del otro, la otra pareja deberá adivinar donde”.

Susana: jajajaja me parece divertido


Silvia: Mira hay rotuladores en la caja

Repartí los rotuladores.

Silvia: Nosotros nos vamos al baño.

Cogí de la mano a Arturo y fuimos al cuarto de baño, cerramos la puerta y me puse a pintar, después lo hizo el. Tardamos mas de lo que pensaba pero mi dibujo era bastante bueno. Asome por la puerta y les pregunte “¿si ya habían terminado?”. Me dijeron que si.
Salimos del baño y nos sentamos donde estábamos antes.

Susana: Bueno ¿Quien empieza?… Venga Alberto.

Silvia: Le has dibujado algo ¿en el pecho?

Susana: No, ohhhhh habéis fallado… enseñáselo.

Alberto se puso de pie se dio la vuelta y se bajo los pantalones, en un cachete había la marca de un pinta labios rojo.

Silvia: jajajaja eso es trampa, no has necesitado el rotulador.


Susana: No jajajajajajaja…. Bueno siguiente… Yo misma… jeje

Susana se puso de pie y comenzó a contonearse.

Arturo: En una teta… ¿a que si?

Susana: ¿se la damos por valida?

Alberto: No…

Susana se levanto el top, mostrando sus tetas y no había nada, luego levanto con su mano uno de sus pechos y debajo ponía “melones de villa-conejos”.




Silvia: jajajajajaj estaba escondido.


Alberto: jajaja la marca del melón.


Susana: Te toca cariño.

Arturo se levanto y se quedo inmóvil frente a todos.

Susana: En la tripa… seguro.

Silvia: jajajajaja caliente caliente pero no….

Arturo se desabrocho los pantalones y se bajo los calzoncillos, le había pintado unas orejas en la parte del pubis y un elefante con su trompa y todo.



Silvia: Dumbo…. Ajjajajaja

Susana: jajajajajaja se la has tenido que coger bien para pintar eso…

Arturo: Pero ha quedado bonito ¿a que si Alberto?


Alberto: si. Mucho ( de mal humor, siempre fingido pero de mal humor)… te toca amor (con recochineo).

Me puse de pie.

Susana: En el culo

Alberto le corto corriendo y muy borde dijo “ nuestra respuesta es en el coño”.

Silvia: jajajajaja si cariño has acertado….

Alberto fingió sorpresa. Yo me levante la falda lentamente enseñando lo que había puesto Arturo.
En la zona del pubis había escrito “conejito pelado” y luego una pequeñas huellas iban dando pasitos hasta mi raja.



Silvia: ¿a que es gracioso?

Alberto: Si muchísimo… bueno hemos ganado.

Susana: Tenemos menos cartas negras que vosotros, ¿que significa eso?.

Hice como que volvía a leer las instrucciones, aunque en realidad sabia lo que significaba. Aun así necesitaba la ayuda de mi novio, algo que ya habíamos hablado de antemano.

Silvia: Aquí pone que tenemos que desnudarnos con la luz apagada delante vuestro y a parte el castigo que elijáis los equipos contrarios…. Jooooo, hemos perdido Arturo.


Arturo: Si, pero nos lo hemos pasado bien.

Susana: La verdad es que si, pero venga … Alberto vamos a pensar un castigo.

Se pusieron a cuchichear. En medio segundo mi chico respondió uno de los castigos.

Alberto: Recoger todo esto…

Silvia: Me parece bien

No había mucho que recoger y así conseguíamos mas tiempo solos, ahora me vendría bien que Susana que también estaba interesada en estar a solas con mi chico se le ocurriera algo mejor.

Susana: ok, ya esta vosotros limpiáis todo esto mientras nosotros nos pegamos un bañito en el spa… ¿trato hecho?…

No entendía muy bien su propuesta. Con esto no iba a conseguir mucho tiempo, por mucho que todos quisiéramos, iba a ser cantoso.

Susana: Bueno venga

Se levanto y apago la luz. En medio de la oscuridad escuche la voz de Susana diciendo “desnudaros”.

Ambos nos pusimos a desnudarnos rápidamente, entre risitas. Yo aproveche y le toque el rabo un par de veces en la oscuridad.

Silvia: yo ya

Arturo: y yo

Susana encendió la luz.


Susana: Vaya cuerpazo tienes Silvia.


Alberto: Y tu marido menudo rabo.


Arturo: jajajajajajajajajaja bueno venga vamos a recoger.

Arturo cogió una bandeja de la mesa y se fue a la cocina, Alberto bajo por las escaleras del spa y Susana aprovecho para acercarse a mi.

Susana: Silvia, cuando los dos estemos en el spa, bajas y pones el pestillo que hay por fuera. A veces se bloquea, así que tenemos una escusa, tu haz saber a Arturo que lo has hecho aposta y como esta insonorizado no nos tenéis que sacar hasta que vosotros queráis.

Silvia: Ok… pero ¿como voy a saber si habéis terminado vosotros?

Susana: Tu haz ruido al bajar, di que nos estabais buscando o que os habéis dormido o yo que se.

Silvia: Ok

Susana se despido de mi y me guiño un ojo mientras descendía por las escaleras, fui detrás de ella y nada mas entras, puse el pestillo. Como encima tenían música abajo teníamos la mejor excusa para no escuchar sus gritos, de placer o de auxilio en el caso de querer salir.

Volví con Arturo, ya había recogido casi todo, estaba muy sexy así desnudo en el salón.


Silvia: Se me ha ocurrido una maldad, para tener tiempo solos.

Arturo: ¿Cual?

Silvia: He puesto un pestillo que hay en la puerta del spa.

Arturo: jajajajaja cojonudo por que aveces se atranca solo.




29 comentarios :

  1. Bufff... Espectacular como siempre. Vais a seguir con el relato de "7 dias de sumisión"???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, pero esto va por turnos de momento le toca a este... gracias por leernos

      Eliminar
  2. Grande, morbo al máximo, genial... que decir. continuad así.

    ResponderEliminar
  3. Genial.tu historia m encanto saludos desde chile

    ResponderEliminar
  4. para cuando la continuacion, que fue de gus?

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. no, no es el final... no seais impacientes jejeje

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. esto lleva su tiempo, jajaja necesitabamos unas vacaciones.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. 7 Dias de Sumision tambien tiene continuacion
      EL tio Lucky es nuevo
      Por si fuera poco estamos con un nuevo relato
      COntinuacion.... claro que tendra continuacion pero necesitamos tiempo jajajaja, mientras puedes leer los otros.

      Eliminar
    2. menos mal que comentas lo de la continuación de las otras historias... no me e dado cuenta hasta que lo has dicho. Muy bien como siempre. besotes-

      Eliminar
  8. muy bueno, seguimos esperando la actualizacion

    ResponderEliminar
  9. Deberían culminar sus relatos, porq yo ya llevo un buen tiempo a la espera de este

    ResponderEliminar
  10. Para cuando el final?

    ResponderEliminar
  11. Hola Silvia como me gustaría poder pasar un fin de semana con vos me super calientan sus relatos para cuando estarán los finales y que paso con el del casamiento que no esta más nos tenes a todos duros esperamos continuaciones gracias hermosa

    ResponderEliminar
  12. No hay continuación?

    ResponderEliminar
  13. Para cuando la continuación de este plis

    ResponderEliminar